LA REALIDAD DE LAS INVERSIONES

No más cuentos chinos

LA REALIDAD DE LAS INVERSIONES

[Por Matiana Flores / Foto Dreamstime]

Mucha gente no se atreve a invertir debido a la desinformación que prevalece en este tema. Todos tienen su opinión pero no siempre es la más acertada. Por eso te decimos la verdad con respecto a los comentarios más comunes que hay al momento de conformar un portafolio de inversión.

Cuando el tema es ahorro, casi todos nos sentimos involucrados, pero no ocurre lo mismo con la inversión. Y es que en torno a este tema se manejan muchas aseveraciones, algunas ciertas y otras no. El problema es que las segundas pueden convertirse en obstáculos infranqueables que terminan por inhibir o limitar la capacidad de generación de riqueza personal.

Este es un ejercicio que busca despejar algunas interrogantes en torno a las inversiones, principalmente financieras, aunque también se abordan algunas sobre bienes tangibles.

PARA INVERTIR SE NECESITA MUCHO DINERO Y SER UN EXPERTO EN FINANZAS

FALSO Se necesita voluntad, disciplina y sentido común en el manejo del dinero. Es por eso que los ingresos no son un factor determinante para que una persona tenga o no capacidad para invertir. Todos, sin excepción, podemos hacerlo si llevamos un buen control de gastos a través de la mejor herramienta de las finanzas personales: el presupuesto.

Por otro lado, ya hay opciones para invertir en instrumentos de fácil comprensión y contratación, desde cantidades muy pequeñas y con rendimientos muy competitivos. Ejemplo de ello son el programa de Cetes Directo y la subcuenta de ahorro voluntario de las Afores.

En cuanto a los conocimientos, por supuesto que es recomendable hablar el mismo leguaje de quienes administran nuestras inversiones, pero para comenzar no es necesario ser un erudito en la materia. Una alternativa son las sociedades de inversión (o fondos de inversión) a través de las cuales so obtiene una selección de activos hecha por expertos. Sin embargo, sí es importante ir aprendiendo el manejo de las inversiones, pues el conocimiento te dará el poder para exigir más y mejores resultados por su dinero.

“ENTRE MÁS JOVEN, MÁS RIESGO”

FALSO Para tomar decisiones al momento de invertir, los factores más importantes son la definición de metas (para qué vas a invertir), el plazo (en cuánto tiempo quieres lograr cada una de ellas) y tu nivel de tolerancia al riesgo. Todos estos elementos poco o nada tienen que ver con la edad. Algunas personas jóvenes pueden tener una aversión al riesgo más alta que una persona madura.

Es lógico que una persona de 30 años de edad pueda darse el lujo de invertir en instrumentos más riesgosos cuando tiene como meta crear un fondo para el retiro, porque dispone del tiempo necesario para recuperarse en caso de que algún instrumento tenga un mal desempeño. En cambio, una persona de 50 años es posible que no tenga el tiempo suficiente para lograrlo.

Pero si ambas personas tienen la meta de comprar una casa y se ponen como plazo cinco años, es muy probable que elijan una cartera de inversión muy similar en cuanto a riesgo y rentabilidad esperada, independientemente de su edad.

A MAYOR RIESGO, MAYOR RENTABILIDAD

CIERTO El mercado accionario es uno de los más volátiles y por lo tanto tiene una mayor exposición al riesgo. Según las estadísticas, la renta variable ofrece los mejores rendimientos en plazos largos, (10, 20 o 30 años) respecto a otras alternativas más conservadoras, como los instrumentos de deuda y la compra de dólares.

Es importante señalar que la inversión en algunos insumos, como el oro, ha tenido periodos en los que logró aventajar a la renta variable, pero a la larga, el mercado accionario es el que lidera los rendimientos.

EL EFECTIVO HACE PERDER DINERO

CIERTO Mantener efectivo –billetes y monedas– sí te hace perder dinero porque su poder adquisitivo se deteriora con la inflación. Pero en las etapas de alta volatilidad y crisis, los inversionistas que disponen de efectivo (líquido) son quienes pueden aprovechar las oportunidades que se presentan para incrementar sustancialmente su capital.

