Cinco acciones petroleras

*Artículo publicado en la edición impresa de la revista de julio de 2012.

El oro negro aún tiene mucho que dar

CINCO ACCIONES PETROLERAS

[Por Clem Chambers*]

No crean si los encabezados de los diarios dicen: “La euro-crisis ha terminado”.

  • Grecia podría abandonar el euro, pero no sería un gran desastre (el incumplimiento de pagos es tan sencillo, como lo es introducir una nueva moneda, incluso países en quiebra pueden hacerlo)
  • España rescatará sus bancos: el Banco Central Europeo (BCE) los inyectará con todos los euros necesarios
  • Italia irá adelante
  • Francia saldrá airosa
  • Habrá inflación
  • Toca a la puerta la austeridad, pero sólo superficialmente
  • El euro caerá y continuará cayendo

Desde el año pasado, los mecanismos y acuerdos sobre qué hacer respecto a la crisis no se han trabajado. Ya entonces la crisis era real y sin un acuerdo de cómo arreglar las cosas en conjunto, el sistema entero estaba en paro cardíaco. Ahora es diferente, la solución está en marcha. Esto significa que la situación ya no es crítica; los problemas son a largo plazo y manejables.

La “operación de refinanciamiento a largo plazo” del BCE significa dos cosas:

  1. 1El resultado de un acuerdo. Alemania tendrá que soportar la inflación. ¿Por qué no?, si la nación germana va a prosperar aún más con inflación. Unos pocos puntos porcentuales en el costo de la vida bajarán al euro y harán que Alemania se vuelva una potencia todavía mayor. ¡Qué sacrificio para mejorar la unidad europea!
  2. Un método de estabilización, estímulo y reactivación del euro. En una forma en la que a nadie le importe romper el sueño monetarista dorado de prudencia fiscal y presupuestos equilibrados. El BCE puede “refinanciar a largo plazo” en el momento que considere oportuno y si la inflación golpea, pues difícilmente obstaculizará a los países para salir de sus deudas.

Los inversionistas están buscando seguridad en tiempos de incertidumbre. La euro-crisis tiene un impacto dramático en el mercado a corto plazo. Lo que muchos demandan son oportunidades a mediano y largo plazos. Por lo tanto, se extiende el riesgo a través de un amplio periodo y a numerosas economías.

El sector energético, al cual le doy una mirada este mes para mi selección de acciones, podría ser esa opción global segura y a largo plazo. Cada país necesita energía, independientemente de su situación financiera, y al parecer, los combustibles fósiles continuarán dominando las siguientes décadas. Estos factores se combinan para hacer de este sector un refugio de los problemas europeos actuales.

No existe un límite en la cantidad de energía que puede consumirse a bajo precio; es sólo una cuestión de oferta. A medida que el hambre de combustibles crece en el mundo, el potencial de ganancias para las compañías del ramo aumenta. Entonces, ¿por qué estas empresas son baratas? En una palabra: Gobierno.

La energía es un problema social y a la vez una gran generadora de dinero, por ello hay política involucrada. El Gobierno es el frío dedo de la muerte para todas las empresas (y el sector petrolero mexicano podría descubrirlo pronto). En un momento puedes ser el dueño de acciones en una excelente compañía energética y al minuto siguiente, verla expropiada.

Esto hace que las compañías sean esclavas de los aparatos del estado, desde las Islas Malvinas hasta los residuos de Canadá. Incluso el Sistema del Tratado Antártico cubre a las empresas del sector (Washington, desde 1959, regula las relaciones internacionales con respecto a la Antártida).

En consecuencia, las energéticas suelen ser grandes y rentables, pero también son injuriadas y reguladas hasta el fondo. Por todo esto, tienen posibilidades de convertirse en títeres de un gobierno. Sin embargo, puede tratarse de una firma de energía sin la supervisión constante del gobierno, pero contribuir con los impuestos en cada punto de la cadena.

No olvidemos que estamos en un mundo donde el euro cae y caerá, pero las economías se reequilibrarán poco a poco. Con suerte, la inflación se mantendrá entre 5 y 7%, aunque podría pegar con cifras de dos dígitos.

Esto es bueno para los activos, ya que la reactivación económica empuja los valores nominales de las cosas hacia arriba o los hace caer menos, a pesar de que en términos financieros todavía están muy castigadas. Aunque probablemente no agreguen una riqueza real, los activos duros funcionan como una protección contra los estragos de la estanflación.

Las principales monedas se reajustarán, mientras los países se retuercen para salir de sus deudas –una vez más, los ahorradores sufrirán, mientras los prestatarios y gastadores despreocupados prosperarán en un mundo inflacionario y de bajo interés–.

El sector energético global muestra las diferencias entre regulaciones gubernamentales, inversiones a largo plazo y la propagación de riesgo. La pregunta que los inversionistas deben hacerse es: ¿Qué futuro le depara este mercado? ¿Están las empresas listas para cualquier cambio?

