UNA ADECUADA SELECCIÓN DE ACTIVOS

Asset allocation

UNA ADECUADA SELECCIÓN DE ACTIVOS

[Por Matiana Flores / Foto Jerry Balderas]

Jaime Álvarez Meyer, asset management y fiduciario MD de BBVA Bancomer.

El deterioro de las expectativas de crecimiento de la economía mundial, la problemática de deuda en las economías desarrolladas y la rebaja en la calificación de la deuda de Estados Unidos son factores que se conjugaron para exacerbar un clima de incertidumbre en los mercados. La cuestión es cómo debemos invertir en este nuevo contexto. Jaime Álvarez Meyer, Asset Management y fiduciario MD de BBVA Bancomer, nos comparte sus estrategias ante este cambio de perspectivas.

¿Cuál es la probabilidad de que el mundo registre una doble recesión?

La doble recesión tenía una probabilidad de suceder de alrededor de un 25 o 30%. Con los sucesos de agosto la probabilidad se elevó de acuerdo a las estimaciones de diferentes corredurías y economistas. Nosotros no creemos que se vaya a dar otra recesión. Lo que estamos viendo es una desaceleración de las economías.

Además, hay diferencias marcadas en relación a la recesión de 2008. En ese entonces hubo una crisis de liquidez y la situación de los bancos en Estados Unidos era muy delicada. Hoy en día no es el caso. Los bancos en el mundo están buscando prestar dinero, y creo que por ahí puede venir la solución.

También, actualmente existe un grado de liquidez enorme que puede incrementarse aun más si Estados Unidos vuelve a liberar más recursos a su economía. Sin embargo, no se ven claros los beneficios que podría traer un tercer programa de liquidez (QE3), y en cambio sí podría provocar algún tema inflacionario.

Se amplió el techo de la deuda de Estados Unidos pero no se resolvió el problema de fondo, y ello se vio reflejado en la rebaja de la calificación.

Creo que las calificaciones van un poco retrasadas porque el déficit de Estados Unidos no es una historia actual. Ha sido todo un tema en los últimos años y los mercados ya lo estaban previendo. La calificación simplemente vino a confirmarlo. Y la aprobación a elevar el techo de la deuda sólo fue una medida para hacer frente a los compromisos de corto y mediano plazo que tiene Estados Unidos. Con el recorte en gastos ese país va a seguir teniendo un déficit de más o menos 9% de su PIB, un nivel que se encuentra lejos de ser el óptimo. La pregunta es: ¿si Estados Unidos tiene esta rebaja en su calificación, siendo el país que es, qué puede suceder con la calificación de otras economías?

Ahora lo que el mundo va a esperar es ver cómo va a hacer Estados Unidos para gastar mejor. Canadá, por ejemplo, le pidió a una empresa privada hacer un gran análisis de todos sus gastos, con el fin de gastar mejor. Justo como le hace una empresa privada. Para bajar un déficit hay opciones: subir impuestos, gastar menos. Pero también hay una tercera vía, y es el tema de cómo puedes gastar mejor y seguir provocando el crecimiento.

Algunos dicen que hoy la mejor opción es invertir en renta variable, porque la deuda, sobre todo en los plazos de cinco y 10 años, es de alto riesgo.

Por como esta la situación y las revisiones de crecimiento que vamos a ver, lo que estamos recomendando es no invertir a un plazo mayor a 360 días, porque el nivel de riesgo versus el rendimiento que se puede obtener a largo plazo no está siendo congruente. Aunque le hayan bajado la calificación a EU la gente todavía ve a los bonos de ese país como el safe haven (destino seguro para las inversiones) porque, ¿qué otras opciones hay? Alemania es una economía fuerte en términos macro, pero su mercado no tiene la profundidad necesaria para recibir los billones de dólares que están en el mundo. Japón sí tiene un mercado profundo pero en términos macroeconómicos no está mejor que Alemania. Estados Unidos no está sufriendo ahora un impacto, ni una salida de recursos.

Ahora bien, los beneficiados de todo lo que está sucediendo en el mundo van a ser los países que tienen buenos fundamentales, como México, cuyo déficit no alcanza el 2%, que tiene $134 mil millones de dólares en reservas y una línea de crédito por $70 mil millones, por lo que tendría que seguir recibiendo recursos en un contexto de elevada liquidez. Otros países que están en esa situación son Turquía, la India y China. Entonces, ¿porque no pensar en participar en algunos bonos corporativos con calificación AA y AAA, con rendimientos atractivos versus el nivel de riesgo? Las utilidades de las empresas se ven fuertes. Antes de las revisiones al crecimiento se estimaba que iban a crecer 30%, y con las revisiones de crecimiento de 4% para México y de 2% para Estados Unidos, el ajuste en las utilidades no será mayor a 5 o 6%. Este tipo de empresas, con bonos en el mercado pagando rendimientos atractivos, tendrían que estar en un portafolio de inversión y no solamente en el plazo de un año.

