RETIRO MILLONARIO

Planifica tu futuro

APORTACIONES CHICAS, RETIRO MILLONARIO

[Por Adriana Urrea / Fotos Dreamstime]

 

Prepararse para la jubilación y la vida después de los años laborales es una responsabilidad que debemos tener todos los mexicanos. Conoce aquí todo lo que debes saber sobre las administradoras de fondos para el retiro.

Prepararse para la jubilación y la vida después de los años laborales es una responsabilidad que debemos tener todos los mexicanos. Conoce aquí todo lo que debes saber sobre las administradoras de fondos para el retiro.

En México, el ahorro para la jubilación a través de las administradoras de fondos para el retiro (afores) muestra crecimientos importantes. A 15 años del surgimiento del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), el recurso supera $1.8 billones de pesos, equivalente a 11% del Producto Interno Bruto (PIB). Esto constituye una fuente de financiamiento relevante para el aparato productivo, además de que contribuye al desarrollo de nuevos mercados. Sin embargo, pese a la importancia que tiene en la economía, y aún más en la vida de los mexicanos, todavía no capta el interés de la población.

La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), elaboraron la encuesta Trayectorias Laborales con el propósito de detectar las carencias que aún hay en materia de educación financiera, debido a la relevancia del tema para las familias y el país. Entre los resultados tenemos que 53% de los trabajadores mexicanos relaciona a las afores con el retiro, pero 24.3% tiene una idea parcial de cómo funcionan y sólo 1.8% tiene un concepto claro de qué son.

¿Por qué tener una afore?

Las afores son empresas supervisadas por la Consar, que se encargan de administrar e invertir los fondos para el retiro de los trabajadores mexicanos. Anteriormente sólo tenían una cuenta individual en una afore las personas afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). Pero a partir del 1 de agosto de 2005 los trabajadores independientes también pueden tener una cuenta en la afore que elija. En la actualidad, hay 48.1 millones de cuentas en el Sistema de Ahorro para el Retiro.

Para los afiliados al IMSS o al ISSSTE, su ahorro se forma con aportaciones tripartitas: cantidades que aportan obligatoriamente el trabajador, el patrón y el Estado en la subcuenta de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez (RCV). Estas aportaciones se realizan cada dos meses.

Retiro2En el caso de los afiliados al IMSS, se realizan las siguientes aportaciones:

Retiro: al patrón le corresponde cubrir 2% del Salario Base de Cotización (SBC)

RCV: el patrón cubre 3.150% sobre el SBC
el trabajador cubre 1.125%
el Estado 0.225%.

La aportación acumulada total es de 6.5%. Además, hay una cuota social que aporta el Gobierno Federal, que depende del salario del empleado y es adicional a ese 6.5% de RCV.

Para los trabajadores del ISSSTE, se desglosan de la siguiente forma:

Retiro: las dependencias aportan 2%

RCV: las instituciones cubren 3.175%
el trabajador contribuye con 6.125%

Sumando un total de 11.3% del sueldo base. Adicionalmente, la cuota social del Gobierno es de 5.5% del salario mínimo en el Distrito Federal.

Aparte de estas aportaciones obligatorias, están las voluntarias, mediante las cuales los trabajadores pueden abonar recursos adicionales para mejorar su pensión. Los afiliados al ISSSTE tienen la posibilidad de realizar un ahorro solidario. Este consiste en que, si el trabajador aporta 1% de su salario, el Gobierno aporta 3.25%, y si el ahorro es de 2%, el Estado pone 6.5%.

Las aportaciones voluntarias o el ahorro solidario hacen una diferencia importante en el monto de ahorro, son deducibles de impuestos y no tienen una cantidad mínima.

Veamos un ejemplo:

Una mujer de 30 años, que tiene un SBC de $10 mil pesos, con un saldo actual en su afore de $50 mil pesos, tras ocho años de cotizar al IMSS tendría una pensión estimada de $4,464 pesos al momento de su retiro. Al llegar a los 65 años (edad de la jubilación), habría acumulado apenas $1,135,360 pesos. Con esto, el porcentaje de la pensión estimada con respecto al salario –conocido como tasa de reemplazo– sería de 44.6%, menos de la mitad de su sueldo actual.

