El petróleo apoya una posición fiscal sólida

[Por Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America – Merrill Lynch]

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reportó el balance de las finanzas públicas de 2011. El manejo prudente de las cuentas fiscales continuó y el bajo déficit del sector público ayudan a que México navegue las turbulentas aguas internacionales. En nuestra opinión, esta postura continuará en 2012, en parte apoyada por los altos precios del petróleo. En conjunto, la postura fiscal contribuirá a mantener baja la prima de riesgo de México en un año de elecciones federales.

Finanzas públicas hacia un presupuesto balanceado

El déficit público ascendió al 2.5% del PIB a finales de 2011. Si se excluye la inversión de Pemex, el déficit público fue 0.6% del PIB, habiendo bajado del 0.8% en 2010, y está regresando gradualmente a la regla del presupuesto balanceado. Hay que considerar que el presupuesto de 2012 tiene un déficit público del 0.4% una vez excluida la inversión de Pemex (Chart 1).

Desde una perspectiva macroeconómica, un déficit bajo no pone presión en las tasas de interés y permite que el tipo de cambio actúe como amortiguador contra la volatilidad financiera internacional. También ayuda a anclar a la inflación, proporcionando espacio para que la política monetaria enfrente choques externos, si es necesario.

Los ingresos crecieron 6.8% debido a precios más altos del petróleo

Los ingresos presupuestarios fueron $3 billones 268,600 millones de pesos, un incremento de 6.8% en términos reales anuales, debido a mayores ingresos petroleros (9.3%), ingresos fiscales (5.7%) e ingresos propios de entidades públicas bajo control presupuestario directo (8.5%).

Los mayores ingresos petroleros resultaron de un incremento de 39.3% en el precio del petróleo crudo, que compensó por la reducción de 1% en la producción de la plataforma petrolera y la apreciación de 6.1% del tipo de cambio. Hay que notar que se utilizaron $30 mil millones de pesos del Fondo de estabilización de los Ingresos para Infraestructura de Petróleos Mexicanos (FEIIPEMEX), y se contabilizaron como ingresos petroleros en 2010. Excluyendo estos recursos adicionales de la base de comparación, los ingresos petroleros aumentaron 12.8% (más de tres veces el crecimiento real del PIB de 3.9% en 2011).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s