DINERO PESADO

Soluciones para la obesidad

DINERO PESADO

[Estudio de Bank of America Merrill Lynch Global Research / Ilustración Cruz Martínez]

En su más reciente investigación, el equipo de Medio Ambiente, Sociedad, Gobernabilidad y Sustentabilidad ha determinado que la batalla por reducir la obesidad representan una mega tendencia, con implicaciones para los próximos 25 a 50 años.

“Actualmente, podría ser el desafío más urgente en lo que respecta a la salud mundial –considera Sarbjit Nahal, estratega de renta variable. Los esfuerzos por enfrentarla moldearán las perspectivas de los funcionarios y los consejos de administración de las empresas alrededor del planeta”.

El reporte ilustra el aumento de la obesidad global y sus crecientes costos, por lo que analistas de esa institución colaboraron para identificar los sectores y compañías que desarrollan soluciones a largo plazo.

Hace algunos meses, el equipo de biotecnologías publicó el estudio The skinny on obesity (La verdad sobre la obesidad), que destaca el potencial para el desarrollo de nuevos fármacos en el combate al aumento de peso. “Históricamente, la Food and Drug Administration (FDA – autoridad de sanitaria estadounidense) mantenía una postura poco flexible en el tema de la tolerancia al riesgo de los fármacos para pérdida de peso. Sin embargo, en tiempos recientes ha mostrado un mayor apoyo a su desarrollo”, señala Steve Byrne, analista de biotecnologías.

A nivel mundial, 500 millones de personas sufren de obesidad y 1,400  millones sufren sobrepeso. La obesidad es la quinta mayor causa de muerte, con 2.8 millones de víctimas cada año. Su prevalencia en el mundo se duplicó entre 1980 y 2008, según la Organización Mundial de la Salud.

Bajo las tendencias actuales, para 2030 se habrán sumado 65 millones de obesos tan sólo en Estados Unidos. Aunque su impacto es bien conocido en occidente, esta enfermedad avanza rápidamente alrededor del orbe. En Europa la obesidad se ha triplicado en los últimos 30 años, mientras que en los mercados emergentes, la occidentalización de las dietas ha propiciado un rápido ascenso.

Brasil, donde 16% de la población presenta este padecimiento, alcanzará los niveles de obesidad de EU durante la tercera década del siglo, si continúan las tendencias actuales. Ha llegado a niveles de hasta 20% en las metrópolis de China y se estima que una cuarta parte de las mujeres rusas la padecen. En este momento, los países con mayores tasas son Estados Unidos y México, mientras que los de menores son Japón y Corea del Sur.

El costo de la obesidad

La obesidad cuesta mucho más de lo que se creía. En un estudio realizado en mayo pasado por el Instituto Médico de Estados Unidos, se estima que el costo anual de las enfermedades vinculadas al sobrepeso supera los $190 mil millones de dólares, 21% del gasto médico anual de esta nación. Estudios anteriores sugerían que la cifra era de 10%.

Los gastos médicos para tratamiento a pacientes obesos son 40% mayores que los de pacientes sin este problema. Tratar a personas obesas supone una prima mayor que tratar a fumadores. La obesidad agrega 50% a los costos médicos anuales, mientras que el tabaquismo agrega 20%. Los altos niveles globales de obesidad infantil y la creciente obesidad en los mercados emergentes, aumentaran los costos mundiales.

Tal como sucedió con el tabaquismo, es probable que el incremento de recursos por parte de los gobiernos, las empresas y las sociedades para combatir esta enfermedad, propicie acciones colectivas y una mayor regulación. BofA-Merrill Lynch prevé que la situación derive en un amplio escrutinio de los factores de estilo de vida asociados a la obesidad, incluyendo alimentos y bebidas, escuelas, lugares de trabajo y aseguradoras, así como la lucha contra la vida sedentaria y el fomento de la actividad física.

Inversión en la lucha contra la obesidad

Los inversionistas deberán adoptar una visión amplia y de largo plazo al seleccionar acciones vinculadas al combate a la obesidad. En este sentido, la investigación identificó un listado de más de 50 acciones (Global Fighting Obesity Exposure Stocklist), con enfoque en cuatro sectores:

  1. Farmacéuticas y salud: Se trata de las empresas que están aprovechando el mayor apoyo de la FDA para el desarrollo de fármacos contra la obesidad. También destacan las compañías que encaran enfermedades y necesidades relacionadas a la obesidad, como la diabetes y la insuficiencia renal, así como implantes de cadera y rodilla. Finalmente, considera el equipamiento: elevadores para pacientes, camas más grandes y puertas más amplias para ambulancias.
  2. Alimentos: Compañías que realizan esfuerzos por acceder al mercado de salud y bienestar (valuado en $663 mil millones de dólares sólo en EU), así como en la reacción de sus portafolios ante la creciente presión de la regulación, como los impuestos a la obesidad (buscan reducir los niveles de azúcares y grasas).
  3. Pérdida de peso, gestión de la dieta y nutrición. Hasta 50% de algunas poblaciones occidentales utilizan las dietas, la nutrición apuntada y otras modificaciones del comportamiento, creando un mercado que ha alcanzado $4 mil millones de dólares en EU y sigue creciendo a nivel mundial.
  4. Indumentaria y equipo deportivo: Esta es una estrategia de largo plazo, pero la promoción de la actividad física se convertirá en una prioridad clave dentro de las políticas de salud de más gobiernos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s