CAPACITACIÓN FINANCIERA

Clave para cualquier inversionista

CAPACITACIÓN FINANCIERA

[Por Óscar Granados Bartolo]

El mundo financiero ya no es mismo que hace 10 años. Cada día se generan nuevas ideas, conceptos e instrumentos que cambian el rumbo de las inversiones. Manuel Díaz Mondragón, presidente del Instituto de Asesoría en Finanzas Internacionales (IAFI), comenta que la situación laboral, aunada a una transformación en los sistemas de inversión a escala internacional, han sido clave para que cada día se requiera de una especialización hecha a la medida.

“Las finanzas es algo que ahora todo mundo voltea a ver, porque entender lo que sucede con el mercado bursátil ya no es tema exclusivo de directivos de casas de Bolsa, inversionistas o asesores –afirma Abraham Vergara, profesor del departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana–. Las finanzas se pusieron de moda antes de la crisis, porque intentar entender a los mercados ha sido el reto. Si hubiera que ponerle una fecha, diría que fue a partir del año 2000 cuando se pusieron sobre la mesa las reglas prudenciales en los mercados financieros internacionales”, destaca el académico.

Raymundo Tenorio, director de las carreras de economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, añade: “La educación se ha vuelto fundamental para generar mayores flujos de inversión en el país, incluso para que un mayor número de empresas entren al mercado de valores o simplemente para que las personas comunes y corrientes coloquen parte de sus recursos en títulos de renta variable. La educación financiera es para cualquier nivel socioeconómico, porque es relevante para generar sentido de responsabilidad y planeación”.

La especialización siempre es importante, pero para llegar a ella depende mucho de las necesidades de cada uno. Si se requiere un verdadero conocimiento de los mercados financieros y de su operación día a día, con el fin de dedicarse a esto de lleno, lo más recomendable es un postgrado.

Para aquellos que requieran de una introducción a la materia, con bases sólidas y con ganas de iniciar o seguir invirtiendo en el mercado bursátil, lo que se sugiere es tomar un taller, diplomado o seminario.

En México, la oferta que se tiene al respecto es grande y, ante un entorno complejo, la demanda por este tipo de cursos se ha incrementado en los últimos dos años.

El mejor programa

En el país hay cerca de 100 opciones entre diplomados, talleres y seminarios a elegir en más de 15 instituciones educativas, por lo que se debe optar por aquella que vaya mejor con los requerimientos de cada persona.

Los costos de manera general van de $3 mil a $65 mil pesos por curso. Por eso, antes de tomar una decisión, primero hay que definir cuáles son tus necesidades para que elijas el programa que mejor se adapte a ellas.

“Adquirir conocimiento sobre temas de inversiones no tiene que relacionarse siempre con convertirse en asesor o banquero. En un mundo, donde los mercados se han involucrado cada vez en la vida de las personas, es importante tener un nivel mínimo de conocimientos para evitar caer engaños. Recordemos que parte de nuestro futuro está puesto en algunos de estos instrumentos bursátiles, por ejemplo, las afores (Administradoras de Fondos para el Retiro) tienen una parte invertida en el mercado de valores”, recalcó Raymundo Tenorio del Tecnológico de Monterrey.

De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo, elaborado para la administración de Felipe Calderón, la educación financiera es clave para el desarrollo del país, ya que da herramientas para elegir el producto financiero que más convenga a cada inversionista para depositar sus recursos. Además, una mayor información entre los usuarios genera competencia entre las distintas instituciones financieras, de acuerdo con lo descrito en el plan.

“Contar con una mejor preparación en temas financieros, especialmente bursátiles, permite manejar un leguaje básico entre el asesor y el público inversionista, lo que ayuda a evitar que se ponga en riesgo el patrimonio familiar”, afirma Abraham Vergara, de la Universidad Iberoamericana.

BMV

En la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no sólo se intercambian acciones, también el conocimiento es materia de canje. Esta institución, a través de BMV Educación, cuenta con programas de preparación para el público inversionista, así como capacitación para los profesionales que requieren certificarse en diferentes ámbitos financieros.

Adicionalmente, imparte cursos para la preparación de profesionales que desarrollan sus actividades en empresas emisoras de valores, instituciones de apoyo, autoridades, así como estudiantes universitarios y representantes de medios de comunicación.

“En sus instalaciones ofrece más de 40 cursos, los cuales van desde aspectos muy básicos sobre el funcionamiento de la Bolsa, hasta aquellos más especializados que se requieren para obtener una certificación, como promotor de valores, asesor en estrategias de inversión, operador de Bolsa y operador de mercado de dinero”, indica Gabriel Sánchez Rodríguez, subdirector de BMV Educación.

