¿LA ALTERNATIVA ES REGULAR?

*Artículo publicado en la edición impresa de la revista de julio de 2012.

Mercados buscan protección contra crisis

¿LA ALTERNATIVA ES REGULAR?

[Por Gabriela Guerra Rey / Foto María Elena Calvo]

Jorge Alegría, director general del Mercado Mexicano de Derivados (MexDer) y director general adjunto de mercados de información de la BMV.

La situación de crisis en Europa no parece tener fin. Las alarmas no disminuyen ante eventos como las políticas de austeridad de la canciller alemana, Ángela Merkel, o la necesidad de estímulos mayores al crecimiento, clamada, entre otros, por el socialista François Hollande.

Los interminables capítulos de la tragedia griega no sólo ponen en duda los caminos para salir del atolladero, sino que despiertan el temor de algo inimaginado cuando se constituyó la Unión Europea: la salida de un país de la zona euro. Las consecuencias en los mercados de valores se hacen sentir e impactan todas las plazas del mundo.

Jorge Alegría, director general del Mercado Mexicano de Derivados (MexDer) y director general adjunto de Mercados e Información de la BMV, se revela optimista en cuanto al fin de la crisis europea, al tiempo que resalta las fortalezas de México para navegar en aguas turbulentas.

¿Cuál es el peor escenario si Grecia saliera de la eurozona?

Si Grecia sale de la zona euro, el costo para el país helénico sería enorme: volver al dracma implicaría una gran devaluación que generaría una crisis social y política mucho mayor que la actual. Pero más grave que el problema económico en sí, es que un miembro del euro se declare en bancarrota y salga del grupo, con todo lo que esto significa. No hay una película filmada, un antecedente, para saber qué pasa. Se pudiera generar el miedo de que la situación se repita en otras economías, quizás Portugal, España o Italia.

Cuando se calmen estas tempestades de los países satélites, o de los mismos países centrales, incluyendo España, yo sí creo que va a haber planteamientos importantes en cómo funciona el euro, y mayor libertad de las naciones para manejar su moneda. Va a haber una revisión, no es el momento porque ahorita tienes el elefante dentro del cuarto de baño, pero después vamos a ver algunos ajustes en cuanto a manejo de déficits y un poco más particulares de manejo de deuda localmente. Soy optimista.

¿Entonces sí se logra ver el final de la crisis?

Yo no podría decir si hay una solución a la vista; eso lo pensábamos hace muy poco cuando vimos un impulso y mayor apetito por riesgo, pero no duró ni dos meses.

El advenimiento de François Hollande, ha estado rodeado de mucho ruido, pero no he podido ver la diferencia con lo que tiene hoy Francia. Sí creo que va a tener que poner distancia y hacer algo nuevo para que concuerde con todo lo que dijo y que le ganó votos, pero por muy socialista que sea, no hay mucho espacio para maniobrar dentro de la nación. En mi opinión Hollande va a ser moderado.

Pese a ello, considero que este mismo año vamos a tener mejores propuestas o quizás una solución de más largo plazo.

Cada exabrupto de la crisis, desde 2008, ha sido recogido por los mercados de valores. ¿Qué indica la experiencia de los últimos años?, ¿hay que regular más?

Déjenme decir algo extremo, pero no muy lejos de la realidad: desde 2008 no ha cambiado nada, hay cientos de hojas escritas sobre qué sí y qué no, reglas aquí y leyes allá, pero no hay ni una aplicada.

Dodd-Frank (la reforma legislativa de los servicios financieros en Estados Unidos) se aprobó en 2010, entró en vigor, pero todavía no está aplicada porque se encuentra sujeta a la emisión de reglas secundarias. Hasta hoy ha sido diluida en negociaciones en Washington para ver qué entra y cómo.

En Europa, se emitió la reforma del Reglamento de Infraestructura de Mercados de Europa (EMIR), que busca más garantías en el mercado de derivados; pero tampoco está en vigor.

Basilea III, el acuerdo para reforzar la solvencia y liquidez de las entidades de crédito, también sigue atrasada.

Entonces, sí hay que regular más porque en la práctica no se ha regulado nada. Yo comulgo plenamente con los principios del Grupo de los 20(G-20), que se comprometió a emitir la regulación necesaria para tener un mercado de derivados (Over The Counter – OTC) más regulado, que promueva la transparencia, estandarización y liquidez en una cámara de compensación. Estos principios, con los que estoy totalmente de acuerdo, se recogen muy bien en las reformas Dodd-Frank y EMIR, pero hasta ahora no hay nada. Sin embargo, el mercado se ha auto-regulado mucho en espera de que las leyes entren en efecto.

¿Cómo aterrizamos todos estos mecanismos en México?

México no puede permanecer ajeno, ni a la tendencia ni a la regulación, porque una buena parte del sistema financiero nacional tiene participación extranjera (por no decir casi todo). En ese sentido, vamos a ser afectados por Dodd-Frank o EMIR y las autoridades (Banco de México, Secretaría de Hacienda, Comisión Nacional Bancaria de Valores) deben trabajar en adaptar estas regulaciones al mercado mexicano.

