EL PLUS DE LAS ACCIONES

Dividendos

EL PLUS DE LAS ACCIONES

[Por Matiana Flores]

Quienes invierten en acciones obtienen ganancias cuando las venden a un precio más alto del que las compraron. A esta diferencia se le denomina “ganancia de capital” y es, precisamente, lo que buscamos todos en nuestras inversiones en renta variable. De esta manera, por ejemplo, si un inversionista compró hace un año una acción a un precio de $15.95 pesos y ahora la vende en $19.27, habrá ganado 20.8%.

Sin embargo, el inversionista que participa en el mercado accionario tiene otras formas de ganar, ya que también puede obtener ingresos (similar a una renta) si la empresa que emite los títulos que compra tiene como política pagar dividendos a sus accionistas.

Un dividendo es el beneficio (que parte de las utilidades generadas por la empresa) que el emisor decide repartir entre sus accionistas, de manera periódica. Para el inversionista se convierte en algo similar a una renta: un dinero que recibe en fechas determinadas por su tenencia de acciones, independientemente de su ganancia (o pérdida) por la fluctuación de precios.

Valor adicional

Siguiendo con el ejemplo anterior, si en el año en que el inversionista mantiene sus acciones éstas pagan dos dividendos semestrales de $0.95 pesos (suponiendo que la política de la empresa es pagar dividendos cada seis meses), la rentabilidad por dividendos (Dividend Yield) de la acción habría sido de 11.9% en ese periodo. Esta ganancia no incluye el precio del título, y se obtiene haciendo la siguiente operación: dividendo x 100/precio. De esta forma puede determinarse la tasa y compararla con otras acciones del sector, en este caso: $0.95 + $0.95 / 100, y el resultado se divide entre el precio de compra inicial.

Esta tasa de 11.9% resulta más que atractiva si se compara con la que pagan los depósitos bancarios o la mayoría de las opciones de inversión de deuda que hay en el mercado mexicano, y más aún si consideramos la tasa de inflación anual, que a marzo del año en curso se ubicó en 3.04%.

En otras palabras, al comprar títulos de una emisora que tiene como política pagar dividendos periódicamente a sus accionistas, estamos obteniendo un valor adicional, y ganamos tanto en el alza de los precios como en los dividendos mismos.

Buen negocio

Ahora bien, es importante resaltar que el precio de la acción disminuye en la misma proporción cada vez que la empresa paga los dividendos. En nuestro ejemplo, primero pasaría de $15.95 a $15 pesos, tras el pago del primer dividendo de ese año, y posteriormente a $14.05 pesos, después del segundo (esto suponiendo, evidentemente, que el precio se hubiera mantenido constante durante el periodo en el que fueron pagados los dividendos).

Sin embargo, el hecho de que la acción haya alcanzado un precio de $19.27 pesos después del pago de dividendos implica que la capacidad de generar valor de la compañía emisora fue reconocida por el mercado en su cotización, de tal forma que la reducción en el precio de la acción por concepto del pago de dividendos se compensó con creces. Esto no habría ocurrido si los beneficios de la empresa hubieran descendido o presentaran una tendencia a la baja. En resumen, la rentabilidad que obtuvo este inversionista fue de 32.7%, después de sumar la ganancia de capital y la rentabilidad por dividendos.

Haz tu estrategia

Queda claro que invertir en acciones que pagan dividendos es muy redituable. Pero esta estrategia no funciona para todo tipo de inversionistas, ya que conviene más a quienes invierten en la Bolsa con un horizonte de largo plazo y no a quienes lo hacen con objetivos cortoplacistas, pues los beneficios derivados de los dividendos requieren mantener las inversiones, incluso durante años.

Las estadísticas señalan que aun en épocas de alta volatilidad e incertidumbre, las emisoras que tienen como política el pago de dividendos son una buena alternativa de inversión, porque compensan las ganancias de capital que no resulten positivas. En etapas de bonanza también son rentables, aunque algunos inversionistas prefieren las acciones de crecimiento, pues las emisoras, en lugar de repartir las utilidades, las reinvierten en el negocio y de esta forma agregan valor al precio de cotización de los títulos.

