OPORTUNIDADES A LA VISTA

Mejoran las condiciones

OPORTUNIDADES A LA VISTA

[Por Matiana Flores / Foto Armando Cortés Merino]

Fernando Guerrero, socio de Privest

Los meses de agosto y septiembre fueron muy complicados para los mercados financieros y su reacción fue similar a la registrada en 2008 y 2009, cuando se desató la crisis financiera. Se anticipa difícil el último trimestre del año y al parecer esta situación continuará en 2012. Fernando Guerrero, socio de Privest –firma independiente de asesoría de inversiones–, nos da sus puntos de vista para tomar las medidas pertinentes que nos ayuden a proteger el patrimonio e incrementarlo en el mediano y largo plazo.

El peso acumuló una devaluación de alrededor de 12% al cierre de septiembre, ¿Tendrá la capacidad para regresar a los $12 pesos o invertir en dólares nuevamente es una opción atractiva?

Hoy el tipo de cambio está cerca de los $14 pesos y con un buen entorno va a regresar tal vez a niveles de $13.50. No creo que regrese a los $12.50, aunque tampoco creo que vaya a irse mucho más allá de los $14.40. Sin embargo, no podemos dejar de pensar que cada vez están más cerca las elecciones y que eso pudiera presionar un poco más al tipo de cambio.

Por otra parte, aparentemente el Gobierno Federal se siente cómodo con un tipo de cambio cercano a los $14 pesos, porque eso de alguna manera ayuda a reactivar la economía. México tiene una elevada dependencia de Estados Unidos debido a que no hemos hecho las reformas estructurales como las que sí han hecho Brasil y otros países emergentes. Entonces, no hay ningún elemento que nos permita pensar que el tipo de cambio tenga que estar muy sólido comparado con otras monedas.

Sin embargo, yo no invertiría en dólares: la tasa de interés en esa moneda está muy baja (instrumentos de deuda). Pero el mercado accionario estadounidense es una buena opción que está mostrando rendimientos muy interesantes. Estamos ante la duda de si hay o no una recesión, pero las empresas han seguido generando utilidades en los últimos cinco años. La crisis fue un problema que empezó de una manera muy focalizada en el mercado hipotecario estadounidense, después se volvió un riesgo para el sector bancario americano y luego se convirtió en un riesgo sistémico que hoy estamos viéndolo en la parte de riesgo soberano. Muchos analistas coinciden en que hay 40% de posibilidades de que caigamos en una recesión y creo que esta percepción, sin ser real, se ha subido hasta 50%. No creo que caigamos en un esquema recesivo, pero sí en un crecimiento moderado y eso está provocando mucho desaliento.

La salud macro de México es sólida, sin embargo, esa condición no inmuniza al sector real ni a los mercados financieros. ¿Cuál es la máxima afectación que pueden tener en los mercados?

Yo creo que ya hemos visto lo máximo, aunque no lo puedo asegurar. La situación en México es verdaderamente muy buena con respecto a otros años. En la medida que esta crisis provoque reformas estructurales en la parte económica y laboral que propicien mayor competitividad, México podría tomar ventaja para salir adelante. De otra manera, vamos a ver más desempleo y menos actividad económica. No creo que se pueda poner mucho peor de lo que hoy está, pero la presión social sí es muy preocupante.

¿Es tiempo de que el Banco de México baje sus tasas de interés y estimule el crecimiento, ante el riesgo de una recesión en Estados Unidos?

En algún momento, las economías dejan de ser sensibles a la baja de la tasa de interés, y eso ha ocurrido en EU. Una baja en las tasas de interés de 4.5% a 3.5% no creo que incentive una recuperación en la actividad económica. Creo que puede tener mayor efectividad una aplicación del gasto público durante todo el año y no únicamente en los últimos tres meses de cada año. Las campañas políticas para las elecciones de 2012 también podrían reactivar un poco la parte del consumo, pero sería poco eficiente y con un impacto de muy corto plazo en la economía.

2010 fue muy bueno para los mercados accionarios emergentes y se creía que 2011 lo sería para los desarrollados. ¿Cuál es el panorama para 2012?

A partir de los últimos cuatro meses de 2010, los mercados emergentes se vieron beneficiados. En ese periodo pagaron lo que no habían pagado durante todo el año. Sin embargo, 2011 no ha sido bueno para los mercados desarrollados ni para los emergentes.

En general, va a ser una cuestión de sectores y empresas. El sector financiero está muy golpeado al igual que la minería. Estamos viendo empresas que, con base en sus retornos objetivo para los próximos 12 meses (calculado al 30 de septiembre), van a tener rendimientos superiores a 30%. Por ejemplo, Apple (AAPL) se ve con un rendimiento de 33%, Chevron (CVX) 33, esto en el caso de empresas estadounidenses que están en el New York Stock Exchange (NYSE).

Considero que es una excelente oportunidad para entrar a los mercados accionarios para quienes aún no lo han hecho –tanto mexicanos como estadounidenses–. Quienes ya estamos adentro, tendremos que recomponer nuestros portafolios y buscar emisoras que puedan ser interesantes. Algunas de ellas son las siguientes:

Emisora

Clave de pizarra

Rendimiento
estimado para 2012

Grupo México

GMEXICO

50%

Genoma Lab

LAB

56%

Mexichem

MEXCHEM

57%

Bolsa Mexicana de Valores

BOLSA

42%

Todas ellas son emisoras financieramente sanas, y debido a que los precios están ajustados pueden tener un buen desempeño.

