¿CÓMO INVERTIR EN LÍNEA?

Una guía paso a paso

¿CÓMO INVERTIR EN LÍNEA?

Por Joan Lanzagorta / Ilustración Diana Ruiz

Linea4

La tecnología ha permitido que se abran puertas de acceso nuevas a los mercados financieros. Basta con tener una computadora con conexión a internet para empezar a invertir. Pero, ¡ojo!, también requieres conocimiento y experiencia.

No cabe duda que las inversiones en línea han logrado democratizar el acceso a los mercados financieros. Hoy en México existe una casa de Bolsa autorizada (Kuspit) que funciona a través de internet, mediante la cual cualquier persona puede comprar acciones de empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores a partir de $100 pesos. De la misma forma, el programa CetesDirecto del Gobierno Federal permite que cualquier persona, a partir de esta misma cantidad, pueda comprar cualquier instrumento de deuda gubernamental.

Esto es una gran noticia ya que antes de existieran las inversiones en línea, uno tenía que ser millonario para poder participar en estos mercados de forma directa. Hoy literalmente cualquiera tiene acceso a ellos. Pero como siempre, un gran poder siempre implica una gran responsabilidad: uno hace directamente todas sus operaciones, sin ningún tipo de asesoría.

En cierto sentido esto es bueno, porque nos permite asumir completa responsabilidad en el manejo de nuestro dinero (misma que deberíamos tener aún si contásemos con el apoyo de un asesor). Pero a la vez permite que mucha gente que no tiene experiencia y conocimiento del mercado, comience a realizar transacciones sin el conocimiento adecuado. Y este es el camino más seguro hacia la pérdida del patrimonio.

Regla de oro

Línea1Sin duda alguna, la clave en las inversiones es la siguiente: nunca inviertas en ningún instrumento cuyo funcionamiento, riesgo o rendimiento, no comprendas perfectamente. Es decir, uno no debe invertir en acciones antes de saber qué es una acción y cómo funciona el mercado accionario. Uno tampoco debería comprar la acción de una empresa sin saber a qué se dedica y sin tener una buena idea de su crecimiento potencial.

¿Comprarías un coche a ciegas: sin saber si es grande, chico, ni la marca, ni el color? Yo creo que nadie lo haría, por lo menos no con su propio dinero. Lo que siempre me ha llamado la atención es que demasiada gente hace esto en el mundo de las inversiones: invierte en cosas que no entiende y que no sabe cómo son.

Pero tampoco se necesita ser un experto en inversiones, como no se requiere ser un mecánico especialista para poder elegir un coche adecuado. Se trata simplemente de entender las cualidades del mercado, y entender qué podemos esperar de aquello que estamos comprando.

Invertir no es apostar

Mucha gente piensa que invertir en línea es casi lo mismo que apostar: uno compra un valor y espera “atinarle” a que va a subir en ese momento. La realidad no es así. Invertir es un proceso que siempre debe llevar una estrategia: un objetivo definido. Aún los traders; es decir, las personas que se dedican a la compraventa de instrumentos todo el tiempo, pegadas a un monitor, lo hacen con una estrategia y una metodología muy bien definida. De lo contrario, no tienen posibilidad de éxito.

Desde luego, la mayoría de nosotros no seremos traders de tiempo completo porque nos dedicamos a otras cosas. Invertiremos con la idea de formar un patrimonio con un objetivo y también con una estrategia que nos permita maximizar nuestro rendimiento, siempre con un riesgo controlado.

La palabra riesgo a veces nos asusta, pero en realidad no existe ninguna inversión sin riesgo. Aún los bancos más sólidos, o el país más poderoso, algún día podría caer. Claro: es un riesgo muy bajo, pero no significa que no exista.

Tres maneras de invertir

Los mercados financieros son una evolución, un reflejo de la vida. Y en la vida hay tres maneras de invertir nuestro dinero:

  1. Prestarle nuestro dinero a alguien más y cobrarle intereses.
  2. Poner un negocio. Esto incluye comprar un inmueble para rentarlo, por ejemplo.
  3. Especular para obtener una ganancia rápida.

En los mercados financieros, estas tres maneras de invertir se traducen en los siguientes tipos de instrumentos:

  • Instrumentos de deuda

En realidad le estamos prestando el dinero a una empresa, a un banco o a un gobierno de algún país, quienes nos pagarán una tasa de interés por utilizar ese dinero y nos lo regresarán en una fecha determinada.

  • Acciones

En lugar de poner un negocio, invierto en uno ya establecido. Mi riesgo puede ser menor porque es una empresa que ya funciona; es decir, ya está probada. Nos convertimos en dueños de un pedacito de la misma. Podemos esperar que a lo largo del tiempo, si es exitosa y crece, nuestra inversión también lo haga. Además si esa empresa distribuye parte de sus ganancias a los dueños (accionistas); esto es, paga dividendos, tendremos derecho a recibirlos también.

