APRENDER DEL PASADO

*Artículo publicado en la versión impresa d ela revista de agosto de 2012.

México y el mundo

APRENDER DEL PASADO

[Por Pedro Alonso Angulo]

A principios de julio, algunas de las cosas que nos preocuparon durante el primer semestre, tuvieron alguna suerte de respuesta. Y lo digo así porque los pasos que se han dado en varios campos de interés para el inversionista no resuelven la totalidad de la incógnita, ni individual, ni colectivamente. Pero algo es algo.

Elecciones en México

Por ejemplo, existe la probabilidad de que cuando leas este artículo, aún se encuentre en tribunales la decisión sobre la elección mexicana. Espero que no sea así. Pero un aprendizaje enorme para los mexicanos es que sabemos que los conflictos del poder político se resuelven en los tribunales y no a pedradas o balazos en las calles. Lamentablemente, a este tipo de cosas no les damos el valor merecido.

Las elecciones en México era uno de los temas claves del año (como lo es la elección en Estados Unidos, el próximo noviembre). Al parecer resultaron como esperábamos: un proceso razonablemente ordenado, considerando que el tema de discusión de la democracia no es el proceso electoral en sí mismo. Solemos confundir unas elecciones bien llevadas con la presencia de la democracia y no son lo mismo. Si bien las primeras son condición necesaria para la existencia de la segunda, no son condición suficiente.

Para que podamos hablar de una democracia con mayor grado de madurez, tenemos que ser conscientes de nuestra participación cotidiana en la política. No significa que todos seamos funcionarios públicos o tengamos la responsabilidad que implica un cargo de elección popular, sino que lo hagamos desde nuestra posición de ciudadanos. Ello conlleva interesarnos, mantenernos informados y estar dispuestos a compartir nuestras ideas, escuchar las de otros, respetarlas y aprender de todo. Hablar sobre este tema en casa con seriedad, pero sin solemnidad, es también fundamental. Es en el hogar donde aprendemos todo (de lo bueno y lo malo): a negociar, aceptar, rechazar, tolerar, compartir y entender que en la democracia, el que gana no gana todo y el que pierde no pierde todo. Comprendemos también que siempre hay una siguiente oportunidad para los ciudadanos, para que lo seamos de tiempo completo y no sólo una vez cada sexenio. Votar es importante, participar cotidianamente, todavía más.

Crisis europea

Europa con su crisis de deuda soberana e inestabilidad bancaria fue otro de los temas protagónicos –del primer semestre– que alcanzaron a tener algún avance. Grecia fue uno de los principales dolores de cabeza. Después de renegociar su deuda y conseguir nuevo financiamiento, los compromisos que se hicieron –duros, pero inevitables– encontraron un obstáculo para ser cumplidos. Se llevaron a cabo elecciones que no consiguieron, dada su mecánica, formar un nuevo gobierno. Se radicalizó la posición de la corriente de izquierda que parecía tener una cantidad de adeptos suficiente para ganar las segundas elecciones. Por otra parte, esta izquierda hacía ofertas de “felicidad sin costo”, partiendo de la amenaza supuesta de abandonar la Unión Europea (UE), y el probable contagio que otras naciones registrarían (decidiendo en consecuencia, abandonar igualmente la UE). De ocurrir algo así, hubiera conllevado a un supuesto derretimiento del euro, como moneda común, y a un colapso del bloque europeo, como concepto económico y político.

Los que somos aficionados al futbol o a cualquier otro deporte hemos aprendido que para ganar el partido, primero hay qué jugarlo. Después se proclama uno vencedor de la contienda y goza de las mieles del triunfo, que también tiene sus complejidades. La izquierda griega no ganó las elecciones y el país permaneció dentro de la Unión Europea, con las consecuencias que ello supone: cumplir con los compromisos asumidos y pasarla mal durante algunos años, como le sucede a cualquiera que excede demasiado tiempo, en un periodo importante, el nivel de vida que le corresponde. Nosotros los mexicanos tenemos experiencia en ello.

