¿ADAPTÁNDOSE A LAS CRISIS?

Cómo ven los empresarios el futuro

¿ADAPTÁNDOSE A LAS CRISIS?

[Informe especial de PricewaterhouseCoopers]

La crisis mundial que en 2007 estalló en el sector de hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos y que parecía superada hacia 2010, ha adquirido un nuevo matiz, golpeando principalmente a la Unión Europea y especialmente a la zona euro. La realidad se transforma en una nueva y compleja etapa de economía crítica, que incluso cuestiona el modelo neoliberal.

La coyuntura está marcada por la incertidumbre, primero bursátil y ahora en el crecimiento. Dominan los déficits y deudas y los gobiernos no saben cómo contrarrestar estos parámetros y los altos índices de desempleo, pero se abocan en la sobre-regulación como patrón para proteger los desprotegidos mercados de capital.

Uno de los elementos más dañados, a ojos de todos, es la perspectiva de crecimiento del planeta. Según el último reporte del Fondo Monetario Internacional, la recuperación peligra por la agudización de las tensiones en Europa, acompañada de fragilidades en otras regiones (se estima que el producto mundial se expandirá 3.25% aproximadamente). Los expertos auguran una recesión leve para el grupo de la moneda comunitaria, debido al incremento en los rendimientos de los bonos soberanos, a los efectos del des-apalancamiento de los bancos en la economía real y a el impacto de una consolidación fiscal adicional.

Ante este panorama, PricewaterhouseCoopers (PwC) International realizó su 15ª Encuesta Anual de CEO (Chief Executive Officer), en la que entrevistó a 1,258 directores generales de empresas ubicadas en 60 países de los cinco continentes. Casi la mitad de ellos (48%) cree que la economía mundial se deprimirá aún más en los siguientes meses, y sólo el 15% avista mejores condiciones para 2012.

Sin embargo, cerca de 45% de los CEOs confía más en los pronósticos de crecimiento de sus propias compañías que en el entorno económico internacional, sugiriendo esto que los empresarios están aprendiendo a manejar las circunstancias económicas adversas y la volatilidad. Alrededor de 40% dijo tener “mucha confianza” en que los ingresos de sus firmas crecerán, lo que significa un 8% por debajo a la perspectiva de 2011.

No obstante, más de la mitad de los directores generales de todo el planeta espera aumentar su número de empleados. En este sentido la tendencia indica una mayor oferta de puestos de trabajo en los sectores de entretenimiento y medios.

Viéndolo por continentes, tenemos que en Europa Occidental se registró la principal reducción en el nivel de confianza para 2012. Allí, sólo una cuarta parte de los directores dijo tener “mucha confianza” en el alza de sus ingresos, debido fundamentalmente a la crisis de la deuda pública que enfrentan varios países.

Asia Pacífico también enfrenta una reducción en el nivel de confianza a corto plazo, pasando de 54% como promedio registrado el año anterior, a 42%. China sufrió la mayor baja (72 a 51%). Asimismo, la India cayó de su anterior 88% a tan sólo 55% en la confianza de sus empresarios. En el caso de Estados Unidos, la reducción fue menor, de 45% en 2011 a 41% para el año en curso.

Sin embargo, África aumentó sus perspectivas de confianza en el futuro próximo, aumentando 7% sus expectativas del año anterior, lo que sitúa al indicador en 57%.

Los resultados y análisis de PwC, dados a conocer durante la reunión anual del Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, celebrado a finales de enero, arrojaron que entre los temas de mayor preocupación figuran la incertidumbre del crecimiento económico (80%), la inestabilidad de los mercados de capital (64%),  las respuestas de gobierno a los déficits y cargas fiscales (66%), la volatilidad de las tasas de cambio (58%) y la sobrerregulación (56%).

Pero pese a que el 56% de los CEOs comentó que sus empresas han sido afectadas financieramente por la crisis de la deuda pública en Europa, 45% dijo haber tomado medidas para hacer frente a la situación.

“Definitivamente ha disminuido la confianza de los CEOs que están enfrentando las consecuencias de la recesión –comentó Dennis M. Nally, presidente de PricewaterhouseCoopers International–. Se sienten decepcionados por el rumbo de la economía global y el lento ritmo de recuperación. El optimismo que se venía construyendo cautelosamente desde 2008 ha empezado a disminuir. La continua crisis de la deuda en la Unión Europea, a la par de otras inquietudes persistentes, redujeron la confianza de las empresas en el crecimiento. Incluso las economías de rápido avance en Asia y América Latina son afectadas por la realidad del estancamiento, contradiciendo la idea de que la economía global es capaz de hacer diferencias”.

“La buena noticia es que el largo ciclo de la desaceleración les enseña a los directivos cómo administrar mejor sus empresas y obtener más rendimientos”, añadió Dennis Nally. Los CEOs ahora dicen estar mejor preparados para enfrentar la economía de la volatilidad, el bajo nivel de demanda en las naciones desarrolladas y la incertidumbre de los mercados emergentes. Muchos directores generales confían en que lograrán incrementar sus ingresos a pesar de la difícil situación.