El responsable del área detalla que entre los cursos básicos más relevantes entre el público en general son aquellos que tienen que ver con la introducción a las sociedades de inversión, el cual pretende orientar al público inversionista sobre cuál es el fondo que más le conviene, dependiendo de sus intereses propios intereses.

Quienes toman estos cursos son los asesores que se desempeñan ante el público inversionista en materia de sociedades de inversión, valores, afores y siefores,  productos derivados y contaduría pública, ya sea como representantes de instituciones financieras o como prestadores de servicios de y emisores, entre otros. Pero también están disponibles para los inversionistas más experimentados y que quieren tener mayores conocimientos en instrumentos más sofisticados.

“Los precios y duración de los planes varían y la periodicidad de cada uno puede cambiar de acuerdo con la demanda”, explica Gabriel Sánchez. Los precios van de $3,500 a $23 mil pesos, más impuestos, y de acuerdo con el tiempo que el participante tenga disponible, puede elegir la modalidad presencial o en línea.

Los cursos presenciales son impartidos en las instalaciones de la BMV o en alguna institución con la que esta institución tiene alguna alianza, como sucede con el Colegio de Contadores Públicos o el Tecnológico de Monterrey.

También existe una modalidad más llamada “presencial cerrado”, la cual una institución puede solicitar que se imparta un curso en sus propias instalaciones. Las fechas y los horarios serán determinados previa negociación. También en esta modalidad se pueden aplicar descuentos de acuerdo con la cantidad de participantes a capacitar. En cursos que se lleven a cabo fuera de la zona metropolitana de la Ciudad de México se aplica un costo adicional en función del lugar y el horario.

En la modalidad electrónica, algunos de los programas educativos sólo requieren de una computadora con conexión a internet, ya que están disponibles los 365 días del año en cualquier horario.

ITAM

La extensión Universitaria y Desarrollo Ejecutivo del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) ofrece diplomados, cursos, programas ejecutivos y programas especiales que promueven el pensamiento empresarial, favorecen la toma de decisiones y colaboran con el desarrollo profesional y personal, así como con la consolidación de las organizaciones.

De acuerdo con Jorge Romero Sedas, jefe de mercadotecnia del ITAM, esta institución  cuenta con varios diplomados dentro del área de finanzas y contabilidad, pero específicamente tres están relacionados con inversiones, mercado accionario e instrumentos financieros:

  • Análisis de Inversiones. Permite al participante conocer y entender cabalmente diversos conceptos de ética, economía, contabilidad y finanzas. Además se enseñan algunos métodos cuantitativos necesarios para analizar instrumentos financieros, como acciones, bonos, derivados e inversiones alternativas.

“El contenido del curso está basado en los conocimientos que el Chartered Financial Analyst Institute (CFA Institute) requiere para su examen de nivel I. En cada módulo se realizan ejemplos prácticos basados en los exámenes de certificación del instituto. Además, el participante tiene la oportunidad de revisar formalmente y bajo un esquema académico los temas que cubre el currículo del instituto”, destaca Romero Sedas.

  • Diplomado de Derivados Financieros. Los participantes comprenden y aplican los procesos de diseño, operación, valuación y uso de los productos derivados financieros en general y de los listados en MexDer.

“Se pone énfasis en herramientas de administración de riesgos financieros (cobertura), especulación y arbitraje, a través de una visión integral que permita al participante alterar los perfiles de riesgo-rendimiento de posiciones primarias, incorporando derivados y productos estructurados. También se enseña a administrar los niveles de exposición en derivados, balanceando las posiciones en instrumentos primarios”, añade.

  • Finanzas Corporativas. Su objetivo es proporcionar los principios teóricos y prácticos de las diferentes áreas financieras de una empresa. También se proporcionan las herramientas contables, matemáticas y estadísticas para el análisis financiero, así como los modelos para evaluar proyectos de inversión en condiciones de incertidumbre.

“Aunado a lo anterior se agregan elementos de estructura y costos de financiamiento de una empresa, herramientas de análisis y planeación, además de diversos tópicos de ingeniería financiera”, señala Romero Sedas.

Los demandantes de este tipo de cursos son analistas financieros, analistas de inversiones, responsables de evaluaciones de proyectos, administradores de portafolios de inversión y, en general, personas interesadas en adquirir conocimientos teóricos fundamentales de ética, economía, contabilidad y finanzas para el análisis integral de los diversos instrumentos de inversión de los mercados de capitales.

