HAZ UN PORTAFOLIO DE INVERSIÓN VERDE

Instrumentos con responsabilidad social

HAZ UN PORTAFOLIO DE INVERSIÓN VERDE

[Por Ricardo Vázquez / Fotos Dreamstime]

En México ya es posible encontrar diferentes tipos de instrumentos de inversión que apoyan al cuidado del medio ambiente y la responsabilidad social, y que a su vez otorguen buenos rendimientos.

Sustentabilidad, responsabilidad social y gobierno corporativo son términos utilizados con mucha frecuencia en las empresas que cotizan en los mercados bursátiles; sin embargo, no necesariamente se ve reflejado en los instrumentos de inversión que emiten. Pero esto quedará en el pasado, porque a partir de 2012, en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), se establecerá el primer Índice de Sustentabilidad y Responsabilidad Social (ISRE), cuya composición se dará a conocer durante el mes de diciembre de 2011. A la par, se espera que algún intermediario lo acompañe con un fondo de inversión que replique dicha muestra, o un Exchange-Traded Fund (ETF) que emule al índice.

Mientras no exista ese instrumento de inversión, el ISRS será un mecanismo de referencia que la BMV publicará como todos sus índices, con su valor y rendimiento, conforme a las emisoras que lo incluyen y el porcentaje de participación de cada una.

A nivel internacional, hay ejemplos donde diversos inversionistas, principalmente fondos institucionales, solamente invierten en emisoras (deuda o renta variable) que forman parte de índices sustentables. Algunas referencias exitosas de índices de sustentabilidad están en Estados Unidos, donde cotiza el Dow Jones Sustainability Indexes (que opera desde 1999),  y el Reino Unido, donde existe el FTSE4Good Series (que nació en 2001).

En la Bolsa de Valores de Brasil, desde 2005 se lanzó un índice de sostenibilidad empresarial (Bovespa-IFC Sustainability), que fue el primero en su categoría en América Latina.  Éste incluyó, en principio, un total de 28 empresas listadas en dicho mercado y no sólo consideró la situación financiera y económica de las compañías, sino también su situación con respecto a gobierno corporativo y estándares ambientales y sociales.

2010 fue un año que se caracterizó por la puesta en duda de la transparencia y credibilidad de los Índices de sustentabilidad que brindan información a inversionistas. Atentos a esta demanda, la firmas STOXX Limited (especialistas en índices europeos) y Sustainalytics (firma de investigación y análisis de aspectos ambientales, sociales y de gobierno corporativo), lanzaron en abril de 2011 el STOXX Global ESG Leaders Index family, una serie de índices ASG (Ambiental, Social y Gobernanza) que –según sus autores– por primera vez transparenta su metodología y publica cuáles son los componentes e indicadores de sustentabilidad seleccionados que permitirá a los inversionistas comprender los factores que determinan la calificación de una empresa.

De acuerdo con los principios de inversión responsable de la Organización de Naciones Unidas (ONU), al menos 10% de la inversión global ya se realiza con principios sustentables, lo que representa un monto de casi $3 billones de dólares y crece aceleradamente. Esto nos indica que se trata de una inversión que sin duda crecerá en México.

Por qué invertir en empresas sustentables

Si un inversionista quiere sumarse a la cruzada por mejorar las condiciones del planeta y obtener buenos rendimientos, debe incluir instrumentos verdes en su portafolio. Empresarios como Fernando Chico Pardo, que encabeza al Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR) e impulsa a empresas sustentables, expuso un argumento básico: “¿En qué prefieren invertir, en empresas que son rentables pero que no cuidan el medio ambiente, no aportan nada a su comunidad y tampoco son socialmente responsables, o bien en empresas igualmente rentables pero que colaboran con el cuidado al medio ambiente, aplican programas de ahorro de agua y energía y son socialmente responsables?”.

Elige verde.

