LOGRA TU INDEPENDENCIA FINANCIERA

Libera tu espíritu emprendedor

LOGRA TU INDEPENDENCIA FINANCIERA

Por Martha P. Bolaños / Ilustración Gettyimages

Otro de los sueños que anhelan las personas es tener un negocio propio, lo que requiere de un “espíritu emprendedor” que puede estar en su ADN o bien adquirirlo en el camino.

Otro de los sueños que anhelan las personas es tener un negocio propio, lo que requiere de un “espíritu emprendedor” que puede estar en su ADN o bien adquirirlo en el camino.

De alguna manera, todos tenemos un espíritu de empresario. Hay quienes nacen con esa inquietud (porque provienen de una familia emprendedora) y quienes la adquieren sobre la marcha, apoyados del conocimiento, la experiencia y la preparación académica. “Cualquier persona está en la posibilidad de ser un emprendedor –explica Rafael Castillo, director de la Incubadora de Alta Tecnología del Tecnológico de Monterrey, Campus Santa Fe–. Lo importante es tu liderazgo, perseverancia, empuje, pasión y compromiso para sacar adelante tu proyecto. Si tienes una idea de negocio muy buena pero como emprendedor eres malo, entonces el proyecto no funcionará. En tanto que si es al revés, es factible que el plan prospere”.

Debes conocer el mercado en el que incursionarás con el fin de contar con la experiencia y el conocimiento de las circunstancias que rodearán tu negocio. Por otra parte, debes saber cuestiones generales de finanzas, recursos humanos, administración, relaciones públicas, marketing, etcétera. Sobre todo porque al inicio tendrás que hacer de todo.

Evita emprender un negocio motivado por un mal día en el trabajo, por una discusión con tu jefe o porque solo deseas hacerlo. Por el contrario, emprender debe ser una decisión planeada con tiempo, pues implica investigar sobre proveedores, clientes, distribución, mercado y otros competidores. Te exige invertir dinero, pero también tiempo para evitar tomar decisiones equivocadas, pues una desilusión puede apagar totalmente el “espíritu emprendedor”, perdiéndose la oportunidad de tener un negocio exitoso generador de empleo y bienestar.

Alternativas

Las vías que tienes para hacerte de un negocio son:

  • Comprar una empresa que esté en declive, pero en la que has visualizado potencial crecimiento a través de innovación y corrigiendo los puntos que lo llevaron a esa situación
  • Crear un negocio nuevo
  • Adquirir una franquicia

En las dos primeras opciones es determinante que seas muy observador para identificar las necesidades de las personas, familias y empresas, y satisfacerlas e incluso superarlas; lo cual lleva a la innovación. En cambio, la franquicia es un modelo de negocio con éxito comprobado, por lo que tu decisión por adquirir una u otra marca tiene que ver con tu afinidad con el negocio y los recursos con los que cuentas para comprarla.

“Hay tendencias que revelan oportunidades de negocio derivadas del impulso a un sector económico. Por ejemplo, con el combate al sobrepeso y la diabetes, actualmente los SPAs y la preparación de alimentos bajos en grasa tienen altas probabilidades de éxito. Lo importante es identificar esas tendencias e insertarse al inicio de esa “ola”, ofreciendo un producto o servicio que sea punta de lanza del mercado, lo que irremediablemente requiere de innovación”, enfatiza el director de ITESM.

Por ello, desde el proceso de planeación, debes pensar en ese elemento innovador, en el valor agregado o en el factor diferenciador del producto ofrecerás. La idea del negocio no debe partir de lo que tú quieras o supongas que el cliente va a demandar; eso no funciona.

Generalmente, al iniciar un negocio, primero se invierte en su implementación (realizando el desarrollo del proyecto, consiguiendo recursos y socios), pensando que los clientes llegarán por sí solos, pero muchas veces eso no resulta. Por eso es importante que, en el proceso de planeación, conozcas los requerimientos de tu futuro cliente, lo que implica invertir tiempo antes que dinero.

Una vez que das a conocer las ventajas de tu producto o servicio, la recomendación se dará de “boca en boca”, incrementando la cartera de clientes, independientemente de tu labor de promoción personal. Además, las redes sociales –Facebook, Twitter- y las páginas de internet se han convertido en importantes espacios donde se generen campañas de promoción para dar a conocer un bien o servicio.

Recuperación de la inversión

El retorno de la inversión depende del tamaño del proyecto y de la inversión realizada. Al respecto, Rafael Castillo refiere que no es lo mismo invertir en un restaurante que en el desarrollo tecnológico de algo, donde la inversión puede ser más cuantiosa. No obstante, es probable que durante el primer año de operación el negocio genere una pequeña pérdida o una utilidad mínima, pues se siguen haciendo inversiones y aún no se está totalmente en el mercado.

En el segundo año de operaciones debe alcanzar el punto de equilibrio, donde al menos se genere lo necesario para cubrir los costos fijos y variables y se obtenga utilidad. Es decir, los números rojos ya no se permiten. Si el negocio no genera recursos para cubrir los costos y de pronto hay pérdidas, entonces, no está siendo un buen negocio. Lo que obliga a preguntarse si se continúa o no.

En el tercer año, es más viable que se obtengan utilidades mayores, mismas que se pueden reinvertir para que crecimiento del negocio.

