SOLUCIÓN THATCHER PARA EUROPA

*Artículo publicado en la edición impresa de junio de 2012.

Un cambio real

SOLUCIÓN THATCHER PARA EUROPA

[Por Steen Jakobsen*]

Ante el difícil entorno al que se está enfrentando Europa, más allá de las decisiones y compromisos de política necesarios por parte de las principales instituciones de la zona del euro, estoy convencido de que, lo que necesita el viejo continente para salir adelante es una nueva Margaret Thatcher. No obstante, mi referencia a Thatcher poco tiene que ver con un respaldo a sus políticas, sino más bien es una observación entorno a los hechos: a diferencia de lo que ocurrió en Gran Bretaña en mayo de 1979, en los últimos años, no hemos sido testigos de un mandato real por parte del electorado europeo abogando por un cambio.

Las últimas elecciones celebradas en Europa se dividen en dos vertientes:

  • Aquellas en que la contienda se presenta como una forma de protesta contra el gobierno en el poder, sin importar el partido o personaje en turno, y que por ningún motivo representa una demanda de reforma real ni una aceptación a los duros desafíos que ésta conllevaría. Éste es el caso de Dinamarca, España, Finlandia y Reino Unido.
  • Las que el enemigo no es el gobierno en turno, sino la Unión Europea. Las elecciones en Francia, Grecia y Holanda se convirtieron en una nueva ola de protestas electorales que ostentaban un rechazo generalizado hacia la causa pro-europea. Pareciera que los votantes se limitan a mostrarse en contra del poder establecido sin materializar los conceptos con los que sí están a favor.

La clave del éxito que encontramos en la primera ministra Margaret Thatcher, y que debiera ser replicado a nivel Europa, es que se le dio un mandato sobre el cual actuó de manera drástica estableciendo reformas que captaron todas las miradas y cambiaron vidas. No es cuestión de si son necesarias o no las reformas de tipo tatcherista. El argumento es que, la llegada de una nueva y energética Dama de Hierro sería una influencia positiva para el continente, contribuyendo a equilibrar el proceso disciplinario que encabeza Alemania.

Liderazgo no deseado

En este momento, Alemania lidera Europa de manera renuente, avanzando con enorme cautela para evitar que la soberanía de su país se vea afectada por los problemas de la región. No obstante, todo esto lleva a una pregunta: ¿Por qué el debate resulta tan amargo y cauto? El debate y la apertura son las únicas armas que pueden combatir la crisis de deuda, cuya gestión todavía es alcanzable. Sin embargo, cada trimestre que se opta por medidas de alargar y disimular, la posibilidad de solución decrece.

Por ello, llegó el momento de que el liderazgo político comience a actuar. Esto es lo que los votantes necesitan. Al estar en Europa, uno no ve o siente todavía la crisis, con la salvedad quizá de Grecia. Pero, esta sensación se debe a que la austeridad, de la que tanto se ha comentado, aún no se implementa completamente. Sí, en efecto, todos los gobiernos hablan de austeridad y algunos incluso han proclamado explícitamente algunas reformas, pero basta esperar a la implementación real durante los meses que quedan de 2012 y a lo largo de 2013, será entonces cuando la crisis golpee de pleno.

El nivel más bajo de crecimiento económico en la Eurozona se alcanzará en los próximos trimestres. No obstante, cuando la crisis se intensifique y la austeridad y el alza de impuestos se materialicen, la voluntad por llevar a cabo reformas reales y ponerle fin a las políticas de alargar y disimular crecerá inexorablemente. He aquí la buena noticia. Cuando las cosas no pueden empeorar, alguien en algún país europeo (incluso podría ser Alemania), recibirá un mandato tipo thatcherista que traerá consigo el cambio real.

La señora Thatcher es una persona extraordinaria cuya vida e hitos resuenan todavía hoy. Para bien o para mal, su legado de cambio, apuesta por el enfrentamiento directo y políticas sensatas, fueron fundamentales a la hora de transformar el panorama, no sólo en Gran Bretaña, sino en toda Europa. Este es el tipo de liderazgo político que la situación actual requiere. Ahora sólo queda esperar que los electores logren identificar a esta persona y llevarla hasta el puesto que debe ocupar.

Margaret Thatcher

Conocida también como “La Dama de Hierro” por su firme oposición al socialismo encabezado por la Unión Soviética y por las políticas implantadas durante su gestión como Primera Ministra del Reino Unido (de 1879 a 1990). Estableció las bases para la integración de la Gran Bretaña a la Comunidad Económica Europea, pero sin la integración monetaria.

Actualmente posee el título de Baronesa Thatcher de Kesteven, con el cual tiene el derecho vitalicio y no hereditario de ser miembro de la Cámara de los Lores.

* Steen Jakobsen es economista en jefe de Saxo Bank.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s