Es importante considerar que hay distintas formas para mantener liquidez. Cuando está invertido en instrumentos de deuda de muy corto plazo (con vencimiento el mismo día y hasta 28 días), está generando rendimientos, aunque sean bajos, pero al fin y al cabo no esta siendo improductivo ni perdiendo valor, y está disponible para hacer frente a alguna contingencia o para aprovechar alguna oportunidad de inversión.

LA DIVERSIFICACIÓN REDUCE EL RIESGO EN UNA INVERSIÓN

CIERTO Si una persona ocupa todo su capital para comprar de acciones de una sola empresa, y el precio de éstas cae 25%, sufrirá una minusvalía de la misma proporción. En cambio, si lo divide en seis partes iguales para adquirir acciones de seis emisoras con diferentes características entre sí, las pérdidas de unas se compensan con las ganancias de las otras. Observa el siguiente cuadro de ejemplo:

Se puede diversificar en un mismo mercado (al comprar distintas acciones, en el caso del mercado accionario), en distintos mercados (acciones, deuda, metales, divisas, derivados, etcétera) y en distintas monedas (incluyendo activos de diferentes países a través de acciones, instrumentos de deuda, sociedades de inversión y Exchange Traded Funds (ETFs).

SI TU INVERSIÓN NO TE DA UN RENDIMIENTO NETO POSITIVO, MEJOR GÁSTALO

CIERTO Efectivamente, si el instrumento de inversión no paga al menos un rendimiento neto –descontando comisiones y gastos– superior a la tasa de inflación, más vale que lo gastes hoy, porque con el tiempo se deteriora su poder adquisitivo. Así, en lugar de ganar, terminarás por perder en términos reales (tasa de rendimiento menos la tasa de inflación del periodo invertido); y una inversión debe, al menos, tener la capacidad de preservar el valor del dinero en el tiempo.

ES MÁS RENTABLE INVERTIR EN MERCADOS DESARROLLADOS QUE EMERGENTES

FALSO Los mercados emergentes actualmente tienen tasas de crecimiento más elevadas y suelen dar mejores rendimientos. Pero la economía no es el único factor que incide en el comportamiento de los mercados financieros: la volatilidad y bajas expectativas de otras economías del mundo pueden contagiarlos, y el mejor ejemplo es lo que ha sucedido en los últimos años.

ESTOY MUY JOVEN PARA PENSAR EN MI JUBILACIÓN

FALSO Si una persona implementa una estrategia de inversión con miras a su retiro desde que ingresa a su primer empleo (alrededor de los 22 años de edad), tendrá dos grandes ventajas con respecto a quienes empiezan a hacerlo en sus treintas o cuarentas:

  1. Canalizará un monto de ahorro considerablemente menor para lograr su meta
  2. El resultado que obtendrá será sustancialmente superior

En cambio, quienes tardan en hacerlo deben destinar mayores montos y aun así será difícil que alcancen su meta.

ES MEJOR ABRIR UNA CUENTA DE INVERSIÓN EN UN BANCO GRANDE QUE EN UNO CHICO

FALSO Un banco chico suele ofrecer mejores tasas de interés para captar dinero del público ahorrador, y ello no implica que deba asumirse mayor riesgo que si se depositará en un banco grande.

El dinero depositado en un banco –cualquiera que éste sea– cuenta con la garantía del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), hasta por un importe de 400 mil udis (alrededor de $1.9 millones de pesos). Pero además de la tasa de interés que paga la institución, es necesario evaluar las comisiones que cobra por la administración de la cuenta y así como el rendimiento neto. El Banco de México (Banxico) ha implementado un indicador muy sencillo para saber esta información en un solo número expresado en porcentaje: la Ganancia Anual Total (GAT) de las cuentas de ahorro e inversión bancarias, lo que facilita la comparación y la elección.

ANTES DE INVERTIR HAY QUE ESTABLECER METAS Y PLAZOS

CIERTO Si no tenemos bien claro para qué vamos a invertir y en cuánto tiempo lo queremos conseguir, se corre el riesgo de elegir los instrumentos de inversión equivocados, y lejos de ayudarnos a lograr nuestras metas, podría retrasarse su consecución e incluso puede a cancelarlas.

