ÍNDICES FINANCIEROS

El mundo en tu cartera

ÍNDICES FINANCIEROS

[Por Matiana Flores]

Un principio fundamental que se debe seguir al momento de armar un portafolio de inversión es el de la diversificación. Sin embargo, este concepto no es bien entendido, ya que es muy frecuente que se seleccionen instrumentos que mantienen algún tipo de vinculación, lo que evita hacer un óptimo control de riesgo.

El mercado accionario actualmente tiene la ventaja de brindar acceso a distintos sectores, países, regiones y valores de todo el mundo, de una manera relativamente fácil –en términos del capital requerido– si se hace a través de los índices.

Algunos analistas afirman que, en el futuro, los inversionistas no van a integrar sus portafolios con acciones, instrumentos de deuda u otros activos financieros seleccionados de manera individual –estrategia que además requiere de mayor conocimiento de los mercados de todo el mundo, lo que se antoja como una tarea titánica–. La conformación del sus portafolios será con índices accionarios, de deuda, de materias primas (commodities), de compañías seleccionadas por su capitalización, y de divisas, entre otros, imprimiéndole un perfil más global y de mayor diversificación a sus estrategias de inversión, independientemente del perfil (tolerancia al riesgo) e incluso del tamaño de capital que se posea.

La disyuntiva, entonces, ya no será qué acción o título de deuda escoger, sino decidir qué índice elegir y qué estrategia de inversión se seguirá:

  • Pasiva. Se trataría de hacer una cartera con los mismos valores del índice y en cantidades iguales a las de su ponderación, con lo que se obtendría una rentabilidad similar a la del índice elegido.
  • Activa. Aquí el objetivo es obtener una rentabilidad mayor a la del índice seleccionado.

Cómo funcionan los índices

Un índice bursátil refleja el desempeño de una canasta de valores representativos de un mercado o de un sector económico. En México, el índice accionario más importante es el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) que, de acuerdo con la metodología de cálculo de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), “expresa el rendimiento del mercado accionario en función de las variaciones de precios de una muestra de 35 acciones balanceada, ponderada y representativa del conjunto de acciones cotizadas en la Bolsa”.

Cada emisora que participa en el IPC debe cumplir un requisito de bursatilidad marcado por la BMV, es decir, que sus acciones flotantes (aquellas que resultan de restar las acciones que se encuentran en manos firmes y que no están disponibles para el público inversionista, del total de acciones listadas en la Bolsa) deben ser el equivalente a 12% o más de su valor de capitalización (float), o igual o mayor a $10 mil millones de pesos. En el IPC ninguna de las 35 acciones incluidas puede tener una participación mayor a 25%, y las cinco emisoras con más participación no pueden representar –conjuntamente– más de 60%. La muestra se revisa una vez al año, en el mes de agosto, y se efectúa un rebalanceo trimestral para mantener la participación porcentual de cada emisora.

Los índices tienen las siguientes funciones en los mercados financieros:

  1. Se utilizan como benchmark. Constituyen una referencia para que los administradores de inversión evalúen el éxito de sus estrategias de inversión activa. Por ejemplo, un portafolio de renta variable tendrá como objetivo lograr un rendimiento mayor al reportado por el IPC, para el caso del mercado mexicano.
  2. Actúan como subyacente. Su composición es replicada por otros instrumentos financieros para seguir la rentabilidad del mercado que representan. A esto se llama administración pasiva, y son utilizados, básicamente, para replicar la canasta de acciones de un índice con igual participación porcentual en el portafolio. También, funcionan como subyacente de futuros y otros productos derivados.

Diversificación con índices

El componente local no puede faltar en un portafolio de inversión –ya que es el mercado que más conocemos–, y se puede invertir en las 35 emisoras más bursátiles y grandes del mercado mexicano con un solo instrumento: uno de los 13 fondos de inversión indizados al IPC que ofrecen las Operadoras de fondos en México.

La oferta incluye un fondo indizado al Índice de Rendimiento Total (IRT), que es el VALMX20.

El IPC y el IRT tienen la misma composición de emisoras, la diferencia es que para el cálculo del rendimiento del segundo a la ganancia de capital (diferencial entre el precio de compra y el precio de venta de una acción) se le añaden los dividendos pagados por las emisoras que forman parte de la muestra.

Los fondos indizados pueden tener rendimientos distintos –casi siempre inferiores– al reportado por el IPC por diversas razones, entre las que destacan las siguientes:

  • Cobro de comisiones. Los fondos indizados son inferiores a las que aplican las Operadoras en los fondos con administración activa)
  • No tienen la misma composición. La proporción de las acciones incluidas en el fondo no es el mismo que en el índice, e incluso pueden llegar a excluir algunas.
  • Componente de liquidez. En el portafolio se mantiene dinero en efectivo para hacer frente a las “ventas” de los accionistas del fondo.

