PENDIENTES Y PERSPECTIVAS

Los mercados en EU

PENDIENTES Y PERSPECTIVAS

[Por Pedro Alonso Angulo]

En mi columna Inversionista de diciembre 2012 toqué el tema de la condición fiscal de Estados Unidos, aludiendo a su fiscal Cliff (precipicio fiscal), como le bautizó Ben Bernanke, presidente del Banco de la Reserva Federal (Fed). Los desórdenes fiscales no son una condición extraña en la historia económica del mundo. El problema con el déficit fiscal norteamericano es que es enorme y, por tanto, difícil de financiar. Peor aún, si no se hace una corrección importante, creíble y viable, pronto se volverá insostenible e inestable, características no deseadas en la economía más grande del mundo, por razones obvias.

Aunque se llegó a la fecha límite para alcanzar un “arreglo” como estaba establecido en el Acta de Control Presupuestal de 2011, esto no ocurrió –al menos no como se suponía–. Mas los políticos estadounidense encontraron la forma de evitar que las cosas se derritieran.

Respiro a los mercados

El arreglo no resuelve el problema. Sin embargo, les permitió alejarse unos cuantos pasos del límite del precipicio, que ahí sigue, y que en breve volverá a ser materia de preocupación para todos, y de negociación para los mismos políticos que estuvieron involucrados en el tema en las últimas semanas de 2012.

Lo interesante es que ese arreglo parece haber bastado para que los mercados retomaran, con entusiasmo, el alza que registraron desde principios de noviembre y hasta finales de diciembre pasado. Pero, aunque se presentara una baja (para cuando leas esta columna), tengo la impresión de que los mercados pueden haber entrado en un círculo virtuoso, que no deja de tener sus debilidades y que no es más que una especulación, pero a eso me dedico en parte.

De hecho, esta condición de círculo virtuoso –si es que estoy en lo correcto– empezó desde hace meses y se vio brevemente interrumpida en la última semana de diciembre, cuando el público sospechaba que los gringos no podrían hacer nada para evitar el desastre. Sin embargo –como señalé en diciembre–, no creo que haya republicano o demócrata que “coma lumbre”.

Tomando distancia

Desde mi punto de vista, la reacción positiva de los mercados en la primera semana de 2013, se debió a que la economía estadounidense se alejó un par de metros del abismo, y permitió que se dejara de observar demasiado a los políticos. De alguna manera, estos crearon la percepción de ser capaces de evitar males mayores, e incluso de ejecutar una buen control de daños en caso necesario.

Dadas estas condiciones, pareciera que los mercados recordaron que esta economía es la más grande del planeta. Con todas sus disfunciones, es la única de las desarrolladas que parece ser capaz de crecer, aunque sea modestamente, a partir de esa condición que llamo “círculo virtuoso” y que se refleja en varios elementos:

  • La Fed decidió poner en marcha una nueva ronda de relajación monetaria que, entre otras cosas, asegura que la tasa de interés se mantendrá muy baja por largo tiempo. Esto aporta un elemento de certidumbre para los inversionistas que continuarán teniendo un costo de oportunidad bajo para tomar riesgo.
  • En la economía real el empleo empezó a mejorar y con ello la certeza de contar con ingreso estable. Esto se reflejó en la confianza del consumidor y en los datos de ventas al menudeo.
  • El sector de construcción y vivienda ha dado señales de recuperación –o al menos haber detenido su deterioro– registrándose un incremento significativo en el precio de las casas.
  • La Bolsa subió de manera interesante desde comienzos de noviembre.

Estos dos últimos elementos generaron un aumento de la riqueza del estadounidense medio, que junto a su mayor certeza de ingreso futuro, apuntaló su propensión a consumir. Además, el aumento de precio de los inmuebles provocó un incremento en la demanda por crédito hipotecario para refinanciar, a tasas menores, las viviendas adquiridas en el pasado. Ello generó, por diferenciales en tasas, una mejoría en el flujo de los acreditados, lo que se convierte en otro apoyo al consumo después de un largo periodo de desendeudamiento. El consumo representa más de dos tercios del PIB de Estados Unidos.

A partir de todo lo anterior –que como dije, no es más que una especulación–, cabe la posibilidad de que estemos en presencia del reinicio de una tendencia alcista para 2013, más allá de una posible baja temporal que podría presentarse, quizá para cuando lean esto, por la agresividad del alza con la que comenzó el año.

Si lo anterior fuese posible –y creo que existen las condiciones– sería importante cambiar el mapa mental que se tiene cuando se opera en un mercado rodeado de inconvenientes, a uno con un entorno de menor volatilidad, aunque con varios precipicios por resolver.

Siempre habrá la posibilidad del surgimiento de situaciones nuevas que generen alta incertidumbre, pero creo que en los últimos años hemos aprendido a lidiar con situaciones de alto riesgo, y no lo hemos hecho mal. De presentarse algo similar a lo vivido, sabríamos qué hacer.

¡Poner atención!

Si lo que he escrito tiene sentido para ti, no dejes de aprovechar las bajas para comprar; es lo que se hace en una tendencia alcista: en las bajas se compra, no se sale corriendo. Desde luego, no dejes de tomar utilidades cuando sea oportuno, pues como suelo decir “el largo plazo es la suma de los cortos plazos” y nadie se hace pobre cuando toma utilidades. Asimismo, no temas ni dudes en tomar pérdidas si las cosas no salen como esperas, ya sea en el mercado en general, en alguna acción o en cualquier otro activo que operes en los mercados financieros.

Y sobre todo, toma las cosas con calma, así es más fácil analizar, llegar a conclusiones y tomar decisiones de operación. Las tres cosas son importantes y necesarias, y son parte del proceso de inversión. A falta de alguna de ellas, el riesgo de cometer errores es grande. Además, es probable que te aburras porque no serás productivo. Es como bailar con la hermana; puede ser divertido, pero emocionante… no tanto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s