Al mes de julio los pronósticos para el IPC al cierre del año se ubicaban entre 40 y 43 mil puntos. ¿Se sostiene esta estimación?

Nuestra estimación a 12 meses es que el IPC llegará a los 40 mil puntos pero a 12 meses, no al cierre de 2011. Aquí es importante analizar que el mercado va a estar muy volátil. Los inversionistas institucionales van a esperar a ver con más claridad e identificar a los países que se pueden ir aislando de la problemática mundial. Va a llegar el momento en que va a ser ampliamente valorado que un país tenga un déficit bajo, reservas importantes, que exporte y que sus empresas estén fuertes. Por ahora el mercado de capitales se puede ajustar en el corto plazo y pueden haber ajustes adicionales.

Hay que ver las empresas que pagan dividendos y que tienen en caja el cash suficiente para pagar cinco años de dividendos. Por ejemplo en México una empresa como Kimberly, que tradicionalmente paga un dividendo de 6% y que tiene dinero en caja para pagarlo. Eso podría resultar un rendimiento más atractivo que la renta fija.

Para un inversionista con un perfil patrimonial, ¿cuál es el mejor momento para invertir en la Bolsa en este contexto de volatilidad?

Actualmente es un momento idóneo, porque los mercados, medidos en Precio/Utilidad y valor en libros están más o menos en los mínimos de hace 10 años. Aunque hay que tener cuidado pues eso no indica todo. A mí no me gusta seleccionar una acción sólo por estos indicadores, porque tal vez ya no sea muy buena opción. Por ejemplo, puede darse el caso de que la maquinaria de una empresa ya sea obsoleta. Hay que hacer un análisis combinado de múltiplos. Pero ahora sería un momento bastante interesante para invertir e ir construyendo un portafolio, sí se tiene el perfil, de forma lenta y ordenada. Es decir, si el porcentaje a invertir en acciones es el 30%, yo iría viendo qué tipo de activos son los que pueden estar generando riqueza e invertiría poco a poco en ellos, para ir viendo cómo se van comportando los precios. Por ejemplo, si creemos que el IPC puede llegar hasta los 31 mil o 30 mil puntos, no hay que esperar a comprar hasta ese piso, porque tal vez ni siquiera llegue a ese nivel, y nunca hay que estar esperando el mejor precio. Es mejor construir el portafolio pausadamente.

¿Cómo se arma un portafolio de inversión anticrisis?

Hay que ver primero qué economías están creciendo más que otras, cuánto van a crecer y cuánto va a representar eso de su PIB en los próximos 20 años. Después, hay que evaluar su fortaleza. Eso se construye analizando variables como el déficit, las reservas, su capacidad de consumo interno, su capacidad de exportación, etcétera. Ya que tienes los países decides qué porcentaje vas a invertir en cada uno: los mercados defensivos, los que me dan liquidez, los que me dan mayor seguridad, los que me dan rendimiento pero con un poco más de riesgo, etcétera. Luego ya te vas a los activos empezando por el análisis del sector. Por ejemplo, ¿en México qué sector está creciendo? Si es el minero, ¿qué material, plata, cobre? ¿Y cuál es la expectativa a futuro? Así se construye un portafolio, tanto de deuda como de renta variable. En un mercado como el actual se debe ir construyendo poco a poco, para tratar de mejorar tus precios promedio de entrada e ir viendo qué es lo que está pasando en las economías, sobre todo ahora que la volatilidad va a quedarse por un rato y que puede generar cambios importantes en un solo día.

En un entorno normal el rendimiento final de un portafolio no lo define el timing. Este elemento aporta un beneficio no mayor al 20%. La selección de activos, el asset allocation, es el elemento que determina entre el 80 y el 90% del éxito de un portafolio. En un mercado como el actual debes tener mucho cuidado e identificar qué países se van a ir desprendiendo y son, por tanto, mejores opciones que otros. Y en un mismo país hay opciones mejor que otras, por lo que hay que saber diferenciar. En España e Italia hay muy buenas opciones para invertir. Incluso en Grecia. Para construir un portafolio hay que ir de lo macro a lo micro, de lo general a lo particular y encontrar el instrumento o el mercado en el que haya valor.

¿Debemos seguir privilegiando las inversiones en pesos sobre el dólar?

Yo creo que aún no hemos visto la total la apreciación del peso. Lo ubicamos en $11.8 para cierre de 2011 y en $12.1 para 2012. Yo no vería al dólar como una buena opción en este momento, aunque en un asset allocation siempre hay que tener diferentes divisas. La mejor opción en dólares sería a través de acciones. Por ejemplo, Microsoft tiene liquidez y tiene la posibilidad de pagar 10 años de dividendos al nivel de los que viene pagando (alrededor de 2.5%), que es más alto que la tasa de interés vigente en Estados Unidos, que es de 0.25%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s