COMPRAS EN MEDIO DE LA CRISIS

Portafolio español

COMPRAS EN MEDIO DE LA CRISIS

[Por Clem Chambers / Traducción Ursus / Ilustraciones Guillermo Prestegui]

Dar consejos sobre la compra de acciones en medio de una crisis financiera resulta una tarea difícil, y hacerlo en un país que está en el centro de esta crisis resulta una tarea titánica. Es complicado obtener ganancias en un mercado turbulento, incluso si se es un gurú. Lo opuesto es una vacuna para un mercado alcista, donde hasta un tonto puede obtener ganancias.

Estamos en un mercado a la baja y es justo decir que no se le ve fin a los problemas financieros y económicos de España.

En muchos niveles, el país ibérico tiene serios problemas de deuda, cuyo origen está en la burbuja hipotecaria aún no resuelta. Los bancos españoles parecían sobrevivir a la crisis de 2008 de una forma razonable, en comparación con lo que ocurría en el Reino Unido y en Estados Unidos. Sin embargo, cada vez más se percibe que únicamente taparon grietas.

Con la crisis del euro en todo su apogeo, los problemas de España toman el centro del escenario. Muchos piensan que esto conducirá en breve a un colapso en la economía mundial.

Hay varias opiniones en contra. Una dice que nunca hay un buen o mal momento para comprar acciones, como inversionista simplemente promedia tus compras a través de buenos y malos momentos. Claramente es bueno adquirir cuando el mercado está a la baja, porque un día estará listo y te dará un beneficio a largo plazo. Esta estrategia tiene sentido, pero también es un acto de valentía hacerlo y se necesita mucho coraje para seguir adelante con ella.

Pero habrá alguna manera de hacer transacciones en un “mercado a la baja de largo plazo”. Los teóricos dicen “no” y sostienen que se debe esperar. Yo digo que simplemente es difícil: debes comprar acciones baratas y venderlas cuando suban, olvídate de la teoría y mantén estrecha vigilancia del mercado.

La investigación dice que “el costo promedio del precio” es el mejor camino a seguir. Sin embargo, la misma teoría dice que no debes elegir acciones, sino sólo comprar un índice ETF. Esto hace que la compra en tiempos difíciles sea el tipo de estrategia que nadie quiere seguir.

España tiene una economía grande y también posee algunas grandes empresas. ¿Por qué no invertir en ellas como parte de un portafolio global diversificado? En un par de años, el país ibérico podría estar de vuelta en la cima. Asia y Rusia incumplieron en la década de los 90s y estarán de regreso en el juego dentro de dos o tres años. Crisis e incumplimiento de pago no tienen por qué conducir a un país a una recesión de 20 años, como ocurrió con Japón.

¿A quiénes tomar en cuenta?

Podría enumerar un montón de bancos, ya que sus acciones se ven muy baratas y darían buenos dividendos. Sin embargo, si España se va al precipicio, muchos bancos quebrarían y los accionistas serían eliminados. No obstante, los voy a recomendar en mi consejo final, pero con varias condiciones. Muchas de las acciones que voy a describir tienen ADRs estadounidenses, que es conveniente, aunque los mayores valores de España se encuentren fuera de Europa.

1. Telefónica
Clave de pizarra: TEF.MC

Tengo una debilidad por las empresas de telecomunicaciones. Tal vez me estoy haciendo viejo, pero creo que estas compañías son refugios sólidos para los inversionistas en tiempos turbulentos. Las viejas corporaciones de este sector tienen grandes inversiones en la vinculación de los hogares con los cables y la facturación para dicha conectividad, ya sea para clientes del sector retail, para clientes corporativos e incluso para sus competidores. Esto les da una economía de “bloqueo” y un gran flujo de efectivo, un gran amortiguador en tiempos difíciles.

Telefónica tiene un gran negocio en América del Sur, lo que también le da mayor resistencia en tiempos difíciles. Esto hace que su dividendo del 10% parezca posible, aunque por lo general un alto dividendo sería demasiado bueno para ser verdad. La compañía ha perdido alrededor del 33% en lo que va del año, por lo que no es de extrañar que su múltiplo Precio/Ganancias (P/E) esté en un humilde 6.4.

Telefónica es una buena acción: No está en duda si es pertinente comprarla, sino más bien cuándo comprarla. Es difícil de resistirse a un dividendo de 10%, pero la perspectiva de un colapso general de España y su deuda es una “espada de Damocles” para mantenerlo en ese nivel.

