CORRECCIONES EN LOS MERCADOS

Del análisis técnico a las razones

CORRECCIONES EN LOS MERCADOS

Por Clem Chambers / Traducción Genaro Grajeda

Con tantos mercados accionarios en la parte alta, es una apuesta sencilla decir que tendrán que corregir, lo que significa que debemos esperar que muy pronto habrá una caída. Cuatro de cada cinco veces que un gran canal se encuentra en lo alto, será seguido por una corrección. Ya ha pasado un largo rato desde que hice las cuentas de ello, así que los números exactos pudieron haber cambiado, pero no por mucho.

Los swing traders (operadores técnicos) confían en que se presenten estas correcciones y la hipótesis del mercado eficiente es, desde luego, la maldición de todos los especuladores, y tiene algo que decir en el asunto.

Una ruptura (o cambio de tendencia) vale cuatro veces la reversión, así que si tenemos un canal como el de ahora y llega a la cima, entonces podemos esperar que se hunda en cuatro ocasiones. Desde 2008 estas caídas han sido cercanas a -10%.

Esto significa que las caídas tendrían un valor de -40%. Esto es gigantesco si vemos un gráfico corto e imaginamos la ruptura y una gigantesca caída (esto no se ve tan descabellado si consideramos todos los factores involucrados).

Si el mercado cae, de este punto en adelante no hay un soporte para mantenerlo y que explotaría aún más.

Más allá de la historia conocida

Toda esta plática técnica es, desde luego, un montón de tonterías para la preocupación de la gente, ¿por qué debería explotar el mercado?

Los gobiernos de los mercados desarrollados desconectaron las acciones en el año 2000 con la caída de las puntocom. Ellos cambiaron todo tipo de reglas que daban golpes bajos a las acciones, como reglas de pensión, forzar dinero a bonos, etcétera.

Los bonos estuvieron en burbujas y los activos explotaron en créditos baratos. Los gobiernos comenzaron a poner impuestos en todo lo que se les cruzaba. Crisis de crédito, crisis de deuda soberana, acantilado fiscal… todos conocemos esa historia ahora.

Lo que es menos conocido es que, durante ese periodo, la oferta monetaria fue, privatizada en gran medida. La privatización trae eficiencia, así que la explosión de oferta montería no fue tóxica hasta que se perdió el camino en la crisis crediticia. El sector privado falló y el sector público ha tratado de sustituir este sistema de oferta monetaria en el sector público de nuevo.

Esto es un poco difícil porque el control de la oferta monetaria del sector público no está tan directamente relacionado a la oferta y demanda, y los gobiernos no son exactamente famosos por su habilidad, trabajo duro y eficiencia.

El resultado es que la flexibilización cuantitativa (Quantitative Easing —QE) que se observa en el mundo desarrollado, es un vendaje alrededor de la economía, pero más significativamente alrededor de los gastos fuera de control en Europa, Estados Unidos y Japón.

Estas economías han creado deudas insostenibles.

¿Qué esperar?

Podría convertirme en el portador de malas noticias en este punto y decirles que es momento de comprar oro, balas, puré de papa deshidratado y una casa de campo en el lugar más recóndito de tu país, y esperar a las hordas hambrientas de refugiados zombis apocalípticos creados por el colapso de las economías de occidente… pero no lo haré.

La solución a todos nuestros problemas es bastante simple: reducir la deuda a la mitad.

Puede hacerse como los Argentinos, o a la antigua, que es con una inflación de 7% durante cinco años.

Gran Bretaña ha estado haciendo esto desde 2008, pero no ha logrado mantener sus gastos bajo control para eliminar su deuda con suavidad. En pocas palabras, un ataque de 50% de inflación resetearía todas las economías del occidente a la sostenibilidad.

¿Alguien conoce otra forma plausible de lograr esto? La tienes, ¿es tan sencillo como pedirle a tu impresora de dinero agregue otra cifra? Digamos entonces que esto es inevitable.

Los japoneses dirán que lo sienten, los norteamericanos lincharán a algunos criminales financieros y los culparan, los británicos dirán “oops, estamos sorprendidos”, pero al final sucederá.

Entonces, ¿qué tiene esto que ver con acciones? Las acciones serán balísticas y luego habrá una estampida alejándose de los bonos que hará que las acciones exploten como globos.

La pregunta entonces es, ¿cuándo sucederá esto? Los gráficos dicen que esto podría ser ahora mismo.

Mientras que cuatro de cada cinco ocasiones los gráficos dicen que vamos en picada, tendremos que esperar a que suceda la gran manifestación cuando los gobiernos lancen la “monetización de la deuda”, y esto sucederá pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s