CAÍDAS DEL SISTEMA BURSÁTIL

La tecnología no tiene palabra de honor

CAÍDAS DEL SISTEMA BURSÁTIL

[Por Clara Zepeda / Foto Dreamstime]

La puesta en marcha del nuevo Motor de Negociación Transaccional de la BMV responde a la necesidad de hacer más operaciones en el menor tiempo posible. Sin embargo, puede tener fallas cuyo costo puede ser muy alto.

La puesta en marcha del nuevo Motor de Negociación Transaccional de la BMV responde a la necesidad de hacer más operaciones en el menor tiempo posible. Sin embargo, puede tener fallas cuyo costo puede ser muy alto.

Los tiempos han cambiado y manera de operar de los inversionistas también. Las plataformas tecnológicas en los mercados bursátiles se han adaptado a esa evolución. Pero los sistemas no son infalibles y los tropiezos tecnológicos tienen un alto costo.

Hace 14 años, el silencio se apoderó del piso de remates de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), cuando la totalidad de la negociación accionaria dejó de hacerse a “viva voz”. El 11 de enero de 1999, inició el funcionamiento de BMV-SENTRA Capitales, sistema al que tenían acceso todos los miembros de la Bolsa para la formulación de posturas y concertación de operaciones en el mercado de capitales.

Tanto los intermediarios, como la propia BMV consideraron que México tenía un mercado bursátil más transparente, más competitivo, con mejores precios y menores costos de operación.

Una década más adelante, la institución bursátil debió dar otro salto tecnológico ante el rezago que estaba experimentando, en comparación con varios intermediarios bursátiles. “No podían dar una respuesta más rápida a sus clientes porque la BMV no daba esas facilidades, además de que se quería atraer a inversionistas internacionales”, señala Guillermo Zevada, Institutionals Sales de Acciones y Valores Banamex Casa de Bolsa (Accival).

Fallas4

MoNet en acción

El 3 de septiembre de 2012 se introdujo el nuevo Motor de Negociación Transaccional (MoNet), con el cual la Bolsa Mexicana de Valores dio un paso decisivo para asegurar el futuro de su modelo tecnológico, que combina la velocidad que requieren las fórmulas actuales de negociación, con la seguridad necesaria para el buen fin de las operaciones.

De acuerdo con Enrique Ibarra, director general adjunto de Tecnología de Grupo Bolsa Mexicana de Valores, el monto operado, a partir de la puesta en marcha del nuevo sistema, se ha incrementado en un 20%.

Con una inversión de $150 millones de pesos y completamente hecho en México, MoNet tiene un tiempo de respuesta en menos de 90 millonésimas de segundo, además de atender 100 mil transacciones en un segundo; mientras que el BMV-SENTRA tenía un tiempo de respuesta de entre 30 y 60 milésimas de segundo y sólo podía atender 243 transacciones en un segundo.

“Como todo sistema nuevo no ha estado exento de tener algunos incidentes asociados a su estabilización, pero en términos generales el beneficio es muy evidente (…) Hicimos un cambio tecnológico muy profundo. Fue un trasplante de corazón y de pulmones, por lo que se ha tenido interrupciones asociadas a la estabilización del nuevo sistema; pero comparativamente con lo que ha pasado en otros mercados, las interrupciones que hemos tenido han sido pocas”, aseguró Ibarra.

“Pero la tecnología no tiene palabra de honor y falla. Tuvimos seis interrupciones en el año pasado por fallas tecnológicas: tres con BMV-SENTRA y otras tres con MoNet. Pese a ello, nuestra disponibilidad está en un nivel de 99.8%, que es acorde con estándares de clase mundial, y comparativamente está en buena posición, a pesar de ser un año de cambio tecnológico”, afirma el directivo de la BMV.

Fallas2

Fallas costosas

Según Luis Téllez, presidente de la BMV, las fallas tecnológicas en la plaza bursátil mexicana no son exclusivas del mercado nacional, ya que otros mercados también se encuentran en una batalla constante para recuperar la confianza de los inversionistas.

Un ejemplo es la Bolsa de Londres (London Stock Exchange – LSE), que sufrió un fallo técnico el 25 de febrero de 2011, el cual detuvo los intercambios bursátiles por más de tres horas. Pese a las incidencias en la plataforma basada en Linux de la plaza londinense, los inversionistas pudieron negociar por plataformas alternas, como Chi-X Europe y BATS Europe, que se han convertido en los últimos años en la principal competencia de la Bolsa de Londres.

Los problemas técnicos sufridos en Wall Street en agosto pasado, que provocaron un volumen insólitamente elevado en más de un centenar de valores, pudieron haberle costado aproximadamente $440 millones de dólares a la firma de corretaje que los provocó: Knight Capital. Este problema estuvo relacionado con la instalación de un software para realizar transacciones en los mercados y que provocó que Knight enviara numerosas órdenes erróneas de valores cotizados en la Bolsa de Nueva York (NYSE).

Prácticamente desde que sonó la campana que da inicio a las contrataciones en Wall Street, y durante alrededor de 45 minutos, cerca de 150 valores que se cotizan en el parque neoyorquino registraron unas actividades atípicas que dejaron a los corredores de Bolsa preguntándose qué estaba ocurriendo.

Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex, explica que los recesos administrativos tienen un alto costo de oportunidad para el inversionista, ya que los mercados internacionales siguen operando y ellos no pueden realizar transacciones; el impacto es aún mayor para las casas de Bolsa o intermediarios.

Rubén Domínguez, gerente de Análisis y Administración de Portafolios de DerFin, Consultoría Financiera, detalla que hasta cierto punto es normal que haya recesos administrativos en las Bolsas, el problema es la recurrencia y la duración en la que estos se dan. Comenta que las fallas tecnológicas en la BMV afecta a los clientes y a los intermediarios, ya que no pueden realizar sus operaciones de compraventa en los niveles que deseaban. Los inversionistas pierden una oportunidad de inversión (posición) y los intermediarios no pueden cobrar las comisiones por operación. Pero el costo real depende mucho del tipo de participante y de la entidad financiera, pues quizás los más afectados sean los inversionistas muy activos o casas de Bolsa con elevada actividad de cruces.

Para ambos directivos, es difícil hacer una estimación exacta de a cuánto ascenderían las pérdidas por los recesos que se registran en la BMV. Por su parte, el presidente de la BMV es consciente de que “quien está operando no le gusta que los sistemas no funcionen”, pero deja claro que “no ha habido pérdidas millonarias de ningún tipo por estos recesos, ya que MoNet tiene sus procesos revisados y las fallas que se presentaron en programación, en situaciones no previstas, han sido corregidas”.

A pesar de las fallas de operación que sufrió la BMV durante 2012, la liquidez aumentó de $12 mil millones a más de $15 mil millones de pesos desde que se instaló el MoNet.

De manera paralela, la tecnología disponible ha aumentado su capacidad y su potencia. Pero, de acuerdo con la BMV, la rapidez que se exige a la tramitación de órdenes en los mercados financieros debe ir acompañada por la máxima seguridad. Sin ese aditamento, todo el esquema se vendría abajo.

Fallas3

Seguridad vulnerada

BullTick Casa de Bolsa, en abril del año pasado ingresó posturas de venta de ocho mil 281 canastas del IPC al Sistema Electrónico de Negociación, a un precio único de $43.85 pesos, lo que originó un problema en los procesos de administración de garantías y riesgos.

En la CCV se detecta un problema en los procesos de administración de garantías y riesgos, debido a las operaciones que se ejecutaron a causa del error cometido. Con el riesgo de ejecución del total de las posturas a un precio erróneo, se planteaba la incapacidad del intermediario de afrontar esas obligaciones y la posibilidad de comprometer la red de seguridad de la CCV. La BMV calculó que el impacto momentáneo en la valuación de las 13 emisoras del IPC afectadas sumó $72,300 millones de pesos.

Para resolver esta situación, la Bolsa determinó la cancelación de 2,276 operaciones realizadas en condiciones de error, con un importe total de $2,083 millones de pesos. A petición de BullTick, se retiraron de todas las posturas vigentes del intermediario en el libro electrónico de negociación, incluidas 923 posturas pre-asignadas en subastas por rompimiento de parámetros, cuyo valor ascendía a más de $3,860 millones de pesos.

El “error de dedo” de BullTick no le hizo gracia al gremio bursátil, ya que el sistema no contaba con los filtros para detener las órdenes. Tampoco fue bien visto que la BMV cancelara las posturas de manera unilateral, pero de no haber actuado así, hubiera sido imposible que la casa de Bolsa hiciera frente a todos los compromisos de pago generados.

Al final, Bulltick solicitó a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) que retirara su licencia para operar en el mercado mexicano.

Este evento desafortunado hizo que la atención se centrara en los filtros de seguridad al momento de iniciar a operar el sistema MoNet, ya que estos son tan importantes como la velocidad y capacidad en el número de operaciones, ya que si hay fallos, deben corregirse antes de que las órdenes se negocien.

A raíz de que los sistemas financieros son más globalizados, la velocidad de respuesta de las Bolsas es un factor de competitividad. Gracias a las velocidades vertiginosas que se imponen hoy en la negociación de órdenes, empieza a producirse un cambio en la geografía de los mercados. Sin embargo, la adopción de nuevas tecnologías es fundamental para mantener a la BMV a la vanguardia de los mercados del mundo.

Anuncios

2 pensamientos en “CAÍDAS DEL SISTEMA BURSÁTIL

  1. Pues dirán todo lo bueno que quieran. En la práctica ha sido evidente que el monet es un gran fraude en todos los sentidos. Jamás se habían tenido tantos problemas en la BMV como en el último año. Nadie dice ni hace nada más allá de dar pretextos estúpidos como “los sistemas tecnológicos fallan”, ¡genios! ¡No lo sabíamos! Es evidente la incapacidad de Luis Téllez y el encargado de la parte tecnológica de BMV Enrique Ibarra para tener una Bolsa verdaderamente a la vanguardia. Lo único que han logrado es mandar mensajes negativos a las empresas e inversionistas que confian en el mercado mexicano. Este tipo de fallas generan grandes pérdidas que obviamente son repartidas también entre los pequeños inversionistas que al final de cuentas tienen que pagar los platos rotos por la ineptitud de quien comanda la BMV.

    • Hola Fernando:
      Muchas gracias por compartirnos tu opinión y unirte a la conversación de este tema que atañe directamente a todo el público inversionista.
      ¡Saludos!
      Equipo Inversionista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s