INVERTIR EN RENTA VARIABLE

Una opción de riesgo altamente atractiva

INVERTIR EN RENTA VARIABLE

[Por Gabriela Guerra Rey]

El principal dilema que vive una persona que desea colocar su dinero en el mercado bursátil es ¿en qué invertir? Aunque sólo un asesor financiero puede ayudarle a conformar un portafolio teniendo en cuenta capital, metas financieras y perfil de inversionista, conocer las características de los instrumento financieros y del mercado facilita obtener buenos resultados.

La diferencia entre alta rentabilidad o minusvalía depende de la aversión al riesgo que tiene cada inversionista, así como de los objetivos que se hayan establecido. En esta disyuntiva los instrumentos de renta variable son tan atractivos como inciertos, por eso son un nicho por el cual preocuparse y ocuparse.

Instrumentos de renta variable

Los instrumentos financieros pueden ser de renta fija, de renta variable y derivados. Los de renta variable son aquellos que forman parte de un capital (por ejemplo las acciones) y suelen reportar a sus tenedores ganancias a mediano y largo plazos. Se les denomina de renta variable porque varían los montos percibidos de acuerdo con factores de oferta y demanda, y no tienen predeterminado su valor, plazo ni rendimiento.

El precio de una acción es el importe contable de la empresa dividido por la cantidad de acciones emitidas, de ahí que puede variar en dependencia de los resultados de la compañía y, en consecuencia, cambian sus rendimientos, estos últimos por dos razones fundamentales:

  • La variabilidad de las utilidades que genera la empresa
  • La decisión sobre el pago o no dividendos y su proporción, por parte de su asamblea de accionistas

En cuanto al plazo, se trata de un factor indeterminado debido a que no está limitado al vencimiento del instrumento, sino a la decisión del propietario de los títulos de retenerlos o venderlos.

Los principales instrumentos de renta variable son:

Acciones. Es una parte alícuota del capital social de una sociedad anónima. Representa la propiedad que una persona tiene sobre un porcentaje de la empresa, la cual otorga derechos económicos y políticos a su titular (accionista), así como el derecho a una parte de las utilidades y voto en las juntas de accionistas.

Fondos o sociedades de inversión. Son la forma más accesible para que los pequeños y medianos inversionistas puedan beneficiarse del ahorro en instrumentos bursátiles. Los recursos son aplicados por los fondos en la compra de una canasta de instrumentos del mercado de valores, procurando la diversificación de riesgos.

Obligaciones convertibles.Confieren a sus propietarios la posibilidad de cambiarlas por acciones del emisor, en las proporciones fijadas de antemano o por aprobación de los accionistas y de los obligacionistas.

En México se puede invertir en instrumentos nacionales (que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores –BMV–) o extranjeros (a través del Sistema Internacional de Cotizaciones –SIC–). Los más comunes son las acciones, cuyo rendimiento para el inversionista se presenta por el pago de dividendos que paga la empresa o bien por las ganancias de capital que resultan de la diferencia entre el precio al que se compran y al que se venden.

El valor de las acciones, como vimos, depende del desempeño de la empresa, pero también de las expectativas que graviten sobre su desarrollo, así como de elementos externos que afectan el mercado o la economía en general. Es por ello que el inversionista debe estudiar, si asumir el riesgo, buscar objetivos más conservadores o una combinación de ambos, pero sin dar pasos decisivos hasta contar con la imprescindible asesoría profesional. En cualquier caso, lo más aconsejable es diversificar la cartera, los altos y riesgosos beneficios en rentas variables se compensarán con los más bajos pero seguros de las rentas fijas. La combinación perfecta entre ambos instrumentos es la que resulte mejor para cada inversionista según sus metas y características.

Además de las acciones, los fondos de inversión de renta variable son instrumentos muy recurridos. Están dirigidos a personas que buscan invertir con la posibilidad de obtener atractivos rendimientos en el largo plazo, pero que poseen buena tolerancia al riesgo en el corto y mediano plazos.

Fondos o sociedades de inversión

Adquirir instrumentos de renta variable de manera unitaria requiere de altos montos de inversión, además de que se concentra tu inversión y tiene una mayor exposición al riesgo. En cambio, los fondos de inversión de renta variable son una buena alternativa para inversionistas pequeños con objetivos financieros de largo plazo. En ellos, los recursos de varios inversionistas se suman, permitiéndoles acceder a instrumentos con mejores expectativas de ganancia, peor que requieren mayores opciones de inversión. Adicionalmente, al ser administrados por profesionales, no es necesario contar con grandes conocimientos financieros ni dedicarles demasiado tiempo para darles seguimiento. Sin embargo, siempre hay que estar pendiente de su desempeño para hacer los ajustes pertinentes en común acuerdo con el asesor.

Fondos de inversión de renta variable

En México, quién está interesado en invertir en sociedades de inversión puede acudir con los siguientes intermediarios:

  • Casas de Bolsa
  • Bancos
  • Operadoras de fondos de inversión

Las sociedades de inversión invierten en valores de renta variable pero también pueden incluir títulos de deuda. Pueden participar en ellas tanto personas físicas como morales.

Existen sociedades de inversión de crecimiento, patrimoniales e indizados. Éstos últimos reproducen el comportamiento de indicadores financieros como el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores o bien índices extranjeros como el Dow Jones o el S&P del New York Stock Exchange.

Estas son las principales características de los fondos de renta variable:

  • Permiten la diversificación de la inversión
  • Ofrecen costos administrativos relativamente bajos
  • El dinero se enfoca en su mayoría en la compra de activos
  • Los fondos indizados imitan el comportamiento de un índice en particular pero no todos generan las mismas ganancias

México es un atractivo mercado para invertir en fondos de renta variable. Debido a la variedad de estos se recomienda tener en cuenta factores como la edad del inversionista, sus metas financieras y el tiempo en el que pretende alcanzarlas. En opinión de los especialistas, existen dos factores que ayudan a obtener el éxito en estos instrumentos de inversión:

  • Los rendimientos, enfocados en la volatilidad. Mientras mayor sea esta, más grande es el riesgo de tener pérdidas.
  • Retorno ajustado al riesgo. Debe ser mayor a 1, si es así, por cada unidad de riesgo se recibe mayor rendimiento.

Para concluir una reflexión: ante un instrumento de renta variable sé cuidadoso, no pises terreno desconocido sin prever sus peculiaridades, esperando encontrar la tierra prometida. Busca ayuda y atrévete a probar la satisfacción de una alta ganancia en el largo plazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s