PROTEGE TU ESPALDA

Del estrés y sedentarismo

PROTEGE TU ESPALDA

[Por Lorena Maldonado]

Un buen hábito es levantarse y moverse por lo menos cada 40 minutos.

Son las 5 pm del viernes y lo más importante de la semana ha quedado resuelto. Llegas a casa, te quitas la ropa del trabajo y hablas con tus amigos para ver cuándo los ves. Piensas en ir al cine con tu pareja o simplemente te quedas para relajarte de la tensión acumulada durante la semana. Sientes cómo tu mente comienza a vaciarse de los pendientes, citas, juntas, etcétera. Pero hay algo en tu cuerpo que no se ha enterado que el fin de semana ya empezó y que reclama tu atención a través de un agudo dolor en la espalda.

Los dolores de espalda tienen dos desencadenantes que se originan en el estilo de vida laboral de la actualidad: el estrés y el sedentarismo. A partir de 2002, la Organización Internacional del Trabajo resaltó la importancia de las enfermedades profesionales debido al alto costo que representan los cuidados a las personas que padecen males a causa del ambiente y las condiciones laborales. Se estima que el costo por la pérdida de días en el trabajo debido al tratamiento médico y prestaciones abonadas en efectivo asciende cada año al 4% del PIB mundial. Entre dichos padecimientos se encuentran las enfermedades osteomusculares causadas por el estrés. Algunos estudios realizados en Europa afirman que el estrés es la causa del 60% del ausentismo laboral.

El estrés es un factor desencadenante de muchos padecimientos que a corto y mediano plazo pueden incapacitar a cualquier persona para llevar a cabo sus labores cotidianas, pero no es el único responsable de los dolores de espalda. Y es que nuestro actual estilo de vida contribuye a la atrofia de la mayor parte de los músculos. Permanecemos sentados al transportarnos de un lugar a otro, la mayor parte de nuestra vida laboral y hasta los momentos de relajación los realizamos en dicha postura, ya sea viendo la televisión, cenando con amigos, en el cine, etcétera. ¿Acaso hemos olvidado la premisa “músculo que no se usa se atrofia”?

Al permanecer en una postura sedentaria por largo tiempo, los discos que se encuentran entre cada vértebra se comprimen y no reciben suficiente suministro de oxigenación a través de la sangre, lo que provoca un estrés general y dolor en la espalda. Muchos ejecutivos y dueños de empresas pasan hasta 12 horas sentados. Por lo tanto, la solución es suministrar una mayor cantidad de oxígeno a los discos a través del movimiento.

Los investigadores afirman que una de las posturas más dañinas para la espalda es, además de permanecer sentados por largos periodos de tiempo, inclinar el cuerpo hacia delante, ya que dicha postura presiona a los discos de las vértebras, asegurando un dolor de la espalda baja a mediano plazo. A continuación te damos algunas recomendaciones que pueden evitar malestares y para combatir el sedentarismo.

  • Los especialistas aconsejan levantarse y moverse por lo menos cada 40  minutos, ya sea para ir a tomar agua, dejar algunos documentos al piso de arriba, contestar el teléfono móvil caminando entre los pasillos, etcétera. Lo importante es cambiar de postura y convertir en esta práctica en un hábito.
  • Podemos disminuir el impacto de permanecer sentados si mantenemos la columna derecha al leer un documento y la mirada al mismo nivel del monitor de la computadora. Esto también aplica cuando se trabaja con una laptop. De igual modo es recomendable habilitar, en la medida de lo posible, una barra de madera empotrada en la pared para trabajar de pie con la laptop cada dos horas, por periodos de 15 minutos, de tal forma que la espalda encuentre un descanso de la postura sedentaria.
  • Se recomienda elegir una silla que dé soporte a tu espalda. Si la silla que se utiliza carece de apoyo en la espalda baja se puede utilizar un cojín o una toalla.
  • No cargues cosas pesadas en los bolsillos de sacos, chamarras o suéteres, ya que el peso podría desbalancear la columna.
  • Al estar sentado se deben mantener las plantas de los pies pegados al suelo y no en las ruedas de la silla.
  • No olvides que el mejor tratamiento para evitar los problemas de espalda es el ejercicio. Caminar, correr, nadar o caminar dentro de una alberca son buenos ejercicios que ayudan a fortalecer tu espalda.

Sigue estas recomendaciones: ¡que tu espalda no sufra los efectos de tu productividad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s