Análisis Técnico: la bola de cristal de los financieros

Predecir el futuro siempre ha inquietado al ser humano. Pero predecirlo para obtener alguna ganancia no es solo una inquietud: es un reto. Diversos personajes en la historia se han encargado del tema: desde brujos y profetas hasta magos y adivinadores, pasando por futuristas y gurús. Algunos son respetables; otros no tanto, pero todos han sido buscados y seguidos para resolver los enigmas del porvenir.

En los mercados financieros no existe quien haga alquimia, por lo que la tarea ha sido asignada a los analistas. En particular, el Análisis Técnico se ha convertido en piedra angular de muchos. Por ello, si andas metido en la danza de invertir, debes conocerlo. Para mí, esta es una auténtica bola de cristal.

Mi primer contacto con el análisis técnico

Inicié mi carrera en el ámbito bursátil como analista fundamental. Durante cuatro largos años me quemé las pestañas analizando a fondo las emisoras y haciendo proyecciones financieras y valuaciones. Cada recomendación estaba debidamente sustentada: reuníamos bases suficientes para decir que una empresa era un buen negocio, tenía buenas posibilidades de seguirlo siendo y –por ende– los inversionistas estarían dispuestos a pagar más por ellas en el futuro, así que eran “Compra”.

No es por presumir, pero hacer análisis fundamental requiere de una buena dotación de conocimientos, mucho tiempo y capacidad de integración. Los analistas fundamentales son profesionales muy reconocidos. Son verdaderas enciclopedias sobre las emisoras.

¡Cuál sería mi sorpresa cuando me moví a la Mesa de Capitales como operadora! Mis nuevos compañeros de trabajo se pasaban la mañana observando únicamente gráficas de precios y en aquellos primitivos tiempos, bastaban “soportes” y “resistencias” para hacer dinero todos los días. Mis enciclopédicos conocimientos se convirtieron en un estorbo, pues en lo que yo consideraba las repercusiones de cada noticia, los precios se movían y me dejaban como al chinito… “nomás milando”.

Fue allí, observando a los vecinos, como aprendí los rudimentos del Análisis Técnico (en adelante AT). Luego me asocié con un “técnico” y aprendí más viéndolo “tirar” rayas, interpretar osciladores y comprar y vender con base en las gráficas.

Mi biblia técnica es el clásico Technical Analysis of Stock Trends, libro escrito en 1948 por Robert D. Edwards y John F. Magee del que en 2007 se publicó la novena edición. Al final, lo único que hacen Edwards y Magee es ratificar la capacidad de previsión de estos técnicos, cuyas herramientas son hoy perfectamente aplicables.

Lejos estoy de ser una completa analista técnico y más de ser un “técnico puro” como Magee, quien operaba en una habitación sin ventanas y a puerta cerrada para que ni el clima afectara su interpretación de las gráficas. Cada quien “mata pulgas” a su manera. Pero soy una entusiasta de este análisis que me ha permitido:

a) Ampliar la muestra de valores a los que puedo dar seguimiento;

b) Operar en diversos plazos de acuerdo con distintos objetivos de inversión, y

c)  Optimizar los rendimientos al entrar y salir de un mismo valor aprovechando los ajustes de precios.

Un consejo para iniciar:

KISS (Keep it simple, stupid!)

graficaprima

Qué es el Análisis Técnico

El AT (nadie ha podido darme una buena explicación de por qué se llama así, pero sin duda es un nombre poco “vendedor”) es el estudio de patrones en las gráficas de precios con el fin de predecir sus movimientos futuros.

Se dice que sus raíces más antiguas se encuentran en Japón, a principios del siglo XVIII. Dice la historia que el exitoso mercader y prestamista Munehisha, de la familia Honma hizo, junto con su sobrino Mitsuoka los primeros registros de precios y empezó a analizarlos con la finalidad de pronosticar hechos futuros. Ellos son considerados los inventores del método de velas popularizado hasta finales de 1980 en los mercados occidentales.

En el hemisferio occidental, Charles H. Dow (1851-1902), periodista y economista norteamericano, fundador de The Wall Street Journal y padre, junto con su colega Edward D. Jones, del Indice Dow-Jones,  escribió a lo largo de su vida notas editoriales con sus observaciones sobre los mercados financieros. Estas notas dieron origen a la Teoría Dow, fundamento del originalmente llamado análisis gráfico, ahora AT.

