SÍ QUIERO ORO Y SÍ QUIERO PLATA

Refugios “seguros”

SÍ QUIERO ORO Y SÍ QUIERO PLATA

[Por Cristina Hernández Trejo]

Quiero empezar con una dedicatoria a aquéllos que compraron oro arriba de $1,850 dólares por onza o plata arriba de $45 dólares por onza, y están preocupados por saber si compraron caro. Como la función de esta columna es dar información para pensar, espero contribuir a ello.

Dos metales muy distintos

Generalizar siempre es riesgoso. Uno dice con mucha tranquilidad: “metales preciosos”, pensando que se está hablando de lo mismo: metales brillantes, que no se oxidan, enmohecen ni corroen, y que tienen un valor aceptado generalmente (¡casi principios de contabilidad!). Pero más allá del brillo, los usos de cada uno son muy distintos. Observa las tablas de aplicaciones del oro y la plata, como ejemplo.

Me pregunto si después de ver esta información no deberíamos reclasificar la plata en el rubro de “metales industriales”, ya que casi el 50% de sus aplicaciones son en este sector. La plata es reconocida como el segundo commodity más útil en el mundo, sólo después del petróleo, y en los últimos años han crecido sus usos.

Diseña tu perspectiva

Más allá de la etiqueta “refugio seguro” con que se ha adornado al oro a través de la historia, cuando una inversión te ofrece un rendimiento anual promedio de 20% en los últimos ocho años, es difícil ignorarla. Pero bien sabemos que “comportamientos pasados no garantizan resultados futuros” y también hemos observado que las mercancías que suben de precio a ritmos acelerados tarde o temprano tienen tropiezos importantes. Así que hay que especular sobre el futuro.

Como seguramente has leído, los precios del oro y de la plata, en lo general, se han visto apoyados en estos últimos años por una creciente demanda física de Asia. Es muy probable que este elemento no cambie, por lo menos en el futuro previsible (que para mí nunca es demasiado largo): 9% en China y 7.5% en India son los crecimientos del PIB que hoy se esperan para 2012. Corea del Sur, Taiwán e Indonesia son economías de las que también se augura un buen ritmo de crecimiento.

Según información de Thomson Reuters sobre las reservas oficiales de los principales bancos centrales del mundo, desde 1989 éstos mantuvieron una posición neta de venta de oro, postura que cambió en 2010 a una de compra. Me parece que esto tiene que ver con la reciente debilidad del dólar y el reto que seguramente enfrentan los bancos centrales para contar con reservas consideradas sólidas.

Los bancos centrales de Estados Unidos, Alemania, Italia y Francia son los únicos que tienen importantes posiciones en oro (alrededor de 70% de sus reservas totales). Les sigue el Reino Unido con alrededor de 20%. Si la tendencia por tener oro en las reservas continúa, hay compradores muy importantes en la fila que podrían generar una demanda adicional. Los grandes emergentes (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), así como Japón y Arabia Saudita, son algunos de los países cuyas reservas en oro están entre 0 y 10% del total, de acuerdo con el Concilio Internacional de Oro.

La protección que se le admite al oro se ha activado a lo largo del tiempo en distintas circunstancias: en medio de conflictos bélicos que causan una disfunción en la economía, en tiempos de alta inflación cuando se reconoce como un activo capaz de proteger el poder adquisitivo, cuando se debilita el dólar y, recientemente, ante las amenazas del sistema financiero global.

Pero ojo: lo que los inversionistas estarán buscando es un cambio en la apreciación sobre la capacidad de los líderes de las naciones desarrolladas para manejar su deuda sin caer en recesión o inflación elevada. Si dan una impresión así, con visos de realidad, esa podría ser una señal para salir de estos metales. Por ahora, la caída que vimos en septiembre y octubre obedeció tanto a una temporal revaluación del dólar, al alza de los mercados accionarios y a la cobertura de pérdidas en otros activos. Dos temas hay que rescatar de esta baja: evaluemos una eventual recuperación de las acciones en Estados Unidos, que pareciera que seguirá avanzando, lentamente, pero avanzando; y una recesión global, que sin duda generaría una baja de prácticamente todo.

Opciones para invertir

Muy importante: piensa antes de actuar. Los portafolios internacionales suelen tener no más de 15% en inversiones alternativas, entre las que se incluyen los commodities. La razón es la alta volatilidad en los precios de estos bienes, que obedece a su exposición a multitud de factores. Así que si decides convertirte en inversionista de oro, sugiero que medites muy bien el monto de tus activos que quieres exponer.

Una opción para el inversionista general son los Exchange-Traded Funds (ETFs) de oro y plata (iShare Gold Trust – IAU y iShare Silver Trust – SLV), de los que ya se habló en la edición de julio de Inversionista, y que están incluidos en algunos fondos de inversión.

Otra opción es la compra de acciones de empresas mineras, cuyos precios suelen seguir al comportamiento de los metales, pero hay que hacer análisis. Recuerda que comprar una acción a la ligera, sin conocer de fondo los entramados de la empresa puede hacer que uno se tope con sorpresas no siempre positivas. Mucho cuidado, porque las empresas mineras suelen extraer diversos metales y minerales, lo que puede hacer que el precio de la acción no sea un fiel reflejo de lo que pasa con el oro o la plata.

No quiero terminar esta entrega sin agradecerte el haberme leído esta vez y tal vez alguna otra a lo largo del año. Que pases muy felices fiestas y para el año que viene te deseo sobre todo mucha salud, para ti y para los suyos. Seguramente armado con ella, podrás hacer grandes tareas.

Anuncios

Un pensamiento en “SÍ QUIERO ORO Y SÍ QUIERO PLATA

  1. Hola, les invito a visitar este blog, con excelentes tips, y donde pueden aportar sus conocimientos también.

    Gracias
    saludos

    (finanzaspersonalesyfamiliares.blogspot.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s