Al diferencial entre el rendimiento de un fondo indizado y el índice de referencia se le denomina tracking de error. Aquí se aconseja elegir el fondo indizado en el que éste sea menor. Mientras más bajo sea su valor, más se parecerá el fondo indizado al índice en sus características de rentabilidad y riesgo.

Replica fiel

Otra forma de invertir a través de índices es a través de los Exchange-Traded Funds (ETFs) o Títulos Referenciados a Índices Accionarios (TRACs), que generalmente replican al 100% la composición accionaria de un índice y cuyo rendimiento histórico es muy similar entre uno y otro.

En México, el primer ETF del IPC fue el NAFTRAC, elaborado por Nacional Financiera en el 2002, y desde hace tres años ya es administrado por BlackRock bajo la marca iShares.

A los ETFs también se les conoce como fondos cotizados, porque su composición es la de un fondo (invierten en una canasta de acciones que componen un índice) pero se pueden comprar y vender en la Bolsa de valores como si fuera una acción.

Una ventaja adicional que tienen los ETFs sobre los fondos tradicionales es que cobran comisiones más bajas que los fondos por concepto de administración y operación. Tampoco se pagan comisiones por la compraventa de valores porque la cartera cambia sólo una vez al año (cuando se revisa la composición del índice como es el caso del IPC). Y, muy importante, los accionistas mantienen los derechos patrimoniales (dividendos) sobre las emisoras del índice, por lo que el rendimiento que puede obtener un inversionista en ETFs es mayor que en un fondo tradicional indizado.

Además del NAFTRAC, en la BMV también se pueden adquirir tres ETFs de renta variable del mercado local:

  • IMXTRAC. iShares del índice México, compuesto por las 20 emisoras mexicanas con mayor nivel de capitalización y bursatilidad de la BMV
  • ILCTRAC. Que es el IPC LargeCap Total Return TRAC, compuesto por las 20 emisoras de mayor capitalización del mercado mexicano, incluyendo dividendos y otros pagos. Su índice de referencia es el IRTLARGE
  • IMCTRAC. Que es el IPC MidCap Total Return TRAC, compuesto por las 20 emisoras que se encuentran entre los lugares 21 y 40 del Inmex, en términos capitalización. Su índice de referencia es el IRTMID.

Diversificación global con índices

El pequeño y mediano inversionista, interesado en invertir globalmente a través de índices, también puede incluir fondos de inversión indizados de otros países o especializados en alguna región o país del mundo. Por ejemplo, la oferta de fondos indizados incluye al índice Bovespa de Brasil (ACTINBR); Nasdaq 100 (STERNDQ), Dow Jones (STERDOW) y Standard & Poor´s 500 (ACTI500) de Estados Unidos; y Nikkei 225 (STERJAP) de Japón.

Con ETFs

Los fondos especializados en acciones internacionales incluyen valores de Estados Unidos, Europa, Asia, mercados emergentes, ETFs internacionales y valores que cotizan en el Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) de la BMV.

En el SIC también se encuentran listados alrededor de 150 ETFs vinculados a índices de las principales Bolsas de valores el mundo, regionales (Europa, Asia, África, América Latina, etcétera), mercados desarrollados, mercados emergentes, mercados frontera, por acrónimos (por ejemplo, BRICs), materias primas (oro, plata, petróleo, trigo, etcétera), de compañías seleccionadas por su nivel de capitalización (alta, media y baja), por compañías seleccionadas por el pago de dividendos, potencial de crecimiento o sustentabilidad, sectores de actividad (tecnología, sectores de consumo cíclico o defensivos, servicios financieros, materiales básicos, energía, industria, etcétera), entre otros.

Un portafolio global

Un inversionista puede incluir en su portafolio valores mexicanos, brasileños, mercados emergentes, estadounidenses y asiáticos, eligiendo los índices correspondientes, o bien, seleccionar un índice mundial (que considera valores de todo el mundos) e invertir en ellos de manera muy sencilla, altamente diversificada y con menor riesgo que si lo hiciera seleccionando individualmente los valores.

Los índices bursátiles constituyen una excelente alternativa para diversificar portafolios de inversión con exposición al riesgo/rentabilidad de valores de otros países y regiones del mundo, lo que implica más diversificación en términos de expectativas económicas, divisas, etcétera.

En cualquier caso, hay que ser conscientes de que la inversión en renta variable es a largo plazo (de preferencia, de cinco años en adelante).

Índices de deuda

No sólo se puede invertir en índices accionarios. Quienes desean una menor exposición al riesgo pueden invertir en índices de renta fija.