Para el largo plazo, las conclusiones no fueron muy diferentes: 46% tiene “mucha confianza” en los pronósticos de crecimiento a tres años, 5% menos que la cifra de la última encuesta. Fueron los directivos de Europa Occidental y América Latina los que demostraron menos confianza en este indicador, mientras que más de la mitad (54%) en América del Norte se mostraron muy positivos hacia el futuro.

Oportunidades de crecimiento

Aun en tiempos de crisis, hay sectores ventajosos para impulsar el PIB mundial, tanto en las áreas tradicionales, como con diferentes estrategias de negocios. Casi la tercera parte de los sondeados por PwC ven las mejores oportunidades en la creciente participación en los mercados existentes y en el desarrollo de nuevos productos y servicios. La entrada a mercados de reciente creación (18%) y las empresas conjuntas y alianzas (10%) se mantienen en la lista estratégica. Pese a ello, los CEOs que planean realizar alguna fusión o adquisición son pocos, con probabilidad de mejorar en los mercados de transacciones que todavía buscan una salida.

La situación de crisis difícil de controlar que inundó al mundo desarrollado abrió un potencial en las naciones en crecimiento. Es por esta razón que el 59% de los directores ejecutivos potenció a los mercados emergentes como más importantes para el futuro de sus empresas. Casi la mitad de los CEOs de países desarrollados confirmó este hecho. Las principales áreas para crecer se encuentran en las economías BRIC (Brasil, Rusia, India y China), además de EU y Alemania. De hecho, al pedirles que seleccionaran los tres centros de crecimiento más importantes, nombraron más de 60 países diferentes.

La reducción de costos sigue siendo la disposición principal de los empresarios para sobrevivir y triunfar en un mundo enfermo. Con 8% menor que en la anterior encuesta, el 76% reportó la reducción de sus costos en 2011 y el 66% dijo que implementará dicha política para 2012. En general, 70% de los directores planea hacer cambios en sus estrategias motivados por la demanda de los consumidores y la situación imperante.

El reto del talento

Una de las mayores paradojas es la falta de mano de obra calificada en un mundo de altos índices de desocupación. Sólo 30% de los encuestados por PwC tienen mucha confianza en acceder al talento necesario para desarrollar las estrategias trazadas y 43% ve muy difícil contratar a los empleados afines a su industria. Reclutar y conservar a gerentes de rango medio con gran potencial es el mayor reto, seguido por la contratación de personal para la producción y empleados más jóvenes y debidamente capacitados. Este desafío es similar en todas las ramas, incluso aquellas que tienen necesidades de talento diferentes, como la de producción industrial y la farmacéutica.

Es importante destacar que, más allá de la ralentización económica, las compañías se preparan para adquirir personal. La mitad de los directivos encuestados aumentó sus contrataciones en 2011 y el mismo porcentaje aproximadamente espera continuar haciéndolo. En este sentido, estuvieron a la cabeza los directivos de África y Medio Oriente, seguidos por los de América del Norte. En Asia, las estimaciones apuntan hacia aumentar trabajadores y sólo 18% a nivel global espera reducir su fuerza laboral, una cifra bastante moderada.

La escasez de talento no sólo es vista como una limitación estratégica, sino como una amenaza para el crecimiento, así lo confirma el 53% de los sondeados. De manera general, todas las regiones geográficas, excepto Europa, vieron la disponibilidad de habilidades con inquietud, mientras que otros factores engrosaron la lista de amenazas contra el crecimiento del orbe:

  • Posible aumento de impuestos (55%)
  • Cambiantes patrones y conductas de consumo de los individuos (50%)
  • Costo de la energía (46%)
  • Incapacidad de financiar el crecimiento (40%)
  • Nuevos participantes del mercado (38%)
  • Seguridad de la cadena de suministro (34%)
  • Inadecuada infraestructura básica (30%).

Todos estos riesgos limitan el desarrollo exitoso de las empresas, si tenemos en cuenta que tres cuartas partes de estas esperan convertir la administración de talento en la meta principal del cambio, por segundo año consecutivo. En la misma línea, el 70% de los participantes quisiera invertir más tiempo desarrollando los procesos de liderazgo y talento de sus compañías. Entre las prioridades salieron a relucir también mejorar la eficacia de las organizaciones, la definición de estrategias y los procesos de administración de riesgos.

“Resulta irónico que a medida en que la economía lucha por salir adelante, la escasez de personal clave tiene impacto en la forma de hacer negocios. Los CEOs dicen estar enfrentando dificultades para encontrar y retener al personal calificado en sus industrias mientras la rotación en los mercados emergentes se mantiene muy alta. Se espera una agudización de este problema a medida que cambien los patrones demográficos globales” , concluye Dennis Nally.

Metodología de encuesta

La 15ª Encuesta Global Anual de CEO de PwC, fue aplicada a 1,258 directivos en 60 países durante el último trimestre de 2011, distribuidas de la siguiente forma:

  • 291 en Europa occidental
  • 440 en Asia pacífico
  • 150 en América Latina
  • 236 en América del Norte
  • 88 en Europa Central  y Oriental
  • 53 en África y Medio Oriente

El reporte completo lo puedes consultar en: http://www.pwc.com/ceosurvey.

Anuncios

2 pensamientos en “¿ADAPTÁNDOSE A LAS CRISIS?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s