Para ello es conveniente considerar a las emisoras comprometidas con procesos ASG, esto con una visión estratégica y de largo plazo. Esta es una recomendación de instituciones mexicanas e internacionales que se concreta en un sólo elemento: “inversión verde”. La BMV ha venido trabajando por cerca de dos años en la preparación del ISRS, mismo que pretendió lanzar desde agosto de 2010; sin embargo, debido al interés de diversas emisoras por formar parte del mismo, se ha pospuesto en un par de ocasiones y al cierre de la presente edición estaba definido que en la segunda quincena de diciembre se conocerán las empresas que formarían dicho índice, así como la fecha en la que iniciará su operación en 2012.

Aunque hace más de un año se consideró que el ISRS estaría compuesto por una muestra de entre ocho y 12 emisoras, su composición se ha ampliado y finalmente se determinó que en el largo plazo no tendría ningún límite. El índice reúne a empresas de diversos sectores como minero, consumo, bebidas, construcción, grupos industriales, telecomunicaciones, instituciones financieras, entre otros.

El presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Luis Téllez, señala que en la primera evaluación que se hizo el año pasado (último trimestre de 2010), el grupo de emisoras que calificó para poder pertenecer a la muestra del ISRS en México está compuesto por ALFA, AMX, AC, CEMEX, COMPARC, FEMSA, KOF, ICA, ASUR, GMEXICO, BIMBO, GMODELO, PE&OLES, MEXCHEM, VITRO Y WALMEX. Asegura que cada vez son más las empresas que realizan prácticas de responsabilidad social, pero que no hacían pública dicha información, por lo cual este grupo seguramente crecerá rápidamente: “Con el ISRS se logrará posicionar a las empresas mexicanas de clase mundial comprometidas con estos temas en el concierto internacional”.

En el marco de la Cumbre de Cambio Climático (COP 16) que se llevó a cabo entre noviembre y diciembre de 2010 en Cancún, Quintana Roo, se realizó la presentación del Índice de Sustentabilidad de la BMV. Ahí se anunció que el portafolio estará compuesto por aquellas empresas que tengan mejores políticas, sistemas y reportes de medio ambiente, responsabilidad social y gobierno corporativo, de acuerdo con la metodología de la calificadora inglesa EIRIS (Experts in Responsible Investments) y a analistas de la Universidad Anáhuac del Sur.

Este tipo de índices tienen dos propósitos fundamentales: informar a inversionistas potenciales sobre la sustentabilidad de las operaciones de empresas que cotizan en Bolsa y promover que las emisoras pongan más atención a temas ambientales y evolucionen hacía el uso de energías alternativas y renovables. Bajo todas estas consideraciones, un índice sustentable puede contribuir a que la comunidad de negocios de México se dé cuenta de que el esmero en temas de sostenibilidad es favorable para hacer negocios.

La BMV y el Centro Regional para América Latina y el Caribe, en apoyo al Pacto Mundial de Naciones Unidas, han trazado una estrategia de trabajo encaminada a que los inversionistas institucionales tomen en cuenta en sus decisiones de inversión factores como emisoras comprometidas con procesos ASG, con una visión estratégica y de largo plazo. Se trata de compañías que pueden formar parte de distintos índices a nivel internacional, en los que invierten muchos fondos de inversión de Europa, Estados Unidos, Canadá y Asia. Por ejemplo, muchos de los grandes fondos en Medio Oriente invierten únicamente en empresas sustentables. Pero no nada más tienen un impacto positivo con el medio ambiente, son fuentes de empleo y tienen programas de responsabilidad social, sino también tiene un impacto muy importante en la creación de valor para los accionistas de dichas empresas.

“Un punto importante para que puedan formar parte del índice es que puedan ser invertibles, es decir, que tengan la suficiente liquidez para que sus acciones puedan ser adquiridas por los formadores de índices –afirma Tellez–. Hay algunas las empresas que van a tener el sello de sustentabilidad, que habrán pasado la evaluación de EIRIS y de la  Universidad Anáhuac, pero que por razones de liquidez o corporativas no podrán formar parte del índice en cierto momento, pero cuando lo resuelvan lo podrán hacer”.