En el caso de la deuda mexicana hay seis opciones:

  • CETETRAC (iShares LATixx México) está especializado en deuda gubernamental.
  • CORPTRAC (iShares México Corporate Bond TRAC), que incluye instrumentos de deuda corporativa de alta calificación crediticia emitida por empresas mexicanas
  • M10TRAC (iShares LATixx México) da seguimiento al precio y rendimiento LATixx, índice, antes de comisiones y gastos, del índice Dow Jones LATixx del gobierno de México en BONOS de cinco a 10 años.
  • M5TRAC (iShares LATixx México), cuyo objetivo es realizar un seguimiento del precio y desempeño, antes de comisiones y gastos, del índice Dow Jones LATixx México Gobierno BONOS de uno a cinco años.
  • UDITRAC (iShares LATixx México), mide el rendimiento de los Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal emitidos en Unidades de Inversión (udis) a partir de enero de 2003, con un plazo de vencimiento superior a un año.
  • UMSTRAC (iShares LATixx México), brinda acceso a los rendimientos que paga en los mercados internacionales la deuda soberana mexicana emitida en dólares.

Los ETFs de deuda proporcionan diversificación, exposición a la curva de tasas de interés, cobertura cambiaria, cobertura a la inflación y rebalanceos automáticos.

El valor de los papeles de deuda sube o baja de manera inversa a como se comporta la tasa de interés.

Los índices de la BMV

Además del IPC, la BMV también calcula otros índices:

  • Índice México (INMEX) que incluye 20 acciones, cuyo valor de mercado ajustado por acciones flotantes sea igual o mayor al 0.1% del valor de mercado del IPC, y toma en cuenta los dividendos en efectivo para su rendimiento
  • Índice de la Mediana Capitalización (IMC30) Incluye a aquellas emisoras cuyo valor de mercado se ubica en el rango del valor medio de la media desviación estándar, y cuya serie más líquida tenga una rotación mayor a cero.
  • Índice México-Brasil (IMeBz), con 10 acciones del mercado accionario y 10 del brasileño, que refleja el desempeño del mercado mexicano en conjunto con las empresas brasileñas con mayor bursatilidad registradas en México
  • Índice Brasil (BMV_Brasil 15) está compuesto por 15 series accionarias que representan ADRs (American Depositary Receipt) brasileños que cotizan en mercados reconocidos
  • Índice de Dividendos (IDIPC) refleja el rendimiento capitalizado de los dividendos otorgados por cada una de las emisoras que integran el IPC
  • Índice de Sustentabilidad y Responsabilidad Social (ISRS) integra a las 23 empresas que mejor se encuentran posicionadas con relación a su compromiso con el medio ambiente, sus principales grupos de interés y Gobierno Corporativo; y el
  • Índice Compuesto del Mercado Accionario (IPC CompMx) que incluye a las 60 acciones más grandes y liquidas del mercado mexicano. A partir de éste se calculan el Índice de Empresas de Alta Capitalización (IPC LargeCap), el Índice de Empresas de Media Capitalización (IPC MidCap), y el Índice de Empresas de Pequeña Capitalización (IPC SmallCap).

Adicionalmente, la BMV cuenta con índices sectoriales: Habita, Extractiva, Transforma, Construye, Comercio, Enlace y Servicio. Y otros especiales como el Índice Diario Inverso de la BMV (DIBol) que resulta de componer geométricamente el rendimiento porcentual diario con signo contrario del IPC; y el Índice Diario Doble de la BMV (DDBol), que expresa el comportamiento del IPC pero en doble magnitud. Estos últimos dos índices fueron calculados para servir de referencia (subyacente) a productos financieros como los ETF’s de tercera y cuarta generación conocidos como DIABLO y ANGEL que cotizan en la BMV.

El proceso de selección de índices

Diversificar una cartera de inversión en índices requiere de elaborar un proceso de selección. Es fundamental entender la composición del índice de referencia, de esta manera se podrá establecer el riesgo que se va a asumir al elegir cada índice seleccionado, sus expectativas de rentabilidad y si se ajusta a la estrategia de inversión que se quiere seguir.

Un buen principio es analizar la gráfica histórica de cada índice seleccionado, así como sus múltiplos P/U y P/VL. Si el múltiplo actual está por encima del promedio histórico, quizá lo mejor es esperar mejores escenarios para invertir en un índice. Caso contrario ocurriría si los múltiplos se ubican por abajo del promedio histórico, puesto que ese índice está barato.

Otro filtro para la toma de decisiones es la evaluación fundamental del país o región en que se desea invertir. En épocas de expansión económica, sectores como el industrial o el de consumo presentan mayores rendimiento que el promedio; mientras que en el inicio de una recesión, sectores como el de salud y el de consumo básico, suelen desempeñarse por encima del resto del mercado.

Un claro ejemplo de cómo tomar en cuenta la diversificación de carteras geográficas a través de índices, es considerando la situación macroeconómica que enfrentan los países desarrollados, sobre todo aquellos de zona euro, por lo que habría que tomar las debidas precauciones para participar en estos mercados y el plazo en el que se esperaría resultados de estos componentes.

Apóyate en tu asesor financiero para llevar a cabo tu toma de decisiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s