UN PORTAFOLIO BRILLANTE

Inversión en diamantes

UN PORTAFOLIO BRILLANTE

Por Óscar Granados Bartolo / Foto Dreamstime

Diamantes1

Entrar en el mercado de piedras preciosas es todo un arte. En nuestro país hay opciones, pero queda afuera todo un mundo por recorrer.

Cuenta la leyenda que los primeros diamantes fueron encontrados en la India hace 8 mil años a lo largo de los ríos Penner, Krishna y Godavari, y desde entonces han sido apreciados por sus cualidades físicas y se les ha asociado con riqueza, estatus económico y bienestar.

Durante siglos, estas piedras preciosas han sido relacionadas con cualidades sobrenaturales incluyendo el poder de proteger a su portador y darle una buena salud. Algunas personas, incluso, ingieren diamantes con la esperanza de recuperarse de una enfermedad.

Antiguos hindúes creían que los diamantes despedían vibraciones silenciosas con el poder de curar el cerebro y el corazón. Además se cree que pueden conciliar peleas entre una pareja, de ahí la referencia al diamante como la “piedra de la reconciliación”.

Su valor se ha vuelto inquebrantable y por ello se han pagado sumas importantes para adquirirlos. En diciembre de 2008, un comerciante de joyas británico pagó más de $24 millones de dólares por un diamante de 35.56 quilates, de color gris azulado Wittelsbach en una subasta de Christie’s en Londres.

El 16 de noviembre de 2010, un diamante de 24.78 quilates, rectangular rosa fue vendido en las subastas de Sotheby’s Geneva por el precio récord de $45.75 millones de dólares. En las transacciones privadas el precio ha sido superior. La reciente crisis financiera es responsable de los altos precios que han alcanzado estas joyas. Los inversionistas han optado por adquirir objetos tangibles fácilmente almacenables.

De acuerdo con KPMG, la venta mundial de joyería en el mundo irá en aumento y crecerá de manera importante. Según la consultoría hacia 2015, la industria será de $230 mil millones de dólares, en donde China e India serán los mercados más importantes, superando a Estados Unidos.

Al ser un bien escaso y finito, la inversión en piedras preciosas se ha convertido en una tendencia importante, ya que sus precios nunca dejarán de subir en el largo plazo. El diamante es carbono puro cristalizado, generado a importantes profundidades de la corteza terrestre. Se necesitan extraer 400 toneladas de tierra y roca para poder obtener un diamante de calidad gema de un quilate.

Roxana Laforesh, jefa del departamento de joyería y relojes de la casa de subastas Morton, expone que comprar y vender diamantes es un buen negocio. “La crisis económica ha incentivado el valor de ciertos diamantes, pero hay que poner atención en lo que se adquiere”, argumenta la también gemóloga joyera graduada, por parte del Instituto Gemólogo de América.

Diamantes2Distintas opciones

Para las personas que buscan comprar y vender diamantes y obtener un rendimiento, lo más conveniente es que busquen aquellos que son de color, pues son los que dan mayor rentabilidad al ser minerales poco habituales en el mercado.

Rapaport, un firma que ofrece una lista de precios puntual, indica que aquellos de color azulado o rosado –considerados los más caros– han logrado un aumento de 20% anual en los últimos años.

“Hay que poner atención en la calidad y el peso”, afirma la experta de Morton. “Con ‘calidad’ me refiero a que sea una gema con muy buena claridad y color; por ejemplo, los diamantes que tienen un tinte amarillento ya visible, aunque estén limpias, van a tener un precio más bajo. En cambio una piedra de color intenso o completamente incolora va a tener un precio alto”, agrega.

Este negocio debe considerarse de largo plazo, expone un análisis de la consultora Bain & Company. Una opción rentable es comprar acciones de empresas que cotizan en Bolsa y cuya principal labor es la producción de diamantes. Entre estas compañías están Alrosa, Gem Diamonds, Harry Winston y Petra Diamonds.

Otra manera de invertir en estas piedras preciosas es a través de la adquisición, tenencia y venta vía las plataformas de negociación. Por ejemplo, la Bolsa de Diamantes de Singapur (SDX), que nació en 2011, cuenta con una plataforma exclusiva para los inversionistas privados para adquirir carteras de diamantes a precios de mayorista, como una cobertura contra la volatilidad en los mercados. El fondo tiene como objetivo gestionar $100 millones de dólares en sus carteras de diamantes en los próximos años.

