RIESGOS LIMITADOS

Qué pasa con tu inversión si la emisora quiebra

RIESGOS LIMITADOS

[Por Adrián Díaz / Ilustraciones Tomás Benítez]

Muchos creen que sólo los grandes millonarios pueden invertir en Bolsa. Sin embargo, existen mecanismos que permiten a personas con ingresos medios entrar al mercado bursátil.

Carlos Ponce, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Grupo BX+, comenta que el principal motivo por el cual la gente se resiste a invertir en Bolsa es la falta de conocimientos: “Falta información. No es por el riesgo ni por lo complicado ni por la volatilidad ni por los montos; simplemente es por un tremendo desconocimiento. La gente percibe el tema de la inversión como muy alejado, sólo para especialistas. La inversión es un tema universal que la gente debe de conocer y que, en un sentido amplio, es importantísimo para la construcción de un patrimonio que al final se traduzca en estabilidad y tranquilidad. ¿Cuánta gente dice que quiere poner un negocio, pero no tiene tiempo? Esta es la opción para convertirse en dueño de compañías de primer mundo. Tu socio se puede llamar Carlos Slim, Antonio del Valle u otro de los inversionistas más reconocidos globalmente”.

Quiebra2

Perder el miedo a la Bolsa

Para terminar de una vez por todas con el temor a los temas bursátiles, definiremos dos conceptos de vital importancia:

  • Acciones. “En términos generales, hay muchos tipos de acciones. Pero en resumen, una acción es un título que al adquirirlo te hace dueño de una parte proporcional de una empresa. Cualquier persona (física o moral) puede comprar acciones, siempre que esté en capacidad de ello y que sea mayor de 18 años. No hay limitante”, explica Óscar Carbonell López, director y profesor del área de dirección financiera del IPADE. Ahora que sabemos que con la acción te corresponde una parte proporcional de la compañía, es importante aclarar correrás los mismos riesgos que esta, por pequeños o grandes que sean. El destino de la firma está en manos siempre de los accionistas.
  • Títulos de deuda. Generalmente, cuando las empresas planean expandirse, piden dinero prestado de dos maneras:
  1. Directamente con el banco.
  2. A través de los mercados de deuda. Piden capital a otras empresas o a personas físicas.

Los emisores de deuda pueden ser:

  • El gobierno. Considerado como el emisor más seguro
  • Instituciones financieras. Segundo nivel de riesgo universal
  • Las empresas. Dependiendo de las características de cada compañía es mayor o menor el riesgo

“Digamos que soy dueño de una pastelería y tengo 1,000 metros cuadrados. Me va tan bien que quiero hacer otros 500 metros cuadrados en el terreno adjunto. Para eso necesito invertir $100 pesos. Como empresa puedo pedirle a un banco que me preste el dinero directamente o el mismo banco puede hacer una colocación; es decir, en lugar de darme todo el dinero, busca otros inversionistas y los trae a la mesa para que me presten. Para obtener los $100 pesos, la pastelería de endeuda y otros le prestan el dinero para hacerlo. Antes, la empresa explica en qué y para qué está pidiendo el dinero. Cuando la gente compra deuda, le presta dinero a una firma, pero no es dueño de nada. A cambio recibirá pagos futuros a cierta tasa de interés”, explica Rodrigo Ocejo Rojo, director general de la casa de Bolsa Kuspit.

Conoce los riesgos

La mejor forma de participar en el mercado accionario es entendiéndolo como lo que realmente es: una alternativa que te ofrece la posibilidad de volverte accionista, dueño de una proporción de una o un grupo de compañías de las más importantes en el mercado. “Cuando realmente empiezas a pensar como dueño es cuando entendemos mejor esta inversión. En términos generales, es el mismo razonamiento que tendrías si quisieras poner tu propio negocio o si fueras dueño de una compañía”, comenta Ponce.

Como propietario (por las acciones adquiridas), también existen riesgos, los cuales pueden terminar en la quiebra de la empresa. En este punto, vale la pena aclarar que una declaratoria de banca rota no se da de la noche a la mañana. Siempre hay una serie de indicadores fundamentales que advierten que algo anda mal y que hablan, desde luego, de un deterioro en los resultados de la firmas: sus cifras de ingresos, de ventas, un mayor nivel de apalancamiento, etcétera.

