CINCO ACCIONES PARA NUTRIR TU DINERO

Una industria siempre atractiva

CINCO ACCIONES PARA NUTRIR TU DINERO

[Por Clem Chambers / Traducción Genaro Grajeda]

El panorama para 2013 y hacia adelante se ve más claro. La actual crisis económica es importante y puede llenar los periódicos, pero apenas araña la superficie del verdadero problema. La próxima realidad es la inminente muerte de la riqueza. Parece una declaración fuerte, pero ya desde 2007 algunas voces lo predijeron.

La muerte de la riqueza tiene sus raíces en los enormes déficits que quedaron en las economías occidentales al ser golpeadas por las crisis de crédito. Los inversionistas deben tomar esto muy en serio y planear en consecuencia.

Una de las decisiones fundamentales es definir dónde pones tu dinero. Invertir en empresas fuertes, en productos y servicios esenciales, es una buena estrategia. Las compañías de alimentos (selección de acciones de este mes) pueden ser ese lugar estable y seguro para ganar.

La lógica es simple: siempre vamos a necesitar alimentos; por lo tanto, hay que invertir en compañías exitosas. Esto puede conducir a una montaña rusa de emociones cuando se trata de precios de acciones, pero para un inversionista a largo plazo es una forma lenta y segura de acumular riqueza.

¿En camino la muerte de la riqueza?

Con una balanza fiscal donde las deudas eran grandes, pero generalmente bajo control, Europa y Estados Unidos han vivido peligros sin precedentes desde que los déficits fiscales llegaron a casi 10% del Producto Interno Bruto (PIB).

Aunque los bancos quebrados y en proceso de bancarrota fueron culpados por pedir a corto plazo y prestar a largo, apalancando sus capitales a múltiplos no vistos, los gobiernos hacían exactamente lo mismo. Dependían de los ingresos a corto plazo y tomaban gastos generales a largo. Llegaron a una situación en la que habían pedido increíbles montos de dinero que jamás podrían pagar.

Hoy, aún sumidos en la mayor crisis desde la Gran Depresión (1929), los gobiernos impulsan el PIB para reafirmar el crecimiento inflando el gasto del sector público. En tanto, el ascenso ha sido mucho menor en el sector privado. No parece malo, excepto porque la riqueza no sale del Estado.

Efectivamente, el PIB se había expandido por el progreso del sector público, pero financiado con impuestos al sector privado, la verdadera área de creación de riqueza. Es difícil incrementar los impuestos y generar más ingresos fiscales cuando la economía real no está creciendo mucho, pero es fácil gravar gastos de crédito cuando a este se le permite crecer rápidamente en una burbuja de apalancamiento. Esta fue la ruta tomada por los gobiernos del mundo desarrollado.

Con el crédito se fomentó una burbuja de activos, y sus resultados fueron corregidos a través de impuestos. La burbuja creció de 2002 a 2007 y se aceleró por las innovaciones en el mundo bancario. Nuevas normativas salieron a la luz, como la derogación de la Ley Glass Steagel, entre otras.

Ingresos tributarios entre 25% y 45% del valor de las nuevas viviendas creadas por el crédito flojo y el boom de activos fueron un incentivo irresistible para el amotinamiento de los créditos en gestión de propiedades. En efecto, los gobiernos de occidente apalancaron a sus poblaciones con crédito y después gravaron sus gastos.

En los buenos tiempos esta es la receta para el crecimiento del sector público. La falla está en que los recursos son transferidos del sector privado al público, y la productividad del primero –clave de su éxito– no mejora. El proceso continúa hasta que se consume todo el excedente. Este es tomado por el sector público a través de la creación de deuda soberana, que en última instancia también carga el sector privado.

Bajo esta dinámica, el sector privado se encuentra bajo coacción. ¿Cómo puede un gobierno hacer crecer a su sector privado si consume todos sus recursos? La respuesta es difícil.

Los gobiernos pueden hacer cuanta flexibilización cuantitativa quieran, pueden quebrar la moneda como lo hizo el Reino Unido, pero si no hay gasolina en el tanque, pueden apretar el acelerador todo lo que deseen y el coche no se moverá.