Sin embargo, con un ahorro voluntario mensual puede lograr un mejor nivel de pensión:

Retiro4

Estos cálculos puede realizarlos cualquier persona con ayuda de la Calculadora de pensión con ahorro voluntario disponible en la página de internet de la Consar: http://www.consar.gob.mx.

Desafortunadamente, las personas comienzan pensar en su retiro cuando ya es muy tarde. Cifras de la Consar indican que los más interesados en hacerlo sobrepasan los 45 años de edad, cuando la recomendación es que mientras más joven se inicie mejor. Gran parte de los trabajadores piensa solventar sus gastos en la vejez con su pensión o ahorro, pero pocos tienen el hábito de ahorrar.

El ex presidente de la Consar, Pedro Ordorica Leñero, considera que la afore es un gran vehículo para aprender a guardar para el futuro, pero “lamentablemente en México creemos que sólo los que tienen mucho dinero ahorran. Es la clase media la que tiene que aprender a hacerlo”. De acuerdo con la encuesta de Trayectorias Laborales, 84.2% de los trabajadores no considera tener ingresos suficientes para esto, mientras que a 5.5% no le interesa. “Las afores tienen que hacer un esfuerzo de difusión e información para darse a conocer como una opción para que la gente ahorre y logre bienestar. Nuestras cifras de ahorro voluntario vienen creciendo significativamente. Entre ahorro voluntario y ahorro solidario hasta 2012 se ha acumulado una cantidad aproximada de $12 mil millones de pesos. La propia encuesta nos dice que 33% de los trabajadores piensan vivir en su vejez de la pensión y 25% de su ahorro. Significa que casi 60% de la población tiene que aprender a ahorrar para su jubilación, y el mejor vehículo son las afores”.

Ordorica precisa que la gente debe aprender a gastar inteligentemente. Todos tenemos gastos superfluos que pueden evitarse y en su lugar destinar ese dinero al ahorro. “Con pequeñas cantidades, $1 peso diario equivaldría a $20 pesos al mes por días laborales, se logra un incremento significativo a largo plazo si se hace desde joven”. Para el funcionario, el ahorro no es un tema que necesariamente tenga que ver con el ingreso, sino que es una cuestión de hábitos.

Retiro3Elige tu afore

Es importante que consideres a qué afore le darás tu dinero para el retiro. Y es que cada institución ofrece rendimientos distintos dependiendo de su estrategia de inversión y de las comisiones que cobra por el manejo de los recursos.

“Todas las administradoras de fondos para el retiro comparten retos con respecto al rendimiento ofrecido a sus afiliados –comenta Tonatiuh Rodríguez Gómez, director general de Afore XXI Banorte–. Entre los más relevantes están: el cabal aprovechamiento del régimen de inversión, las consecuencias del entorno económico global resultante de la crisis del 2008 y el acelerado crecimiento de los activos bajo administración. En la medida que las administradoras atiendan de manera eficaz estos retos, podrán ofrecer rendimientos más competitivos y estables”.

Luis de la Cerda, director de Inversiones de Sura, afirma que hay un compromiso por robustecer el área de inversiones, de tal forma que se cuente con más y mejores analistas que estudien los distintos mercados financieros en los que ahora las afores pueden invertir. “Lograr mejores rendimientos que la competencia y mantener el excelente track record que hemos logrado en los últimos cinco años, ha sido gracias a la continua inversión en capital humano para las áreas de inversiones y riesgos, así como en sistemas que permitan controlar y medir de manera más eficiente los riesgos a los que se enfrentan los portafolios”, señala.

Para facilitar la elección de las administradoras, puedes consultar en la página web de la Consar (http://www.consar.gob.mx) una serie de cuadros comparativos en donde se muestra el Indicador de Rendimiento Neto (IRN), que es el beneficio neto ofrecido por cada afore (que resulta de restar las comisiones al rendimiento bruto la comisión). Estos cuadros se actualizan mensualmente para cada tipo de siefore –invierten los recursos dependiendo de la edad del trabajador–, y coloca a las afores de mayor a menor rendimiento. De acuerdo con el último IRN, los rendimientos van desde 7% hasta cerca de 16%.

