¿EL 12 SERÁ IGUAL QUE EL 11?

Terminó un año complicado

¿EL 12 SERÁ IGUAL QUE EL 11?

[Por Rodolfo Campuzano*]

Mucha gente en el sector financiero ve el final de 2011 con buenos ojos. En lo general, fue un año malo en rendimientos, pero particularmente fue terrible en cuanto a la incertidumbre y la dificultad para prevenir los fuertes episodios de presión que se han presentado. Para muchos, ¡qué bueno que se terminó!

Los mercados se enfrentaron a varias sacudidas poco predecibles a lo largo del año. Al inicio, la crisis política de Medio Oriente propició un alza significativa en los precios de los energéticos; a mediados, el lamentable desastre natural en Japón originó interrupciones globales en la producción de importantes sectores como el automotriz; a partir del verano, la espiral de la crisis de deuda en Grecia y después en toda Europa inyectó una fuerte desconfianza hacia la clase política y su capacidad para lidiar con los problemas derivados de la gran crisis del 2008.

De este modo, los ganadores en 2011 fueron los activos denominados “seguros”, como los bonos del tesoro de los Estados Unidos, que vieron disminuir su rendimiento ante la postura ultra relajada de la Reserva Federal (Fed) y después, ante el fuerte miedo que inundó a los inversionistas entre agosto y noviembre, registraron ganancias a sus tenedores. Lo mismo sucedió con los bonos del gobierno alemán.

En el entorno mexicano, aunque la Bolsa presentó un repunte a inicios de diciembre, será difícil que su rendimiento sea satisfactorio. Las posiciones en bonos del Gobierno Federal a tasa fija son las que mejor rendimiento han presentado hasta el momento, pero gracias al fuerte rally de bajadas de tasas que experimentaron en el primer semestre. La historia en el mercado de bonos también ha sido difícil en la segunda mitad del año.

Curiosamente, y en congruencia con un año de inestabilidad, las inversiones en dólares resultaron las más atractivas (hasta el 7 de diciembre presentaba una ganancia de 10.43%), gracias a la devaluación que experimentó el peso.

Para pensar en cómo puede ser el 2012, primero tenemos que plantear si habrá un escenario de mayor estabilidad. Por el momento, dicho supuesto resulta difícil de plantear. Más bien en general debemos asumir que aunque haya un cierre de año tranquilo, los mercados navegarán el próximo año con numerosos factores de riesgo latentes sobre la mesa.

En Europa existe el esbozo de una solución, los gobiernos acordaron la reestructura de la deuda de Grecia y un camino para solventar a los bancos en problemas. Alemania y Francia proponen medidas para un acuerdo de tipo fiscal que obligará a los miembros a ajustarse a normas comunes de disciplina presupuestal que seguramente serán aprobadas. Los bancos centrales en el mundo han resuelto aportar liquidez para restablecer el circuito de crédito y hay una expectativa de que el Banco Central Europeo (BCE) tenga un papel más activo. Por último, en países como Italia y España se llevarán a cabo fuertes programas de ajuste fiscal.

Si bien estos hechos pueden generar credibilidad entre los inversionistas sobre la viabilidad de la deuda soberana y de los bancos de la región, el camino de su ejecución está plagado de aristas: Europa estará en recesión al inicio del año y en ese ambiente habrá presiones importantes para conseguir financiamiento, tanto de los países en problemas como de los bancos para su capitalización. El riesgo de bajas adicionales de calificación es alto y también habrá que ver si los países efectivamente cumplen con sus programas de ajuste fiscal.

En Estados Unidos falta el arreglo de su problema sobre los impuestos, algo que luce difícil por las diferencias en el Congreso. En China, la desaceleración económica preocupa a muchos países emergentes y existe el riesgo de un aterrizaje brusco. Por último, no hay que dejar de señalar que a principios de diciembre pasado se dieron fuertes medidas de relajación monetaria que en un entorno de recuperación desatarán importantes preocupaciones con relación a la inflación.

Podríamos asumir que todos estos asuntos tendrán una correcta evolución, pero lo más probable es que habrá más episodios de presión a lo largo de 2012. ¿Cuáles? ¿Cuándo? No lo sabemos con exactitud, la mejor sería que tuvieran una frecuencia menor y fueran menos intensos que en 2011.

En un entorno más estable, de mayor confianza por parte de los agentes y de menor volatilidad, podemos predecir que muchas economías sostendrán un ritmo moderado de expansión.

No obstante, ello no va a eliminar las posturas de relajación monetaria. Seguiremos teniendo tasas de interés muy bajas y, ¡ojo!, en México el banco central puede reducir su tasa de referencia el año que viene. Los rendimientos en el mercado de deuda libre de riesgo serán pobres.

En las Bolsas, el bajo crecimiento y algunos sectores en problemas como el financiero plantean una plataforma débil para que los precios de las acciones suban continuamente. Pero no hay que dejar de advertir los elevados niveles de liquidez que existen y la propensión de los manejadores de fondos para buscar rendimientos ante la escasez de opciones. Esto puede detonar alzas relevantes si el entorno mejora.

En lo personal creo que 2012 será un mejor año para las inversiones. No por eso hay que abandonar la cautela. Hay que tener claro el rumbo de las cosas y la dirección de los flujos de inversión. Se requiere más dinámica en las decisiones, ahí está la clave para tener ganancias el próximo año.

* Rodolfo Campuzano Meza es director de Estrategia y Gestión de Portafolios de Invex Banco. Síguelopor Twitter en @rod_campuzano.
** Texto publicado en la revista impresa en enero de 2012.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s