Recursos para arrancar

Al iniciar el negocio debes contar, por lo menos, con un monto equivalente a seis meses de operación y solventar los gastos del negocio. El primer semestre es crítico, pues en ese tiempo deben cubrirse los gastos fijos y variables. Ahí debes incluir tu manutención. En este sentido, debes asignarte un sueldo razonable que no afecte a la empresa desde el primer día de operaciones y que al mismo tiempo te estimule a generar más ingresos.

Pasados esos seis meses, ya debes subsistir con lo que genera el negocio.

Los recursos llegan solos

Uno de los mitos para emprender un negocio es que se requiere de grandes cantidades de dinero. “Sin embargo, si tienes una idea de negocio innovadora, con valor agregado alto y un impacto importante en el mercado, y se la muestras a un socio potencial, inversionista o fondo de gobierno, el dinero llegará por sí mismo”, comenta Rafael Castillo.

Inversión para emprender un negocio

A continuación te presentamos diferentes planes de inversión para iniciar tu negocio. Estas estrategias te permitirán darte una idea sobre el tiempo y los recursos que debes destinar para alcanzar tu objetivo. La finalidad es mostrarte que la planeación debe ir a la par con la acumulación de recursos. En el monto a juntar también debe incluir seis meses para solventar la operación del negocio.

LibertadLaboral2

Consideraciones en la inversión

Las estrategias de inversión se hicieron con base en el rendimiento promedio anual estimado de los fondos de inversión:

  • Para los fondos de renta variable, es de 15% anual.
  • Para los fondos de deuda, es de 89%

Cabe aclarar que estas cifras son promedios estimados, por lo que habrá momentos en los rendimientos pueden ser más altos o más bajos. El ahorro mensual se incrementa cada año conforme a la inflación, que se estima en una tasa de 4% anual.

Consultoría de servicios profesionales

Tomemos como ejemplo iniciar un despacho de contadores, el cual es un giro con una amplia oferta, lo que hace primordial definir los factores diferenciadores con respecto al resto de la competencia. Una vez que esté claro, será más sencillo integrar la cartera de clientes a la que se le está ofreciendo un “traje a la medida”, es decir, satisfaciendo cuestiones particulares que cada cliente demanda.

Como factores de innovación podemos pensar en ofrecer servicio de calidad sustentado en programas de actualización, formar alianzas con despachos especializados en otros asuntos como comercio exterior, finanzas y abogados fiscalistas, con el fin de ampliar la gama de servicios.

En este caso, por lo regular, se inicia con dos o tres clientes, permitiendo que el trabajo se realice desde casa. Sin embargo, la idea es tener un negocio establecido en forma, buscando depender económicamente de él en el futuro. Por lo tanto, para formalizarse, hay que considerar el equipo y las instalaciones que permitan tener una posición competitiva.

Una vez que se logren satisfacer las necesidades de los clientes actuales, las recomendaciones no se harán esperar, reflejándose en un aumento en su cartera de clientes. En especial, si se mantiene actualizado en las cuestiones que le competen.

El despacho de consultoría requiere de:

LibertadLaboral3

Para cristalizar este proyecto capital inicial de $40 mil pesos, y se destinarán $1,300 pesos mensuales, durante 10 años. Debido a que el plazo de inversión es de mediano plazo (10 años), los primeros cinco años podría destinarse el 100% de los recursos a un fondo de renta variable e ir reduciendo el riesgo al transcurrir el tiempo. En los siguientes tres años, la distribución de la cartera sería de 50% en renta variable y 50% en deuda. Y en los últimos dos años se transfiera la totalidad de los recursos al fondo de deuda.

 

Compra una franquicia

En las últimas décadas, las franquicias se ha consolidado como un modelo de negocio con amplias posibilidades de éxito. Incluso, son muy recurrentes las historias en las que un franquiciatario adquiere dos, tres o más unidades, ya que adquiere tal nivel de dominio que no necesita operar el negocio directamente.

Una franquicia es un modelo de negocio establecido y con éxito comprobado, por lo que la innovación no depende directamente del dueño de la unidad. Por eso es importante elegir la marca con el giro donde haya más empatía; porque a final de cuentas, una parte importante de un negocio exitoso consiste en hacer lo que al emprendedor le gusta.

Vale la pena mencionar que, por lo general, las franquicias proyectan un retorno de la inversión en un plazo de 18 a 36 meses. Así podemos calcular que para obtener unas ganancias aproximadas de $50 mil pesos mensuales, debemos buscar una marca cuya inversión es de $1.5 millones de pesos, con un retorno de inversión de 24 meses.

Así, la estrategia de inversión se basaría en:

  • Contar con un capital inicial de $100 mil pesos
  • Destinar un ahorro mensual de $2,500 quinientos pesos
  • El plazo para acumular el capital es de 13 años

En los primeros siete años se destinará el 100% de los recursos a un fondo de renta variable. A partir del octavo año, la estructura porcentual se modifica a 50% en renta variable y 50% en deuda. Tres años antes de que se cumpla el plazo, se traslada la totalidad de los recursos al fondo de deuda.

LibertadLaboral1

Como puedes ver, no importa el tamaño de tus sueños; con planeación, estrategia y disciplina puedes lograrlos todos. Pero sin duda, el factor más importante es el nivel de compromiso que tengas con cada objetivo, ya que eso te ayudará a mantener tu meta vigente hasta conseguirla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s