Alejandro Turner, vocal ejecutivo de Pensionissste, explica que una diferencia de ocho puntos porcentuales anuales en una inversión, después de 25 años, puede significar una pensión seis veces mayor. “Por eso es importante que el trabajador sepa exactamente qué afore es la que le conviene, que analice los rendimientos que están dando, las comisiones que cobran y que tomen una decisión informada”.

La Consar sugiere también considerar otros elementos para elegir la afore, tales como los servicios que ofrece (atención, número de sucursales, disponibilidad para hacer aportaciones voluntarias, etcétera).

Una vez elegida la afore, hay que procurar mantenerse en ella al menos un año, con la finalidad de que madure la inversión y veamos si se están dando los resultados que esperamos. Es importante señalar que el IRN es un indicador de ganancias obtenidas en el pasado y de ninguna forma una garantía de rendimientos futuros. De nada sirve cambiarse a una afore que ahora se sitúa en la mejor posición y que en unos meses se vaya al fondo de la tabla.

Retiro5

Retiro6

¿En dónde estás registrado?

Cada trabajador afiliado al IMSS o al ISSSTE debe estar registrado en alguna afore. De esta manera la administradora podrá tener sus datos de contacto para enviarle los estados de cuenta y que pueda dar seguimiento a su patrimonio. Por ley, el trabajador debe recibir su estado de cuenta por lo menos tres veces al año. Este documento es primordial al momento de acercarse a la edad de jubilación, ya que con él se puede ir tramitando el pago de la pensión. Por otra parte, es necesario que el trabajador sepa cuánto tiene en su cuenta individual y dónde se localiza, ya que se trata de su patrimonio y es heredable.

Para registrarse en una afore, simplemente hay que llenar una solicitud de afiliación y un documento en el que se muestra la tabla de rendimiento neto. Además, dependiendo de cada administradora, debe firmar ciertos formatos internos relacionados con la credencial de elector o lista de registro.

Los documentos requeridos para el registro son identificación oficial con fotografía, comprobante de domicilio y una fotografía.

En la actualidad, hay muchos trabajadores que no están registrados formalmente en una afore. Esto no perjudica su ahorro debido a que el sistema de pensiones es obligatorio en México, de tal forma que el trabajador, independientemente de que escoja afore o no, sus aportaciones se depositan en una cuenta individual asignada, la cual se transfiere una vez al año a una de las afores con mejor desempeño.

El presidente de la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), Oscar Franco, señala que en la actualidad hay 12 millones de cuentas asignadas, y como parte del proceso de competencia comercial las afores buscan a esos clientes para invitarlos a registrarse. “Cada año, en promedio hay alrededor de 250 mil trabajadores que pasan del estatus de asignados al de registrados. Pero la persona que desea mantenerse en el carácter de asignado lo puede hacer sin ningún demérito, no tiene mayores cargos, ni menores rendimientos”.

Recientemente se autorizó la fusión de Afore Bancomer con Afore XXI Banorte, lo que da lugar a la administradora de fondos para el retiro más grande de México. Tonatiuh Rodríguez Gómez considera que con esta operación, la institución financiera no está limitada, pues aún existe un espacio suficiente para que esta afore mantenga sus planes de crecimiento orgánico. “De hecho, se privilegia la libertad de elección del trabajador como principio fundamental del Sistema de Ahorro para el Retiro y reconoce que la fusión reflejará beneficios a los trabajadores. De manera específica, estamos hablando de que las comisiones para los trabajadores de la Afore XXI Banorte disminuirán casi 18%, y para los afiliados a Afore Bancomer será de alrededor de 14%. Pero no sólo esto, ya que las comisiones de todo el sistema de pensiones tenderán a disminuir, producto del ambiente más competitivo que se genera tras la fusión”.

Los trabajadores independientes pueden registrarse en la afore que más le convenza, pero en este caso las aportaciones únicamente las hará el propio trabajador, a menos que sea empleado por un patrón. En este caso se aplicarán las aportaciones patronales y gubernamentales bajo las condiciones de filiación al IMSS o ISSSTE, según sea el caso.

En caso de que un afiliado deje de laborar, simplemente se dejan de hacer las aportaciones del gobierno y patrón, pero el trabajador puede seguir haciendo aportaciones. Cabe mencionar que la cuenta pertenece al trabajador, con los recursos que en ella se encuentren, sin importar su estatus laboral.

