GARANTIZA EL FUTURO DE TUS HIJOS

Regálales sólidos cimientos

GARANTIZA EL FUTURO DE TUS HIJOS

[Por Matiana Flores]

Cuando nos preguntamos qué podemos hacer por los niños, lo primero que nos viene a la cabeza es garantizarles la educación. Es, de hecho, un lugar común: todo mundo lo dice. Pero la pregunta es la siguiente: ¿sigue siendo cierto que con una educación universitaria, incluso a nivel de posgrado, será suficiente para que nuestros hijos tengan un futuro de libertad financiera? Incluso si se trata de instituciones de prestigio, aún del extranjero, puede que no sea suficiente. En realidad, como padres podemos hacer mucho más, y como te vamos a demostrar aquí, ni siquiera requerimos hacer sacrificios enormes para lograrlo.

Estamos en la posibilidad de heredarles en vida una situación económica holgada, con la que puedan empezar su etapa productiva sin preocupaciones. Como bien sabes, si una casa se construye con cimientos fuertes, es muy difícil que algo la derrumbe. Si un joven hace sus estudios sin presiones económicas, escogerá la carrera que realmente se adapte a sus deseos y elecciones profesionales. Y, una vez terminados los estudios, no estarán condicionados por nada más que por su propio deseo de realizar su verdadera vocación.

Pero, más aún, ¿a quién no le ayuda empezar una vida con una cantidad que le pueda significar una casa donde vivir, una robusta cantidad que lo acompañe para cualquier imprevisto o un capital para iniciar un negocio?

Si eres padre de un pequeñín que acaba de nacer, o de uno (o varios) que ya tienen algunos años… o de uno que viene en camino… o si piensas ser padre en algún momento (vamos, ¡incluso para los tíos que quieran apoyar a sus sobrinos!), leer esto es fundamental y es muy posible que te provoque profundas reflexiones.

Aquí vamos a ver muchas metas que pueden tener los padres para sus hijos. Empezando por la más inmediata y, como decíamos, con la que pensamos al instante cuando nos preguntan qué es lo que quisiéramos para nuestros descendientes en el futuro: garantizar una buena educación. Pero no nos vamos a limitar a eso, sino que vamos a explorar las posibilidades que existen para ir mucho más allá: crearles un fondo que, invertido en el instrumento correcto, les garantice un futuro de libertad financiera.

Cierto que los fondos de inversión y las cuentas en casas de Bolsa no se pueden abrir para menores de edad, pero aquí entra la disciplina que tengas como padre, puesto que puedes abrirles una cuenta a tu nombre (o de alguien más, en quien confíes absolutamente), ponerlos de beneficiarios con un tutor, y esperar a que ese dinero se multiplique, para que ellos puedan administrarlo y hacer uso de él en cuanto cumplan la mayoría de edad. En esto como en todo lo relacionado con las inversiones, la organización, la disciplina y la constancia, junto con la información, son las mejores herramientas. Aquí te proporcionamos el primer escalón, que es la información. Lo demás depende de ti. Pero es el futuro de tus niños, ¿no quieres dejarle una herencia que les cambie la vida para siempre? Está en tus manos: después de leer esto te aseguramos que no verás el futuro de la misma manera.

¿Qué opciones tenemos?

Empecemos por el principio. ¿Cuánto necesitamos para alcanzar la primera meta, la de la educación profesional? Una licenciatura en México en una universidad particular tiene un costo promedio total de $500 mil pesos. Dado que los niños tienen a su favor el activo más importante de todos, que es el tiempo, esta meta es muy alcanzable. En cada una de las opciones que vamos a mencionar, estamos en el entendido de que hablamos de inversiones a largo plazo. También, partimos del supuesto de hacer el depósito de una cantidad y después hacer aportaciones periódicas, para ir incrementando ese recurso, de modo que se multiplique de manera exponencial (si lo invertimos bien, claro).

Debemos analizar cuáles son las opciones que tenemos y cómo será nuestro esfuerzo de ahorro o, dicho en otros términos, con qué frecuencia y en qué montos haremos las aportaciones. Suponiendo que iniciamos el plan de inversión al momento de nacer nuestro hijo, y que queremos que disponga de ese dinero en cuanto llegue a la mayoría de edad, tendremos 18 años para acumular un patrimonio para él o ella. Ésta sería la situación ideal, pues entre más tiempo tengamos, menos sacrificios haremos para llegar a nuestra meta (menores deben ser las aportaciones periódicas) y más satisfactorios serán los resultados.

Las acciones, los instrumentos de deuda, las sociedades de inversión, los Exchange-traded Funds (ETFs), los bonos, los metales preciosos y los seguros educativos o dotales son, entre muchas otras, las opciones que ofrece el mercado financiero mexicano.

*Artículo de portada de abril; para verlo completo no dejes de suscribirte a la revista o búscala en los locales cerrados y supermercados.
Anuncios

2 pensamientos en “GARANTIZA EL FUTURO DE TUS HIJOS

  1. La educación es la mejor herencia que nos pueden dejar nuestros padres y una de las formas en que podemos sacar el país de la pobreza, garantizarla es vital no solamente ahorrando sino protegiéndonos ante alguna eventualidad como puede ser un fallecimiento o incapacidad.

    Muy buena entrada al blog!
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s