EU: 5 ACCIONES PARA EL LARGO PLAZO

Evita las “superestrellas”

EU: 5 ACCIONES PARA EL LARGO PLAZO

[Por Clem Chambers/ Traducción: Ursus]

A los estadounidenses, lo sabemos, les encantan las superestrellas. Pero, ¿qué pasa cuando uno de estos astros llega al máximo de su luminosidad? Es posible que sea en el mismo punto del clímax cuando su valoración empiece a decaer.

La razón es que puede llegar a niveles difíciles de justificar. Esto no quiere decir que no continúe el embeleso y la aprobación pública por esa acción en particular, o que no siga subiendo su precio. Estados Unidos es la tierra de las burbujas bursátiles, y muchos analistas hacen complicados esfuerzos para que las acciones que están caras, parezcan baratas. Por lo tanto, se requiere de disciplina para comprar acciones de este mercado a buenos precios, sobre todo cuando los medios de comunicación te tratan de hechizar con las acciones de la última emisora “superestrella”, la que, supuestamente, arrojará grandiosos resultados en el corto plazo.

Apple es un buen ejemplo de esto. Después de haber aumentado 5000% en los últimos 10 años, y que la prensa seguía ensalzando su acción hasta hace muy poco, algunos llegaron a pensar que seguiría creciendo, incluso hasta el punto de que la acción doblara su valor. Lamentablemente se necesitará un milagro para que Apple, en los niveles que está, llegue a este punto (de hecho, a principios de abril su acción cayó por una baja en su ponderación, y algunos de los expertos que la habían glorificado tuvieron que ajustarse a la realidad).

Lo que parece bastante claro es que si queremos invertir con éxito a largo plazo, tenemos que buscar emisoras con perspectivas en ese horizonte, de cinco a 10 años, y no aquellas sobrevaluadas en el plazo inmediato, que pueden ser muy populares pero no sostenerse en el futuro.

Mientras más complicado sea un estilo de inversión, con más problemas se topará, y eso sucede también cuando valoramos emisoras. Mientras los traders pasan su tiempo pegados a la pantalla, comprando y vendiendo títulos, tratando de ganar con transacciones en el mismo día, los inversionistas adquieren valor. Al final del día, por cada trader que se jubila rico, hay un centenar de inversionistas que tuvieron éxito. La clave es mantener una metodología sencilla de valoración de las acciones. Aquí es donde la relación Precio/Utilidad (P/U) entra en juego. Este múltiplo significa la cantidad de años que deben transcurrir para que, quien adquiere las acciones, recupere su inversión. Entre menos años transcurran es mejor, y más baja la relación P/U.

Dinero directo al bolsillo

Los dividendos son también una buena señal de éxito para un negocio y lo que es más, un dividendo es dinero directamente al bolsillo de los tenedores de acciones. Por ello hay que mantener en mente siempre, además de los múltiplos, los dividendos. Una vez que se han tomado en consideración estas dos variables esenciales, podemos incluso darnos el lujo de tomar algunos riesgos.

Sí, hay quien logra muy buenas ganancias en algunas transacciones intradía, e incluso pueden tener periodos afortunados, pero medir el valor de los títulos es la forma más segura de realizar las metas de las inversiones a largo plazo. Hacer dinero lentamente es mucho más fácil que hacerlo con prisa.

Así que, incluso en los mercados estadounidenses, impulsados por los medios de comunicación y por el sex appeal de algunas acciones, la estrategia de valor básico sigue siendo la mejor. A los medios no les gustan las posturas de largo plazo en los mercados (pero sí se alarman, y alarman a los demás, cuando se da una situación grave en ellos), por lo que no suelen hablar de ese tipo de horizontes, de cinco a 10 años. Esto deja suficientes oportunidades para los inversionistas pacientes y avezados.

Así que, ¿deseas conocer algunos títulos que puedan servir para un portafolio de cinco años o más? Estas son cinco acciones de compañías con buen valor y que cubren un espectro adecuado de riesgo.