Retiro8

Localiza tu cuenta

Si desconoces en qué afore están tus recursos, puedes localizar tu cuenta individual a través de la línea SARTEL (01-800-5000-747), sin costo a nivel nacional, o bien por internet en la página de la Consar, en la sección ¿No sabes en qué AFORE estás?.

En ambos casos debes tener a la mano tu Número de Seguridad Social emitido por el IMSS o la Clave Única de Registro de Población (CURP). Por seguridad, sólo puedes hacer una consulta al día.

En caso de ser un trabajador asignado, la Consar recomienda escoger una afore y registrarse en ella, solicitando el registro a través de un agente promotor o por internet.

Trabajadores afiliados al IMSS

Para los Cuentahabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social tienen dos modalidades para utilizar los recursos: los retiros parciales y los totales. En los parciales se consideran retiros por desempleo y matrimonio, y los totales son para el momento de la jubilación.

Para el caso de desempleo, se puede retirar entre 30 y 90 días del SBC una vez cada cinco años. Para hacerlo efectivo, el cuantahabiente debe acudir a la Subdelegación Administrativa del IMSS y solicitar un Certificado de Baja del Trabajador Desempleado que otorga el IMSS a partir del día 46 de desempleo. Con este documento puede acudir a su afore para solicitar los recursos. La afore le entregará la cantidad que le corresponde en un máximo de cinco días hábiles vía cheque o depósito.

Cabe mencionar que cada retiro le resta semanas de cotización, las cuales pueden recuperarse si se repone el dinero mediante aportaciones a la Subcuenta de Ahorro Complementario

En caso de matrimonio, sólo pueden retirar 30 días de SBC quienes cuentan con 150 semanas cotizadas a partir del 1 de julio de 1997. El trabajador debe acudir a la Unidad de Medicina Familiar que le corresponde y solicitar la Resolución de Ayuda de Gatos de Matrimonio. Con este documento acude a la afore que administra su cuenta individual a solicitar tus recursos. La afore te entregará la cantidad que te corresponde en un máximo de cinco días hábiles vía cheque o depósito. El retiro por matrimonio no descuenta semanas de cotización, aunque sólo se puede hacer una sola vez en la vida.

En México existen dos regímenes por los que el IMSS pensiona a los trabajadores, dependen del periodo en el que cotizaron al instituto. El primero es el de 1973 (antes del 1 de julio de 1997): los trabajadores se pensionan a través del sistema de beneficios definidos y reciben un monto específico como pensión. El segundo es el régimen de 1997 (a partir del 1 julio de ese año): corresponde al esquema de contribución definida, es decir, el de las afores.

Las personas que cotizaron en ambos esquemas son trabajadores en transición y tienen la posibilidad de elegir uno de ellos. Para los que cotizaron más años con la Ley 1973, se recomienda elegir el esquema de beneficio definido, ya que el ahorro acumulado en una afore sería muy poco y tendrían una pensión de mala calidad. En tanto, un joven puede optar por el sistema de contribución definida, porque tendrá más tiempo para ahorrar y que su dinero crezca por medio de inversiones.

Para pensionarse por el régimen de 1973 se requiere:

  • Mínimo 500 semanas de cotización
  • Tener al menos 60 años para una pensión por cesantía equivalente a 75% del SBC de los últimos cinco años laborados
  • O cumplir 65 años para la pensión por vejez y obtener el 100% del SBC de los últimos cinco años

En este régimen, el Instituto Mexicano del Seguro Social es el encargado de pagar la pensión.

Para pensionarse por el régimen de 1997 se requiere:

  • Mínimo de 1,250 semanas de cotización
  • Tener de 60 a 64 años para pensión por cesantía
  • O cumplir 65 años para el retiro por vejez

El monto de la pensión se actualiza anualmente conforme a la inflación.

Los trabajadores pensionados por la Ley 1997 pueden recibir su dinero mediante alguna de las siguientes modalidades:

Rentas vitalicias. Se contrata a una aseguradora encargada de proveer al jubilado un monto mensual durante toda su vida. Las aseguradoras toman el recurso del trabajador en la subcuenta de vivienda, y con base en cálculos actuariales realizan una estimación del tiempo que vivirá y establecen la pensión.

Retiro programado. Es un plan que se contrata directamente en la afore y contempla un monto mayor al de la renta vitalicia, por lo que debe haber recursos suficientes en la cuenta individual para poder contratarlo.

