UN PADECIMIENTO ACTUAL

Manipulación de divisas

UN PADECIMIENTO ACTUAL

[Por Clem Chambers / Traducción Genaro Grajeda]

Un factor clave en la salud de una economía es su moneda. La eurozona, por ejemplo, vio sus acciones caer en picada cuando su moneda se metió en problemas en 2011, mostrando el vínculo indisoluble que existe entre lo que compramos y cómo lo pagamos. Sin embargo, como inversionistas, a menudo olvidamos tomar en cuenta el mercado cambiario. Este mes proporciono un chequeo médico sobre este órgano vital del mundo de las inversiones.

La reciente reunión del Grupo de los 20 (G20) tuvo a los operadores cambiarios del orbe aguantando la respiración. ¿Serían los manipuladores de divisas llamados a rendir cuentas? ¿Censurarían a Japón por su campaña de debilitamiento del yen?

Históricamente…

La manipulación de divisas es considerado un crimen económico. La vieja ortodoxia dice que las monedas deben flotar y los mercados decidir.

Anteriormente, se creía que debían ser fijas. Los países estaban orgullosos de sus fuertes monedas. Las tasas de cambio eran estáticas y se defendían como tesoros nacionales. Una caída en el valor de una moneda era considerada una derrota en batalla. Pero cuando los tiempos cambiaban, las monedas y las tasas de conversión deben hacerlo también a fin de mantener las economías en equilibrio.

Pese a ello, los gobiernos adoran mostrar su poder, así que amaban las tasas fijas. Eventualmente, el mercado les ganó y las tasas fijas se convirtieron en un problema mayúsculo, así que se permitió que las monedas flotaran. Las añejas tasas fueron tiradas por la ventana, ahora sus valores se mueven buscando el equilibrio.

Crisis del euro

En cierto modo la euro crisis fue causada por una versión de las tasas de cambio fijas. Al desaparecer las monedas de cada país, se fueron a una que no estaba relacionada a las economías locales o sus realidades sociales. La adopción del euro, desconectado del Sur de Europa, demuestra cuan peligrosa puede ser una economía no-flotante.

La fortaleza de la moneda comunitaria dio a las naciones más débiles un crédito artificialmente barato, pero luego cargaron con una tasa de cambio incompatible con su competitividad. El carácter global del euro, por lo que le concierne a Italia, España o Grecia, ha sido un bloqueo a la forma histórica en que estos países lidiaban con sus deudas insostenibles. En los viejos tiempos, esos déficits hubieran sido inflados en términos reales por devaluaciones.

Tasas flotantes

De vuelta en el mundo de los mercados cambiarios flotantes, los países que desean tener una ventaja comercial pueden manipular sus monedas –a la baja– y tener precios ultra competitivos para la exportación de bienes. Todo lo que necesitan hacer es comprar monedas de otras naciones o bonos, y pagar por ellos imprimiendo dinero fresco, o bajando las tasas de interés.

Al devaluar una moneda en un ambiente de tasas de cambio flotantes, el resultado es un auge en el comercio y el crecimiento de reservas de divisas extranjeras. ¿Quién no desearías eso? Es inflacionario, desde luego, pero ¿y qué? El crecimiento económico va de la mano con el costo de la vida.

Sin embargo, no todos pueden hacerlo. Si todo el mundo imprimiera dinero y con él comprara divisas de otros, las tasas de cambio se mantendrían igual y sobrevendría sólo la inflación. Así que, en un mundo con un G-20 cooperativo, devaluar una moneda para mantener las exportaciones baratas es inaceptable. Es, de hecho, una guerra comercial librada a través de las monedas.

China ha sido acusada de manipular el yuan de tal forma que pueda continuar succionando la riqueza de los países desarrollados. Algunos piensan que el gigante asiático pretende seguir en esta línea hasta que no haya más dinero que drenar. Ningún gobierno occidental logra, sin embargo, darse el lujo de afirmarlo categóricamente. Simplemente no consiguen hacer sus propios bienes y piden prestado a China, que se ha convertido en el taller del planeta. Occidente no puede llamar a esta nación manipuladora de divisas y romper sus lazos debido a su actual relación de dependencia.

Japón, por su parte, ha despertado ante el hecho de ser el único país que no estaba peleando en la guerra de divisas. Consecuentemente, su industria y su economía han sido golpeadas duramente por una moneda sobrevaluada. Hoy está arreglando esta situación y busca que el yen regrese a un precio razonable. Esta no es una medida popular en el resto del orbe, pero ha sido bien aceptada en la Bolsa de valores de Tokio, donde las acciones están teniendo auge.

Cuando Japón devalúa su moneda, hace dinero. Los trabajos que gana son los que otros países pierden. Por ello, nadie quiere que sus socios comerciales devalúen. Pero usar el término “manipulador de divisas” es una lucha verbal profundamente irónica.

Todos sabemos que las tasas de interés son claves para fijar los tipos de cambio. Altas tasas significan una divisa fuerte; bajas tasas, una divisa débil. Sabemos también que las tasas de interés alrededor del mundo son manipuladas como nunca antes. Los bancos centrales de las naciones desarrolladas lo hacen: doblan las curvas a cada oportunidad e introducen nuevas formas en breves lapsos.

Así pues, manipular tasas de interés es lo mismo que manipular monedas. Por tanto, el tema de Japón o China como manipuladores de divisas es discutible. Todo el mundo lo hace.

El auge de las empresas de ocio y salud coincidió con los años de liquidez previos a la caída de 2008. En la situación actual ¿Qué ha sucedido con esas compañías? En mi selección de acciones abundo sobre los cambios en este sector. La pregunta principal es si podrán adaptarse para sobrevivir a la nueva realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s