El regreso de la OPI fallida

Una OPI fallida no significa que la empresa sea fallida. Se podría decir que el banco colocador de la OPI de la empresa es responsable de aprovecharse de los inversionistas que compran la OPI, ya que este representa a los antiguos accionistas que quieren vender, no a los nuevos que quieren comprar un pedazo de la acción.

Post-OPI, la cotización de la acción fluctuará hacia arriba y hacia abajo, otra OPI fallida… Pero las acciones no bajan para siempre, de la misma manera que no suben para siempre. Después de un año o dos, tocan fondo y están listas para despegar. A menudo, esto puede ser porque le ha tomado un año o dos a los diversos accionistas, nuevos y viejos, el sentirse cómodos con la nueva configuración. Cuando la acción toca fondo, se convierte en una buena candidata para agregarla a su portafolio. Al igual que con todas estas maneras, puede utilizarlas por sí solas o, mejor aún, combinarlas para hacer un más riguroso proceso de selección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s