  • Divisas, commodities, metales

Compro un producto como el oro, el trigo, petróleo para después tratar de venderlo más caro. El trigo o el oro o los dólares a mí no me sirven para nada, no van a producir algo ni a generar ningún valor agregado. Simplemente los compro con la esperanza de que su precio siga subiendo y pueda venderlos con una utilidad.

Uno puede darse cuenta que, en general, invertir en los mercados financieros no es tan diferente a hacerlo fuera de ellos. De hecho, es mucho más fácil invertir en una empresa exitosa que cotiza en Bolsa, que en una empresa que no lo hace. Uno tendría que contactar al dueño, decirle que queremos invertir en su negocio, ponernos de acuerdo en el precio, etcétera. En cambio, si la empresa cotiza en el mercado, podemos invertir en ella desde nuestra computadora, con unos cuantos clics.

Linea2No obstante, hay una diferencia esencial. Cuando invertimos en un negocio, compramos un departamento para rentarlo o simplemente le prestamos dinero a una persona, nosotros no conocemos el valor de nuestra inversión. Cuando uno invierte en los mercados financieros, la cotización de los diferentes instrumentos y por lo tanto el valor de nuestra inversión está en tiempo real.

Esto hace que muchas personas, cuando baja el precio de las acciones, se asusten y piensen que han perdido dinero. En realidad no es así: siguen poseyendo el mismo número de acciones. Si es una empresa que marcha bien, el precio de sus acciones tarde o temprano el mercado lo reconocerá.

Lo mismo sucede con los instrumentos de deuda, principalmente los de largo plazo: aunque sean a plazo fijo y tasa fija, su valor puede cambiar todos los días, simplemente porque se cotizan (se pueden comprar o vender antes de su vencimiento).

Nosotros no vemos que el valor de nuestra casa cambie todo el tiempo, porque esta no cotiza en los mercados financieros. Pero si lo hiciera, pasaría exactamente lo mismo. A lo mejor en un momento de crisis económica nos daríamos cuenta que ha perdido una parte de su valor y nos podría dar pánico de que siguiera cayendo. Por lo que quizá pensaríamos en vender en ese momento.

Pues bien, eso mismo es lo que pasa de manera psicológica cuando la gente ve que el valor de su portafolio ha caído de manera importante, durante épocas de crisis. De manera equivocada, venden en el peor momento. Pero es un efecto psicológico, un miedo muy real. Por eso hay que tener cuidado y nunca asumir un riesgo que no tengamos controlado.

Agrandes rasgos así funcionan los mercados y este conocimiento es esencial para invertir en línea.

Paso a paso

Para invertir en línea de manera eficiente, debes seguir los siguientes pasos:

Paso 1: Tener muy claros los objetivos de tu inversión

Definir qué es lo que queremos lograr con el dinero que vamos a invertir, y en cuánto tiempo. Eso nos permite saber, de una manera por lo menos intuitiva, cómo debemos invertir nuestro dinero, así como nuestra selección de instrumentos y estrategias.

Por ejemplo, si es una inversión de corto plazo (nuestro fondo para emergencias), necesitaremos instrumentos con una liquidez muy alta, y el menor riesgo posible. Pero si es una inversión de largo plazo –como pagar la educación superior de nuestros hijos– entonces podemos invertir en instrumentos de mayor plazo y podremos asumir un poco más de volatilidad a cambio de un mejor rendimiento potencial.

Paso 2: Tener una estrategia

Una de las grandes ventajas de las inversiones en línea es que podemos operar de manera conservadora, construir un asset allocation adecuado y efectuar muy pocos movimientos, o bien podemos operar como trader, entrando y saliendo del mercado de manera diaria. En otras palabras, podemos implementar casi cualquier estrategia de inversión.

¿Somos inversionistas patrimoniales, y nos enfocamos en nuestro objetivo? O bien, ¿somos traders y nos enfocamos en el rendimiento?

Uno de los errores más frecuentes que cometen las personas que empiezan, es tratar de adivinar o de seguir sus corazonadas. Es claro que esto no funciona así. Antes de comprar un instrumento, debemos tener muy claro por qué lo estamos haciendo, si el movimiento está acorde con nuestra estrategia, y cómo afectará la composición y riesgo de nuestro portafolio. Lo mismo a la hora de vender: siempre debemos tener una buena razón para hacerlo.

Muchas personas diseñan una estrategia pero fallan a la hora de aplicarla. Por ejemplo, pensemos en una persona cuyo plan de inversión incluye vender una acción si ésta rompe su soporte de mediano plazo. Pero en lugar de hacerlo, la mantiene, porque “siente” que ya tocó fondo y que va a rebotar.