Ninguna emisora tiene obligación de pagar dividendos. Las que más lo hacen son las empresas “maduras”, que tienen otras fuentes de capitalización además de la reinversión de utilidades. Un pago atractivo de dividendos siempre agrega valor a una acción. Los inversionistas patrimoniales (de largo plazo) deben comparar los dividendos que ofrecen las distintas emisoras, para elegir las acciones en las que les conviene invertir.

Incluso, puede compararse la tasa actual de rendimiento por dividendo de una acción respecto a los beneficios por este rubro que ha dado históricamente. Si la tendencia es a la baja, algunos especialistas aconsejan evitar esas acciones, porque pueden significar un deterioro de la compañía (aunque también podría ser el caso de que decida reinvertir más, en lugar de repartir utilidades).

Dinero fresco

Existen dos tipos de dividendos:

  • Dividendos en efectivo. La emisora otorga una cantidad determinada, misma que se descuenta del valor de la acción en el momento del pago.
  • Dividendos en acciones. La empresa tiene la opción de dar a sus accionistas más títulos con un valor equivalente a los dividendos establecidos, mismos que el inversionista puede mantener o vender, o canjearlos por otros títulos nuevos pero de mayor valor (en este caso hablamos de un split inverso).

En México, la ganancia de capital y los dividendos en acciones están exentos del pago de impuestos, pero la ganancia derivada de dividendos en efectivo sí está gravada, por lo que tiene que acumularse a los ingresos recibidos en la declaración fiscal.

La recomendación al invertir es considerar diferentes parámetros de decisión de acuerdo con los objetivos financieros de cada inversionista. Algunos analistas aconsejan que hasta el 50% del portafolio de renta variable se invierta en acciones que pagan dividendos, con un horizonte de inversión de largo plazo.

Dividendos 2011

Acción

Precio
15 abril 2011

Dividendo esperado
12 meses

Dividend Yield

TLEVISA CPO

$52.50

$1.40

2.7%

AMX L

$34

$1.90

5.6%

MEXCHEM

$44.50

$0.20

1%

ARA

$7.30

$0.10

1.4%

CHDRAUI B

$38.10

$0.20

1%

BIMBO A

$101.70

$0.50

0.5%

OMA B

$23.30

$1

4.3%

KOF L

$95.30

$1.90

2%

KIMBER A

$72.10

$3.20

4.4%

ASUR B

$66.60

$1.90

2.9%

FEMSA UBD

$71.50

$0.10

0.14%

GAP B

$47.50

$1.90

4%

GFNORTE O

$57.40

$0.40

0.7%

GMODELO C

$74.60

$2.20

3%

ARCA

$70.90

$1.60

2.3%

CONTAL

$41

$1.60

3.9%

FRES

$310

$3.60

1.2%

ALFA A

$174.40

$2.50

1.4%

TELMEX L

$10.80

$0.50

4.6%

GCARSO A1

$43.20

$1

2.3%

GCC

$43.80

$0.40

1%

Fuente: Accival, con datos de Bloomberg.

Pagan dividendos

En los últimos tres años, algunas de las emisoras que han pagado consistentemente dividendos son:

  • ALFA
  • ALSEA
  • AMX
  • ARA
  • ASUR
  • AUTLAN
  • BIMBO
  • BOLSA
  • CEMEX
  • COMERCI
  • COMPART
  • ELEKTRA
  • FEMSA
  • GAP
  • GCARSO
  • GFINBUR
  • GFNORTE
  • GMEXICO
  • GMODELO
  • KIMBER
  • MEXCHEM
  • OMA
  • PEÑOLES
  • SORIANA
  • TELINT
  • TELMEX
  • TLEVISA
  • TVAZTCA
  • WALMEX
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s