Un demandante sector estatal no es solamente un pasivo creciente en la hoja de balance del país, sino también una carga en su columna de activos. Si esta situación no se resuelve, la riqueza morirá. Los inversionistas deben darse cuenta de ello y comenzar a cambiar lo necesario.

McDonalds (NYSE: MCD)

La marca de alimentos más famosa del mundo parece que crecerá en los próximos años, en buena medida gracias a su exitosa penetración en China (próximamente la nación más rica del mundo). Con una capitalización de mercado de $93,300 millones de dólares y un crecimiento de dividendos de cinco años de 13.86%, es una compañía difícil de ignorar. Esto no significa que siempre será segura, lo muestra su rango de 52 semanas de $83.31 – $101.91 dólares por acción. Pero a mediados de noviembre de 2012 regresó a los $92.95 dólares, y desde entonces ha mostrado resistencia. Pocos inversionistas desdeñarían la opción de los Arcos Dorados.

Coca-Cola Company (NYSE:KO)

Es una de las marcas más importantes del mundo. Reportó ingresos por $46,542 millones de dólares durante 2011, con activos por casi $80 mil millones. Los productos del imperio refresquero son parte de la vida diaria de miles de millones de personas.

Después de un alto de 12 meses en julio de 2012 de $40.665 dólares, la acción de Coca-Cola cerró en enero en $37.13. Muchas acciones experimentaron alzas tras el acuerdo para evitar el abismo fiscal en Estados Unidos, pero no fue el caso de Coca-Cola, por ser una firma del mercado mundial.

Heinz (NYSE: HNZ)

Después de echar un vistazo a la comida rápida y los refrescos en el NYSE, vale la pena considerar una empresa que provee alimentos básicos, de esos que todos tenemos en la despensa. H.J. Heinz es una de las mejores opciones. Fabricando condimentos y productos enlatados obtuvo ingresos por más de $11,600 millones de dólares en 2012.

Contrario a McDonalds y Coca-Cola, cerró enero con una máxima de 12 meses, en $60.16 dólares, contra un reciente mínimo de $51.36. Sin embargo, existen dudas sobre su sostenibilidad. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, los norteamericanos están tomando una posición en contra de los productos con jarabe de maíz de alta fructosa como los famosos cátsups de Heinz. Si bien esto podría volverse una tendencia a largo plazo, su P/E actual de 17.0368 invita a los inversionistas a ver muy de cerca las acciones de Heinz, al menos por un tiempo.

Unilever (UNA: NA)

Es sabido que un riesgo diversificado es lo mejor. Unilever es una firma con intereses en alimentos, bebidas y productos de limpieza y cuidado personal. Estas ramas de producción parecen excluyentes, pero cuando caminas por el supermercado y ves pasillos y pasillos con sus productos, te das cuenta de que su fuerza es evidente.

También vivió un máximo de 12 meses en enero, al llegar a $30.12 dólares, demostrando que una compañía diversificada es bienvenida en los buenos portafolios. Un rendimiento bruto de dividendo indicado de 3.23% debería interesar a muchos por invertir en este gigante de la alimentación mundial.

ITC (BSE: 500875)

En momentos en que el equilibrio del poder económico parece moverse hacia el este, algunos inversionistas querrán agregar a sus portafolios acciones de países en desarrollo.

Fundado y con sede en Calcuta, India Tobacco Company tiene una capitalización actual de mercado de $34 mil millones de dólares, y una facturación anual de poco más de $7 mil millones. Al igual que Unilever, es una compañía diversificada con interés en hoteles, tabaco, tecnologías de la información y agronegocios. Dado que ha visto un crecimiento de 33% en los precios de sus acciones en los últimos 12 meses, a $306.50 dólares, es una opción difícil de ignorar.

Sabías que…

La Ley Glass-Steagall de Estados Unidos, que entró en vigor en junio de 1933, fue establecida por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos e introdujo reformas bancarias para controlar la especulación. Promulgada por la Administración Franklin D. Roosevelt, buscaba evitar una nueva crisis como la de 1929.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s