Esto, desafortunadamente, es mucho más común de lo que parece. Muchas personas compran una acción solo porque ha bajado mucho de precio, sin entender si este movimiento obedece a cuestiones fundamentales o de valuación. Y luego se dan de topes porque no sucedió “lo que esperaban”. La única forma de no autoengañarnos es aplicar nuestra estrategia y sus herramientas de forma disciplinada, siempre. Seguirla al pie de la letra. Aunque nuestro “corazón” nos diga lo contrario.

Paso 3: Elegir a nuestro intermediario de manera inteligente, cuidando los costos

Si vamos a hacer operaciones frecuentes, nos conviene seguramente buscar la casa de Bolsa o broker en línea que maneje los costos de operación más pequeños. Para los traders es esencial hacer operaciones de tipo stop loss, por lo que requieren un operador que las maneje en su plataforma.

Si nuestra estrategia es de más largo plazo, debemos buscar limitar los costos fijos (pagos por información en línea, por ejemplo) lo más posible.

A la hora de elegir a nuestro intermediario, también es importante considerar el monto de apertura, los servicios de valor agregado que tiene su plataforma, como velocidad de ejecución o herramientas de análisis.

Revisa el cuadro con las características principales de los diferentes brokers en línea que existen en México; todos ellos autorizados por la CNBV.

Paso 4: Primero controla el riesgo, luego el rendimiento

Esto debe ser parte de nuestra estrategia y metodología de inversión que decidamos implementar. Lo queremos enfatizar porque muchas personas lo olvidan. El riesgo se debe conocer y se puede controlar, y hay maneras muy distintas para hacerlo.

Los traders, por ejemplo, al invertir en línea deben hacer uso de herramientas tipo stop loss que les ayuden a cortar sus pérdidas. Buena parte del éxito de un trader se basa en ello: en dejar correr las ganancias lo más posible, y cortar rápidamente las pérdidas.

Pero los inversionistas patrimoniales no deben olvidar tampoco controlar los riesgos. Una forma sencilla es a través del rebalanceo del portafolio, o de ir disminuyendo nuestra exposición al mercado de capitales mientras más nos vamos acercando a nuestro objetivo.

Por otro lado, cuando hablamos de inversiones a largo plazo nos referimos a un horizonte de inversión, no a que tenemos que estar siempre invertidos o que no podemos hacer cambios. Se vale tomar utilidades. Se vale vender un instrumento cuando cambian sus perspectivas futuras o cuando encontramos una empresa que nos gusta más.

Muchas veces puede ser inteligente salir a tiempo del mercado, cuando claramente ha cambiado la tendencia. Identificar ese cambio requiere también la aplicación de herramientas y metodologías disciplinadas.

Paso 5: Opera

Ahora sí, podemos comenzar a hacer nuestras operaciones siguiendo el plan, la estrategia que nos hemos trazado. Debemos recordar que cada movimiento que hagamos debe ser bien pensado y debe encajar dentro de nuestro plan.

Lo peor que podemos hacer es invertir siguiendo nuestros sentimientos o emociones, porque muchas veces nos hacen tomar decisiones equivocadas. La metodología, nuevamente, es esencial. Siempre debemos tener una razón poderosa para entrar o salir del mercado, o bien para comprar o vender un instrumento. Al no tener ningún tipo de asesoría, engañarnos a nosotros mismos puede ser muy fácil.

Paso 6: Aprende de tus errores

Todos cometemos errores, incluso los inversionistas más renombrados lo han hecho. Lo que hace la diferencia es aprender de ellos y no volverlos a cometer. La inversión, como la vida completa, es un proceso de aprendizaje. Siempre podemos ser mejores si tenemos la capacidad de aprender.

Linea3

Anuncios

2 pensamientos en “¿CÓMO INVERTIR EN LÍNEA?

  1. Hola, Gran artículo. Tengo una duda y quisiera saber si pudieran ayudarme. Leí con interés el concepto de Kuspit y he dado una vuelta a su sitio en Internet. Los costos lo hacen una opción muy accesible.

    Mi pregunta es: ¿Que tan seguro es este sistema contra un Fraude de la misma empresa? Entiendo que el contrato es “Virtual”, en caso de desaparecer quien y con que documento se amparan mis inversiones?

    Muchas Gracias

    • Hola Omar:
      Muchas gracias por tu comentario. Nos alegra saber que lo disfrutaste.
      Mira, Kuspit es una casa de Bolsa que ofrece a sus clientes únicamente los servicios de operación en línea. Sin embargo, cabe destacar que es regulada y supervisada por las autoridades financieras mexicanas (por ejemplo, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores) en los mismos términos en los que otras casas de Bolsa tradicionales son reguladas. Por lo tanto, no implica ningún riesgo adicional si inviertes en línea o de forma tradicional, porque las normas son las mismas.
      ¡Saludos!
      Dr. Milton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s