Banxico entre dos aguas

La debilidad doméstica y los riesgos en los mercados financieros externos generaron que el Banco Central ajustara la política monetaria, pero no se prevén nuevos movimientos para 2014.

Por Eduardo Ávila*

Al cierre de 2012, la tasa de referencia de Banco de México (Banxico) se ubicó en 4.50%. Actualmente está en 3.5%, y este nivel podría permanecer por bastante tiempo. La primera baja, realizada por el banco en marzo -50 puntos base (pb)- fue una medida preventiva, ya que la velocidad de los flujos de inversión de cartera elevaban el riesgo de generar distorsiones en los precios de los activos financieros locales. Los últimos dos recortes de 25pb (septiembre y octubre) fueron de carácter correctivo; la recesión generó que la brecha de producto fuera negativa.

¿Presiones para bajar tasas?

La recesión por la que atraviesa la economía mexicana es de baja profundidad y se espera una recuperación durante el primer trimestre de 2014. El principal factor que podría explicar una baja adicional en la tasa de referencia sería que la recesión se prolongara. Por el momento, las perspectivas de crecimiento se han seguido deteriorando, pero hay elementos de que los sectores clave de Estados Unidos con impacto en México podrían recuperarse en los próximos meses. De esta forma, los riesgos al crecimiento seguirán débiles pero acotados.

¿Presiones para subir tasas?

De manera interna, si se presentara una fuerte recuperación económica en México, acompañada de crecientes presiones inflacionarias, Banxico podría iniciar un abandono de laxitud. Sin embargo, dicho escenario es poco probable. Por otro lado, un factor de riesgo real es el relacionado con un contagio de segundo orden en los precios, derivado de las modificaciones fiscales.

Los cambios impositivos tendrán un efecto temporal sobre los precios que durará solo un año, por lo que las autoridades monetarias no tendrían que modificar su política. Pero si la mayor inflación temporal comienza a afectar a otros precios, y a su vez se ven afectadas las perspectivas de inflación de mediano plazo y la estructura de los salarios, Banxico podría subir la tasa.

En lo externo, un abandono de laxitud monetaria en EU durante 2014 le inyectaría presión a la política mexicana para abandonar también la flexibilidad. Es probable que los mercados comiencen a considerar el retiro de estímulos en el vecino del norte para cuando Janet Yellen se convierta en la gobernadora de la Reserva Federal. No obstante, esto requeriría que los datos hayan mejorado, de otra manera los estímulos continuarán. El mercado no prevé un alza de tasas en EU hasta 2016 o 17.

El balance por el momento es neutro, la mayoría de los analistas no perciben cambios en la tasa de referencia en México durante 2014.

Screen shot 2013-12-09 at 10.04.48 AM

¿En qué invertir?

En 2012 la tasa real implícita de cetes a un mes fue de 1.1% en promedio. En lo que va del año podría ubicarse en 0.8%.

Con un escenario de inflación anual promedio de 4% y tasas de interés sin cambio, la tasa real implícita de los cetes podría ser negativa en 2014. Lo anterior sugiere que los que invierten en instrumentos de bajo riesgo tendrán que asumir un riesgo mayor si desean elevar el rendimiento de sus inversiones. De esta forma, los bonos de gobierno podrían ser más demandados por inversionistas locales.

*Eduardo Ávila es subdirector de Análisis de Monex

Correo: eavila@monex.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s