Inversionistas éticos

A nivel global, pertenecer a índices de sustentabilidad es una condición para que los inversionistas éticos o socialmente responsables (como los fondos de inversión verdes) compren sus acciones en el mercado. Esos fondos no han llegado a México porque no existe un índice especializado, pero sólo es cuestión de tiempo para que esos recursos lleguen a nuestro mercado de valores.

En la BMV prevén que el ISRS sea un detonador para que casas de Bolsa y operadoras de fondos de inversión, nacionales y extranjeros, desarrollen instrumentos de inversión sustentables. Luis Téllez considera que inicialmente serán los fondos de pensiones (Afores) quienes se interesarán en esta alternativa de inversión, antes que las personas físicas.

Evaluación de empresas

En la actualidad hay alrededor de 3,500 emisoras de índices globales que son evaluadas cada año bajo los criterios emitidos por organismos como la ONU y la OCDE para evaluar los mejores desempeños en materia de ASG. Por su parte, EIRIS y la Universidad Anáhuac del Sur realizarán sus evaluaciones bajo esos mismos criterios mundiales y le informaran a la BMV sobre las emisoras que superan el promedio global. Si una emisora seleccionada no supera el promedio de la muestra global un año no saldrá del índice inmediatamente, sino que será notificada de manera confidencial y tendrá un año para resarcirlo.

También podría darse el caso de que alguna empresa que tenga una evaluación por encima del promedio mundial no forme parte del índice de sustentabilidad, porque no le interese estar incluida, ya que el ingreso al mismo será voluntario.

Fondos de inversión verde

No sólo hay instrumentos de inversión verdes en renta variable, también los hay en deuda. Un ejemplo es la unión entre Ecobanca, Grupo Financiero Monex y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), quienes lanzaron la iniciativa conocida como “Fondos Verdes”, primera en su tipo en América Latina, cuya emisión fue en septiembre de 2006  y que cotiza como MONEXRS. Se trata de un fondo de inversión de deuda, con liquidez diaria, con un riesgo de mercado bajo a moderado, cuyo portafolio de inversión se integró solamente de papeles AAA y en el cual podían invertir tanto a personas físicas, morales y exentas desde $15 mil pesos. La firma Fitch Rating le otorgó una calificación AAA/4.

Monex lo define como un fondo de inversión que ofrece rendimientos atractivos y a la vez promueve la conservación ecológica en México a través de donativos. Cada año, 0.5% del total invertido es donado a proyectos de conservación en las Áreas Naturales Protegidas de México. La donación se administra a través de un fideicomiso gestionado por Monex y dirigido por un Comité Técnico inclusivo, el cual determina los proyectos que se apoyarán con los recursos provenientes del fondo.

Estos son otros ejemplos:

  • Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza (FMCN). Sólo atrae recursos financieros de organismos internacionales y fundaciones privadas, es decir, funciona como un fondo cerrado.
  • Fomento Ecológico Banamex y Pronatura. Son asociaciones civiles que ayudan con recursos para la preservación de ecosistemas.
  • B+EDUCA. Es un fondo de inversión de deuda de responsabilidad social emitido en septiembre de 2009 por BBVA Bancomer. Fue el primer fondo comprometido con la educación. El Fondo se creó como una inversión de muy bajo riesgo para los inversionistas, con esta estrategia el fondo siempre estará pagando un rendimiento positivo a los clientes y donando constantemente al programa Becas de integración “Por los que se quedan”, dedicada a contribuir a la educación de los hijos de migrantes. El inversionista aporta un máximo de 25% de los intereses mensuales netos a Fundación Bancomer, la cual emite las constancias mensuales de forma electrónica. El fondo es propio para personas físicas y morales, y el monto mínimo de inversión es de $100 mil pesos.

Si bien en México la inversión sustentable aún está verde, se han dado los primeros pasos para iniciar el crecimiento, pero sobre todo se ha iniciado una fuerte promoción cultural entre las empresas, mismas que está respondiendo con rapidez y a partir de 2012 veremos una importante evolución al materializarse el primer índice sustentable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s