El modelo de SDX también gestiona las cuentas individuales de los clientes, la emisión de los informes trimestrales de la cartera y las valoraciones sobre la base de los precios del IDEX (International Diamond Exchange), que es un sistema mundial que une a los comerciantes de joyería y que cuenta con más de $0.5 mil millones dólares de los inventarios de piedras preciosas.

Debido al gran interés, en China varias instituciones financieras han sido pioneras en nuevos enfoques. El ICBC (Banco Industrial y Comercial de China) lanzó un fideicomiso de $3 millones de dólares, especializado en diamantes, pero este servicio solo lo ofrece a sus clientes de banca privada.

En 2011, el China Merchants Bank (CMB) puso en marcha una plataforma de negociación en diamantes como parte de su servicio de banca privada. Esta cuenta con una base de datos de los diamantes internacionales que los clientes pueden buscar para comprar y vender, en la actualidad tiene más de 200 piedras de tres quilates o más en su inventario.

Los inversionistas pueden invertir en Exchange Traded Funds (ETFs) que están respaldados por diamantes. Por ejemplo, en marzo de 2012, una compañía llamada Índice de IQ presentó una solicitud ante la Securities and Exchange Commission (SEC, en Estados Unidos) para lanzar un ETF respaldado por los diamantes físicos.

El objetivo del fondo es invertir en paquetes a precios de mayorista, centrándose en un quilate de diamante de alta calidad. El fondo tiene como objetivo emitir acciones que cotizan en Bolsa a un precio por el valor del activo neto de su inventario de diamantes.

Otra alternativa es invertir en un fondo mutuo, el cual requiere por lo menos $1,000 dólares y que conviene para aquellas personas que se están iniciando en el negocio.

Roxana Laforesh, de Morton, indica que en México las casas de subastas son el punto ideal para comprar y vender diamantes. “Particularmente se ofrecen en joyería y relojes, excelentes piezas a un precio mucho más atractivo del que lo van a conseguir en una tienda al menudeo”, resalta.

Diamantes3

Los grandes mercados

China y la India son los mercados en donde la demanda de diamantes ha ido en aumento en la última década, debido a los fuertes avances económicos en ambos países. De acuerdo con un estudio de la consultora Bian & Company, China es ahora el segundo mayor mercado de diamantes, después de Estados Unidos, con una demanda creciente de 18% anual. La India es la tercera más grande, con un crecimiento del 17%.

“El mercado de diamantes en ambos países se está desarrollando rápidamente. El número de puntos de venta al por menor de joyería se ha disparado, y un número creciente de consumidores están adoptando la costumbre occidental de dar regalos de diamantes para celebrar compromisos, bodas y aniversarios. Muchos consumidores están viniendo a ver diamantes como inversión”, destaca.

La firma consultora expone que los diamantes podrían ser un acelerador que impulse el mercado de lujo global. En 2012, según Bian & Company, la demanda de EU se mantuvo relativamente estable, a pesar de la incertidumbre económica que presionó a algunos consumidores, por lo cual gravitaron hacia joyas y piedras más baratas. En Europa, afirma, la crisis ha seguido erosionando el mercado.

En América Latina, los mercados más importantes para los diamantes son Brasil y Paraguay. En la región, el comercio de piedras preciosas es en gran parte informal y muchos se venden en el mercado negro para evadir impuestos. De acuerdo un informe de Rapaport, el aumento del desempleo y la reducción del gasto público serán determinantes para la demanda de diamantes. Bian & Company es optimista al respecto, pues espera que en 2020 la industria de diamantes supere los $60 mil millones de dólares.

Varios instrumentos

La inversión en diamantes se puede hacer a través de:

  • Empresas productoras en Bolsa (Alrosa, Gem Diamonds, Harry Winston y Petra Diamonds)
  • Exchange Traded Funds (Índice de IQ)
  • Casas de subastas (Morton, Christie’s y Sotheby’s)
  • Fideicomisos bancarios (ICBC y CMB)
  • Bolsa de Diamantes de Singapur (SDX)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s