TÚ, EL MÁS INTERESADO EN TUS INVERSIONES

* Texto publicado en la edición impresa de febrero de 2012.

Define tu perfil de inversionista

TÚ, EL MÁS INTERESADO EN TUS INVERSIONES

[Por Cristina Hernández Trejo]

Hace muchos años que en Consejería Bursátil, la firma donde trabajo, acuñamos esta frase, y el tiempo la ha confirmado. El inversionista que dedica tiempo y atención a su dinero es el que obtiene mejores resultados. Por eso la insistencia de revisar formalmente los resultados obtenidos periódicamente. Aunque cada persona podrá dedicar un tiempo distinto para dar seguimiento a sus inversiones, la recomendación es que te reúnas al menos cada seis meses con tu asesor.

Pero antes de llevarla a cabo, es bueno que te prepares revisando el comportamiento de las distintas opciones de inversión que pudieran servir de parámetros de comparación al analizar los resultados de nuestro portafolio. Apóyate de la tabla de Opciones de Inversión y Rendimientos Comparativos.

Consideraciones sobre los cálculos

Como fui testigo de los tiempos inflacionarios de los 80s, todavía acarreo la manía de calcular rendimientos reales (después de inflación), pese a que hemos mantenido niveles de inflación francamente bajos durante varios años. 2011 cerró con una inflación anual de 3.8% y el promedio anual de los últimos 10 años fue de 5.4%. Datos positivos sin duda. Sin embargo, siempre descuento la inflación de un rendimiento, pues lo que busco es que mi dinero crezca más allá de la inflación, para que la inversión tenga sentido en el tiempo.

Los rendimientos presentados corresponden a dos periodos: en 2011 y el promedio anual de los últimos 10 años. Incluyo ambos porque aunque tendemos a revisar únicamente lo que ocurrió el año anterior inmediato, y olvidamos que siempre habrá años mejores que otros. De esta forma, el promedio de los últimos 10 años nos ayuda a situar los resultados obtenidos con una mejor perspectiva.

El cuadro incluye tres categorías de benchmarks o parámetros de comparación: Deuda, Capitales y Divisas. En las dos primeras se incluyen instrumentos, índices y otros indicadores, mientras que en el de Divisas se presenta el movimiento del tipo de cambio del peso frente a diversas monedas de las consideradas “fuertes”.

El rendimiento de los Cetes de 28 días y el de los Certificados de Depósito norteamericanos de un mes, es compuesto, es decir, considera la reinversión de los intereses. En este caso estoy pensando en el inversionista conservador que prefiere mantener su dinero en opciones líquidas.

Encontrará también varios de los Índices que calcula PIP, una de las proveedoras de precios del mercado que resultan útiles para armar benchmarks de portafolios. Para consultarlos puedes ir a http://www.precios.com.mx.

Las ganadoras del año

Fue un buen año para las divisas fuertes. Los temores que bien conocemos, hicieron que los capitales se refugiaran en “puertos seguros” y nuestro sólido peso se devaluó frente a las principales divisas: dólar, euro, yen y franco suizo.

Las inversiones que ofrece nuestro país denominadas en monedas fuertes (UMS) y que añaden una tasa de interés atractiva, ofrecieron excelentes rendimientos, aunque la devaluación del peso frente al dólar hizo que aun el Certificado de Depósito norteamericano a un mes lograra un rendimiento real de 9.1% integrado por una devaluación de 8.8%, a pesar de una tasa cercana a 0%.

Siguen las tasas bajas

Las tasas de interés de deuda de corto plazo siguen muy bajas y el entorno no parece favorecer un cambio de esta condición en los próximos meses. Si a los resultados del cuadro se les descuenta comisiones e impuestos, es muy posible que las inversiones de corto plazo hayan ofrecido rendimientos negativos. Sin embargo, las tasas de largo plazo han presentado mejores números, de tal forma que dividir nuestro portafolio de acuerdo con los objetivos de inversión y su horizonte, toma relevancia.

La mejor inversión en el largo plazo

No hay duda, nuestra Bolsa sigue siendo la mejor inversión en el largo plazo. Pero ojo, el promedio de los últimos 10 años está fuertemente influido por los resultados de 2003, 2004, 2005 y 2006. Si consideramos únicamente los últimos tres años (2009-2011), la historia es distinta. Y si no se prevé un motor que haga crecer los resultados de nuestras empresas en forma exponencial en los próximos años, lo que deberemos esperar son resultados de Bolsa menos espectaculares. Habrá que trabajar más en la especulación de corto plazo.

Divisas

No hay forma de negarlo. El peso se ha devaluado consistentemente en los últimos años frente a las monedas fuertes. Ciertamente no en forma grave, un inversionista que haya aprovechado las tasas de largo plazo en pesos y la inversión en Bolsa puede haber obtenido mejores resultados de su dinero quedándose en el país. Pero hay que actuar, pues las tasas de corto plazo no compiten.

Revisión y cambios

Con los resultados del portafolio a la vista y comparándolos contra los benchmarks correspondientes, hay que eliminar los instrumentos que no estén aportando valor. Cierto que un fondo puede tener un mal año, por ello siempre recomiendo revisar de tres a cinco años de historia. Pero si los resultados son malos, no dudes en cambiarte. Revisa con seriedad tus objetivos de inversión, sus horizontes y analiza las perspectivas. Es una tarea difícil pero seguramente traerá satisfacciones.

¡Suerte! Pues nunca sobra para elegir correctamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s