AMX RECARGADO

Telecomunicaciones: señales encontradas

AMX RECARGADO

[Por Ricardo Vázquez]

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) experimentó una tendencia de baja a lo largo del primer semestre de 2011, en buena medida por las condiciones de incertidumbre internacional. Sin embargo, localmente se vio afectada por el desempeño negativo de la emisora con mayor peso en la muestra del Índice de Precios y Cotizaciones (IPC): América Móvil (AMX).

Pero lo que fue un lastre para el mercado en el primer semestre, puede ser un catalizador para el mismo en la segunda mitad de año, por el potencial de crecimiento que tiene la emisora ante la corrección de su valuación, sobre todo si se llega a combinar con un escenario de mayor crecimiento en Estados Unidos.

Las acciones de AMX tuvieron un peso de 24.9% (hasta el cierre de junio) en el IPC, y tuvieron que sortear un contexto difícil por diferentes asuntos de orden regulatorio y de competencia de mercado en torno a las tarifas de interconexión.

Se trata de la mayor proveedora de telefonía móvil de América Latina, pues al cierre de 2010 ya sumaba más de 225 millones de clientes en 18 países de América y el Caribe. Localmente se le conoce como Telcel, aunque su razón social es Radiomóvil Dipsa. Su precio en el mercado de valores ha tenido, desde el inicio de 2011, un desempeño negativo, mismo que se acentuó cuando se conoció su reporte financiero al primer trimestre, casi a la par de las medidas en su contra.

Durante mayo y junio, las acciones de AMX experimentaron un comportamiento negativo más acentuado que en los meses previos, sobre todo al conocerse el reporte de la empresa al primer trimestre del año, el cual fue considerado insuficiente para propiciar revisiones al alza en las previsiones de corto plazo. Incluso Santander calificó a éste entre los peores reportes, por el nulo crecimiento en EBITDA. Otros elementos que impactaron el precio de la acción en forma negativa, destacaron los siguientes:

  • El 18 de abril la Comisión Nacional de Competencia (Cofeco) impuso a la empresa una multa por prácticas monopólicas por $11,989 millones de pesos.
  • La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) determinó reducir las tarifas de interconexión (terminación móvil) a $0.3912 pesos por minuto (anteriormente eran de $0.95 pesos), resolución que fue ratificada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación el 3 de mayo.
  • El anuncio de inversión de Televisa en Iusacell, con lo que se renuevan las oportunidades de competencia de esta operadora frente a Telcel, a mediano y largo plazo.
  • El desempeño de su subsidiaria en Brasil, que no mostró un buen progreso hasta el primer trimestre de 2011.

Los efectos

Gregorio Tomassi, analista de Santander especializado en empresas de tecnología, señala que el impacto de una reducción de precios en una de las fuentes de ventas de la emisora es relativamente pequeño, aún sin considerar el potencial incremento en el tráfico debido a cierta elasticidad en los precios. “Estimamos que las ventas de América Móvil, derivadas de terminación móvil (excluyendo las de Telmex), son menores a 0.60% de las ventas consolidadas de la compañía”, indica.

Sobre el segundo impacto, el de la competencia dentro de la industria, el analista señala que menores tarifas de terminación móvil crearían condiciones para la reducción del diferencial de precio entre las llamadas hechas dentro de la misma red, contra las redes de los demás operadores. “Teóricamente, esto reduciría una de las ventajas competitivas de los operadores con las redes más grandes (principalmente Telcel y Telefónica) –afirma Tomassi–. Este impacto es más difícil de medir, ya que evoluciona más lentamente, y al final dependerá del balance de la capacidad de la industria en su conjunto. En países como Colombia, donde una reducción de 50% de las tarifas de terminación móvil fue impuesta por el regulador, América Móvil ha mantenido la mayor participación de mercado. Sin embargo, AMX está atractivamente valuada para afrontar la intensificación en la competencia que podría ocurrir en México, como resultado de menores tarifas de terminación móvil”.

Con respecto a la multa por cerca de $12 mil millones de pesos, en caso de tenerla que pagar (el 7 de junio fue suspendida temporalmente), ésta representa cerca de 13% de la utilidad que reportó la empresa durante 2010. Standard & Poor’s, la firma calificadora, opina que incluso si se viera forzada a pagarla, el desembolso tendría repercusiones marginales.

Precio castigado = oportunidad

En lo que va de 2011 (hasta el 24 de junio) la BMV acumuló una pérdida de -8.44%, mientras que AMX experimentó un ajuste en su precio de -14.5%. Durante el periodo mayo-junio, su precio tuvo una caída de -8%, pasando de $16.50 pesos al cierre de abril (considerando el split de 2 a 1) a $15.17 pesos al 24 de junio. En el mismo periodo la BMV perdió únicamente -4.37%. Estas cifras comprueban un desempeño por debajo del mercado.

Sobre este comportamiento, Accival-Banamex considera que ha sido desproporcionado el castigo que ha recibido AMX, y asegura que los ingresos por servicios en México representan el 19% de los ingresos del grupo, y solamente 6% de los ingresos en México provienen de ingresos por interconexión. Por lo tanto, “la señal más clara que debería dar AMX es aumentar considerablemente la recompra de acciones”.