Pensión garantizada. Aplica para cuando los recursos en la cuenta individual son insuficientes para las opciones anteriores. El dinero de la cuenta del trabajador se usa para pagar la pensión mínima garantizada. Cuando el recurso se acaba el IMSS sigue haciendo los pagos.

Trabajadores afiliados al ISSSTE

Aquí también tienen diferentes opciones dependiendo del año en el que comenzaron a cotizar. Esto derivado de las reformas a la Ley del ISSSTE de 2007, que permitieron la entrada de dicho instituto al sistema de afores, con la creación del Fondo de Pensiones de los Trabajadores al Servicio del Estado (Pensionissste).

De acuerdo con la ley ISSSTE, los trabajadores que se pensionan bajo el Régimen Anterior Modificado, recibirán el dinero del Gobierno Federal, con derecho a una pensión por jubilación si el trabajador cotizó al instituto mínimo 30 años los hombres y 28 las mujeres.

La edad mínima de retiro depende del año en el que se solicite la pensión, pero en todos los casos se requiere de al menos 25 años de cotización. Va desde los 52 años para el periodo 2012 y 2013, hasta los 60 años para el caso de los hombres, y para las mujeres de 50 a 58 años, si se pensionan a partir del 2028.

La segunda alternativa es la pensión de retiro por edad y tiempo de servicios. Aplica si se cumple el requisito de la edad y un mínimo de 15 años de cotización al ISSSTE. En este supuesto el monto de la pensión será equivalente a un porcentaje del Sueldo Básico durante el último año anterior a la fecha en la que el instituto emite la baja del trabajador.

Por ejemplo, si los años de servicio fueron 15, el pensionado recibirá 50% de su Sueldo Básico. Si cumple 20 años, el porcentaje sube a 65%, y si se alcanzan los 29 años, esta persona obtendrá 95% de su salario. La edad para el retiro en este esquema se incrementa también de manera gradual, va desde 57 años para quienes realizaron su trámite en 2012 y 2013 y hasta 60 para quien se pensionará a partir de 2018.

La tercera opción es la pensión por cesantía en edad avanzada, si el trabajador tiene un mínimo de 10 años de cotización al ISSSTE y cumple con los requerimientos de edad, que también cambian en el tiempo.

Las exigencias para el retiro de los trabajadores que se pensionen por régimen de cuentas individuales son: tener como mínimo 25 años de cotización al ISSSTE y por lo menos 60 de edad. La pensión de estas personas se paga con el saldo de la cuenta individual y se podrá optar por rentas vitalicias, retiro programado o bien una pensión garantizada si los recursos en la cuenta individual no son suficientes.

En qué invierten las afores

Las afores, además de administrar los ahorros para el retiro, los invierte a fin de brindar a rendimientos que hagan crecer las pensiones. “Las aportaciones de los trabajadores se incrementaron de $100,346 millones de pesos en los primeros 10 meses de 2011 a $104,565 millones en el mismo periodo de 2012. Sin duda, el principal componente del incremento del patrimonio para el retiro de los trabajadores en este tiempo ha sido el rendimiento neto de $204 mil millones de pesos, que representa 73% del total”, dice el presidente de la Amafore, Oscar Franco.

En términos anualizados, el rendimiento promedio que dieron las afores en 2012 es de 14.9% nominales y de 10.5% descontando el efecto de la inflación, pese a la volatilidad financiera. El rendimiento histórico del sistema es de 13.3% en términos nominales y de 6.7% real.

Las afores colocan los recursos de los trabajadores en el mercado financiero, por medio de las siefores. En el sistema hay cuatro siefores para diferentes grupos de edad. Cada una tiene un esquema de inversión definido, a fin de brindar los mejores rendimientos sin poner en riesgo los ahorros de los mexicanos. Debido a la dinámica del sistema, los trabajadores que alcanzan la edad correspondiente a la siguiente siefore son transferidos de manera automática.

Retiro7

La Siefore Básica 4 tiene una estrategia de inversión más agresiva y normalmente incluye una alta proporción de títulos de renta variable y algunos instrumentos derivados, de tal forma que pueden adoptar mayor exposición al riesgo considerando que cuentan con al menos 30 años para recuperar cualquier minusvalía que pudieran sufrir en periodos cortos. Conforme aumenta el rango de edad, la estrategia de inversión toma menor riesgo.

