ETFs EN TIEMPOS DE CRISIS

*Artículo publicado en la edición impresa de la revista de junio de 2012.

Oportunidades en materias primas

ETFs EN TIEMPOS DE CRISIS

[Por Clem Chambers* / Traducción Genaro Grajeda / Ilustración Guillermo Prestegui]

Los ETFs, con su gran capacidad de diversificar el riesgo, especialmente los de materias primas, ofrecen hoy alternativas en un mundo en crisis.

Éste mes he volteado a ver los ETFs (Exchange-Traded Funds) como inversiones potenciales, en particular a aquellos de materias primas. Este mercado puede lograr excelentes rendimientos, pero también tiene mucho riesgo para el inversionista. Los ETFs  son una especie de “fondos de inversión” que cotizan en la Bolsa de valores y tienen, al menos, la ventaja de ser capaces de distribuir el riesgo a través de una amplia gama de sectores y zonas geográficas.

Las materias primas globales están arrojando algunas tendencias interesantes. El oro, que registró un fuerte crecimiento antes y durante la crisis financiera europea en 2011, está cayendo –de $1,900 dólares está camino a $1,600 o menos– pero se mantiene como una posibilidad. La tendencia a largo plazo probablemente será al alza y la caída actual será simplemente un bache en el camino.

Así como el oro va hacia abajo, el Petróleo Brent tienen un comportamiento similar. Durante el último trimestre de 2011 y principios de 2012, el Brent tenía un aumento constante tras un difícil comienzo el año pasado. Pero, mientras los metales preciosos y el petróleo están en posiciones poco seguras, el futuro del trigo parece ser prometedor. Durante el mismo periodo, el trigo tuvo ascensos sostenidos y ahora parece ser parte de una tendencia de crecimiento.

Para algunos estos aumentos y caídas podrían parecer contradictorias, pero así como la economía de un país puede subir y bajar, lo mismo sucede con las materias primas. Esto se suma al atractivo de los ETFs para muchos inversionistas: el riesgo está muy esparcido. Tomando en cuenta que los problemas de 2011 están lejos de resolverse, la alternativa se hace más atractiva.

Tierra fértil

La Unión Europea ha evitado el colapso económico usando la solvencia de sus estados más fuertes (Alemania, Holanda y podría decirse que Francia) para apuntalar a sus miembros con dificultades.

España es el país centro de atención de titulares sombríos. Sus cifras económicas no son tan horrendas como las griegas, sin embargo, el sistema bancario se ha cargado hasta las orejas en deudas de bienes raíces que nunca serán reembolsadas. Los bancos españoles están a las puertas de un impago. Al mismo tiempo el país se enfrenta al desempleo por encima de 20%, cuando más de 12% de la población activa son servidores públicos. El auge de la propiedad (un “truco” clave Europeo para bombear enormes flujos de impuestos a las arcas del gobierno) hizo que la población se sintiera rica y feliz. Ideal para los negocios a corto plazo, pero al final la “burbuja” iba a explotar.

El Banco Central Europeo (BCE) desarrolló un método por el cual compra los bonos bancarios y los bonos de gobierno de las naciones débiles, esencialmente intercambiando su “buen” dinero por el “malo”. A cambio, los bancos compran bonos de gobierno para financiar el déficit de su país, a costa de la solvencia de toda Europa. Es un circo de tres pistas: el Banco Central Europeo, las tesorerías estatales europeas y los bancos.

Europa no está particularmente en bancarrota, sólo algunos de sus estados se encuentran en problemas. Nadie se preocuparía mucho si California estuviera en bancarrota, pues tiene a todo Estados Unidos apoyándolo. ¿Por qué entonces Grecia pondría a toda Europa en deuda?

El BCE y Europa en general tratan de actuar como si fueran federal, como si fueran los “Estados Unidos del viejo continente”, aunque no existen los tratados para hacerlo. Si el BCE logra mantener a España a flote (y por lo tanto a Italia), entonces la euro crisis podría llegar a su fin. Sin embargo, si tenemos una repetición del caos del año pasado, no sólo 2012 será difícil, también lo serán 2013 y 2014 y las consecuencias económicas serán poco menos que titánicas.

¿Rescate o desastre?

Hay dos señales principales a observar: la fortaleza del euro y del yen

Un yen fuerte por lo general significa que las personas están huyendo de algo aterrador. Aunque Japón podría tratar de debilitar su moneda aún más, un apoyo para el yen significa que hay miedo en el mercado y es altamente probable que sea por culpa del euro.

Cuanto mejor esté el euro más posibilidades hay de que algo malo le pase a la unión monetaria. Esto podría sonar equivocado, pero a menos que Alemania abandone el euro, en una situación de mayor emergencia serán los países “problema” los expulsados. Esto convierte a la moneda comunitaria en algo similar al marco alemán y por lo tanto más fuerte. Si los países débiles –que necesitan escapar a sus antiguas monedas– salen, el euro se fortalecerá, si se quedan, habrá mucha más impresión de dinero en Europa y el euro se debilitará.

Por otro lado, un recuperado yen y un euro fuerte serían mal augurio para Europa, mientras que una baja en ambas monedas significaría que la euro-tormenta está pasando.