Justamente durante junio, la emisora compró activamente sus propios títulos. Dicha recompra se debe a que la empresa considera que los precios están baratos. Esta actividad propició que el pasado 23 de junio pudiera establecerse un piso para la emisora en $14.50 pesos por acción.

Los analistas consideran que si bien el ajuste ya es historia, ahora hay que ver las oportunidades que se están generando para los inversionistas. De acuerdo con cifras de Casa de Bolsa Santander, el comportamiento del precio de AMX le permitió a la emisora presentar una valuación atractiva. Por ejemplo, el precio/valor en libros (P/L), al 24 de junio, se ubicó en 3.9 veces, operando 39% por debajo de su promedio de los últimos cinco años, de 6.4 veces; su precio utilidad (P/U) fue de 14.1 veces, muy similar a su promedio de los últimos cinco años de 14 veces; por último, su valor de empresa (FV/EBITDA) se colocó en 6.9 veces, a diferencia de promedio de cinco años de 7 veces.

La valuación mejora aún más al comparar los precios actuales con los estimados a 12 meses del consenso del mercado. De acuerdo con la encuesta que realiza Bloomberg, el P/U estimado a un año se ubicó en 12 veces, a diferencia del número de 14.6 veces del promedio histórico. En el caso del FV/EBITDA estimado a un año, se ubicó en 5.7 veces contra 7.4 veces de promedio histórico. Es decir, se observa una valuación atractiva porque cotiza por debajo de sus múltiplos históricos promedio. Como resultado, cuando menos hay dos señales que nos muestran la confianza que hay en la emisora:

  • La casa de Bolsa Acciones y Valores (Accival) incrementó la posición de AMX en su portafolio modelo: “Creemos que la reacción del mercado a la reducción de las tarifas de interconexión ha sido desproporcionada y vemos en AMX una buena oportunidad de inversión. La baja en las tarifas tendrá un efecto reducido en el EBITDA y no se prevén cambios significativos en su participación de mercado. Además, los resultados de sus operaciones brasileñas deberían de mejorar en la segunda mitad del año”.
  • Durante la primera quincena de junio, la casa de Bolsa Actinver incorporó a la emisora en su portafolio denominado TOP 5, en sustitución de GEO. La correduría señala la importante corrección de precio, así como la valuación de la acción, ya que cotiza a un múltiplo FV/EBITDA adelantado de sólo 5.7 veces para 2011 y 5.5 veces para 2012, que es considerablemente menor a su múltiplo histórico de 6.9 veces. Actinver considera que las preocupaciones sobre los cambios regulatorios recientes, como menores tarifas móviles, y la multa de $1,000 millones de dólares de la Cofeco están sobreestimadas, puesto que el potencial efecto financiero que pudieran tener es limitado.

Acción recomendada

Grupo Financiero Invex reiteró asimismo su recomendación de compra para los títulos de la emisora, por sus buenos fundamentales reflejados en una firme generación de flujo de efectivo, así como tasas de crecimiento en suscriptores. Estima que el efecto de la reducción de las tarifas de interconexión será de poco menos de 1% de la venta total consolidada. Además, los actuales precios de cotización son atractivos y colocan a la acción por debajo de lo que ha pagado en promedio en el último año.

Actinver repitió también su recomendación para los títulos de AMX, con un precio objetivo de $18.50 pesos por acción (ya considerando el split), por reflejar una “atractiva valuación” (al cierre de junio). Estima que las valuaciones del múltiplo FV/EBITDA de 5.8 veces para fin de este año y 5.6 veces para 2012, no reflejan adecuadamente los sólidos fundamentos operativos de la empresa. Esta casa de Bolsa resalta, de igual forma, la línea de crédito obtenida por la empresa, con un monto de $4 mil millones de dólares.

Otro elemento que pronostica buenos resultados es que el grupo sigue participando con fortaleza en América Latina, ya que invirtió $6,500 millones de dólares en la región durante 2010, y $8 mil millones en lo que va de 2011, para ampliar y mejorar sus redes móviles y de fibra óptica.

Por si fuera poco, Fitch Ratings subió la calificación de aproximadamente $11,800 millones de dólares en notas senior de AMX, de A- hasta A, el pasado 23 de junio, y ratificó el nivel de AAA de los Certificados Bursátiles por alrededor de $15 mil millones de pesos en AMX 10, AMX 10-2 y AMX 10U.

¿Un ancla para el mercado?

Ahora bien, todo esto no quiere decir que no haya afectado AMX al IPC. Scotiabank, por ejemplo, redujo su perspectiva de este indicador para el presente año en mil puntos, estableciendo una meta de 41 mil unidades, debido a los altibajos presentados por esta acción. Otros analistas internacionales ven difícil que el título vaya a despuntar de manera importante, al menos en el corto y mediano plazo. No obstante, el consenso del mercado ve con buenos ojos la expectativa de AMX para lo que resta del año. Por ejemplo, una encuesta de Infosel, realizada con 12 corredurías locales y nueve externas, señala que el precio objetivo promedio para 2011 es de $19.62 pesos, lo que implica un potencial de alza de 29.3% respecto al cierre de $15.17 pesos del 24 de junio pasado. El precio objetivo máximo de la encuesta fue de $22.40 pesos, y el mínimo de $16.

