2012: ¿QUÉ ESPERAR?

Contagio o desmarque

2012: ¿QUÉ ESPERAR?

[Por Mariña Malvar Martínez de Saxo Bank]

2011 no fue sólo un año más. Sufrimos las consecuencias de la crisis soberana con sus ramificaciones, tanto en el crecimiento como en la capacidad de financiación. Asimismo, una de las mayores economías asiáticas, Japón, se vio afectada por uno de los terremotos más fuertes de su historia, hecho que sin duda alguna ha mermado su capacidad de expansión, condicionando su futuro. Por su parte, la crisis árabe ha provocado aumentos en los precios del petróleo por cortes en el suministro. La cuestión radica en saber lo que nos depara el futuro. ¿Seguirán los precios de las materias primas al alza?, ¿se mantendrá la inflación?, ¿qué tasas de crecimiento tendremos en las principales economías?

Para comenzar, podemos visualizar un mercado que se caracteriza principalmente por sus altos niveles de volatilidad. Los precios varían fuertemente tras conocer noticias que modifican nuestras perspectivas de manera radical de un momento a otro en función de la realidad económica.

Destaca la fortaleza de los emergentes

En términos generales, vemos que las principales economías están llevando a cabo una expansión desigual. Frente a la relativa fortaleza de los mercados emergentes, tenemos dudas más que razonables sobre Europa, Estados Unidos y Japón. Así, las economías que mejores niveles de crecimiento presentarán, serán aquellas que establezcan relaciones comerciales con las emergentes.

Si echamos un vistazo a la situación americana vemos con preocupación un posible retroceso de sus niveles de crecimiento, que podrían verse afectados por una moderación del consumo interno y por el contagio europeo.

El panorama actual se caracteriza por un riesgo de contagio. Dado que todas las economías tienen una evolución interdependiente, los conflictos que afronta Europa acaban por repercutir en mayor o menor medida en la situación asiática, y viceversa. Es por ello que resulta necesario corregir las perspectivas de crecimiento europeo y americano a la baja.

Los desafíos

Dentro de los mayores problemas a afrontar se encuentran el debilitado mercado de la vivienda, los bancos descapitalizados y, por extensión, el riesgo soberano (dificultad pública de financiación), que constituyen los mayores retos a superar. Pero lo cierto es que, en igual medida, deberíamos destacar la situación política, que tiene que poder afrontar las exigencias que se le presentan. Esta situación puede provocar vulnerabilidades en las economías emergentes y desembocar en tensiones sociopolíticas que aparejen mayor incertidumbre. Los países emergentes se están viendo sometidos a un escenario complicado, ya que la falta de alternativas y la búsqueda de rentabilidad provocan que fluya capital extranjero a sus mercados y que aumente el riesgo de inflación. Ese riesgo sólo puede ser paliado si se restringe la entrada de capital extranjero o se aprecia el tipo de cambio.

En Estados Unidos uno de los motores de la evolución puede ser el consumo interno que necesita reforzar la confianza y solidez de una economía dependiente y con perspectivas de crecimiento condicionadas por la situación mundial. Aun así, confiamos en que sea capaz de mantener un crecimiento positivo. Con la política de repatriación de capitales y con las incertidumbres mayores sobre Europa consideramos que el dólar será capaz de reforzarse llevando su valor comparativo con el euro a niveles alrededor del $1.20.

Europa seguirá dominada por políticas de austeridad y su evolución dependerá, en cualquier caso, de que el sector político implemente las medidas necesarias para solucionar el grave problema que tiene entre manos. Asimismo, varias de las economías europeas enfrentan otra dificultad, un excedente de mano de obra a la que tienen que darle salida mediante su colocación en otros sectores.

¿Será Japón el motor de Asia?

En lo que respecta a Asia, encontramos una gran diversidad entre el caso de Japón y el resto de los países. La economía japonesa está adquiriendo una rápida recuperación tanto del producto como del gasto interno. La producción industrial está creciendo con rapidez, la confianza de las empresas se está recuperando y los hogares también están aumentando su consumo. Por su parte, China está perdiendo competitividad y tiene una situación más problemática con un tipo de cambio infravalorado que no refleja la paridad real de la moneda. Los riesgo inflacionarios y de una posible burbuja inmobiliaria podrían afectarle. Y, si esto fuera poco, podemos decir que la evolución de China vendrá ligada a la recuperación de la crisis, ya que algunos de sus grandes compradores son Estados Unidos, Japón y Alemania.

Es posible buscar en la recuperación china el catalizador del crecimiento en Sudamérica. Una parte de la producción al sur del continente americano está basada en la exportación de materiales hacia China. Así, la reducción de la demanda asiática provocaría un descenso del precio de la producción sudamericana.

En el caso de las economías emergentes debemos destacar que tanto Asia como Sudamérica o Europa del Este están frente a una potencial reducción de la demanda, un vuelco en los flujos de capital y un aumento en los costos del financiamiento, que podrían repercutir en la solidez financiera de los bancos nacionales.

Commodities

Para acabar de perfilar las perspectivas para 2012, vemos cierto peligro de aumento en los precios de los alimentos, pero mantenemos un panorama estable para el caso de los precios del petróleo, con niveles alrededor de $100 dólares por barril. En cuanto a los metales preciosos, principalmente el oro, la previsión es positiva, pues su estatus de valor refugio puede llevarle a subir su precio hasta los $2 mil dólares por onza.

De cualquier forma, nos enfrentamos a un periodo de cambio marcado por la capacidad de reacción frente a una situación adversa y por las medidas que sean implantadas para convertir los problemas de hoy en el crecimiento del mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s