FONDOS DE CAPITAL PRIVADO

El vínculo entre emprendedores y financiadores

FONDOS DE CAPITAL PRIVADO

[Por Martha P. Bolaños / Foto Dreamstime]

Quienes invierten en fondos de capital privado son emprendedores comprometidos con el crecimiento de la empresa que financian.

Más allá de los instrumentos de inversión bursátil y de papel privado de deuda, también existen opciones que pueden dar buenos rendimientos. Un ejemplo son los fondos de capital privado, que son inversiones en activos no financieros, también llamados de capital de riesgo o venture capital. La Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), organismo que los agrupa, también los denomina fondos de capital emprendedor.

Consiste en reunir cierto número de inversionistas que están dispuestos a inyectar liquidez –de forma cautelosa y selectiva– a una empresa mediana o pequeña, pero bien posicionada y con buenas expectativas de crecimiento, eficiencia y rentabilidad. Eso evita que estas empresas necesitadas de recursos recurran al crédito convencional, como el bancario, que pide garantías y otros requisitos, además de que resultar altamente costoso.

Los fondos de capital privado proporcionan “oxigeno” a las empresas para que puedan correr más rápido y tengan mejor desempeño, pero de ninguna manera puede usarse esta inyección de recursos para rescatarlas o pagar pasivos.

Un grupo de profesionales experimentados administra los recursos del fondo y aporta conocimiento y experiencia para potenciar el crecimiento de la empresa. Es decir, el fondo no sólo aporta recursos a las empresas, sino también personal con experiencia en áreas estratégicas, para lograr sinergias con los principales jugadores de su mercado, adoptar nuevas tecnologías o desarrollar mejores prácticas, con el objetivo de mejorar la gestión de la compañía. Además, pueden detallar la estrategia de la empresa a través de diferentes comités y de la ejecución del plan de negocios.

El conocimiento de los mercados, los contactos comerciales y las nuevas tecnologías, pueden generar más valor que el dinero. Por eso, estos inversionistas, antes de ser financieros, son emprendedores y están comprometidos con el proyecto empresarial.

“En la teoría de riesgos se establece que un inversionista sofisticado debe incluir, en su cartera de inversión, fondos de capital privado en una proporción equivalente al 10% –comenta Luis Antonio Márquez, director general de Amexcap, organismo que agrupa a 50 fondos de capital privado–. Además, se ha comprobado que estas inversiones generan, en promedio, entre 15 y 25% de rendimiento anual, según datos de EU y México”.

Giros atractivos

La encuesta anual más reciente sobre capital privado en América Latina, realizada por KPMG, explica que no todos los sectores y giros industriales tienen el mismo desempeño en tiempos difíciles. Los más prometedores reciben más atención, y entre ellos figuran los de contenido ambiental y energético, educación, servicios de salud, bienes raíces, infraestructura, tecnologías de información y financiero.

La misma encuesta indica señala a los siguientes sectores como los más atractivos para invertir:

Por lo general, los fondos de capital privado apoyan a las empresas en forma temporal, ya que su objetivo no es quedarse con la empresa. Los integrantes del fondo participan en las decisiones estratégicas y operativas a través de comités, pero al cabo de un periodo determinado (cinco o seis años, en promedio) recuperan su inversión y obtienen utilidades mediante la venta de su participación a los propietarios originales o a otros inversionistas, o bien tras la salida a Bolsa, a través de la emisión de deuda o la colocación de capital.

Por su parte, para la Amexcap, los fondos de capital privado tienen una permanencia temporal de tres a siete años, tiempo en el que inyectan recursos a la empresa, en función de la velocidad a la que ésta madura.

¿Como participar?

Para integrarte a un fondo de capital privado en México, sólo tienes que dirigirte a la Amexcap, donde te proporcionarán el perfil de cada fondo. El administrador toma el dinero de todos los inversionistas que participan en ese fondo y lo distribuye en varias empresas, con lo que reduce el riesgo. “La rentabilidad del inversionista se multiplica porque es el primer beneficiado, esa es la regla de estos fondos. Una vez que las cosas comienzan a ir bien, primero se le paga al inversionista, quien recibe el 80% de la utilidad y después se cobran las comisiones correspondientes al administrador del fondo”, explica Márquez.

Hay de fondos a fondos

Existen fondos de capital emprendedor, cuyos requerimientos de inversión van de $500 mil a $10 millones de dólares, son empresas pequeñas y algunas medianas. Amexcap tiene al menos cinco fondos que invierten en capital semilla, es decir, en ideas o proyectos perfectamente sustentados, que cuentan con un plan de negocios bien definido. En este rango también tienen fondos que invierten en temas de tipo social, denominadas “inversiones de impacto”. Son proyectos sociales que también generan un retorno en la inversión.

También están los fondos de capital privado que invierten en empresas más consolidadas: aquellas que tienen un buen volumen de facturación, mantienen números positivos y crecimiento constante, pero necesitan recursos para incrementar su presencia en el mercado en el que compiten. A esta etapa se le llama de consolidación o desarrollo, ahí se encuentra el mayor número de fondos de Amexcap, cuyos montos de inversión van de $7 millones hasta $50 millones de dólares.

Riesgos

Según datos del sondeo de KPMG existen dos causas más comunes que originan el fracaso de estas inversiones: la falta de talento, pues considera que es difícil encontrar equipos gerenciales eficaces, y falta de información completa, ya que la información inicialmente recibida no suele ser del todo confiable. El mismo estudio enfatiza en que la forma de solucionar estas deficiencias es mediante la realización de un due diligence (análisis más profundos y profesionales al negocio), donde se buscan los puntos de riesgo modulares de la inversión y se corrobora que los datos proporcionados sean fidedignos. También se busca mayor protección a través de acuerdos con accionistas y contratos de compraventa.

Historias de éxito

A través de los fondos de capital riesgo se han consolidado negocios importantes como Cinemex, MMCinemas, Grupo Gayosso, Milano, Restaurante La Mansión, Genomma LAB, Harmon Hall, Volaris, Arabela, Docuformas, Sports World, Krispy Kreme, City Express, entre otros.

En el caso de Genomma Lab, que ya cotiza en la BMV, podemos ver la participación del fondo ZN México II, el cual es operado por Nexxus Capital.

Es importante señalar que este tipo de inversiones están dirigidas a inversionistas sofisticados, que buscan obtener retornos de inversión significativos y que desean contribuir con el desarrollo económico del país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s