SUPERMERCADOS… ¿SUPER ACCIONES?

A prueba de crisis

SUPERMERCADOS… ¿SUPER ACCIONES?

[por Cristina Hernández Trejo]

¿Ya tuviste la oportunidad de leer el artículo de Pedro Alonso “Que cada quién atienda su juego“, donde habla –muy a su estilo– de aviones en vuelo, pilotos ineptos, elefantes en la cabina y domadores ausentes? Explica las razones por las que las aguas bursátiles se han encrespado. Sin embargo, nos hace ver que uno no puede dejar de participar en el mercado pues en esto siempre puede haber oportunidades. ¿En qué operar reduciendo el riesgo? Este es un artículo sobre un sector que tiene fortalezas, aun en medio de la tempestad. Evalúalo, pues siempre debe predominar tu punto de vista.

En busca de refugio

Al hacer cualquier inversión, no basta analizarla con detalle; siempre hay que evaluar lo que ocurre a su alrededor. Piensa, por ejemplo, en la posibilidad de adquirir una casa: está bien que la propiedad sea buena y el precio atractivo, pero si está ubicada en un barrio de baja categoría, la plusvalía será menor al promedio. Lo mismo sucede con las acciones. No basta que la emisora sea interesante, el sector puede ser un factor determinante en el desenvolvimiento del precio.

El negocio del autoservicio

A todos nos gusta que nos faciliten la vida y el supermercado busca cumplir con esta premisa. Surgió en los años 30 del siglo pasado, en Estados Unidos (no por nada esa nación es la principal impulsora de la sociedad de consumo). La idea original era una tienda en la que, en una sola parada (one-stop store), uno pudiera adquirir artículos de abarrotes y limpieza, farmacia y hasta cargar gasolina. Fue hasta principios de los 60 que se añadió la línea de ropa y el formato del autoservicio fue replicado en Europa por Carrefour en Francia.

Unos años después, las tiendas de autoservicio se apalancaron en su capacidad de negociación por los volúmenes que adquirían para dar paso a las tiendas de descuento en las que el consumidor podía encontrar artículos de todo tipo a precios bajos: Walmart, K-Mart y Target desarrollaron este concepto en el formato de hipermercado, y desde entonces, la industria se sofisticó a través de distintos formatos para alcanzar cada vez a más consumidores.

¿Qué hay en el fondo del negocio del autoservicio?

  • La capacidad de poner en contacto al productor con el consumidor a través de posiciones estratégicas que maximicen el tráfico de clientes
  • Manejar la logística los productos con la mayor eficiencia posible
  • Administrar eficazmente los precios para hacer una oferta atractiva
  • Ofrecer una grata experiencia de compra

Por supuesto, para quien lo hace es un negocio exigente, pero razonablemente fácil de entender, pues todos somos usuarios. Y esto en sí es una de sus fortalezas como sector bursátil, pues es claro que el inversionista prefiere invertir en algo que entiende, que en algún negocio de alto desarrollo tecnológico lejano a su comprensión.

¿Tiene futuro?

Desde que decidí escribir sobre este sector me he estado preguntado –y le he preguntado a todo el que se ha dejado– si estos negocios tienen futuro. Si tienes alguna idea distinta no dejes de hacérmela saber. Es cierto que internet puede evitarnos la ingrata experiencia de compra, especialmente cuando se nos cruza un día de quincena, la entrada a clases o las inauditas filas ante el anuncio de “hoy devolvemos el IVA”.

También hay diferentes formatos para atender necesidades específicas. Por ejemplo, en Europa uno encuentra el autoservicio en el sótano de El Corte Inglés, como ancla de centros comerciales o en formatos pequeños en las poblaciones inglesas. Siempre hay una cadena de tiendas donde puedes encontrar todo lo que buscas y más.

Los países en desarrollo somos tierra fértil para los negocios masivos. El escaso poder de consumo originó una estructura comercial ampliamente fragmentada e ineficiente –aunque no exenta de encanto–, donde se compra algún producto en la miscelánea de la esquina o un cucurucho de verdura con la señora que se sienta afuera de la iglesia. Y aunque nuestros políticos (y muchos ciudadanos) hacen todo lo posible para “ir lento para que salga mal”, el poder de consumo creciente y más del 50% de comercio detallista instalado en canales informales, conforman un mercado potencial muy atractivo para esta industria.

Elementos fundamentales de análisis

¿Qué debemos observar cuando analizamos una acción del sector de grandes tiendas de comercio detallista?

