5 BANCOS PARA INVERTIR

* Texto publicado en la versión impresa de marzo de 2012.

En el ojo del huracán

5 BANCOS PARA INVERTIR

[Por Clem Chambers / Traducción Marcela Ortiz]

Los bancos estuvieron en el epicentro de lo que ahora se conoce como la “crisis financiera global”, que comenzó a mostrar su horrible cara en 2007. En el Reino Unido vimos el caso del banco Northern Rock, mientras que en Estados Unidos, el gigante financiero Lehman Brothers se declara en bancarrota en 2008, provocando una destructiva reacción en cadena.

Desde entonces, los países occidentales se han visto en problemas de deuda, la crisis ha logrado aplastar a algunos gobiernos y, potencialmente, puede hacer caer a una moneda unificada que alguna vez fue respetada (el euro).

Cualquiera que sea el camino que la recuperación tome, los bancos serán un indicador clave de progreso. En 2012, las señales de la largamente esperada recuperación finalmente empezarán a reflejarse en las estadísticas oficiales de la economía más dominante del mundo: Estados Unidos. Las acciones de los bancos que he elegido en esta ocasión reflejan la naturaleza global de la serie de crisis y destacan los desafíos a los que el sector se enfrenta.

El problema con los bancos es el papel que desempeñan en la economía global. Son los encargados de reactivar el crecimiento dentro del sector empresarial (principalmente, a través de un incremento de préstamos). Sin embargo, en la actual crisis, tendrán que recuperarse antes que los otros sectores lo hagan. Desde luego, reparar lo quebrado no es tarea fácil. Es un proceso que aún esta en curso.

En Europa, actualmente los bancos están ligados a la suerte política de los gobiernos y a la habilidad de estos para resolver la crisis actual. Tanto la burocracia como los bancos existen dentro del amplio mundo de los mercados globales. Como tal, cuando se observa a las instituciones bancarias es crucial examinar el futuro de los mercados.

2012 será un año muy interesante, porque básicamente se tratará de coordinación, pero es muy difícil poner de acuerdo al mercado. Ocasionalmente, uno puede “ver” el futuro, pero en la mayoría de los casos parece estar más cerca o más lejos de lo que esperabas. Por eso, la coordinación lo es todo.

La pregunta clave es: ¿si ya terminó la montaña rusa que ha sido el mercado en los últimos cinco años o si está cerca de cambiar de dirección? Estados Unidos sigue siendo el principal motor de la economía mundial. Entre la oscuridad y los problemas económicos de 2011, las primeras señales de recuperación aparecían silenciosamente. 2010 fue mucho peor que 2011 para muchas pequeñas empresas. Es dentro de los modestos negocios familiares en donde se observa primero la recuperación económica. Apenas ahora es que ésta comienza a aparecer en las estadísticas oficiales.

Esta recuperación sigue siendo frágil y difícil de medir. El año pasado hice varias encuestas mientras visitaba la costa oeste de Estados Unidos, indicaron que la flecha de la economía estaba apuntando hacia arriba a mediados de 2011. Como confirmación, a fin de año, las sorpresas positivas comenzaron a aparecer en las figuras del gobierno estadounidense.

Si este progreso se mantiene, entonces Estados Unidos estará de camino a un rebote, lo que indicaría que el desempeño del mercado de un banco está por mejorar. Recordando que esto dependerá de la habilidad para adaptarse y de qué tan fuerte sea dicha recuperación.

Aún es muy temprano para poder predecir que tan rápido saldremos del bache. Es probable que el camino de regreso sea muy largo y difícil, y lejos de ser una serie de acontecimientos ideales, habrá inflación, reajustes en el sector público y austeridad en segmentos que anteriormente habían dado buenos resultados. La recuperación no será fácil, rápida e indolora. Sin embargo, se tiene que caminar en esa dirección.

Los mercados accionarios aún son impulsados por la reestructuración de bonos y monedas, y eso continuará. Si tú, como yo, crees que el gigantesco mercado alcista de bonos de la pasada década ha terminado, lo lógico sería que las acciones reciban nueva atención, y esto –por sí mismo– debe ser suficiente para que los precios suban.

Si tú crees en la historia de la inflación, tus acciones crecerán (o al menos estarás buscando algún lugar para poner tu dinero), mientras el dinero pierde fuerza frente a objetos con valor intrínseco.