2. Iberdrola

Clave de pizarra: IBE.MC

La electricidad es como el agua: nadie puede vivir sin ella por mucho tiempo. Iberdrola es la tercera mayor compañía de energía en Europa. Además cuenta con tres millones de clientes en EU y vende en total €30 millones de euros de energía al mundo hambriento de poder. Como Telefónica, se trata de una acción geográficamente diversificada de primera línea, que sobrellevará bien el desastre económico de España o Europa.

Antes de la crisis crediticia, Iberdrola instaló cuatro giga watts de energía eólica para eliminar su huella de carbono. La desventaja es que también dirige las centrales nucleares, una idea que se estaba volviendo cada vez más atractiva hasta que sucedió el terremoto en Japón y el problema en la planta de Fukushima. La recesión actual representa sólo un respiro en la demanda de energía. Como tal, y en tanto cambia el ciclo económico y el del mercado, Iberdrola va a florecer.

 

3. Repsol

Clave de pizarra: REP.MC

Siempre es bueno ser una compañía petrolera. Mercado alcista o mercado a la baja, no importa, las compañías petroleras son muy robustas. Todo el mundo necesita energía y la infraestructura necesaria para tener un lugar importante en este juego. Las grandes compañías de petróleo son más bien como los bonos: no pueden aumentar mucho, pero tampoco caen tanto, mientras que pagan dividendos confiables. El petróleo no va a convertirse en un negocio obsoleto, así que comprar en las compañías petroleras es una buena adquisición.

Como el caso de Telefónica, Repsol tiene un pie en Europa y otro en América del Sur, sobre todo en Argentina. Sin embargo, Repsol es global a través de relaciones que se extienden desde Rusia a Cuba e incluso Irán. Esta diversidad contribuye a amortiguar la empresa de la deuda de España y la crisis de austeridad y turbulencia de los mercados circundantes.

4. Ferrovial

Clave de pizarra: FER.MC

Esta se entiende mejor como una compañía de infraestructura. Construye y dirige grandes proyectos como aeropuertos, tranvías y trenes. Por ejemplo, la Terminal 2 del aeropuerto de Heathrow, en Reino Unido, y el museo Guggenheim, en Bilbao. Esta podría parecer una mala zona para cualquier empresa durante una recesión y un periodo de austeridad, pero de nuevo, tal vez no. Europa y EU parecen estar enganchados en la vieja idea keynesiana de gastar dinero en grandes proyectos gubernamentales para ayudar a sacar a una economía en problemas. Incluso, el presidente Barack Obama lo destacó en un discurso sobre la creación de puestos de trabajo mediante la “construcción de puentes”, como una forma de salvar a EU de los tiempos difíciles.

Ese es el tipo de cosas que Ferrovial hace. Por lo tanto, si la ruta clásica para salir de la recesión se prueba en España y el resto de Europa, Ferrovial conseguirá probablemente una tajada de ese dinero.

Es una jugada de recuperación y vale la pena apuntarla en el cuaderno para cuando el euro tenga mejores perspectivas. Los grandes proyectos van a florecer, siempre y cuando el gobierno los lleve a cabo, y parece poco probable que Europa vaya a empequeñecerse.

5. Banco Bilbao, Banco Santander y Banco Popular Español

Claves de pizarra: BBVA.MC, SAN.MC, POP.MC

No compres por ahora estas acciones, espera hasta que el desastre realmente golpee a los bancos de España y Europa, y se encuentre en problemas. Hazlo hasta que sean rescatados por lo menos dos veces. Entonces, y sólo entonces, puedes pensar en comprar acciones de un banco español. Luego, estas instituciones lo harán bien.

Sin embargo, primero deben pasar por el infierno corporativo y tratarán de emerger de otra parte. Algunos sí lo conseguirán, otros no. Sigue esta saga y cuando la guerra económica haya terminado, podrás comprar barato a los sobrevivientes y ver cómo son apreciados en la siguiente década. No se sabe quién va a sobrevivir, por lo que la clave es la paciencia y la investigación diligente. En algún momento, los bancos estarán muy baratos y uno de ellos sobrevivirá y subirá de nuevo. La pregunta es ¿qué acciones serán las que saldrán adelante?

El momento de la verdad pronto llegará a España y la Unión Europea. Hasta entonces, debes ser muy cuidadoso en la compra de acciones. Si el techo de la economía de España cae, entonces será un buen momento para comprar. Si no es así, espera un poco más. Sólo una operación muy fuerte salvará a España, por lo que no te preocupes si esperas mucho tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s