CUIDA TUS OJOS

Frente a las pantallas…

CUIDA TUS OJOS

[Por Lorena Maldonado* / Foto Dreamstime]

El uso excesivo de pantallas que caracteriza a nuestra época provoca que nuestra vista este obligada a trabajar horas extra. Cuidar la salud ocular no está demás.

Los ojos se podrían definir como órganos incansables e indispensables para un sin número de actividades. Sin embargo, ¿nos hemos preguntado acerca del cuidado que requieren para evitar problemas a corto o largo plazo, tales como visión borrosa o cansada, puntos ciegos, irritación o, incluso, problemas graves como glaucoma o cataratas?

Lo primero que hay que saber es a quién recurrir cuando tenemos un problema de la vista. Un oculista distribuye lentes, pero no puede diagnosticar problemas oculares. Los optómetras realizan exámenes oculares, pueden diagnosticar, prescribir la graduación de los lentes normales o de contacto y, en algunos casos, pueden tratar enfermedades que afectan la vista. Los oftalmólogos son médicos que se especializan en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades que afectan los ojos, llevan a cabo cirugías y prescriben lentes normales o de contacto.

En la oficina

Mantenemos nuestra visión enfocada en llevar a cabo trabajos frente a la computadora de ocho a 12 horas al día, por lo tanto, el cuidado de la salud ocular debe ser tan riguroso como el que le damos al cuerpo en general. Dentro de la oficina, debe evitarse la luz delante o detrás de nosotros, lo ideal es que provenga de fuentes laterales. La cantidad debe ser moderada y la intensidad no debe ser mayor a la que tenemos en la pantalla de nuestra computadora.

Trabajar frente a la computadora por largos periodos implica un esfuerzo extra para la vista, porque la luz de los monitores y la concentración con la que los miramos reseca nuestros ojos de manera consistente. Además, la visión cambia con frecuencia de enfoque, porque va de la pantalla al teclado, texto o alguna referencia ajena a la computadora.

Para minimizar el impacto que pueden causar las largas jornadas frente al monitor se recomienda que cada 10 minutos se descanse la mirada, enfocándola hacia objetos lejanos durante 10 o 20 segundos.

Expertos resaltan la importancia de parpadear con frecuencia, para humectar nuestros ojos de forma natural. También aconsejan utilizar gotas o lágrimas artificiales, especialmente si nos encontramos en edificios cerrados con calefacción y aire acondicionado.

La postura es otro factor que no sólo afecta al rendimiento de la vista sino también de la espalda, cuello o columna. Es importante levantarse y moverse cada dos horas para cambiar de postura y realizar otro tipo de actividad. Se recomienda que la pantalla esté a una distancia de 40 cm de nuestros ojos, de frente y, en caso de trabajar con un texto adicional, se debe procurar que esté lo más alineado a la pantalla y los ojos para evitar la vista cansada.

Las personas que utilizan anteojos o lentes de contacto deberán asegurarse que su graduación sea la más apropiada.

Protégelos a la intemperie

Más allá del cuidado que requieren nuestros ojos en el ámbito laboral, es importante protegerlos de la exposición al sol y tener una alimentación adecuada para tener una vista sana. Las radiaciones ultravioleta pueden tener un impacto negativo en la retina y causar visión borrosa. Es recomendable utilizar lentes de sol con filtros especiales.

El cuidado de los párpados tampoco debe dejarse de lado, ya que es una zona muy sensible y resulta preciso el uso de cremas con filtros solares. Aunque tengas puestos lentes oscuros deberás evitar mirar directamente al sol, incluso en días nublados.

En cuanto a la alimentación, el informe Age Related Eye Disease Study, realizado por el National Eye Institute de Estados Unidos, señala que consumir suplementos alimenticios disminuye hasta en 25% la posibilidad de desarrollar alguna enfermedad ocular. Se recomienda una dieta rica en:

  • Vitamina A: avellanas, almendras, zanahorias, nueces, cacahuates
  • Vitamina C: fresas, guayaba, espinaca, brócoli, tomates y papas
  • Vitamina E: espárragos y aceite de oliva
  • Zinc y cobre

También se ha demostrado que existen beneficios para la salud ocular cuando se come pescado rico en ácidos grasos (omega-3), como salmón, atún o mero. Se sabe que ciertas enfermedades como las cataratas, glaucoma o degeneración macular se relacionan con la acción de los radicales libres, por lo tanto, una dieta rica en antioxidantes es un buen método de prevención.

Revisión periódica

Hazte un examen completo de los ojos. A veces pensamos que todo está bien y que algunas molestias son normales, pero nunca está demás visitar al oftalmólogo. Algunas personas no saben que podrían ver mejor con lentes o si modifican algunos de sus hábitos.

Conoce tu historia familiar con respecto a la salud de tus ojos. Muchos de los padecimientos oculares son hereditarios. Si alguien de tu familia ha sido diagnosticado con algún padecimiento, puedes tener cierta predisposición a desarrollarlo y lo mejor siempre será tomar medidas preventivas ante el riesgo.

Mantén un peso saludable, porque la obesidad incrementa la posibilidad de padecer diabetes u otras enfermedades que pueden llevar a una pérdida de visión, como el glaucoma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s