Adicionalmente, algunas afores tienen la Siefore Básica Cero, que es en donde se deposita el dinero de las aportaciones voluntarias que hacen los trabajadores. Esto es con la finalidad de que los recursos no se mezclen con el dinero que no se ocupará sino hasta el momento de la jubilación, y pueda disponerse de él en un momento dado.

Durante la década y media que tiene el sistema, el régimen de inversión de las siefores se ha modificado hasta permitir su participación en diversos instrumentos. “Para las afores lo primordial es tener un proceso de inversión bien estructurado y una disciplina de inversión. Esto permite tener resultados adecuados en el largo plazo, aun cuando se puedan presentar minusvalías derivadas de la volatilidad en los mercados financieros”, considera el director de Inversiones de Principal Afore, Jaime Álvarez. Es primordial que los trabajadores tengan una visión de largo plazo. Se trata de los recursos que utilizarán para el retiro y esa perspectiva debe plantearse desde temprana edad. “Al igual que nosotros hacemos una toma de decisiones muy disciplinada, los clientes tienen que ser muy disciplinados en el tema de ahorro para el futuro”, afirma el ejecutivo de Principal.

Esto se complementa con esquemas de transparencia para garantizar un buen futuro a los afiliados. “Contar con un comité de inversiones, consejeros independientes y auditores internos y externos que se encargan de evaluar y auditar las prácticas corporativas y la operación de la empresa, permite lograr estándares corporativos más altos”, concluye Adolfo Arditti, director Mercadotecnia y Comunicación Corporativa de Sura.

Retos del sistema

A pesar de que el SAR muestra resultados positivos en su tiempo de vida, también enfrenta retos en materia de cobertura, calidad de las pensiones y educación financiera.

Óscar Franco resalta que “este ha sido un sistema exitoso, de importantes bondades para los trabajadores y la economía. Pero también estamos conscientes de que cubre a una porción minoritaria de la población”. Refiere, con cifras oficiales y de especialistas, que entre 60 y 65% de la población en edad en trabajar no tiene un mecanismo institucional de ahorro para el retiro. “Estamos hablando de dos terceras partes de los mexicanos en edad de trabajar, economía informal, migrantes, profesionistas independientes, trabajadores por su cuenta –afirma el presidente de la Amafore–. El gran desafío consiste en generar los instrumentos necesarios para que ese segmento de la población construya un patrimonio orientado a sustentar los años de retiro”.

Un segundo desafío para quienes tienen una cobertura institucional, los afiliados al IMSS o ISSSTE, es mejorar la calidad de las pensiones o la tasa de reemplazo, que en la actualidad es baja (menor a 35%, según estudios). “Hay gran coincidencia en que hay un cambio demográfico. Va a haber más personas que van a vivir más años. Significa que necesitarán una pensión por más tiempo. Ahorrar más para el retiro quiere decir que hay que incrementar el esfuerzo como sociedad, para lograr un patrimonio suficiente”, añade Óscar Franco.

El tercer gran reto del sistema de pensiones es resolver el problema de fondeo de los esquemas de paraestatales, universidades y estados y municipios, que aún siguen pendientes y representan un riesgo para las finanzas públicas.

Diversos especialistas resaltan la urgencia de atender este último punto. Uno de ellos es el actuario Francisco Miguel Aguirre Farías, experto en temas de seguridad social, quien advierte que los sistemas de pensiones del país corren el riesgo de quedarse sin recursos en el mediano y largo plazos. Estima que el pasivo contingente nacional, por concepto de seguridad social, supera el 120% del PIB, y el gobierno gasta hoy más de 8% de su presupuesto en subsidios a instituciones de seguridad social, cifra que va en ascenso.

Pedro Vásquez Colmenares, director de Prestaciones Económicas Sociales y Culturales del ISSSTE, coincide en que es urgente reformar los sistemas de pensiones que aún quedan pendientes, para evitar una nueva crisis como la que enfrentan los países europeos. En México hay más de 138 sistemas de pensiones a nivel federal, de universidades públicas y estados, y más de 500 sistemas municipales que deben reformarse.