1. Exxon (XOM)

Riesgo: bajo

Precio 31/12/2010: $73.12 dólares

Precio objetivo: $86.50

Exxon es la compañía más grande en el mercado estadounidense. Se ajusta a la regla básica de una buena cartera de inversión en cuanto a múltiplos y a política de dividendos. Todos los inversionistas deben tener una cierta exposición al mercado del petróleo y en Estados Unidos ninguna compañía de este sector llegará tan lejos como Exxon.

Sus ventas ascienden a $370 mil millones de dólares y genera $30 mil millones en utilidades. Es una apuesta al mercado de valores de Estados Unidos a la vez que al mercado mundial del petróleo. Como valor agregado, paga un atractivo dividendo de 2.1% cada año.

Una empresa como Exxon es la típica acción de alta calidad y bajo riesgo que fortalece a largo plazo cualquier portafolio. Nos podemos dar el lujo de invertir con perspectivas de mayores ganancias fuera de las compañías blue chip (las de primer nivel, de sólida posición económica y alta rentabilidad asegurada), pero nunca debemos dejar éstas fuera de la cartera. Si lo hacemos, corremos el riesgo de enfrentar un mayor riesgo ante crisis financieras inesperadas que, nos guste o no, van y vienen periódicamente.

Siempre es fácil comprar acciones de compañías que están de moda, el problema es que la popularidad tiene un precio, y ese precio lo debe pagar el inversionista. Las empresas de moda nunca se quedan indefinidamente como tales. Ante esto, una empresa sólida y probada es un remedio muy práctico.

2. Citibank (C)

Riesgo: medio

Precio 31/12/2010: $4.73 dólares

Precio objetivo 2011: $5.64

Los bancos no están de moda. Los bancos de Estados Unidos siguen siendo los chicos malos del mercado de valores y de los medios de comunicación. Sin embargo, les llegará su día nuevamente, y Citibank está bien ubicado, para soportar cualquier reclasificación. Los bancos son los motores de las economías modernas. La controversia de la crisis crediticia está desapareciendo en forma gradual y pronto la banca no serán vista como culpable. Entrará, entonces, en una fase de rehabilitación política que traerá consigo el alza de sus precios.

Citibank tiene la capacidad de generar unos $20 mil millones de dólares en ingresos anuales durante los próximos tres años, habiendo ya generado $10 mil millones en el 2010. El precio de su acción puede parecer muy distante de la cotización de entre $50 y $60 dólares que llegó a tener, pero la empresa se ha diluido enormemente para mantenerse a flote. Ahora, $10 dólares por acción es la nueva normalidad, y los niveles actuales de alrededor de $4.50 dólares representan una muy buena inversión para una compañía de ese renombre, lo que puede significar una ganancia de más del 100% en un momento dado.

3. Eli Lilly (LLY)

Riesgo: alto

Precio 31/12/2010: $35.04 dólares

Precio objetivo 2011: $35.10

Las compañías farmacéuticas tampoco son lo más popular hoy en día. Hace sólo una década eran las favoritas del mercado: en ese entonces la idea era que la población estaba envejeciendo e iba tener la necesidad de mayor atención médica. El aumento en la demanda explicaría que las utilidades aumentaran de forma dramática.

Ahora la historia es que las farmacéuticas se han quedado sin el tiempo suficiente para aprovechar sus patentes, y el proyecto de desarrollo de nuevos productos no se ha cumplido. Los gobiernos están controlando estrictamente los gastos en materia de salud, ya que, oh paradoja, el envejecimiento de la población es una amenaza para sus finanzas. Ahora algunas empresas farmacéuticas se encuentran en situación desesperada y el sector en general está rezagado, siendo que antes eran las que brillaban como “superestrellas”.

Sin embargo, los hechos siguen siendo los mismos: la población vive más años y la curva poblacional se está invirtiendo, y la gente depende más de medicamentos para su calidad de vida. La moda vuelve a afectar a las inversiones: ahora las farmacéuticas han dejado de ser populares, pero esta también es una percepción equivocada, pues las ganancias de muchas de ellas están resultando positivas.