Mientras escribo esto, el futuro de Europa continua siendo incierto. Los que buscan invertir pueden voltear hacia un ETF, que de contener un porcentaje de exposición europea, merecería una seria consideración. La ventaja es que si Europa tiene un año exitoso, entonces los inversionistas con estos instrumentos podrían ver mayores ganancias. En cambio, si las dificultades continúan, las pérdidas potenciales podrían ser compensadas eligiendo un fondo con activos no-Europeos.

CINCO ETFs

PowerShares DB Commodity Index Tracking Fund (DBC)

Al 1 mayo, el DBC se encuentra justo 20 puntos por debajo de su nivel más alto previo a la crisis de la deuda soberana. El fondo creció de manera constante en el primer trimestre de 2012.

Con activos netos de $6,440 millones de dólares, DBC viene con el claro punto de venta de la fortaleza del Deutshe Bank y sigue al DBIQ Optimum Yield Diversified Commodity Index Excess Return, que comprende algunas de las materias primas más negociadas a nivel mundial, incluidos oro, maíz, aluminio y petróleo Brent.

GreenHaven Continuous Commodity Index Fund (GCC)

Este ETF ofrece 17 materias primas de similar peso a través de cinco sectores: acciones, ganado, granos, energía y metales. El GCC se puso en marcha justo cuando la economía mundial parecía al borde del colapso en 2008. Rápidamente llegó a un mínimo histórico (en diciembre de 2008) de $19.75 dólares, comparado con el lanzamiento en enero que lo vio sentado en $31.09.

A partir de ese momento, el índice ha experimentado un crecimiento constante hasta el segundo trimestre de 2011, antes de caer a su posición actual de $29.12. Actualmente tiene un rendimiento anual acumulado de 1.20% y representa $664.85 millones de dólares en activos netos. Aquellos interesados en estudiar con mayor detenimiento este índice deben tener en cuenta que al momento de escribir esto, se encontraba en el punto más bajo de su rango de 52 semanas.

WisdomTree Commodity Country Equity Fund (CCXE)

Con un portafolio en el cual las finanzas representan cerca de 30% como el componente más importante, seguido de 20% de energía, Wisdom Tree’s CCXE tiene activos equilibrados a través de varios países, que van desde 10.44% en Rusia hasta 13.11% en Sudáfrica. CCXE cubre los cinco continentes y ofrece un múltiplo Precio/Ganancias (P/E) de 11 y un rendimiento anual acumulado de 13.11%.

A la par de otros ETF, la diversidad global de CCXE le ayudó a superar los problemas del tercer y cuarto trimestre de 2011. Adicionalmente, la mayor participación del fondo es sólo de 5.58% (Statoil Asa – STO) mientras la décima más grande es de 1.65%, (Petrobras – PETR3). Esta variada distribución de riesgo hace que el fondo sea digno de mayor análisis.

iShares S&P GSCI Commodity-Indexed Trust (GSG)

Lanzado en julio de 2006, hoy GSG comprende activos netos por $1,480 millones de dólares (un aumento de 20% con respecto a los niveles de septiembre de 2011) a través de 24 distintas materias primas. Recientemente incrementó el precio de sus acciones 1.2% debido a los aumentos en los precios del metal.

Al comienzo del segundo trimestre de 2012, GSG se encontró en la parte alta de su rango de 52 semanas en $34.09 dólares por acción y con un rendimiento anual acumulado de 5.46%. Cabe mencionar que los ETFs con mucho oro tienen el potencial para ser futuros dolores de cabeza por impuestos, ya que el oro y otros metales preciosos son tratados y sometidos a cargas impositivas como recolecciones especiales a una tasa de 28% en Estados Unidos. La pregunta aquí es ¿el aumento anual en el valor del ETF igualará las deducciones potenciales por impuestos? Esto es algo a tener en cuenta.

Jeffries TR/J CRB Global Commodity Equity Index Fund. (CRBQ)

Tiene el rango más amplio de 52 semanas ($36.50 – $54.00) de los ETF que he seleccionado. Ha probado ser el más sensible a los problemas de 2011. Este índice es un buen ejemplo de diversificación, con intereses que van desde algodón hasta ganado, de jugo de naranja hasta gasolina sin plomo. El principio fundamental es obvio: si una materia prima tiene un mal año, entonces con suerte los demás podrán compensar la caída. En el peor de los casos, si tienes un portafolio con un reducido grupo de materias primas y los precios de estas colapsan, entonces el valor del ETF, obviamente, caerá de manera espectacular.

Mientras que CRBQ ha visto un amplio rango de precios, ha demostrado que puede recuperarse. Su precio es de $44.75 dólares y su P/E de 10. El rendimiento anual acumulado es de 8.02%, lo cual es otro factor para aumentar el interés de inversionistas potenciales.

* Clem Chambers es director general de ADVFN.COM, el sitio web líder en Europa sobre mercados financieros. Es invitado regular en cadenas como CNBC Europe, BBC News, CNN, Sky News y Phoenix TV de China, entre otras, y escribe en publicaciones como Wired, The Daily Telegraph y Forbes. Es ampliamente conocido por sus predicciones bursátiles.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s