¿MÁS TASA DE INTERÉS O MENOS INFLACIÓN?

Perspectivas para 2013

¿MÁS TASA DE INTERÉS O MENOS INFLACIÓN?

[Por Eduardo Ávila* / Ilustración Leticia Barradas]

Las tasas de interés de los cetes han estado a la baja en los últimos años, desincentivando la inversión de los mexicanos, pero no la de los extranjeros. Se espera que para 2013 esta situación continúe o que incluso puedan reducirse un poco más los rendimientos.

Las tasas de interés de los cetes han estado a la baja en los últimos años, desincentivando la inversión de los mexicanos, pero no la de los extranjeros. Se espera que para 2013 esta situación continúe o que incluso puedan reducirse un poco más los rendimientos.

Hace algunas décadas, la inversión en cetes se consideraba atractiva y de bajo riesgo. En estos momentos sólo pueden considerarse como una inversión segura, ya que los rendimientos reales han sido muy bajos, e incluso en periodos de volatilidad en la inflación han llegado a ser negativos. El 2013 se perfila como un año en el que las tasas de interés reales de corto plazo continuarán bajas, con riesgo de que disminuyan más.

Tasa real

Previo a la crisis de 2008, la tasa real implícita que otorgaron los cetes a 28 días era de alrededor de 3.1% (2002-2006). Posterior a esta etapa, experimentaron descensos importantes. De 2007 a la fecha el promedio ha sido de 1.5%, considerado un periodo con tasas reales negativas.

De esta forma se ha vuelto menos atractivo prestarle dinero al Gobierno. Ello genera que los inversionistas busquen instrumentos con rendimientos más elevados, trayendo consigo la adopción de mayores riesgos y plazos.

Otras tasas

Desde julio de 2009 el Banco de México (Banxico) ha ubicado la tasa de interés objetivo en 4.5%, con la finalidad de estimular el crecimiento económico, tras la crisis-recesión. Esta sirve de referencia para que las demás tasas de interés se ubiquen en niveles muy cercanos a ella. Sin embargo, la creciente demanda de Valores Gubernamentales por parte de extranjeros ha generado que las tasas de los cetes se ubiquen por debajo de la tasa de referencia del Banxico. La tasa de interés de corto plazo ha estado en promedio -17 puntos bases por debajo de la tasa de referencia (2009 a la fecha), aunque ha habido periodos en los que el diferencial ha sido de -53 puntos base (Cetes 28 días en 3.97%). Esto se debe a la búsqueda de rendimiento de los inversionistas extranjeros, ante las históricamente bajas tasas de interés a nivel mundial. Significa que las tasas de interés para invertir en el corto plazo no sólo se han situado en bajos niveles por mandato del banco central, sino también por la entrada de inversionistas foráneos.

Perspectivas 2013

Se estima que en el corto plazo, las tasas sigan bajas e incluso sufran caídas adicionales. Los analistas esperan que para 2013 la tasa objetivo del Banxico no se mueva. Sin embargo, de presentarse un mayor deterioro económico global (recesión en la eurozona y debilidad en EU), y si las presiones inflacionarias disminuyen, el banco podría bajar nuevamente su tasa, dejando la tasa de interés de corto plazo sin cambios por varios meses e incluso alcanzando niveles de entre 4 y 4.5%.

Inflación… la otra parte de la ecuación

De 2010 a la fecha, la inflación se ha mantenido entre 3 y 5%, con un promedio cercano a 3.9%. En 2012, la inflación anual promedio se ubicó alrededor de 4.2%. Dicho incremento respecto al año anterior (3.4%) se debió a la disrupción derivada de los precios agropecuarios (huevo y sequía en EU), pero se espera que en los próximos meses continúe el proceso de desinflación. Las menores presiones en la demanda externa, controles de precios y desaceleración económica son los principales elementos para esperar un menor costo de la vida en 2013. Por el momento, se espera que la inflación anual promedio sea inferior a 4%, relativamente más baja que la registrada en 2012.

¿Mejora la tasa real?

El año pasado, la tasa real implícita de los cetes a 28 días se ubicó en 1.4%. De mantenerse la tasa de interés sin cambios y registrarse una menor inflación, la tasa de los cetes podría pasar a 1.5%. Aunque las perspectivas son de una mayor tasa real, continúa siendo relativamente baja y si consideramos una reducción en la tasa objetivo de Banxico de -25 puntos bases, la tasa real promedio podría descender a 1.2%.

En conclusión, las tasas que otorgan los cetes han sido demasiado bajas en los años posteriores a la crisis. La política monetaria de México se ha dirigido a disminuir esta tasa para fomentar inversiones en otros sectores de la economía que pudieran impulsar el crecimiento. Lo anterior ha restado atractivo a la inversión de cetes para los mexicanos, aunque no para los extranjeros. Esta situación genera que los inversionistas busquen instrumentos de mayor riesgo y mejores rendimientos. Se ha elevado la demanda de tasas de interés a mayor plazo o tasas corporativas. Ante el contexto que se vislumbra, los cetes continuarán dando tasas reales bajas, e incluso podrían disminuir más si la situación económica se deteriora.

* Eduardo Ávila es subdirector de análisis de Monex.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s