Con tasas de interés de 4% a un año en México, o de menos de 1% en Estados Unidos, se están incentivando las inversiones en activos reales, ya sean acciones o bienes inmuebles (que también están subvaluados). En la parte del oro no me siento tan cómodo. Ha sido una excelente inversión y es la única que ha dado extraordinarios rendimientos en lo que va del año, pero ya está bastante caro. Es posible que pueda haber presiones inflacionarias a finales del próximo año, a nivel mundial, por lo que no es recomendable la inversión en renta fija.

En un contexto de alta volatilidad y expectativas poco optimistas para la economía mundial, ¿cuáles son las opciones más “seguras” para invertir?

La opción más segura es la liquidez. La renta fija a muy corto plazo podría ser recomendable pero hay que tomarla como una inversión momentánea para buscar mejores opciones de inversión. Estamos en medio de una crisis de confianza, y esperar uno o dos meses más no hará la diferencia. Estamos en la etapa más pesimista del año, yo estaría más preocupado en buscar activos defensivos. Es momento de promediar las inversiones que hemos hecho y reconformar el portafolio o buscar opciones de inversión a un plazo de 14 a 15 meses.

Hay que invertir de una manera continua pero muy despacio. Van a haber oportunidades de inversión que se pueden aprovechar manteniendo el capital liquido.

Mientras dura la recuperación y el proceso de desendeudamiento de los países desarrollados avanza, ¿conveniente ir tomando posiciones en los mercados financieros de Europa?

No me gusta Europa, pues todavía tiene muchos problemas por resolver. Tenemos que ver cuál es la solución a la deuda de países como Grecia y Portugal. El Banco Central Europeo (BCE) tendrá que definir un criterio para decir qué es lo que va a pasar.

Hay dos maneras para sanear una economía con problemas: ajustar el tipo de cambio o ajustar la política fiscal. Y los países europeos no han querido subir los impuestos (como tienen que hacer), y no pueden devaluar el euro, entonces se está formando un escenario en el que la solución va a tomar mucho tiempo. Primero veremos al Banco Central Europea emitir bonos por cuenta de todos los bancos centrales de los países pertenecientes a la comunidad y que estos, a su vez, asuman el riesgo de contraparte; es decir, ya no van a emitir bonos Grecia, España o Italia (por citar unos ejemplos). Otro tema que hay que tomar en cuenta es que el próximo año va a haber elecciones en 40 países, y eso en la parte europea esta deteniendo las inversiones.

Europa tiene un largo camino por andar: tiene que bajar los déficits fiscales, reducir rápidamente los niveles de deuda y resolver cómo va a fondearse en los próximos años. La situación del viejo continente es mucho más complicada que la de Estados Unidos.

Algunos asesores de inversión recomiendan invertir en acciones de bancos europeos porque están muy castigados, ¿esto es factible o convendría esperar que se reajustará aún más ese sector?

Hoy yo no invertiría en ningún banco porque todos han prestado grandes cantidades de dinero a los gobiernos y éstos van a tener que reestructurar sus deudas, y eso va a afectar a los márgenes de las instituciones financieras. Además, aún no hay demanda de crédito por parte de los individuos. Los bancos no van a ser un buen negocio en 2011 ni en 2012, pues tienen que reestructurar sus carteras, depurar las cuentas incobrables, además de que tienen que capitalizarse. ¿Están muy ajustados los precios de los bancos? Sí, pero hoy no son una opción segura. Yo creo que el sector tecnológico o el sector minero son una mejor inversión para los próximos años.

Hay quién dice que una vez superada la crisis, la Bolsa de valores de EU crecerá a un ritmo anual de entre 7% y 10. ¿Cuál sería la expectativa para el IPC?

Normalmente, para que el mercado mexicano sea una opción interesante, tiene que pagar una vez y media de lo que paga el mercado americano. Si Estados Unidos crece entre 7 y 12%, México tiene que estar creciendo  entre 10 y 18% para que sea atractivo. Y a pesar de que hay muy pocas emisoras mexicanas, en su mayoría son atractivas para todo mundo y los márgenes que tenemos en algunas son muy interesantes.

Algunas emisoras han tenido buenas utilidades en los últimos cinco años (2007 a 2011) y algunas acciones están en niveles similares a los que teníamos en 2008. Si vemos el precio actual de sus acciones y las utilidades que han generado, están –en términos reales– más baratas que el promedio de los últimos cinco años. Quienes adquieran esos títulos estarán comprando activos a un precio similar al de 2008, pero que traen mayor riqueza. Recordemos que los mercados optimistas o eufóricos no duran mucho, y tampoco los mercados pesimistas. Considero que es una buena oportunidad para empezar a participar en el mercado accionario, y los que ya estamos participando en el mercado accionario vamos a tener que incrementar nuestro nivel de inversión para recuperarnos más rápidamente. Lo que ha pasado este año es solamente un contratiempo temporal en la parte de desempeño de los mercados.

¿Qué tan distinto es el costo fiscal de invertir en acciones nacionales e internacionales?

En la parte de acciones mexicanas, el régimen fiscal es exento: no hay que acumularlo a los ingresos. Los dividendos sí son acumulables, pero si los pagan con la Cuenta de Utilidad Fiscal Neta (CUFIN), muchas veces quedarán exentos, aunque no son una parte relevante. No todas las empresas pagan dividendos y las que sí lo hacen no pasa más allá de 2% de rentabilidad del precio de una acción. Realmente la ganancia interesante es la ganancia de capital que explica el 90% del rendimiento y es un ingreso totalmente exento. Esto no te lo permite ningún otro negocio en México.

En el caso de inversiones en el extranjero, principalmente en acciones, se debe acumular la ganancia cambiaria a la de capital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s