El siglo XX fue el trampolín para los mercados financieros: comunicaciones y globalización impulsaron su desarrollo y muchos estudiosos se volcaron a contribuir al desarrollo de técnicas que apoyaran la toma de decisiones en los mercados. La observación de los patrones de los precios se sofisticó y lo sigue haciendo: Ralph N. Elliott (1871-1948); William D. Gann (1878-1955); y John Bollinger (1950) son analistas que han aportado un método o indicador al AT. Pero cada año, analistas alrededor del mundo contribuyen al enriquecer esta técnica con el producto de su estudio, hoy potenciado por la tecnología de información.

Incluyo la definición formal de la IFTA (International Federation of Technical Analysts), que da una buena idea del alcance del AT: “Es el método sistematizado de analizar instrumentos financieros, incluyendo acciones, futuros y tasas de interés, tomando como única base la información que surge del propio mercado: los precios, el volumen, la volatilidad y el interés abierto. Las herramientas del AT son medidas derivadas del precio. El AT aplica sus herramientas para pronosticar en tiempo y forma el comportamiento futuro de los instrumentos financieros. Es una disciplina universal”. (www.ifta.org)

3razones

Fundamentos

Entender cómo funciona una herramienta de trabajo permite utilizarla bien. Entendemos sus alcances pero también sus limitaciones.

Desde luego, el AT no es infalible. No necesito de ninguno de sus detractores para admitir que el futuro no se puede predecir con base en el pasado. De vez en cuando la gente nos sorprendente. El método tiene un problema de interpretación y diagnóstico que se resuelve con el dominio de la técnica, trabajo constante y disciplina. No es una ciencia exacta; es una habilidad subjetiva donde hasta los mejores fallan. Hay que experimentar y experimentar. Hay quien ha dicho que el AT es un arte. Yo añadiría que como en el arte, sólo algunos alcanzan ese nivel donde nos dejan sin habla. Esa es magia, pero creo que solo les llega a pocos y después de mucho tiempo.

El terreno de juego

Las gráficas más comunes son de barras (algunos les llaman barras occidentales) y las de velas (japonesas). Ambas muestran el precio de apertura, máximo, mínimo y cierre de un periodo. Las velas parecen tener más seguidores… supongo que por su mayor impacto visual y su facilidad de lectura.

Cada barra o vela representa un periodo de operación y define el rango de tiempo de las gráficas a utilizar. Por supuesto, es cuestión de experiencia: experimentar y afinar.

barras

Elementos básicos

Soportes (zonas de demanda) y resistencias (zonas de oferta)

A nadie le gusta verse estúpido. Ese es el fundamento de estos patrones básicos en el AT: los soportes son zonas donde la trayectoria de los precios se detiene y cambia de dirección.

Si querías comprar una acción el día que costaba $20, no te decidiste y en los días siguientes subió y subió, te aseguro que si bajara a $20 de nuevo no te volvería a pasar y esta vez sí te decidirías. Como el mercado es masivo, si la demanda aumenta al llegar a $20, se creará una zona de demanda o soporte que provocará que el precio detenga su caída y vuelva a subir.

Por el contrario, si compraste a $20, la acción llegó hasta $25 y no vendiste pensando que seguiría subiendo pero en lugar de eso bajó, el día que volviera a subir a niveles de $25 es muy probable que vendas pensando “a mí no me vuelve a pasar”. Esto generará una zona de oferta o resistencia que provocará que el precio se detenga y vuelva a bajar.

Estas zonas van tomando importancia en la medida que son “probadas”, es decir, cuantas más veces el precio llegue a un nivel y vuelva a regresar (al alza o a la baja). Una táctica operativa muy común entre los operadores de corto plazo o traders es operar comprando en el soporte y vendiendo en la resistencia.

Sin embargo, no son zonas imbatibles: existen para ser rebasadas. Y cuando un nivel ‘probado’ se rompe con buen volumen, supone un movimiento posterior importante, lo que constituye otra táctica operativa: comprar cuando se rompe una resistencia o vender cuando se rompe un soporte. Porque, además, una resistencia importante se convertirá en un soporte importante. Es una zona del precio donde aunque muchos vendían (cuando llegó a $25, según nuestro ejemplo inicial) forzosamente muchos compraron (esperando que siguiera subiendo). Estas personas que “aguantaron” su posición aunque bajó en lugar de subir, la mantendrán cuando finalmente haga lo que esperaron desde el principio (a nadie le gusta verse estúpido), constituyendo un nuevo nivel de soporte para la acción. Esto también ocurre con los soportes, cuando se rompen a la baja con volumen: se convierten en resistencias importantes.

Tendencias

Los precios de mueven en tendencias que se conforman a partir de los soportes y las resistencias. La unión de los diferentes soportes o resistencias en una gráfica permite dibujar la línea de tendencia (que puede ser alza o baja).