Lo que aprendí del episodio griego fue muy importante. Partí de la base que mencioné: para ganar el partido hay qué jugarlo primero. Después, al ver que todo mundo estaba en la idea del triunfo electoral de la izquierda y en consecuencia de la salida de Grecia del bloque europeo, del derretimiento del euro y el colapso total, me pregunté: ¿Y si no gana la izquierda y Grecia permanece en la Unión Europea? Entonces me di cuenta que la mayoría se estaba arrinconando en la esquina negativa del posible escenario y se otorgaba a las posibilidades positivas una probabilidad mínima de ocurrencia. Decidí ponerme en la posición contraria, pues la mayoría es la mayoría, pero no significa que tenga la razón. Al menos no siempre, ni por decreto.

Como acostumbro decir, tengo muchos “defectos”, pero hay dos que se me notan: digo lo que pienso, lo escribo y lo divulgo en medios públicos. Así que hice varias cosas: discutí la idea con Cristina Hernández (columnista de Inversionista) para enriquecerla. Escribí en mi columna diaria de Excélsior lo que pensaba hacer. Hablé con mis clientes que podían verse afectados con mi decisión, para compartirles el razonamiento que había detrás y escuchar sus puntos de vista. Actué en consecuencia con lo que pensaba. Y en esta ocasión, salió bien. Pudo no ser así, pero el planeta progresa porque alguien toma riesgos.

Errores de los que hay que aprender

Casi de manera simultánea al evento griego, el drama español se precipitaba. La banca de ese país sufría serios problemas. Los gringos dicen que en el tema de bienes raíces el “gran truco” es: “location, location and location” y quizá tienen razón. Lo que he aprendido es que en temas bancarios, el “gran truco” es: “calidad de crédito, calidad de crédito y calidad de crédito”. Es probable que los españoles se hayan equivocado en ambas cosas. Dieron demasiado crédito al sector inmobiliario, sin un análisis adecuado que debía incluir, entre otras cosas, la cuestión de la “location”. No me refiero sólo a lo físico y geográfico, hablo del sector y de la condición global, que ya reflejaba graves problemas de los que habría que haber aprendido.

La suma de lo griego y lo español puso en la esquina a los políticos europeos. Lo primero que hicieron fue decidir dar a España un crédito por $100 mil millones de euros. Por falta de definición de este mecanismo de auxilio, los mercados terminaron agrediendo más la deuda soberana española y empujando el rendimiento de los bonos de 10 años a niveles de 7%. Finalmente, se encareció el financiamiento total de la deuda futura española y de otros países como Italia.

De tal suerte, la UE decidió tomar medidas para apoyar el crecimiento: dirigir el crédito a la banca española y no a España, instituir una autoridad supervisora para la banca europea y separar el tema de la deuda soberana. En concordancia con lo anterior, el Banco Central Europeo bajó su tasa de interés de referencia. El aprendizaje es reiterado para mí: los políticos sólo actúan bajo presión extrema, así que no hay que dejar de hacerla.

Y aquí estamos. Los mercados tuvieron un alza muy importante en junio, algo más de 8% en un mes, extraordinario, luego se detuvieron. La atención entonces viró hacia la Reserva Federal de Estados Unidos. El banco central no dio muestras, hasta mediados de julio, de llevar a cabo una nueva medida de relajación monetaria. Quizás, cuando lean este artículo ya lo haya hecho, pero a mí me suena que no, pues la presión viene de los mercados que son como “adictos profesionales”: siempre piden una dosis mayor para su propia satisfacción. La política monetaria no está para eso, sino para buscar el bienestar de la sociedad, como cualquier estrategia pública.

Les pido que añadan a mis comentarios sus propios y personales aprendizajes del primer semestre de 2012. Que no sean en vano las experiencias vividas. Suerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s