Con resultados muy similares, una encuesta de Bloomberg ubicó un precio objetivo promedio de $19.10 pesos, considerando el split de 2 a 1.

Gregorio Tomassi opina que las acciones de AMX podrían verse beneficiadas por una reacción favorable después de conocerse que la Cofeco otorgó el recurso de reconsideración a Telcel con respecto a la multa de $11,989 millones de pesos. Como parte de la revisión a esa sanción, Telmex solicitó que el presidente de la Cofeco, Eduardo Pérez Motta, se abstuviera de votar, dado que adelantó su opinión en diferentes medios de comunicación antes de que se diera a conocer el fallo, lo cual se consideró indebido. En el caso de que se repita la votación de los comisionados que aún pueden votar, la multa podría ser rechazada porque inicialmente hubo un empate y el presidente del organismo ejerció su voto de calidad para aplicar la sanción.

De validarse este escenario, la noticia sería positiva para la acción, de la mano con el incremento en la recompra de acciones en junio. Como reflejo de todo esto, la emisora tuvo una buena recuperación, porque luego de tocar un cierre mínimo en $14.5 pesos a principios de junio, logró establecer un rally alcista que le permitió cerrar en $15.79, es decir, logró un repunte de 8.9% respecto al mínimo del mes.

Los analistas esperan que Telcel logre aumentar sus ingresos entre 9 y 10%, previsión ligeramente superior al rango de entre 6 y 8% que proporcionó la empresa misma. En el caso del EBITDA, podría crecer entre 3 y 4% y el número de abonados celulares podría aumentar en 10%. Incluso estiman que Brasil podría ser el área con más oportunidades para su crecimiento, pese a que los resultados hasta ahora no se muestran positivos.

Para finalizar, el especialista de Santander precisa que el desempeño de la acción generó atractivos puntos de entrada de corto plazo en la acción entre mayo y junio, “sin embargo, una corrección al alza podría tomar cierto tiempo”. La recuperación de la emisora más influyente del IPC, junto con las noticias del plan de ajuste de Grecia, apoyaron una recuperación de la BMV en la parte final de este bimestre, lo que permitió finalizar junio con un repunte de 2.02%. En otras palabras, un poco de paciencia, y esa selección puede ser una vez más formidable para nuestro portafolio.

Telmex a la baja

Otra emisora con gran peso en el IPC es Telmex, cuyas acciones han sido menos castigadas que las de AMX durante 2011. Incluso su desempeño ha sido ligeramente mejor que el del IPC, pues acumuló una pérdida de -4.8% hasta el 24 de junio, mientras que el índice retrocedió -8.44%. Sin embargo, su perspectiva para lo que resta del año, contra lo que ocurre con AMX, es negativa.

Telmex viene de una tendencia de alza que se mantuvo durante el segundo semestre de 2010, y en el acumulado de 2011 (hasta finales de mayo) había ganado 17%, para de ahí experimentar una cambio drástico de tendencia. Este movimiento fue determinado por diversos eventos adversos:

  • El pasado 27 de mayo, la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) le negó a Telmex el permiso para prestar servicios de video (televisión de paga), al no aceptar modificar el título de concesión.
  • La Cofetel determinó imponerle tarifas a Telmex en las zonas rurales del país.
  • A principios de junio, la Cofeco sancionó a Telmex con $91.5 millones de pesos por negar la interconexión durante siete meses, entre 2007 y 2008, a la filial de la española Telefónica.
  • El 10 de junio, la Cofetel ordenó a la empresa reducir de forma inmediata las tarifas de interconexión de larga distancia nacional que cobra a sus competidores, pasando de ¢74 centavos a únicamente ¢4.

Estos eventos propiciaron que los analistas ajustaran el precio objetivo de la acción para 2011, e incluso que cambiaran su recomendación a venta. Al cierre del 27 de junio, el precio de TELMEX se ubicó en $9.40 pesos y su precio objetivo promedio en $10.02. En otras palabras, el potencial de crecimiento para lo que resta del año es de apenas 6.62%. Estos ajustes se explican porque el mercado estima que aún va a tardar la puesta en marcha de los servicios de televisión, y por una potencial adquisición accionaria mayoritaria en Dish.

Al respecto, Actinver pronostica que el EBITDA de Telmex para 2011 y 2012 sea 2% menor a lo previsto. Las reducciones reflejan las recientes tarifas implementadas por la Cofetel para la terminación de llamadas en la red de la empresa. En su análisis estima que los ingresos de Telmex por concepto de interconexión de larga distancia y rural equivalgan a 15% del total, y abunda que las pérdidas dependerán de la reacción de la competencia. También puntualiza que, de acuerdo con su modelo, el EBITDA de la compañía caerá 5% durante los próximos cinco años, debido a la sustitución de la tecnología fija a la móvil y a la competencia de otros operadores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s