MI ASESOR CUIDA MI DINERO COMO SI FUERA SUYO

FALSO Nadie mejor que tu para defender tus intereses y buscar el máximo beneficio posible por tu dinero. No hay duda de que existen muy buenos y honestos asesores de inversión, pero también los hay que responden únicamente a sus propios intereses y a los de la institución para la que trabajan. Así, con tal de cobrar comisiones de compra y venta de valores, pueden hacer operaciones con tu dinero que no necesariamente aporten beneficios a tu portafolio de inversión. Afortunadamente la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) está supervisando de manera más estrecha a los asesores de inversión. Sin embargo, ello nos exime de ser los más interesados y enterados de lo que se hace con nuestro dinero.

EL DINERO QUE SE INVIERTE NO HAY QUE TOCARLO

FALSO No importa si la estrategia de inversión va enfocada a lograr metas de largo plazo, de cuando en cuando hay que revisar cómo va nuestra selección financiera, tomando como referencia el benchmark de la misma, y si no está funcionando de acuerdo con lo que esperamos, deben hacerse los cambios pertinentes. La periodicidad de la evaluación depende del plazo establecido para la inversión. Por ejemplo, entre más corto sea el plazo, más cortos deben ser los periodos de revisión-evaluación.

DEBES SER FIEL A LA COMPOSICIÓN DE TU PORTAFOLIO, PASE LO QUE PASE

CIERTO Una estrategia de inversión debe adoptar cierto grado de exposición al riesgo de acuerdo con el perfil de cada quien, por lo tanto, el portafolio debe contener la mezcla de instrumentos que más conviene para alcanzar la metas financieras. Por eso, ante factores de sobrevaluación o subvaluación en los instrumentos que integran el portafolio, es necesario hacer un rebalanceo para que queden en la misma proporción que se tenía al inicio.

Por ejemplo, si un portafolio está conformado con 70% en deuda y 30% en acciones, pero el desempeño del mercado accionario eleva a 50% la proporción de renta variable, entonces hay que vender acciones y comprar deuda, para regresar el portafolio a la exposición de riesgo inicial.

DESCONFÍAR DE “GANANCIAS ELEVADAS, SEGURAS y RÁPIDAS”

CIERTO Si es demasiado bueno para ser verdad, entonces no lo es. De inicio, un rendimiento elevado implica un riesgo igualmente elevado. Es tu decisión aceptarlo o no, pero nadie puede “asegurar” rendimientos altos en plazos cortos.

EL ORO ES UNA INVERSIÓN SEGURA

FALSO El oro ha reportado una importante tasa de rentabilidad en los últimos cinco años debido a su escasez y amplia demanda, sobre todo, en etapas de mucha incertidumbre (como la que se vivió en 2007, cuando comenzaba a hablarse de una crisis alimentaria y el encarecimiento de los alimentos, y hasta estos días con el desarrollo de la crisis financiera y los graves problemas de deuda de bancos y gobiernos).

Sin embargo, en el corto plazo, el precio del oro es volátil e impredecible. En épocas de crisis económica, el oro se fortalece. Pero su revalorización depende de muchos factores: del comportamiento del precio del petróleo, la demanda especulativa de los grandes fondos de inversión de cobertura, entre otros. Dichos incrementos pueden generar burbujas especulativas, pues el precio de mercado puede llegar a ser insostenible y entonces vienen los ajustes a la baja.

Por otra parte, la inversión en oro es igual que tener efectivo porque es fácil venderlo.

CRISIS IGUAL A OPORTUNIDAD

CIERTO Cuando se presentan las crisis financieras o económicas, los mercados suelen registrar un comportamiento a la baja o muy volátil. Muchos inversionistas tratan de salir por miedo a perderlo todo y es aquí donde están las oportunidades que aprovechan aquellos que cuentan con liquidez y la visión de obtener rentabilidad en el mediano y largo plazo. Comprar barato y de calidad, para vender caro.

EL LARGO PLAZO ES LA SUMA DE LOS CORTOS PLAZOS

CIERTO Una inversión de largo plazo contiene cortos plazos buenos, no tan buenos y malos en cuanto a rendimientos. Pero si hizo una correcta selección de activos para lograr el objetivo patrimonial que nos fijamos, el saldo será –al final– positivo.