El múltiplo P/U de Eli Lily es de 7.5, lo cual resulta muy bajo, y paga un enorme dividendo de 5.7%. Sus ventas han aumentado 40% en los últimos cinco años. El negocio de una compañía farmacéutica grande tiene muchísimo más que ofrecer, aunque el mercado piense que el juego está terminado. Claramente, eso no aparece reflejado en sus utilidades.

4. Nasdaq (NDAQ) y NYSE Euronext (NYX)

Riesgo: alto

Precio NDAQ 31/12/2010: $23.73 dólares

Precio objetivo NDAQ: $29.67

Precio objetivo NYX 31/12/2010: $30.00

Precio objetivo NYX: $39.81

Las principales Bolsas de valores de Estados Unidos están listadas como emisoras, y uno puede comprar sus acciones en ellas mismas, como en el Nasdaq OMX y el NYSE Euronext.

El cálculo es simple. Hoy día todas las casas bursátiles están buscando fusionarse entre sí y quieren llegar a convertirse en la Bolsa global de valores. La Bolsa de Nueva York posee a la Bolsa francesa, por ejemplo, y tal vez la Bolsa alemana las termine adquiriendo a todas ellas. El Nasdaq es propietario de la Bolsa escandinava OMX. La Bolsa de Londres posee a la italiana. Singapur está tratando de comprar el centro bursátil ASX de Australia. Es un movimiento internacional que promete cambiar el sistema financiero como lo conocemos.

En este agresivo contexto, los precios de las acciones aumentan debido a que cada jugador está desesperado por ser el adquirente en lugar del adquirido, y espera utilizar el precio de sus acciones como medio de pago. Estas compañías harán cualquier cosa para inflar el precio de sus títulos. Saben que, incluso si fallan, alguien de todas formas las va a comprar a buen precio.

Como tal, tanto el NYSE como el Nasdaq están en juego. NDAQ es la acción más económica y probablemente sea la más demandada. Mientras tanto, el precio de NYX será alto, y eventualmente puede doblar o hasta triplicar su valor, lo que nos da una idea de la oportunidad de inversión que hay en las Bolsas de valores.

5. Garmin (GRMN)

Riesgo: Alto

Precio 31/12/2010: $30.99 dólares

Precio objetivo 2011: $32.53

Garmin produce sistemas de navegación satelital GPS, y la reacción instintiva del mercado es que esta tecnología ya no debería ser atractiva para los inversionistas, ya que hoy en día cada teléfono tiene un GPS integrado, ¡gratis! Pero la gama de productos de Garmin no es así de simple, y mientras el mercado al consumidor efectivamente está ya muy restringido, el segmento profesional se mantendrá con una demanda de productos de navegación más sofisticados.

Cierto, han bajado sus ventas desde los altos volúmenes que manejaba hace algunos años, pero Garmin sigue vendiendo más de $2 mil millones de dólares, con casi 20% de margen neto. Esto deja a la compañía con un muy interesante múltiplo P/U de 11, más un apetitoso dividendo del 4%.

Los productos de compañías tecnológicas llegan a ser obsoletos todo el tiempo, eso ya lo sabemos, pero para Garmin es cuestión de poderse reposicionar para hacer crecer sus negocios. Hasta ahora su rendimiento está muy lejos de la valuación que el mercado le está asignando. Ello deja a la decisión de invertir en su acción como una apuesta de alto riesgo/alta recompensa, pero al final las ganancias y los dividendos la sostienen, y una empresa con esos márgenes se encuentra en una buena posición para reaparecer con éxito en cualquier momento.

* Clem Chambers es director general de ADVFN, el sitio web líder en Europa sobre mercados financieros. Es invitado regular en cadenas como CNBC Europe, BBC News, CNN, Sky News y Phoenix TV de China, entre otras, y escribe en publicaciones como Wired, The Daily Telegraph y Forbes. Es ampliamente conocido por sus predicciones bursátiles.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s