¿DE TORMENTA PERFECTA A HURACÁN?

Liquidez y burbujas financieras

¿DE TORMENTA PERFECTA A HURACÁN?

[Por Raymundo Tenorio]

Las consecuencias de la crisis financiera de 2008-09 aún no terminan. Es probable que se estén gestando diversos fenómenos económicos, que podrían derivar en disrupciones importantes en algunos mercados financieros. Tradicionalmente, cuando las naciones atraviesan por periodos de recesión, las políticas monetarias se relajan con la finalidad de reanimar el crecimiento. De esta forma, la laxitud ayuda a la reactivación, impulsando el crédito al consumo y las empresas.

Después de la crisis del sector inmobiliario en Estados Unidos, la Reserva Federal (Fed) y del Banco Central Europeo (BCE) aplicaron medidas extremas de flexibilidad monetaria. El BCE ha mantenido en niveles sumamente bajos las tasas de interés de referencia, además de programas de inyección de liquidez. En el caso estadounidense, las tasas están en cero desde diciembre de 2008. Sin embargo, el exceso de relajamiento monetario no ha conseguido reanimar a sus mercados. A lo anterior hay que agregar que las políticas fiscales de las dos economías alcanzaron niveles de expansión que han exacerbado sus deudas y déficit fiscales.

Por lo anterior, las posibilidades de que la laxitud se extienda por más tiempo es muy elevada, ya que dichas regiones aún se encuentran lejos de sus PIB potenciales. Ante el periodo de bajas tasas de interés que ha transcurrido y los meses que faltan (la Fed ha establecido que las tasas permanecerán bajas al menos hasta la primera mitad de 2014), la cantidad de dinero barato que circula en los mercados podría generar fenómenos denominados burbujas financieras. Una burbuja financiera se refiere al periodo en el cual el precio de un activo se eleva de forma significativa por arriba de su valor real, hasta alcanzar un punto insostenible en el que se presenta una caída estrepitosa. Las últimas burbujas registradas fueron las del sector inmobiliario en Japón y la tecnológica en EU.

Apetito por el riesgo

Una de las características de las burbujas financieras es que sólo pueden ser examinadas a posteriori. Sin embargo, existen varios elementos que podrían indicar la gestación de este fenómeno en la actualidad. Los inversionistas institucionales, manejadores de fondos y fondos de inversión, entre otros, basan principalmente sus decisiones en fundamentales, es decir, estrategias que buscan el valor real que un activo podría tener en el futuro. Sin embargo, con la cantidad de dinero barato que existe en la actualidad, las decisiones de los inversionistas se ha alejado de los fundamentales y se ha concentrado más en asignar recursos baratos a activos con altos niveles de riesgo. Pero el monto de dinero que se ha canalizado a mercados con riesgo es significativo. Las economías emergentes se han visto beneficiadas con ello (tanto en deuda como en acciones), lo cual se manifiesta en la apreciación de sus divisas.

Recientemente, el gobernador del Banco de México, Agustin Carstens, en el marco de una conferencia en Singapur, declaraba metafóricamente que se estaría gestando una “tormenta perfecta” en los mercados financieros internacionales, particularmente en los emergentes, como resultado de los enormes flujos de capital que siguen llegando a estas economías. Esto podría llevar a burbujas que se caracterizan por “deformaciones en los precios de los activos y luego enfrentar un cambio en el sentido de los flujos a medida que las economías avanzadas comiencen a abandonar sus políticas monetarias flexibles”, dijo el gobernador del Banxico. Dicho en otras palabras, en el momento en que se reactiven las economías avanzadas, estos flujos de capital regresarán a sus mercados de origen y podrían desestabilizar en principio los tipos de cambio.

Con lo anterior, podemos identificar que el incremento de los flujos de inversión hacia países emergentes ha sido exagerado, y dada la fragilidad del crecimiento económico, el exceso de inversión ha sido poco fundamentada y más bien derivada de las condiciones de exagerada laxitud. En el caso de México, los extranjeros tradicionalmente mantenían 3% de la tenencia total de cetes. Sin embargo, los últimos reportes indican que actualmente tienen una participación superior a 36.5%. Al momento de escribir esta columna (mediados de febrero), el monto total es poco menos de $1.6 billones de pesos, alrededor de 10% del valor del PIB. Ante la exagerada inversión foránea en países emergentes como México, la posibilidad de un ajuste abrupto en el precio de algunos activos aumenta. Es decir, una vez que las políticas monetarias se endurezcan, la baja en la demanda de algunos precios de activos emergentes podría generar pérdidas significativas, entre ellas las acciones en Bolsa –cuyos precios pueden estar subiendo como resultado de que las tasas de bonos son bajas y está aumentando el apetito por el riesgo–.

Así entonces, la posibilidad de que se estén gestando burbujas financieras en algunos activos de mercados emergentes crece. El exceso de dinero barato, derivado de la crisis financiera, podría estar distorsionando las decisiones de los inversionistas. Ante esto, el gobernador Agustin Carstens nuevamente fue metafórico al referirse a México, asegurando que en nuestro caso gozamos de un “cielo despejado con algunas nubecillas”, frente a la posibilidad de una tormenta perfecta. El uso de metáforas parece ser el distingo de Carstens. Cómo olvidar que en febrero de 2008, pronosticó que el contagio de la crisis estadounidense hacia México sería un simple “catarrito”, pero conforme fue avanzando la crisis se convirtió en una pulmonía. Estamos a tiempo de conformar todo un paquete de medidas monetarias que puedan prevenir un huracán derivado de una tormenta.

Anuncios

2 pensamientos en “¿DE TORMENTA PERFECTA A HURACÁN?

  1. Hola

    Tengo varias dudas, mantengo una inversion a largo plazo en fondos de inversion esto pensando en mi retiro, mi duda es que pasa si hay una devaluacion de la moneda afecta mi inversion? Hasta que monto estan aseguradas las inversiones?

    • Hola Gabriela:
      Las inversiones realizadas a través de fondos de inversión no cuentan con ningún tipo de garantía (tipo IPAB en el caso de los depósitos bancarios hasta por 400 mil udis). Tus inversiones pueden perder o ganar en el tiempo de acuerdo con como se comporten distintos factores: emisor, tasas de interés (inflación), tipo de cambio, etcétera.
      Ahora bien, las inversiones bursátiles a largo plazo suelen compensar positivamente las bajas con altas que se presenten en el tiempo. Es importante que si tu inversión es a largo plazo (ya tienes un plazo establecido) lo cumplas aun y cuando haya volatilidad en el mercado, y si haces cambios para mejorar la inversión, hazlo de la mano de un asesor profesional.
      ¡Saludos!
      Dr. Milton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s