Cuando las cosas andan mal, normalmente, las acciones comienzan a bajar de precio, y en una situación extrema pueden desplomarse. Los inversionistas pueden sufrir por un buen tiempo hasta que la empresa vuelva a retomar la estabilidad. Pero en caso de que la firma terminara por desaparecer, se tendría que ver en qué situación negocian los accionistas para tratar de recuperar algo.

La quiebra

“Cuando una empresa entra en proceso de quiebra, va pagando todas sus deudas con el dinero que queda, según el orden de presencia. Los últimos en cobrar siempre son los accionistas, es decir, los dueños. Entonces, tras una declaratoria de quiebra, es raro que los inversionistas recuperen algo. Por eso es muy importante no comprar acciones de una sola empresa –señala Carbonell López–. En el caso de los títulos de deuda, el tenedor cobra antes que el dueño”.

Al respecto detalla José Oliver Ambiá, director de la Licenciatura en Administración Financiera, del Tec de Monterrey, Campus Santa Fe, señala que “cuando una compañía entra en quiebra, según marcan las leyes mexicanas, tiene estatutos, preferencias o protocolos a seguir para liquidar las deudas. Por ejemplo, si tiene deudas con el Seguro Social, el Infonavit o cuotas sociales, estas se tienen que liquidar primero; posteriormente se tiene que liquidar todo lo que sea impuestos federales, estatales o municipales que estén pendientes de pago, y luego atender a los acreedores y el resto”.

Por esta razón, los instrumentos de deuda son menos riesgosos, pero su rentabilidad es menor, cumpliendo así la máxima de que “a mayor riesgo, más rendimiento”.

Quiebra1

Si la empresa deja de cotizar en Bolsa

Si invertiste en acciones, y la emisora deslista sus acciones, la empresa debe formular un precio de liquidación, que debe estar avalado por la CNVB, y recomprar tus títulos. En este caso no pierdes toda tu inversión.

Si invertiste en títulos de deuda, estos no pierden su valor, sino que se cobran en el plazo establecido. Es una deuda que contrajo la empresa con el inversionista, independientemente de que la firma siga cotizando en Bolsa o no y tiene la obligación de pagarla.

No hay una fórmula que nos indique qué instrumento es el que más nos conviene. Lo recomendable es buscar asesoría profesional para que, a través de un análisis personalizado, diseñemos nuestra propia estrategia de inversión. “El perfil prácticamente está definido por clasificadores como el horizonte de inversión. Mientras más largo, lo más recomendable es invertir en Bolsa. Por eso insistimos en que la gente joven (y muy joven, casi niños) tiene un perfil ideal. El objetivo depende de qué tan agresivo eres. Aunque parece mentira, hay personas que no tienen objetivos ambiciosos, y que prefieren rendimientos modestos. Pero si buscamos buenas ganancias, y mientras más afecto seamos al riesgo, lo más mejor es invertir en el mercado bursátil”, concluye el director de análisis y estrategia bursátil de Grupo BX+.

La puerta de entrada al mundo bursátil

Para decidir qué acciones comprar y cómo, de la manera más segura posible es a través de los fondos de inversión. Puedes invertir en deuda del gobierno, corporativa o en acciones de empresas que cotizan en Bolsa.

“En un fondo de inversión aportas cantidades relativamente pequeñas ($10 mil pesos) que se diversifica en diferentes instrumentos. Cualquier banco y casa de Bolsa ofrece estos fondos”. Óscar Carbonell López.

El mercado bursátil mexicano, de los más regulados

Este mercado está regulado por la Ley de Mercados de Valores. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) vigila cada colocación que se hace en la Bolsa Mexicana de Valores, incluso aquellas operaciones de deuda que no están en la misma (conocidas como mostrador / Over The Counter–OTC), y en las que usualmente los bancos y casas de Bolsa compran o venden deuda a cuenta y nombre de sus clientes.

Todas estas operaciones están hechas con un prospecto de información que debe registrarse en la CNBV. Hay abogados por parte de compradores y vendedores para que este documento refleje exactamente qué es la empresa, qué va a hacer con los recursos y qué reportes va a generar, entre otros requisitos a cumplir para hacer este tipo de transacciones públicas.

Anuncios

2 pensamientos en “RIESGOS LIMITADOS

  1. Excelente, pero me gustaria conocer mucho mas al respecto, no se si seria mucha molestia que pudieran brindar mas informacion o ya sea una direccion para poder conocer todo esto mas a detalle.

    gracias. =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s