Si tú crees en las posibilidades de reelección de Obama, entonces, también debes esperar un buen año para las acciones, aunque es cierto que en la mayoría de los casos esto ocurre en un año con el mercado a la alza. Ya veremos.

1. Goldman Sachs

Aunque perdió casi 50% de su valor accionario en un constante declive durante los últimos 12 meses, Goldman Sachs sigue siendo una marca clave en la banca mundial. Su nombre es sinónimo de la economía mundial. Es una acción esencial que los corredores deben ver y seguir.

En Julio de 2011, este banco buscó ahorrar $1,200 millones de dólares recortando 1,000 empleos. Este movimiento nos indica los retos que enfrenta la empresa y dejó en claro que a veces hay que tomar decisiones difíciles para afrontarlos.

Si 2012 es un año de recuperación global, entonces Goldman Sachs seguramente se encontrará en el centro de la atención. Esto podría conducir a una marcada mejoría en el precio de sus acciones y la ayudaría a recuperarse de un año difícil.

2. Lloyds Banking Group

El Reino Unido ha estado en el camino de la austeridad por más de 18 meses, tomando decisiones difíciles para hacerle frente a la deuda pública y reajustar su economía lejos del gasto público. Por el momento, ha habido poco crecimiento, sin embargo, Inglaterra ha sido capaz de alcanzar las tasas de interés más bajas de Europa, una señal clave de que los mercados tienen fe en sus planes.

El gobierno inglés actualmente posee una participación de 43.4% en Lloyds Banking Group y su futuro está ligado a la recuperación económica de aquel país. Si los planes del gobierno funcionan, entonces, la fortuna de Lloyd debe aumentar respectivamente.

Empezar el año con un precio por acción muy por debajo del valor que tenían antes de que la crisis de la deuda soberana golpeara, es motivo para que los corredores vean a esta acción muy atractiva.

3. HSBC

Este banco es un ganador global. Después de haber superado con éxito la tormenta de la crisis financiera global de 2008, HSBC es visto como uno de los bancos más fuertes del mundo.

A pesar de que el valor de sus acciones cayó con el resto del mercado, durante la segunda mitad de 2011, y a pesar de que tuvieron que vender $1,000 millones de dólares en activos Norteamericanos, HSBC se las arregló para abrir 2012 en la Bolsa de Londres (LSE, por sus siglas en inglés) cerca de la marca 500.

Los planes de la Unión Europea para introducir el controversial impuesto de transacción financiera podría generar cambios en el banco que se verían reflejados en el valor de sus acciones. Sin embargo, tras superar una tormenta financiera, HSBC tiene ahora una posición fuerte, que debe servir para asegurar su posición como una potencia entre los bancos, aun cuando mayores cambios golpeen el mercado.

4. Credit Suisse

Fuera de la eurozona, Suiza es conocida desde hace tiempo como un “refugio seguro”. Conforme la crisis del euro se aceleró el año pasado, los suizos buscaron devaluar el franco como medida de apoyo a su mercado de exportación –los corredores vieron a esta moneda como un anti dólar seguro, y se hizo fuerte frente a otras monedas.

Así como la moneda suiza, Credit Suisse es visto como un refugio. Los inversionistas buscan un lugar seguro para su capital, porque podría irles mucho peor. Seguido de la compra de la firma de inversión Australiana Macquire Group, también adquirieron la unidad de banca privada de HSBC en Japón, mejorando así la reputación de Credit Suisse en su capacidad de contrarrestar los desafíos de la banca de inversión.

5. Deutsche Bank

Deutsche Bank actualmente apuesta al final de la crisis del euro como el principal corredor de Forex del mundo, con 21% de la cuota del mercado. Los operadores en el mercado de divisas ya tienen sus ojos en él, pero frente a un futuro incierto, será fascinante observar los movimientos de este banco.

Si el euro comienza a desmoronarse, entonces, Deutsche Bank tendrá una excelente posición para maximizar alguna de sus posibles ganancias. Al igual que Lloyds, su fortuna dependerá parcialmente de los movimientos correctos o incorrectos de los políticos, así que 2012 podría ser un año potencialmente volátil. Aquellos que quieren estar listos para la acción de Forex quizá quieran prepararse de una vez, porque nadie sabe cuando se derrumbará el euro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s