Factor

Capacidad que provee

Tamaño Captación de mercado, capacidad de negociación y de inversión
Multiformatos Permite alcanzar distintos nichos de mercado
Competitividad Administración exitosa de precios
Variedad de productos Genera mayor tráfico de clientes y lealtad
Logística y tecnologías de la información Ubicación estratégica de centros de distribución, reducción de inventarios, nivel de existencias adecuado, eliminación de productos obsoletos y mermas, perecederos de calidad, buen funcionamiento de la línea de cajas y facturación al cliente, buen conocimiento de las preferencias del consumidor
Infraestructura adecuada Tiendas limpias, cómodas, constantemente remodeladas, servicio al cliente
Fortaleza financiera Crecimiento orgánico, inversiones estratégicas
Estrategia comercial Captación de clientes e incremento de tráfico a través de promociones, ventas de temporada, importaciones, ventas especiales (generar lealtad del consumidor)
Gestión y dirección Flexibilidad para cambiar de formatos de acuerdo con las condiciones del mercado, desarrollo de procesos para elegir ubicaciones estratégicas, desarrollo de estrategias inmobiliarias (evitar cierre de tiendas)
Crédito Proveer al cliente de capacidad de consumo
Calendario y eventos especiales Expandir la venta: Navidad, vacaciones, inicio de clases, eventos deportivos, promociones en quincenas

Una ojeada a esta sencilla aproximación al sector, con las emisoras que participan en el mercado mexicano en mente, nos permite apreciar que se trata de un sector muy competido. Quizá por ello las principales cadenas de autoservicio son empresas públicas, pues requieren de un impulso de capital importante para hacerse competitivas y crecer. Sin embargo, también son grandes generadoras de flujo pues el inventario lo financia en proveedor y la cobranza se hace al día.

Factores a tomar en cuenta

Más allá de que la cadena comercial haga bien su trabajo y ataque adecuadamente los factores fundamentales antes descritos, un tema crucial es la unidad del sector, cuya responsabilidad recae en la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio (ANTAD), que facilita la interacción del sector consigo mismo, con las autoridades y otros grupos relacionados.

El hecho de que el sector provea productos de consumo básico le da carácter de “defensivo”, disminuyendo los efectos negativos de una desaceleración en sus resultados, aunque sin evitarlos por completo. Los factores macroeconómicos fundamentales que significan factores de riesgo para este sector son el ingreso real (dado por el empleo y la inflación controlada), la tasa de interés (mientras se mantenga baja favorece el consumo) y el nivel de riqueza (capacidad de consumo y nivel de endeudamiento de las personas).

Es en el ingreso donde está, quizás, el riesgo mayor de estas empresas, pues es bien sabido que nuestro ritmo de crecimiento es bastante “mediano”, en tanto que las empresas están sujetas a una competencia de primer mundo.

Otros elementos que pueden afectar a estos negocios son desastres naturales y accidentes de salud (como la epidemia sufrida en 2009). Pero también es cierto que en medio del desastre, siempre tiene oportunidades de crecimiento. Pero mucho cuidado: hoy la competencia es muy fuerte, así que hay que vigilar de cerca las condiciones de cada participante.

Los participantes

Dejemos que los números hablen por sí mismos y que te provean de preguntas para tu asesor. Tras la lectura de todo este material, espero que te resulte claro por qué las cuatro emisoras del sector que cotizan en Bolsa forman parte del IPC, teniendo un desempeño sobresaliente de entre las 35 emisoras de mayor operatividad y tamaño.

  • Hay que recordar que Grupo Comercial Chedraui (CHDRAUI) es la más joven en el mercado. Nació siendo regional y se ha expandido hacia el centro del país. Su división en el suroeste de Estados Unidos es una de sus estrategias distintivas.
  • Por su parte, Controladora Comercial Mexicana (COMERCI) viene levantándose de su problema financiero con productos derivados, que la dejó con una deuda muy fuera de la normalidad del sector. Va mejorando (Deuda Neta/EBITDA de 3.8x tras su reestructura), pero tendrá que continuar pagando antes de retomar el camino del crecimiento orgánico.
  • Organización Soriana (SORIANA), una cadena mediana, tomó el agresivo paso de comprar Gigante y le está costando trabajo alinear la competitividad de todas sus tiendas.
  • De Wal-Mart de México (WALMEX) ni hablamos. No está exenta de retos, la incorporación de Centro América no está siendo sencilla, pero digamos que recursos no le faltan.

Ahora analiza y evalúa. Las condiciones del mercado son difíciles pero este sector provee de opciones interesantes para distintas estrategias.

¡Suerte! Y considera para este cierre de año dos talleres que ofreceremos en Financiero Personal (Inversión en Acciones y Análisis Técnico). Contáctenos a talleres@financieropersonal.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s