Nosotros también, como Bolsa, estamos trabajando en ofrecer al mercado una solución para que, con regulación o sin ella, el sector bancario mexicano y el de inversionistas institucionales (afores, sociedades de inversión y aseguradoras) tengan la posibilidad de que las operaciones OTC se hagan en un mercado organizado y se liquiden en la cámara para reducir riesgos. Eso lo vamos a hacer este mismo año, en septiembre, en MexDer; vamos a lanzar swaps de tasas de interés que hoy son operaciones típicamente OTC, que se podrán operar en Bolsa y, por lo tanto, liquidar en una cámara. Eso da cumplimiento a los cuatro principios del G-20: transparencia en la operación, una cámara que toma los riesgos y los administra, un repositorio de información, y disminución de costos de capital al ser liquidados en una cámara.

Por otra parte sabemos que las autoridades están buscando crear incentivos vía regulación, además de que la CNBV y el Banxico han sido muy claros en la intención de que México adopte Basilea III, este año o el siguiente. Y esto también genera un incentivo para que los bancos busquen hacer más eficiente el uso de capital.

¿Cómo es visto México por el mundo en materia de legislación?

México tiene un marco legal moderno y flexible que ha provocado que emisoras mexicanas y extranjeras estén interesadas en colocar deuda en el país. El mercado nacional tiene una liquidez envidiable, tanto en el cambiario como en el de dinero. Empresas de centro y sudamericanas han colocado sus papeles aquí (Bladex, Banco de Chile, etcétera). Otro buen ejemplo es la colocación de la petroquímica ALPEK, aunque el 50% fue adquirida por inversionistas extranjeros, el 100% de las acciones se colocaron en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). México se ha convertido en un centro financiero no tan grande como Brasil, pero con perspectivas de crecimiento más rápidas.

¿Hay otros mecanismos de eficiencia en la Bolsa?

Con los avances tecnológicos hoy es posible poner órdenes desde cualquier parte del mundo en cuestión de segundos. Esto ha facilitado la aparición de una nueva especie de inversionista: los operadores de alta frecuencia, que reciben información de todo el mundo y encuentran patrones a aprovechar para comprar y vender una acción en cualquier lugar; es como comprar en México y vender en Rusia, por ejemplo.

Significa que ahora se hacen operaciones de estrategias sumamente sofisticadas basadas en modelos y algoritmos, y lo que se busca es que se ejecuten en cuestión de segundos o menos. Anteriormente podíamos manejar hasta 70 órdenes por segundo en cada enlace, pero con el nuevo motor se pueden manejar 200 mil órdenes por segundo. Adicionalmente, este mecanismo es mucho más seguro para evitar los llamados “errores de dedo” que lleven a situaciones similares a la que se presentó en abril con BullTick, o la que vivió Estados Unidos en 2010 con el flash crash. Este motor de regulación se añade a otros mecanismos ya existentes:

  • Promedio móvil al 10%. Cuando una acción se mueve 10% en un lapso de cinco minutos, se va a una subasta donde se analiza el movimiento ocurrido, antes de reanudar la cotización.
  • Filtro de suspensión de 15%. Si una acción se mueve 15% durante el día, se suspende y la empresa en cuestión tiene que aclarar si hay algún evento relevante o no.

Considerando en clima de crisis que seguimos viviendo, las nuevas formas de regular y los pasos positivos del mercado mexicano, ¿cuáles serían buenas opciones para invertir?

Hay mercados mineros muy atractivos en Perú, aunque de alto riesgo. Dentro de América Latina, Colombia se ve bien, aunque es más difícil de operar porque es muy pequeño ése mercado. Chile siempre se ve bien, pero ya tiene un poco elevados los precios, por lo que las ganancias pueden ser limitadas; sin embargo, es una economía muy ordenada y tremendamente eficiente.

México no estar exento de brincos y topes (con un poco de “hipo” en el camino), pero tiene sectores atractivos, como los de servicios, turismo, transporte, aeropuertos. También los servicios financieros tienen una oportunidad enorme de apreciación.

Estados Unidos tiene sus riesgos, pero continúa navegando. Eso me da mucho optimismo para México, que recibe un impacto muy favorable de su vecino del norte. La relativa caída que hemos visto del peso mexicano se justifica totalmente con el renovado nerviosismo hacia Europa, pero ofrece una buena oportunidad para comprar instrumentos en pesos. Y si tengo que incluir un instrumento yo no dejaría fuera la renta variable a largo plazo.

Mecanismos de regulación en proceso

DODD-FRANK

Ley de reforma financiera y protección de los consumidores, refrendada por el presidente Barack Obama en julio de 2010. Abarca casi todos los aspectos de la industria de los servicios financieros. Se impulsa en respuesta a la crisis 2008-09, con el objetivo de devolver a los inversionistas la confianza en la integridad del sistema financiero.

EMIR

Es el equivalente europeo de Dodd-Frank. La reforma del Reglamento de Infraestructura de Mercados de Europa (EMIR) pondrá en marcha más garantías en el mercado de derivados. Es la respuesta de la Comisión Europea para el mandato del G-20, de hacer nuevas regulaciones al mercado de derivados.

BASILEA III

Acuerdo entre los bancos centrales y los supervisores, para reforzar la solvencia y liquidez de las entidades de crédito. El objetivo es evitar crisis financieras como las de los últimos años o, si se produce, que sean las propias entidades las que asuman las pérdidas, no los bancos centrales y los impuestos de los ciudadanos.

Clasificación de los mercados

  • Mercados organizados. Se rigen por reglas y normas a las que deben atenerse todos los participantes del mercado. Por ejemplo, las Bolsas de valores.
  • Mercados no organizados (over the counter). Las condiciones de compraventa son fijadas libremente por las partes para cada operación.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s