Servicios que brindan las afores en ventanilla:

  • Corregir datos personales
  • Depósito de las aportaciones voluntarias
  • Solicitud de los trámites de retiro
  • Registro o traspaso de cuenta
  • Consulta del último estado de cuenta
  • Centro de atención telefónica
  • Algunas incluyen tarjeta electrónica para consultar el saldo en cajeros
  • Hay afores que ofrecen servicios por internet, como el retiro de aportaciones voluntarias o la actualización de domicilio.
Anuncios

6 pensamientos en “RETIRO MILLONARIO

  1. Yo busco inversionistas para mi proyecto q esta detenido por la falta de liquidez denme la oportunidad de plantearles mi proyecto y se animen a invertir lo q necesitamos es capital para seguir avanzando con esto les dejo mi correo para contactarme xfavor joanyzurita2606@gmail.com

    • Estimados lectores:
      Inverionista no hace recomendaciones directas de inversión, porque esas son decisiones que solo ustedes pueden tomar con base en la información y análisis que –como otras fuentes de información– presentamos. Por lo que no nos hacemos responsables de cualquier propuesta o sugerencia ajena a nosotros o de personas que dejan sus comentarios en este blog.
      ¡Saludos!
      Equipo Inversionista

  2. MI NOMBRE ES JULIO Y TENGO UNA DUDA, EN EL CASO DE LAS INSTITUCIONES BANCARIAS LOS AHORROS O EL DINERO QUE SE TIENE EN UNA SOLA INSTITUCION ESTA PROTEGIDO HASTA UN LIMITE DE 400 MIL UDIS, MI PREGUNTAS ES ¿LO MISMO PASA EN LAS AFORES? O ¿EXISTE ALGUN TOPE? AGRADECERE SUS COMENTARIOS….

    • Hola Julio César:
      En las afores no existe un fondo que respalde el ahorro de los trabajadores; sin embargo, la estricta regulación en lo que se refiere a dónde y cuánto pueden invertir, las afores en determinados instrumentos actúan como seguro de estos recursos, buscando preservar su valor en el tiempo. De hecho, desde su creación, las siefores han otorgado rendimientos promedio varios puntos arriba de la inflación. Es por esto que un alto porcentaje de los recursos están invertidos en títulos de deuda emitidos por el Gobierno Federal.
      ¡Saludos!
      Dr. Milton

  3. Tengo una duda con respecto a planeación para el retiro y espero tengan por ahí 1 minuto para compartirme su punto de vista.

    Estoy a punto de abrir un Plan Personal de Retiro a través de grupo financiero (GBM). Estos planes como usted sabe gozan del beneficio de poder deducir del ISR hasta el 10% del ingreso total anual siempre y cuando no exceda ~110 mil pesos. (artículos 176, 218 y 109 del LISR).

    Mi duda es, cuáles serían las posibles ventajas o desventajas de abrir un Plan Personal de Retiro a comparación de realizar aportaciones individuales al AFORE (esta ultimas también deducibles)?

    Que convendría mas?

    • Hola Marco:
      Tienes razón en cuanto a que ambos esquemas de ahorro para el retiro gozan de la deducibilidad fiscal. La diferencia que puedes encontrar tiene que ver más con los rendimientos históricos que ofrecen ambos esquemas (en términos reales), y la composición de sus carteras de inversión.
      Las afores invierten en instrumentos seguros y sólo una mínima parte en instrumentos de alto riesgo, como pueden ser las acciones. Desconozco si existe una regulación en cuanto a los activos en los que puede invertir los PPR, pero si su cartera es similar a las que manejan las afores, asegúrate de que te ofrezcan un rendimiento similar. Si tomas mayor riesgo, tendrías derecho a esperar mejor tasa de retorno.
      Otro aspecto importante a considerar en tu elección es la edad. Si eres muy joven quizá te convenga un PPR que invierta un mayor porcentaje en acciones de lo que puede hacer la siefore que te correspondería. Si ya no eres tan joven, quizá prefieras abonar más a la segura en tu siefore. Incluso puedes preguntar a tu afore si tu ahorro complementario para el retiro se puede invertir en una siefore distinta a la que te corresponde (con mayor riesgo-rentabilidad) si tu perfil de inversionista te permite asumirlo.
      ¡Saludos!
      Dr. Milton

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s