Cinco Empresas de energía

Exxon Mobil

Reportó un ingreso de poco menos de la mitad de medio billón de dólares en 2011. Amparadas por este gigante estadounidense, Exxon Mobil (NYSE: XOM), sus acciones son de las más importantes del mundo, sin importar el sector.

Exxon es capaz de ofrecer a un inversionista un margen de intereses dentro de una acción. Aunque está muy avocada a la exploración, producción y transportación de petróleo crudo, también se involucra en el gas natural y la venta directa de productos derivados del petróleo a sus consumidores.

Actualmente Exxon se encuentra por debajo de un valor accionario de tres años de $93 dólares, seguido de una fuerte recuperación de las caídas entre 2008 y 2010. Hay que seguirlo de cerca.

Chevron

El sector energético no sólo es acerca de la extracción de combustible crudo o de su procesamiento. Como industria compleja necesita mentes expertas para apoyarla y desarrollarla. La Chevron Corporation (NYSE: CVX) brinda apoyo administrativo, financiero, de gestión y tecnológico a firmas estadounidenses.

Con una capitalización de mercado actual de $197 millones 500 mil dólares y una proporción P/E de 7.4 veces, los inversionistas interesados estarán dispuestos a investigar más sobre Chevron, con una proporción de pago más alta que la de Exxon, de 23, junto a un valor accionario actual de100.

La acción ha tenido un desempeño muy a la par de Exxon, destacando la fortuna del sector durante los últimos años.

Shell

Como una de las compañías más omnipresentes en el planeta, Royal Dutch Shell cuenta con una serie de opciones accionarias diferentes para los inversionistas. Ya sea una acción tipo A (NYSE: RDS A) o la que he elegido para observar, una acción tipo B (NYSE: RDS B), nadie que quiera hacer inversiones energéticas puede evitar mirar hacia esta marca mundial.

Algunos analistas consideran que invertir en esta acción es como “entrar a un territorio sobrevendido”, la acción tipo B de Shell ha caído a un mínimo reciente de $64.58 dólares por acción (mayor que otras compañías, como Exxon). La pregunta para los inversionistas es: ¿éste es el comienzo de una tendencia a largo plazo, un bache o Shell refleja el futuro del sector en su conjunto?

Los operadores alcistas pueden verla con interés, mientras que los bajistas probablemente ya se mantienen alejados.

Lukoil

La investigación de las energéticas no podría estar completa sin mirar a Europa del Este. Lukoil (LSE: LKOH) controla 17.8% de la producción rusa de petróleo y es, en tamaño, la tercera empresa petrolera no-estatal, que cotiza públicamente y cuenta con reservas de hidrocarburos.

El colapso de la Unión Soviética dio paso a inmensas posibilidades en este sector, demostrado por los ingresos netos de 2010 de Lukoil, de $9 mil millones de dólares (un aumento de aproximadamente 30% con respecto al año anterior). Actualmente con un P/E de 3.79 veces, el crecimiento de esta firma y su mercado de capitalización de $45,590 millones de dólares, debería ser suficiente para tentar a los inversionistas que desean diversificar su portafolio de energéticos más allá de Norte y Sudamérica.

Pemex

En esta columna raramente hablo sobre firmas mexicanas, pero en este caso debo hacer una excepción, puesto que comparar a Pemex con otras compañías energéticas es fascinante. Las otras acciones que he elegido son de empresas privadas y por lo tanto vienen con una serie de desafíos diferentes de aquellos que tienen las compañías estatales como Pemex.

En primer lugar, con ingresos en 2010 de $103 mil millones de dólares, aproximadamente un 20% de Exxon, Pemex tiene cerca de 50 mil empleados más que el total global de Exxon (83,600), empujando los problemas de eficiencia hacia el frente. En segundo lugar, recientemente se reportó que Pemex tenía reservados $30 millones de dólares en acciones que los auditores descubrieron como pérdidas. Estas pérdidas, encontradas por una diputada de oposición, demostraron cómo Pemex tiene una dimensión política en su desempeño que empresas como Lukoil no encaran inherentemente.

Con renovadas llamadas a Pemex para seguir a Petróleo Brasileiro, a abrir su mercado, se ha discutido la apertura de un 30% de participación.

Los inversionistas mexicanos deben comenzar a observar de cerca las otras cuatro firmas mencionadas, desde las viejas compañías privadas como Shell y Exxon, hasta el recientemente liberado sector energético ruso. Existe mucho que aprender acerca de la fortuna del sector y hay lecciones que Pemex deberá aprender. Pase lo que pase, si hay una colocación en Bolsa de esta empresa, seguro será fascinante.

* Clem Chambers es director general de ADVFN.COM, el sitio web líder en Europa sobre mercados financieros. Es invitado regular en cadenas como CNBC Europe, BBC News, CNN, Sky News y Phoenix TV de China, entre otras, y escribe en publicaciones como Wired, The Daily Telegraph y Forbes. Es ampliamente conocido por sus predicciones bursátiles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s