MÉXICO REGULA INSTRUMENTOS DERIVADOS

Cumpliendo los acuerdos del G20

MÉXICO REGULA INSTRUMENTOS DERIVADOS

Por Roberto Aguilar

La regulación de los mercados bursátiles fuera de mostrador pone a México dentro de los estándares internacionales, y elimina la posibilidad de una crisis financiera como la de 2008.

La regulación de los mercados bursátiles fuera de mostrador pone a México dentro de los estándares internacionales, y elimina la posibilidad de una crisis financiera como la de 2008.

Este año será crucial para la operación de productos derivados en México. Las autoridades preparan nuevas reglas para estos instrumentos que, en su mayoría, se negocian sin pasar por un mercado formal. Son operaciones directas entre intermediarios y empresas o clientes, conocidas como Over the Counter (OTC) o extrabursátil.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) estimó que, hasta 2010, más de 95% del volumen de derivados sobre tasas de interés, futuros, forwards y swaps se negociaba fuera del Mercado Mexicano de Derivados (Mexder). Esta situación representa un riesgo sistémico porque se desconoce el interés abierto total; es decir, el monto de dinero que implican los contratos vigentes.

Una iniciativa no fortuita

La crisis financiera mundial que inició en 2008 en Estados Unidos, dejó importantes lecciones; una en especial fue la incapacidad de las autoridades de conocer los detalles de las operaciones fuera del mostrador, el monto y las partes involucrados. La falta de transparencia originó el colapso de firmas como Bear Sterns, Lehman Brothers y la aseguradora AIG, y generó el llamado efecto dominó en todo el sistema financiero internacional.

En septiembre de 2009, los representantes del Grupo de los 20 (G-20) se reunieron en Pittsburgh con tres objetivos fundamentales:

  • Tomar las primeras medidas para fortalecer los organismos financieros internacionales.
  • Buscar alternativas coordinadas para superar la profunda crisis financiera y el riesgo sistémico.
  • Fortalecer el discreto papel que desde su nacimiento, en 1999, había tenido el Financial Stability Board.

Swaps2“Todos los contratos de derivados OTC estandarizados deben negociarse en Bolsas o plataformas electrónicas, cuando sea apropiado, y compensarse a través de contrapartes centrales a más tardar a finales de 2012. Así mismo, deben registrarse en repositorios de información. Además, aquellos contratos que no sean compensados en una contraparte central deberán estar sujetos a mayores requerimientos de capital”.

Este fue el compromiso del G20, que dejó en manos del Financial Stability Board el seguimiento de la implementación progresiva de los cambios en el mercado de derivados de todos los países miembros, incluyendo México.

Avances

El organismo primero emitió 21 recomendaciones para la transición; después, los reportes de los avances de la implementación. El más reciente fue en octubre de 2012 y reveló que México se encuentraba relativamente atrasado en la adopción de los cambios. La CNBV esperaba emitir la regulación correspondiente a finales de 2012, y que durante el primer trimestre de 2013, se revisaran los memorándums de entendimiento con las autoridades del exterior. Se espera tener listo y consensuado un proyecto de Ley al término del primer semestre del presente año. En la próxima reunión del G20, a celebrarse en septiembre en San Petersburgo, se publicará el quinto y último reporte sobre la adopción de los compromisos.

Aprovechar la oportunidad

Mientras la regulación en materia de derivados llega, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se prepara para recibir el volumen de las operaciones que deberán cruzarse en el Mexder. Pone a disposición de bancos, operadoras de sociedades de inversión, aseguradoras, siefores, casas de Bolsa e incluso gobiernos y bancos centrales, los swaps de tasas de interés que tienen una alta demanda en México.

Por ejemplo, del volumen total operado en el mercado de derivados en 2010, 93% fue de swaps de tasas de interés, de los cuales, 98% del valor subyacente de dichos contratos correspondió a la Tasa de Interés Interna de Equilibrio (TIIE) a 28 días, de referencia en créditos empresariales y personales.

Swaps de tasas de interés: instrumentos de cobertura contra posibles variaciones en las tasas de interés. Permiten:

  • “Fijar” la tasa de un crédito que originalmente se contrató a una tasa variable, o que se revisa periódicamente.
  • Convertir a variable una inversión originalmente pactada a tasa fija.

“Le da mayor certidumbre a los participantes en los mercados financieros, reduciendo el riesgo de tasas de interés. Las tasas ya se pueden fijar y no implica para los tomadores y otorgantes de crédito un riesgo por su fluctuación”, resumió Luis Téllez, presidente de la BMV, y agregó que las autoridades están trabajando diligentemente en el tema de derivados.

Por su parte, Jorge Alegría, director de Mexder, descartó que el instrumento tenga fines especulativos. “Es parte de las estrategias de cobertura de intermediarios y empresas que lo utilizan justo ante variaciones, hacia arriba o hacia abajo, en las tasas. Hay una contraparte con una visión distinta de lo que sucederá con el subyacente”.

Por el momento, la operación de este nuevo instrumento es discreta. Conforme se conozca se espera mayor demanda. El impulso definitivo será cuando se emita la regulación que obligue a los participantes a dejar el mostrador para incorporarse a una Bolsa formal donde, gracias a los esquemas de protección y alerta, se reduzcan significativamente los riesgos sistémicos.

Puntos a favor

Poner en orden los mercados de derivados garantiza estabilidad del sistema financiero mundial:

  • Reducción del impacto en el sistema financiero por incumplimientos de un participante de relevancia sistémica.
  • Información oportuna de posiciones sistémicamente relevantes.
  • Mitigación de riesgos.
  • Reducción del riesgo de crédito en las operaciones que se liquidarán en Cámaras de Compensación.
  • Mayor capital regulatorio para operaciones que no se liquiden en Cámaras de Compensación
  • Mejor formación de precios en los sistemas de negociación.
  • Mayor transparencia en la información post negociación.
  • Disminución de controversias por términos y condiciones de las operaciones.
  • Sistemas multilaterales y electrónicos de negociación.
  • Mayor facilidad para el procesamiento automático de las operaciones.
  • Acceso no discriminatorio a los sistemas de negociación.
  • Evitar el uso de información privilegiada y preconcertación.
  • Los intermediarios contarán con reglas, infraestructura y prácticas apropiadas para impulsar el desarrollo del mercado de derivados en México.
  • Regulación congruente con la de otros miembros del G20.

Fuente: Elaborado con información de la CNBV.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s