Al finalizar el programa se obtiene un diploma con valor curricular, el cual además acredita al participante como ex alumno del ITAM.

ITESM

“Para tomar decisiones respecto a la temporalidad de los recursos es necesario capacitarse”, afirma Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey. Esta institución ofrece 13 programas entre talleres y diplomados, en sus campus de Ciudad de México y San Fe.

Según Mario Abdala Mirwald, profesor de posgrados del Tecnológico de Monterrey, la crisis global de 2008-09, producida por la quiebra de grandes empresas hipotecarias, dejó sin lugar a dudas una fuerte secuela en los mercados financieros mundiales, que desde entonces manifiestan altibajos en tipos de cambio, tasas de interés, Bolsas de valores y mercado de derivados. “En ese marco de incertidumbre es necesario que todos los que participan en el diseño de estrategias de reingeniería financiera se capaciten en modelos novedosos y actualizados, que permitan minimizar los riesgos que se presentan en los mercados financieros, tanto a nivel nacional como mundial”, agrega.

De esta forma es posible evaluar a detalle los siguientes aspectos: el entorno económico nacional e internacional, la dinámica de los mercados financieros y el comportamiento estimado de tipos de cambio, tasas de interés, instrumentos negociados en las Bolsas de valores y perspectivas de los mercados de derivados.

Raymundo Tenorio expone que los diplomados son para la práctica y la disciplina, así como para la capacitación de competencias. “Un diplomado dura entre 96 y 120 horas y atiende a cerca de 24 personas por generación”, añade.

Otras opciones

La educación en temas financieros se ha incrementado de manera considerable, sobre todo ante la volatilidad de los mercados bursátiles y ante una mayor oferta de instrumentos para invertir.

Aunado a las ofertas antes mencionadas, también existen otras instituciones como Financiero Personal, la Universidad Panamericana, el Instituto de Asesoría en Finanzas Internacionales, la Universidad Anáhuac del Sur, el ESAE Business School y la Universidad Nacional Autónoma de México que ofrecen programas de especialización en la materia.

“Si no tuvieran la volatilidad que ahora tienen los mercados no se buscaría una especialidad. Ahora todo mundo quiere entender el mercado financiero y sus repercusiones sobre la economía”, agrega Abraham Vergara, profesor del departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana.

El gran reto es competir con otros especialistas en el exterior. “El rezago en el mercado nacional se debe a la falta de proactividad entre sus participantes, la cual se puede combatir desde las aulas”, explica el académico de la Ibero.

Para ir más allá

Xavier Murguía Morales, gerente de Certificación, indica que son más de 9 mil personas, en promedio, las que en los últimos años han buscado una certificación, pero sólo entre 6 mil y 7 mil logran el objetivo.

La certificación es la acreditación de conocimientos y capacidades técnicas a través de la aprobación de los exámenes que realiza la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB). Ésta se puede obtener como: Promotor de Sociedades de Inversión, Promotor de Valores, Asesor en Estrategias de Inversión, Operador de Bolsa u Operador de Mercado de Dinero.

El primer paso para obtener la certificación esinscribirse al Curso de Ética que imparte el Centro Educativo del Mercado de Valores. La vigencia de la certificación es de tres años contados a partir de la fecha de aprobación del examen y puede ser renovada a través de la presentación de exámenes de actualización, la acumulación de puntos por cursos o por algún otro mecanismo que la AMIB determine a través del comité de certificación.

El personal certificado que sea contratado por un intermediario del mercado de valores, para obtener la autorización de la CNBV, deberá solicitar su inscripción en el registro de la AMIB e iniciar un trámite administrativo.

La acreditación es relevante, porque con ella se puede desempeñar una actividad en específico dentro del mercado de valores. Además se estandariza el conocimiento mínimo requerido para el desempeño de una determinada tarea.

Aunado a ello se eleva la confianza del público en el mercado de valores y se contribuye a difundir la cultura bursátil.

Recuerda uno de los principios fundamentales de las inversiones: “Nunca coloques tu dinero en instrumentos que no entiendas”. Pero tampoco tienes que limitarte, ya que, como puedes ver, la oferta en capacitación financiera es muy amplia, ya sea que quieras saber más de los instrumentos financieros para saber qué exigirle a tu asesor, o si deseas operar directamente. La cuestión es que estés mejor informado y capacitado para que logres mejores resultados en tu inversión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s