CRUZA FRONTERAS: SÉ UN INVERSIONISTA GLOBAL

10 pasos para lograrlo

CRUZA FRONTERAS: SÉ UN INVERSIONISTA GLOBAL

[Por Martha P. Bolaños]

Al inversionista que alcanza cierto grado de madurez en el manejo de sus recursos (nivel que casi siempre se logra después de la experiencia de invertir en componentes locales) le surge la necesidad de incursionar hacia nuevos instrumentos financieros, incluidos los de otros países, con el objetivo de balancear la relación riesgo-rendimiento de su cartera.

Hoy las inversiones están inmersas en un mundo interrelacionado y dependiente, por lo que es necesario realizar una asignación de activos bajo una estrategia de diversificación geográfica. Esto implica actuar con conocimiento y cautela, como explica Manuel Mondragón, presidente del Instituto en Asesoría en Finanzas Internacionales (IAFI). “No basta con diversificar un portafolio en tres países distintos, sino considerar la distribución sectorial, por tipo de acción, etcétera, lo que implica un proceso complejo y amplio que tiende a convertir al inversionista en un experto”, comenta.

“Para que un inversionista pueda acceder a los mercados financieros internacionales y lograr la categoría de participante global debe distinguirse por tener un perfil sofisticado, lo que implica haber desarrollado habilidades, experiencia y técnica para enfrentar la gama de instrumentos financieros y contar con un patrimonio suficiente que le permita diversificar su portafolio de inversión en otros territorios”, señala Antonio Díaz Bonnet, presidente de la Asociación Mexicana de Asesores Independientes de Inversiones (AMAII).

Instrumentos internacionales al alcance

Hasta antes de 2003, sólo los inversionistas con altos montos podían invertir en productos internacionales, debido a que tenían que recurrir a un intermediario en el exterior y desde ahí realizar operaciones. Sin embargo, a partir de mayo de ese año se abrió el acceso a un mayor número de inversionistas residentes en México, gracias a la entrada en operación del Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). En el SIC se encuentran listados valores extranjeros que se pueden adquirir a través de sociedades de inversión o, de manera directa, por medio de una casa de Bolsa domiciliada en México.

Algunos fondos de inversión integran ciertos instrumentos internacionales en la conformación de sus carteras, pero también hay casos en que todo el fondo está formado por activos financieros extranjeros, como los fondos BRIC (los que invierten en los siguientes mercados emergentes: Brasil, Rusia, India y China). Si estás interesado en participar en ellos, pregunta a tu asesor. Actualmente existen más de 800 valores listados en el Mercado Global (entre acciones, ETFs e instrumentos de deuda), provenientes de más de 30 países.

“El SIC es una excelente alternativa de acceso a las emisoras internacionales–apunta Díaz Bonnet–, aunque este sistema sólo contempla inversiones en acciones, y no en instrumentos de deuda globales, y sus cotizaciones son en pesos mexicanos. Además, no cuenta con una cobertura de empresas directamente a nivel internacional, sino básicamente de las que cotizan en Estados Unidos. De todas formas, cada vez hay más emisoras de varias partes del mundo que cotizan en ese mercado, a través de los ADRs (American Depositary Receipts: certificados negociables emitidos por un banco norteamericano)”.

Sin límites

Hay inversionistas que manejan directamente sus carteras, es decir, giran instrucciones a su casa de Bolsa para operar los instrumentos que eligen. A ellos se les categoriza como inversionistas sofisticados. Otros, para conformar sus portafolios se apoyan en un asesor de alguna institución, o alguien que trabajar de manera independiente –que aunque no dependa de una firma financiera, sí es una figura legal cuyas actividades se sujetan a lo que establece la Ley del Mercado de Valores–. Un asesor debe ofrecer servicios de consultoría financiera en materia de administración de portafolios de inversión, orientando a inversionistas de montos considerables (familias, empresas, gobiernos). El monto mínimo para diversificar un portafolio de forma global, de esta forma, es de $500 mil dólares.

Finalmente tenemos al inversionista que decide invertir en un fondo internacional. En todos los casos es importante que entiendan con claridad sus objetivos de inversión. A continuación te presentamos algunos puntos que debes considerar para convertirte en un inversionista global exitoso.

1. Define tu estrategia de inversión, ya sea que tú la diseñes o que te apoyes en expertos

Lo importante es que logres determinar con claridad tus metas, para que puedas alcanzarlas satisfactoriamente. Debes establecer tu perfil, horizonte, objetivo de inversión y tolerancia al riesgo, entre otros elementos. Conocer tu nivel de tolerancia al riesgo es esencial, ya que al definir tu perfil podrás enfrentar movimientos de alto impacto en su cartera, ante las etapas de volatilidad que se puedan presentar. Eso te permitirá guardar la calma en momentos de incertidumbre.

2. Sé estrictamente disciplinado en monitorear constantemente tu cartera

Un inversionista sofisticado toma sus propias posiciones, ya que cuenta con cierta metodología para dar seguimiento puntual (noticias, estados financieros de empresas, fundamentales, análisis técnico, etcétera) a cada uno de los instrumentos que conforman su portafolio. En tanto, quien invierte en fondos de inversión no tiene que dar un seguimiento continuo, pero sí debe estar enterado de lo que hace el fondo y cuáles son los instrumentos que lo conforman. En todos los casos debemos estar enterados sobre nuevos productos (que surgen con frecuencia), que puedan ser integrados en beneficio de nuestro patrimonio.

