QUE NO TE FALLE LA MEMORIA

Lo último sobre Alzheimer

QUE NO TE FALLE LA MEMORIA

Por Dr. Gonzalo Solís Villela

Dicen algunos que nadie quiere a ese “pariente alemán lejano”, pero este síndrome es cada vez más común. Así que atendamos las recomendaciones de los expertos para tratar de disuadirlo la mayor cantidad de años posibles.

Dicen algunos que nadie quiere a ese “pariente alemán lejano”, pero este síndrome es cada vez más común. Así que atendamos las recomendaciones de los expertos para tratar de disuadirlo la mayor cantidad de años posibles.

El Alzheimer es un padecimiento crónico, degenerativo, progresivo y cuyas víctimas en su mayoría son personas de la tercera edad, pero del que seguimos sabiendo poco, sobre todo con respecto a su tratamiento. Es una demencia caracterizada por el quiebre de la identidad. La gente deja de saber quién es, quiénes son los otros, a qué se dedica, de dónde viene y hacia dónde va, y hay problemas para recordar, pensar y razonar de manera organizada.

La pérdida de la memoria no es lo único: existen otros síntomas como alteraciones emocionales, del comportamiento, del juicio y de la personalidad, y hay que diferenciarlas de problemas como depresión, desnutrición, intoxicaciones o descompensaciones de cuadros como diabetes o hipertensión arterial.

Aproximadamente 35% de la población mexicana mayor de 65 años padece algún grado de la enfermedad de Alzheimer, y la vida después de que los síntomas se hacen claros se puede prolongar no más de ocho o 10 años.

Origen desconocido

Este padecimiento es provocado por la destrucción de las neuronas ubicadas en el área temporal y frontal del cerebro, donde se encuentran la memoria, supervisión, planeación y realización de las tareas cotidianas y los pensamientos en general.

La causa se desconoce a ciencia cierta, pero algunas teorías apuntan a lo siguiente:

  • El aparato inmunológico desconoce las células neuronales y las agrede.
  • Es causada por intoxicación neuronal, ya sea por elementos del ambiente o por algunas sustancias que se quedan depositadas en el cerebro.

El primer factor de riesgo es inevitable: la vejez, pero hay medidas que sí se pueden tomar para prevenirla, como evitar el consumo de drogas y alcohol, el sedentarismo, las dietas con alto contenido graso y los alimentos industrializados.

La enfermedad se va manifestando lenta y gradualmente. No es un deterioro intelectual súbito y acelerado, y si sucede hay que pensar en otro padecimiento diferente al Alzheimer.

Detéctalo a tiempo

No es raro que los abuelos olviden dónde dejan sus llaves, monederos y otras cosas. Incluso los nombres de personas no cercanas. Esto es común, siempre y cuando puedan seguir realizando el resto de sus actividades sin dificultades.

Sin embargo, si se extravían u olvidan citas básicas, cuestiones que fracturan sus actividades rutinarias, entonces, esto puede dar indicios de la presencia de la enfermedad. Si no son capaces de llevar sus propios gastos, es señal clara de un problema leve. Cuando el cuadro clínico avanza, dejan tareas sin terminar, olvidan los nombres de objetos de uso común y preguntan sobre cómo realizar actividades que antes les resultaban habituales.

En casos moderados se pierde independencia, hay errores de conducta social, son inestables e irritables emocionalmente, padecen de insomnio y de un deterioro higiénico personal, sufren desorientación y se alimentan inadecuadamente. Es en este punto donde se desata la alarma familiar y se solicita ayuda profesional.

Lamentablemente, a ese grado hay poco que hacer, pues está por desencadenarse la parte final del cuadro: la etapa avanzada, donde el paciente ya no completa frases ni palabras, lo que dificulta el entendimiento de lo que dice, e incluso deja de sonreír. Ya no hay control de esfínteres y es totalmente dependiente. En esta etapa no debe estar solo, pues se convierte en un riesgo para todos: pueden provocar accidentes, incendios y situaciones de violencia.

Por eso entre más temprano sea el diagnóstico, el pronóstico mejora. Aunque los tratamientos medicamentosos no curan la enfermedad, si logran retrasar su evolución y otorgan calidad de vida. Para prevenir y retrasar la enfermedad hay que tener conductas adecuadas: actividad física y sana alimentación, que incluya frutas, verduras, cereales, vitaminas B6, C y E, suficiente cantidad de agua, pocas grasas y nada de alcohol y tabaco.

Quizá estas medidas te suenen comunes y muy radicales, pero créelo: tu cuerpo a la larga te lo agradecerá. No olvides que la inversión más importante es la que haces en tu salud.

Reglas de oro

Para quienes conviven con personas que ya presentan síntomas, existen algunas recomendaciones a seguir para ayudarles:

  • Poner un reloj grande para orientarlo en el tiempo y un calendario con números visibles a la distancia para que sepa en qué día vive.
  • Mantener las cortinas abiertas para que sepa qué momento del día es.
  • Alejar de su alcance cables, enchufes, sustancias peligrosas y objetos punzocortantes que representen un riesgo.
  • Hacer que porte un identificador con sus datos de contacto y las características de su enfermedad.
  • Recordarles las cosas les veces que sean necesarias y tener paciencia, pues para ellos siempre será la primera vez que las solicitan.
  • Etiquetar sus objetos y poner letreros en casa para que reconozcan las habitaciones.
  • No hacerles retos de memoria, porque los frustran y deprimen.
  • Hablar con ellos con frecuencia.
  • Darles actividades simples que los mantengan ocupados y los hagan sentir útiles, como regar el jardín, alimentar a las mascotas, ordenar la ropa, barrer, etcétera.
  • Sobre todo hay que hacerlos sentir amados, respetados y acariciados, eso les hace recuperar su autoestima y confianza en sí mismos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s