Sólo con reformas estructurales los países superen la crisis: OCDE

Las reformas estructurales pueden hacer la diferencia en la búsqueda de los países por superar la crisis, impulsar el crecimiento y crear empleos, de acuerdo con el más reciente estudio de la OCDE: Apuesta por el crecimiento.

“La crisis ha actuado como un catalizador para a las reformas. Aunque algunas veces son impopulares o dolorosas o ambas, lo cierto es que son necesarias para hacer el crecimiento de largo plazo más fuerte, sustentable y equitativo –dijo el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría–. Sabemos que estos esfuerzos pagarán dividendos en el futuro, y esa es la razon por la que los gobiernos deben mantener vivo el momentum a favor de las reformas”.

Gurría, acompañado de José Antonio Meade, el Secretario de Hacienda de México, dijo que las recomendaciones específicas para  cada país sobre reformas estructurales son aplicables a todos los países del G20, pues serán estás las que conducirán a sus economías fuera de la crisis.

Desde su lanzamiento en 2005, este reporte anual identificó prioridades en las reformas clave para impulsar la actividad económica y mejorar los niveles de vida en cada uno de los países de la OCDE. Desde 2011, el estudio también analiza potenciales reformas en Brasil, China, India, Indonesia, Rusia y Sudáfrica y se ha convertido en parte esencial de las amplias contribuciones de la OCDE al marco del G20 para un crecimiento más fuerte, más sustentable y más equilibrado.

El reporte de la OCDE analiza y compara el progreso que los países han realizado en materia de reformas estructurales desde el inicio de la crisis, abarcando de 2007 a 2011. Muestra que las reformas se han acelerado allí donde más se requieren –en los países europeos golpeados por las crisis de deuda soberana: Grecia, Irlanda, Portugal y, más recientemente, España e Italia–. La nueva agenda europea de reformas ha sido estimulada por la necesidad de consolidación de las finanzas públicas y el mejor manejo de la crisis de deuda soberana. Esto ha llevado a los gobiernos a anunciar y comenzar la implementación de ambiciosas reformas, políticamente difíciles, en áreas tales como los sistemas de pensiones, los mercados laborales y la liberalización de los mercados de productos. “Las reformas estructurales que se están llevando a cabo en Europa eventualmente ayudarán a reducir los desequilibrios económicos que han contribuido a la crisis de la deuda”, afirmó Gurría.

Los gobiernos deberían eliminar los privilegios fiscales que no promuevan el crecimiento y enfocar la recaudación hacia el consumo, los impuestos a la propiedad y los impuestos verdes.

Los beneficios a largo plazo de las reformas son abundantes: los análisis de la OCDE demuestran que una agenda amplia y ambiciosa de reformas podría impulsar el crecimiento del PIB hasta un punto porcentual anual. Sustentado en el análisis de tres décadas de experiencia en materia de reformas, el reporte de la OCDE encuentra que las preocupaciones sobre los efectos adversos en el corto plazo de dichas reformas resultan exagerados. De hecho un número importante de reformas estructurales tendrían un impacto relativamente rápido en el crecimiento, en tanto que sólo unas pocas podrían tener algún costo en el corto plazo.

“El diseño y oportunidad de las reformas importa: En general, un paquete amplio de reformas ofrece resultados más rápidos y contundentes que una estrategia gradual”, finalizó Gurría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s