BUFFETT PONE SU ATENCIÓN EN IBM


[Por Andrés Cardenal, Sala de Inversión América]

El magnate estadounidense Warren Buffett, uno de los más reconocidos referentes para los inversionistas de largo plazo, se había mantenido alejado de las empresas en sectores relacionados con las tecnologías, lo cual, por ejemplo, le resultó más que conveniente para evitar la burbuja de las acciones tecnológicas que explotó en el año 2001, afectando severamente los resultados de muchos administradores profesionales de activos.

Considerando su tradicional negativa a invertir en esta clase de empresas, muchos analistas se sorprendieron cuando el inversionista comentó hace algunas semanas en una entrevista televisiva para la cadena CNBC que su holding BerkshireHathaway (BRKa) había estado adquiriendo acciones de IBM (IBM), cuestión que pudo ser confirmada posteriormente por los reportes públicos de su compañía. La apuesta de Buffett, además, parece mostrar bastante convencimiento al haber realizado compras por un monto superior a los $10 mil millones de dólares.

Un análisis de los fundamentales de la empresa deja en claro que se trata de una compañía con una sólida trayectoria de éxitos a la hora de adaptarse a los diferentes contextos económicos y posicionarse permanentemente en lugares de liderazgo frente a sus competidores en varias ramas de negocios. Fundada en 1911, IBM opera hoy  un negocio de alcance global que emplea a más de 400 mil personas y tiene operaciones en más de 170 países.

Uno de los aspectos salientes sobre el manejo financiero de la firma es su sólida trayectoria de incrementos de dividendos y recompras de acciones. Esta clase de políticas son herramientas con las que cuentan las empresas para distribuir ganancias a sus accionistas e implican, por lo tanto, una fuente extra de rentabilidad para los inversionistas, además del posible crecimiento en las ganancias de la empresa y los aumentos en los precios de sus acciones que este crecimiento debería generar con el tiempo.

Siendo una compañía de gran tamaño, con una trayectoria de larga data y una política activa de pagos a los accionistas, IBM podría ser considerada una de las acciones más seguras del sector tecnológico. En este sentido, su solidez ha sido probablemente uno de los factores de mayor influencia a la hora de convencer a Warren Buffett de aventurarse con fuerza en el sector tecnológico que durante tantos años evitó insistentemente.

Actualmente, IBM cotiza a una relación Precio/Ganancias (P/E) de menos de 13 veces los resultados estimados en promedio para el próximo año por los analistas que siguen a la compañía, una valuación más que razonable, considerado tanto el historial de la empresa como la valuación de acciones de compañías comparables. Tenemos un valor estimado de $210 dólares por acción para estos activos frente a un precio actual cercano a los $190 dólares, y recomendamos la colocación de stop loss por debajo de $175 dólares por acción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s