TODA INVERSIÓN TIENE RIESGO

CIERTO En mayor o menor grado, todas las opciones de ahorro e inversión llevan implícito un riesgo. La inflación es el más universal de los riesgos porque si resulta mayor a la tasa de rendimiento de una inversión, el dinero pierde poder adquisitivo. Adicionalmente, los mercados financieros tienen otro tipo de riesgos. Estos son algunos de ellos:

  • Riesgo de crédito. Pérdida originada por el incumplimiento de pago por parte del emisor de un instrumento de deuda (gobierno o empresas).
  • Riesgo de mercado. Pérdidas que pueden producirse en activos financieros originadas por movimientos adversos de los precios de mercado, por ejemplo, ante cambios en las tasas de interés o en el tipo de cambio.
  • Riesgo de liquidez. Pérdidas originadas por la dificultad de vender o comprar un activo, sin sufrir una modificación sensible de los precios.

SÓLO PUEDO INVERTIR EN ACCIONES DE LA BMV

FALSO Además de las 135 acciones de empresas mexicanas listadas en la BMV, también puedes invertir en 344 acciones de más de 20 países del mundo –principalmente de Estados Unidos- que cotizan en el los mercados NYSE, NASDAQ, TSX de Canadá o en mercados Over The Counter (OTC) en los Estados Unidos, esto, a través del Mercado Global por medio de una casa de Bolsa (o fondo de inversión).

Otra forma de invertir en valores de otros países del mundo es mediante algunos de los 406 ETFs de deuda e índices accionarios y sectoriales, también a través del Mercado Global.

LOS IMPUESTOS DEBEN FORMAR PARTE DE UNA ESTRATEGIA DE INVERSIÓN

CIERTO No todos los rendimientos de los instrumentos de inversión están gravados. Por ejemplo, las ganancias de capital –diferencia de precio de compra y precio de venta de una acción– no pagan impuestos, así como tampoco los dividendos en acciones, aunque sí los que se pagan en efectivo. Los instrumentos de deuda pagan impuestos sobre los intereses reales. Además, de acuerdo con el plazo de la inversión y el instrumento elegido e incluso la meta a realizar, la inversión puede deducirse hoy del pago de impuestos y pagarlos al momento de retirarla. Ése es el caso, por ejemplo, del ahorro canalizado a la cuenta de ahorro complementario para el retiro de las afores y de algunos fondos de inversión especializados, entre otras opciones.

EN FOREX GANAS MUCHO DINERO EN FORMA FÁCIL Y SEGURA

FALSO Aunque en internet abundan los sitios para invertir en divisas (mercado Forex) lo cierto es que para ganar hay que tener el tiempo y los conocimientos necesarios para poder operar. El Forex es un mercado altamente especulativo y sólo hay que invertir el capital que se esté dispuesto a perder, no el que se destine a construir un patrimonio.

PUEDES INVERTIR EN FONDOS ADQUIRIENDO DESDE UNA ACCIÓN

FALSO Aunque las operadoras de fondos señalan que la inversión mínima en una sociedad de inversión es desde una acción, lo cierto es que para abrir un contrato de intermediación financiera te piden más dinero. En algunos casos pueden ser $10 mil o $20 mil pesos pero en otros, el monto mínimo de inversión se eleva hasta $1 millón de pesos e incluso más.

EN ACCIONES, EL MAYOR RIESGO ES NO INVERTIR

CIERTO Si partimos de los resultados que el mercado accionario ha obtenido como la opción más rentable a largo plazo, no invertir en la Bolsa para lograr metas de largo plazo (retiro, educación de los hijos, etcétera) representa un riesgo, el de dejar obtener atractivos rendimientos por canalizar los recursos a opciones más conservadoras, como el mercado de deuda.

TODOS SOMOS INVERSIONISTAS

CIERTO Todas las personas tenemos metas financieras, y para conseguirlas, colocamos el dinero en instrumentos que paguen un rendimiento. Pero la inversión va más allá: la compra de bienes tangibles como un bien raíz para revender o rentar, también es una inversión, al igual que poner un negocio propio.

La clave para ser un inversionista con éxito radica en la acertada selección de los instrumentos que se incluyan en su portafolio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s