Cuando la demanda supera a la oferta, puede haber periodos de baja, pero los precios bajos tenderán a ser cada vez más altos. Piensa en tu hija adolescente: conforme crecía se ponía más linda. Aunque tenía días en que se sentía como patito feo, la madurez le fue diciendo que en realidad sí era bonita, así que su nivel de exigencia en cuanto a galanes aumentó, elevando el estándar. Esa es una tendencia de alza.

Las tendencias de baja son una sucesión de resistencias, cada vez más bajas. Pienso con tristeza en la vejez, cuando podrá haber días en que el individuo se sienta más fuerte pero en el tiempo, esta fuerza es cada día menor.

Las tendencias en los mercados no son líneas rectas, igual que las personas no mantenemos el mismo talante todo el día por muy bueno que nos amanezca. Pero sí son movimientos claramente visibles e identificables. Dependiendo de su duración, reciben distintos nombres. Aquí hablaremos de gráficas con velas o barras diarias o semanales aunque los traders pueden hablar de la tendencia primaria del día:

  • Tendencia primaria: tiene una dirección básica. Abarca un año o más y debe presentar un cambio significativo en el nivel de precios
  • Tendencia secundaria: movimiento en dirección contraria a la tendencia primaria. Puede durar semanas o meses; el cambio en el precio puede ser importante
  • Tendencia terciaria: movimientos sin dirección definida. De corto plazo (días o un par de semanas); implican cambios pequeños en el nivel de precio
  • Movimientos laterales: se consideran tendencias secundarias, aunque algunos puedan prolongarse meses y presentar un rango amplio de oscilación del precio

Una tendencia cambia… hasta que cambia. No cuando “se piensa”, “se cree” o “se siente” que va a cambiar. Este concepto corresponde al Principio de Dow que indica: “Una tendencia primaria continúa hasta tener una confirmación definitiva de que ha cambiado”. Igual que con los soportes y resistencias, cuanto más respetada es una línea de tendencia, más importante y válida es. Su penetración supone un cambio de importancia, consistente con su validez. Las líneas de tendencia, especialmente la primaria, dan pie a la estrategia operativa: Uno compra en una tendencia de alza y se mantiene mayoritariamente invertido hasta que cambie, o vende en una tendencia de baja y se mantiene mayoritariamente fuera hasta que cambie. Desde luego la estrategia puede mejorarse con tácticas operativas que generen operaciones de menor plazo aprovechando las tendencias secundarias o incluso terciarias.

Línea de retorno

Identificada una línea de tendencia, conviene encontrar un límite que defina sus movimientos secundarios. Esta será la “línea de retorno”, y junto con la de tendencia forma un “canal”. Cuando el canal es ancho, puede ser útil encontrar una línea media. Cuando el canal ha sido debidamente “probado”, puede usarse en la táctica operativa, comprando cerca de la tendencia y vendiendo cerca de la línea de retorno, o usando la línea media del canal cuando el movimiento es ancho.

De la teoría a la práctica

Una cosa es la teoría y otra la práctica. Te surgirán muchas dudas si revisas las rayas trazadas en la gráfica de ejemplo contra los párrafos anteriores. Recomiendo no preocuparse. Como en cualquier método de análisis, la suma de señales en cada momento ayuda a decidir, y en esta gráfica solo están los elementos básicos. Faltan los promedios móviles, osciladores y otras mediciones y formaciones que dan soporte a las decisiones del analista técnico.

constgrafica

 Paquetes y sitios para hacer Análisis Técnico

Mi gen magisterial se impone y debo dejarte tarea. Estudiar las gráficas periódicamente, sin falta, de acuerdo al plazo de tus inversiones, es una de las bases para que este método de resultados.

Hoy los intermediarios financieros no solo ofrecen a sus clientes publicaciones o reportes que incluyen gráficas de precios que sirven como buena referencia. También han incluido en sus plataformas de operación por internet gráficas en tiempo real que el cliente, sobre todo el que toma sus propias decisiones, puede consultar.

Pero están también los sistemas de información de mercados que ofrecen paquetes que sirven específicamente para hacer AT y que ofrecen la flexibilidad de que tú mismo traces tus rayas y ajustes los osciladores y experimentes.

La mayoría de estos sistemas incluyen mucha información de mercados. Debes definir cuánto tiempo le dedicarás y analizar lo que te ofrece tu intermediario antes de revisar la oferta de estos paquetes (los más flexibles tienen costo), pues hay que estar seguros de no gastar inútilmente.

* Cristina Hernández es inversionistas profesional y analista de los mercados financieros. Su artículo está basado en el Taller de Análisis Técnico Básico que imparte Consejería Bursátil. Consulta en la sección Agenda del inversionista (pág. 9) la información sobre su Sesión Práctica de Análisis Técnico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s