3. Infórmate sobre el funcionamiento de los diferentes mercados

Por lo regular, quien decide invertir en activos internacionales ya lo ha hecho en los instrumentos del mercado local. Esa experiencia permite tener un mejor entendimiento de lo que se va a hacer. “El inversionista debe contar con conocimientos más allá del nivel promedio de quien invierte en productos nacionales –apunta Manuel Mondragón, quien también es autor del libro Mercados financieros de México y el mundo: instrumentos y análisis–. Por ejemplo, si invierte en diferentes divisas, hay que buscar que éstas tengan poca correlación entre sí y con expectativas alcistas. Así, el movimiento de una no afectaría tanto el movimiento de la otra. Es esencial que cuente con los conocimientos mínimos básicos del movimiento de los mercados, ya no hablemos de operaciones de arbitraje, forwards, operaciones swaps, etcétera”. También es necesario saber los temas de actualidad en política económica que afectan las inversiones en todo el mundo, como se puede ver en el siguiente punto. Si deseas conocer e incursionar en nuevas opciones de inversión, puedes ampliar tus conocimientos mediante cursos y seminarios.

4. Mantente informado sobre lo que ocurre en otras regiones y países

Eso te permitirá aprovechar oportunidades de inversión o bien abandonar tus posiciones al momento de observar las primeras señales de dificultad. Puedes comentar lo que leas con tu asesor, quien seguramente te orientará. Pero es imperante que tengas acceso a información especializada. Verifica que tu casa de Bolsa genere reportes y análisis semanales o quincenales que puedan ayudarte a tener una visión de los escenarios económicos tanto doméstico como internacional. Cabe señalar que no todas las entidades cuentan con esa infraestructura informativa. Ese podría ser un elemento a considerar al momento de decidir quién será tu intermediario.

5. Pregunta sobre los costos de administración y operación de tu cartera

Éste es un elemento clave que debes considerar, pues influye directamente en el rendimiento de su portafolio. Si inviertes en directo, pregunta a tu casa de Bolsa por el costo de cada operación de compraventa que realices, y si existen algunos otros gastos.

6. Selecciona la institución financiera adecuada y que se adapte a tu perfil

Ésta debe contar con solidez, prestigio y, sobre todo, ser puntual en la ejecución de las órdenes. El servicio es un elemento fundamental, ya que no es una buena opción elegir el intermediario sólo por los rendimientos que ofreció o por el tipo de productos que maneja, especialmente cuando los intermediarios en México tienen una oferta similar de productos internacionales.

7. Trata de tener siempre, como aliado, a un asesor proactivo

Lamentablemente, en etapas de incertidumbre o dificultad en los mercados, muchos asesores financieros, por el volumen de clientes que tienen, y por el nivel de la demanda de información y venta de activos que tienen de ellos (precisamente por el nerviosismo), no sugieren con anticipación el cambio de posiciones. La remuneración de la mayoría de los asesores proviene del volumen de captación de clientes, y no de las ganancias que generan los portafolios. Esto es diferente cuando se cuenta con un asesor independiente, pues su objetivo es alcanzar los mejores rendimientos para sus clientes, pues de ello depende su remuneración. Otra ventaja de los asesores independiente es que con mucha frecuencia se obtienen mejores costos de transacción que con las casas de Bolsa, aunque claro, esto no es una regla y puede haber excelentes asesores en las instituciones. Todo consiste en preguntarles todo antes de invertir con ellos, hasta que no quede ninguna duda, y después probarlos: si no nos convence su servicio, debemos cambiar a tiempo. Para mayor información al respecto busca nuestro artículo sobre los asesores financieros en esta misma edición.

8. Ayúdate de la tecnología

Con los instrumentos actuales puedes contar con información especializada en internet y con acceso a diferentes sistemas de información en tiempo real. Aprende a manejar programas que generen gráficas de análisis técnico, correlaciones, regresiones y tendencias. “Es recomendable contar con un teléfono inteligente que tenga aplicaciones financieras en tiempo real, como las de la CNBC, Bloomberg, Infosel o Reuters, además de un sistema práctico de comunicación vía texto o voz, con el objeto de tener contacto directo con la institución financiera que custodia el portafolio”, apunta Díaz Bonnet, quien también es socio director de Privest. De igual forma, si tomas tus propias decisiones de inversión, puedes hacer uso de los mecanismos en línea brokers online para operar directamente desde internet, ya que a través de este medio las transacciones son de bajo costo.

9. Inversión desde el extranjero

Si realizas operaciones financieras por tu cuenta, pero deseas hacerlo desde el extranjero, por ejemplo desde Estados Unidos, debes abrir un contrato con un intermediario financiero en ese país, y desde ahí manejar diferentes opciones de inversión globales. Las operaciones pueden ser menos costosas en comparación con las que realices desde México, pero para ello se requieren de montos altos de inversión.

Para operar en mercados exóticos, como los asiáticos y africanos, no necesitas conocer los diferentes idiomas, pero sí tener toda la información en inglés disponible, y poderla interpretar. Rubén Haro especialista de Ernst & Young, comenta al respecto: “si un inversionista va a operar un instrumento en un mercado público, el idioma no es un impedimento. Todos los mercados hablan el inglés y tienen su contabilidad bajo normas internacionales. Tal vez el problema sería el fiscal. Al comprar en el mercado de cierto país tienes que ver si existe alguna retención de ganancias de capital y saber lo que sucede cuando traes ese dinero a México, con el objetivo de no pagar impuestos dos veces (doble tributación). Ese tipo de barreras las puedes eliminar a través de un fondo de inversión, porque seguramente sabe cómo manejarlas”.

Como puedes ver, en la actualidad, desde México, puedes acceder a activos financieros de inversión de cualquier parte del mundo, con el objetivo de diversificar tu cartera, pero debes saber cuál es su utilidad específica en tu portafolio y que estás “comprando el riesgo” de distintas zonas geográficas. Para ayudarte con ello, la información es el elemento que nunca debe faltar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s