COMBATE EL ESTRÉS LABORAL

El peor enemigo

COMBATE EL ESTRÉS LABORAL

[Por Gonzalo Solis]

Tu salud es lo más importante, por lo que ningún trabajo vale la pena el sacrificio de la misma. Aprende a controlar la tensión, respira y vuelve a intentarlo.

Tu salud es lo más importante, por lo que ningún trabajo vale la pena el sacrificio de la misma. Aprende a controlar la tensión, respira y vuelve a intentarlo.

Una de las cosas que más impactan el desarrollo de las empresas es el ambiente laboral, porque implica relaciones sociales no necesariamente sanas. Si basta con reunir a dos personas para que se incien las discusiones, ahora piensa en un conglomerado mayor. El reto es mayúsculo.

La personalidad es el repertorio de conductas psicosociales expresadas por cada individuo que le confieren características singulares cognoscitivas, conativas y afectivas reconocidas por sí mismo y por los demás, lo que le da individualidad y autonomía.

Según estadísticas de la Organización Mundial del Trabajo (WWO, por sus siglas en inglés), México está entre los cinco países con más estrés laboral, junto con China, Japón, España y Alemania, pues informa que 73% de los mexicanos lo padecen.

Además se sabe que entre más preparado intelectualmente está un trabajador es más proclive al desarrollo de problemas de ansiedad, depresión y estrés laboral, de acuerdo con estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De dónde viene el estrés

Pero, ¿qué es el estrés laboral? Es el conjunto de respuestas inadecuadas, desde el punto de vista social, productivo y de seguridad, que un sujeto o un grupo de personas tienen ante la presencia de condiciones de ansiedad, angustia o depresión, o bien la mezcla de las tres.

Las causas principales que ocasionan esta alteración y que tienen que ver con el ambiente  laboral son las siguientes:

  • Largas jornadas de trabajo
  • Rotación de turnos o turnos dobles
  • Exceso de carga laboral
  • Frustración por resultados inalcanzables
  • Desarrollo de actividades para las que no se está preparado
  • Disgusto por lo que realiza

Sin embargo, hay causas imputables a las condiciones físicas del empleo, como es una construcción insegura, espacios confinados, aislamiento prolongado, mala iluminación, poca ventilación, condiciones higiénicas deterioradas, pocas opciones para facilitar la buena alimentación o cualquier otra situación que perjudique el desempeño diario.

Otros factores más que condicionan el estrés laboral son las que se refieren a la remuneración y las relaciones personales, pues un salario muy bajo no es estimulante. También si alguien tiene un jefe que se comporta como capataz, genera ambientes hostiles interpersonales destapando las partes menos agradables de la personalidad de sus subalternos.

Todo esto tiene como consecuencia disminución en la productividad (sea cual sea la posición del empleado o trabajador), aumento en el número de accidentes de trabajo, retraso en la entrega de resultados y, por supuesto, una disminución en la calidad del producto terminal, ya sea un objeto, un proceso administrativo o una condición intelectual.

Otros resultados poco agradables de este enrarecimiento del ambiente laboral son los siguientes:

  • Incremento del ausentismo
  • Pérdida voluntaria del tiempo de trabajo
  • Dispersión de actividades
  • Y lo más grave para las empresas: que empleados valiosos se pierdan por fugarse a otro empleo, tal vez ganando menos dinero pero mayor realización y tranquilidad en su ambiente laboral.

Por supuesto, hay posiciones de trabajo mucho más estresantes que otras, como es el caso de los ejecutivos, cuyas decisiones impactan a todo el negocio; o la de los contadores que, según el IMSS, tienen mayores alteraciones de salud cuando vienen los cierres mensuales de las cuentas del negocio.

También hay otras profesiones afectadas, como los pilotos de aviones, los médicos (especialmente los cirujanos), empleados bancarios, más quienes se dedican a las finanzas y la banca patrimonial, así como profesores de nivel universitario y posgrados.

Si te preguntas cuáles son las consecuencias físicas de este estrés laboral, te diré que depende de la intensidad y duración. Todos tenemos que trabajar y seguramente aguantar ciertas cosas que no nos gustan de nuestros jefes o subalternos, pero a veces esto va más allá y se producen cambios físicos.

Las horrorosas consecuencias

El más frecuente es la ansiedad caracterizada por sudoración, pérdida de atención, fallas de memoria, depresión acompañada de desgano, somnolencia, aislamientos, falta de interés y creatividad, así como enfermedades del tubo digestivo.

Gastritis, úlceras estomacales (que incluso llegan a sangrar) y la famosa colitis nerviosa –médicamente llamada Síndrome de Intestino Irritable–, son algunos de los padecimientos que con seguridad los empleados de oficinas y fábricas padecen con más frecuencia.

Pero pueden darse otros padecimientos más graves, como el incremento en la tasa de hipertensión arterial, diabetes Mellitus, fibromialgia, lumbalgia y problemas circulatorios, cuyos síntomas son adormecimientos, hormigueos o falta de fuerza muscular en las extremidades.

Para prevenir el estrés laboral hay que evitar caer en los errores que se han comentado aquí, favorecer una convivencia armoniosa, estimulante, pacífica y, sobre todo, respetuosa entre los miembros de la comunidad laboral. Además de ofrecer estímulos financieros y de otro tipo para generar mejores e integrales resultados.

Otro buen consejo es estimular “la regla de los ocho” que consiste en dividir las 24 horas de los días laborales en ocho horas de trabajo, ocho de descaso y ocho de recreación. Seguramente el número de infartos, eventos vasculares cerebrales y suicidios disminuiría significativamente, y la productividad laboral se incrementaría. Procúralo en tu lugar de trabajo, porque recuerda que la inversión más importante es en tu salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s